BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

El tenor Pablo García-López y el párroco de Villaralto


Jesús Vigorra y Pablo García-López, en el estudio de "Al Sur" [Foto: Canal Sur].

El tenor Pablo García-López fue anoche el invitado en el programa Al Sur, que dirige y presenta nuestro paisano jarote Jesús Vigorra. Pablo García-López, que nunca desaprovecha ocasión para recordar sus orígenes villaralteros, es noticia estos días por su próximo recital en el Gran Teatro de Córdoba, junto al Cuarteto Clásico de Córdoba, en un espectáculo denominado "Reflejos" (1 de febrero). Luego, el 28 de febrero, con motivo del Día de Andalucía, Pablo participará también en el Concierto Extraordinario de la Orquesta de Córdoba titulado "El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha".

La entrevista [ver aquí] resultó muy simpática y amena: el tenor habló de sus conciertos por el mundo, de sus colaboraciones con los nombres más relevantes del circuito de la música en la actualidad, de su gran proyección internacional, de sus comienzos, de la necesidad que hay siempre de lanzarse a lo desconocido, de correr riesgos, pues en ellos pueden esconderse oportunidades que no se aprovecharían de otro modo. En fin, el cantante manifestó también su esfuerzo por divulgar la música clásica, por acercarla al público contemporáneo, siempre remiso a dejarse seducir por este arte tachado muchas veces de elitista. Pablo habla de su mundo con mucha naturalidad y tan pronto explica sus conciertos en Berlín y Tel-Aviv como sus vacaciones veraniegas de antaño en Villaralto.

Ya casi al terminar la entrevista, sin embargo, Pablo García-López manifestó una pequeña desazón: hace varios años que no ha podido cantar en su pueblo, a pesar de que él hubiera querido hacerlo. Habla de un "litigio con el párroco" y de que no le deja cantar en la iglesia. Pablo ha cantado en varias ocasiones en Villaralto, con motivo de las fiestas de agosto, en un lugar tan poco acorde para el tipo de música que practica como la Caseta Municipal. Ahora, sin embargo, el tenor deseaba hacer un recital de carácter más profesional, aprovechando las buenas condiciones acústicas que suelen tener los templos de nuestros pueblos. Al parecer, Pablo se dirigió al párroco de Villaralto manifestándole su voluntad de realizar un recital en la iglesia de San Pedro, una actuación íntima dedicada a su pueblo con la calidad de los conciertos que realiza por todo el mundo. Sin embargo, el párroco se negó en rotundo desde el primer momento y le dijo que "para aquello tendría que entregarle previamente un programa con las obras (por supuesto todas según él debían de ser religiosas) y mandarlas al obispado para que ellos me dieran el visto bueno". Esto me lo cuenta Pablo después de emitirse la entrevista, atendiendo amablemente a mi requerimiento. "Por supuesto me negué", concluye. "Yo quería hacer un programa normal de concierto, con canciones de Mozart, canciones españolas de Turina, Guridi, en fin, ni por esas.... y ese es el verdadero motivo por el que no he vuelto a cantar a Villaralto".

Lo cierto es que Pablo ya cantó hace años en la iglesia que ahora se le veta, siendo entonces párroco José Luis Camacho, con un repertorio de ópera. Es el unico espacio en Villaralto que reúne en la actualidad unas condiciones acústicas que permitirían un espectáculo de calidad. Por eso no comprende la actitud del párroco. Su intención es la de acercar la música a todo el pueblo, incluso a las personas más humildes que ni siquiera pueden desplazarse a Pozoblanco cuando ha actuado en el Teatro El Silo.

Realmente, cuesta creer que un tenor internacional que en 2017 fue invitado por el maestro Zubin Mehta a Israel para cantar la ópera Turandot junto a la Israel Philharmonic Orchestra y que para este año ya tiene prevista, por ejemplo, su participación en la ópera Capriccio de Ricahrd Strauss en el Teatro Real de Madrid, encuentre impedimentos para cantar en su propio pueblo, en lo que sería una actuación de un nivel artístico y cultural que Villaralto jamás podría permitirse si no fuera por la generosidad infinita del propio artista. Pablo sabe que en su pueblo quieren oírle cantar, pero, al parecer, la decisión para que acuda allí este músico -que ha trabajado con Jesús López-Cobos, Calixto Bieito, Lindsay Kemp, Plácido Domingo o Lorenzo Palomo- está simplemente en manos del anónimo párroco de Villaralto.

18 comentarios :

Anónimo | martes, enero 29, 2019 3:06:00 p. m.

El párroco cumple con su obligación. En el enlace se puede leer la normativa para el uso extralitúrgico de los templos y lugares sagrados. Antes de decir tonterías hay que leer e informarse de las cosas.
http://www.odisur.es/diocesis/documentos-conjuntos/item/24660-usos-extralitúrgicos-de-las-iglesias-dedicadas-al-culto.html

Unknown | martes, enero 29, 2019 6:11:00 p. m.

En las Iglesias e incluso Catedral de Córdoba no paran de realizarse conciertos como los Festival Internacional Piano Guadalquivir, José Manuel Soto, Paco Montalvo, la Orquetsa de Córdoba, etc etc... así que informes es amigo Anónimo. Como Ocurre también en la Catedral de Milán hace pocos meses se interpretó la 9ª Sinfonía de Beethoven.... y efectivamente como habrán deducido los lectores estas piezas no son exactamente religiosas.

Anónimo | martes, enero 29, 2019 8:03:00 p. m.

Que si. Que Dios existe y el catolicismo es la religión verdadera. Si no de que ...

Anónimo | martes, enero 29, 2019 10:38:00 p. m.

Amigo «unknown» estoy perfectamente informado. Si quiere le informo de otros conciertos que se han hecho, o le informo de los que se van a hacer en el futuro. Cuando se van a llevar a cabo ese tipo de conciertos se informa al Obispado, se envía el elenco de las piezas que se van a interpretar y el Obispado concede o no el permiso para llevarlo a cabo (tal y como pidió el párroco a este señor). Como estoy perfectamente informado puedo decirle que el párroco de Villaralto lo es también de Fuente la Lancha y Villanueva del Duque. En esta última localidad se celebró hace escasas semanas un concierto en la parroquia por parte de la Banda Municipal con el beneplácito del párroco. Esto significa que el párroco permite conciertos en las iglesias que están bajo su responsabilidad pero siempre que se hayan dado los pertinentes permisos. Espero que esto le sirva para vea hasta qué punto estoy informado de las cosas. Saludos

Anónimo | martes, enero 29, 2019 11:59:00 p. m.

Hace tiempo si canto en la iglesia de su pueblo cuando habia otro parroco. Lo que pasa ahora es que vamos para atras a marchas forzadas. Y la iglesia mas. Este papa que tenemos ahora es mas moderno y quiere cambiar cosas pero no le hacen ni puto caso. Y los curas jovenes de ahora son la mayoria unos retrogrados . Que pena que de los parrocos de los años 60 y 70 ya van quedando pocos. Eran la mayoria los curas obreros, los que trabajaban por ayudar a la gente y si se tenia que bailar la jota y las sevillanas en la iglesia se bailaba . Ahora eso es pecado. Dejar a las personas abandonadas a su suerte no.

Francisca | miércoles, enero 30, 2019 1:52:00 a. m.

El Anónimo parece ser el cura o muy cercano. Déjense de historias y hagan una obra social por el pueblo y las personas mayores que no pueden asistir de otra manera a este tipo de eventos... y déjense de tantos permisos que eso poco tiene que ver con Cristo

Anónimo | miércoles, enero 30, 2019 10:40:00 a. m.

Oye, Antonio, ¿por qué no le pides permiso al cura de Villaralto para que la entrega del premio Solienses sea en la iglesia? Seguro que el señor obispo, tan liberal él, te lo concede.

Anónimo | miércoles, enero 30, 2019 7:09:00 p. m.

Aunque se dirija un escrito al señor Obispo, quien tiene la última palabra es el párroco. Es el cura quien decide si se hace o no se hace el acto.

Anónimo | jueves, enero 31, 2019 9:23:00 a. m.

Bueno, bueno, eso habría que verlo: si don Demetrio alza la voz hasta las ovejas cantan flamenco.

Anónimo | jueves, enero 31, 2019 6:54:00 p. m.

Venga, vamos a ser realistas y no decir tonterias. La iglesia tiene amo y en la iglesia se hace lo que quiere su amo. Solo hace falta que le tengamos que decir a cada uno lo que tiene que hacer en su casa. Si el dueño de la iglesia no le apetece o no quiere que vaya un artista a cantar en su edificio hay que respetarlo que para eso es el dueño. Algunos parecéis comunistas que os gustaría expropiarle la iglesia a su legitimo dueño. ¿no mandan los comunistas en Villaralto? Pues que hagan un auditorio y dejen tranquilo al cura. Solo hace falta que se nombre la iglesia en este foro para que se inunde de entradas.

Anónimo | jueves, enero 31, 2019 7:42:00 p. m.

Para empezar (o terminar), las iglesias no son del cura; la inmensa mayoría de ellas las ha construido cada pueblo con donaciones o con trabajo de sus vecinos. En lugar de estar a bien con los parroquianos y ser generosos, marcan el territorio como los monos... vaya ejemplo. Así les va, cada vez más vacías y los curas cada vez más cafres.

Anónimo | viernes, febrero 01, 2019 2:25:00 p. m.

Entonces si no son del cura ¿de quien son? Vete tú a decirle al cura del cualquier pueblo que el edificio de la Iglesia no les pertenece a ellos. Se van a reir de ti. Si se han quedado hasta con la mezquita de Córdoba.

Anónimo | viernes, febrero 01, 2019 4:01:00 p. m.

Gracias a dios!!

Anónimo | sábado, febrero 02, 2019 1:37:00 p. m.

Pues yo estuve ayer oyendo a Pablo cantando en el Teatro Góngora, junto al Cuarteto Clásico de Córdoba, y aquello parecía una iglesia. No se oía una mosca. Con deciros que, a pesar de la gripe, ni toser se oía. Eso mismo habría ocurrido si la actuación se hubiera hecho en la iglesia parroquial de Villaralto. El Góngora era un templo. Como debe ser. ¡Qué manía la de impedir que esos sentimientos tan espirituales que afloran cuando te estás identificando con un músico o un poeta no puedan también experimentarse dentro de una iglesia! Pero claro: A ver si se van a creer que una iglesia, templo de Dios, va a servir para todo. Mañana pueden venir los gitanos y estraperlistas a pedir que se celebre su mercadillo dentro de sagrado. La solución está en no partir de presupuestos ni prejuicios erróneos. La iglesia es de la Iglesia. faltaría más. Y si te piden los papeles hay que entregar los papeles. Como en el Ayuntamiento o en el paro. Si no te gusta te aguantas y los entregas. Que el párroco está deseando que le digas qué vas a cantar. Y el cura, después de que se los entregues, será como el almíbar. Toda clase de facilidades. Te invitará a que cantes una Salve el día de la patrona. Pero antes hay que elevarle la autoestima, que la Iglesia está muy necesitada de cariño en estos días. Por cierto el concierto de Pablo me supo a poco. Quería haberme "jartao" de escucharlo pero me supo a poco. Claro es que él era solo el artista invitado.

Anónimo | domingo, febrero 03, 2019 6:47:00 p. m.

En Villaralto manda el pueblo, amigo mio.

Anónimo | domingo, febrero 03, 2019 7:14:00 p. m.

Y si la entrada es benéfica para el cura no hacen falta ni permisos. Se cierra el trato ahí mismo.

Anónimo | lunes, febrero 04, 2019 9:16:00 a. m.

Que manía le tenéis a los curas en esta página.

Anónimo | martes, febrero 05, 2019 11:17:00 a. m.

El pueblo ni manda en Villaralto ni en ningún sitio. El pueblo no ha mandado jamás. Es mas, ni siquiera el pueblo elige quien quiere que mande. Esas cosas son demasiado serias para dejarlas en manos de la voluntad popular. Piensa que la mayoría de pueblo es plebe. Y evidentemente los privilegiados no van a dejar a la plebe que mande ya que tienen miedo a que quieran asemejarse a ellos y eso no lo van a permitir. Así ha sido desde las mas lejana historia de la humanidad. (y la iglesia dejó se ser plebe hace ya muchos siglos). Cada cosa en su sitio, cada uno en su lugar y Dios en el lugar y sitio de todos. Así nos han educado y así lo seguiremos padeciendo.

Publicar un comentario