BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Hecatombe en Los Pedroches




Vista de los muros del castillo de Belalcázar desde el interior.

No, no se trata del título de la nueva novela de Mikel Murillo. Resulta que Francisco Alcalde Moya, Delegado territorial de Cultura en Córdoba, aseguró hace justamente un mes que "en un periodo de veinte a treinta días" comenzarían las obras de rehabilitación del Castillo de Belalcázar. Y apostilló en los micrófonos de la cadena SER: "tiene que ocurrir una hecatombe" para que no sea así; y antes de despedirse remachó: "salvo hecatombe", como si fuera la cautela de un seguro de vida . Y aquí estamos, un mes después, sin noticias de que las obras hayan comenzado y al borde de la hecatombe, sin saber de qué lado nos vendrá ni dónde asentará su zona cero. Al alcalde de Belalcázar, cuando se hizo la foto firmando la licencia de obras, le pareció que "no hemos debido ser tan impacientes", total, estuvimos esperando cinco años para que hiciera la estación del AVE y, doce años después, aún no están terminadas (quizás ni siquiera comenzadas) las conducciones de la presa de La Colada, a qué viene ahora impacientarse porque haga ya un año que se licitó el proyecto del castillo y aún no se haya movido una sola piedra. Vamos, que no se entiende tanta impaciencia.

Y lo peor de todo, como tantas veces, es el silencio. El silencio cómplice de todos, de los políticos, de los técnicos, de la propia empresa adjudicataria. Puede que haya una poderosa razón para tantos retrasos y aplazamientos, pero no será tan obtusa como para que los ciudadanos no podamos entenderla si nos la explicaran despacito y claro. Pero no lo hacen. Yo, a estas alturas, ya lo único que espero es que, dentro de unos días, salga de nuevo el delegado de cultura anunciando, triunfante, que las obras del castillo comenzarán en el mes de julio. Eso sí: salvo cataclismo sideral.

4 comentarios :

Anónimo | viernes, junio 22, 2018 9:52:00 p. m.

Que íbamos a empezar ayer como estaba prometido pero claro, no vas a empezar un jueves una obra que enseguida llega el fin de semana. Entonces dijimos el lunes, pero es que dice la que nos lleva los papeles que empezar a final de mes es una historia para ella con tanto papeleo que no merece la pena que es mejor ya empezar el julio. Pero dice el encargado que en julio él se va de vacaciones, que tiene la reserva hecha desde enero y que no lo vamos a joder ahora. Pues vale en agosto. Pero es que en agosto, que si la jornada intensiva, que si las ferias, las vacaciones y la calor que hace que vamos a dejarlo para septiembre. Por lo tanto empezaremos las obras el dia 1 de septiembre. No, el 1 no que es sábado, mejor al siguiente lunes. Y no seáis tan caga prisas por un pequeño retraso de nada que como veis está totalmente justificado. Luego ya en septiembre hablamos que os vamos a dejar el castillo niquelao so impacientes.

Anónimo | sábado, junio 23, 2018 12:46:00 p. m.

Agarrémonos los machos, busquemos provisiones y confinémonos en casa porque la tragedia se masca. Hecatombe a la vista. Mientras tanto seguimos en la misma situación: Un patrimonio único en un deplorable estado al que las distintas administraciones solo han prestado atención para las fotos de turno de los políticos y para arrastrar el puñado de votos correspondientes.

La hecatombe: Una comarca que subsiste con la agricultura y la ganadería, en la que no se invierte en nada más, despoblándose a pasos agigantados y que no interesa nada más que en los periodos electorales.

Y yo me pregunto, ¿hasta cuando el delegado/consejero/diputado o vendedor de humos nivel experto correspondiente va a dejar de engañar con sus mentiras a los ciudadanos?¿Es tan difícil comprometerse con lo que se sabe que se puede realizar y callar dónde no hay ni idea ni intención?

Hoy por hoy todavía ese patrimonio está en pie y se puede recuperar, aunque ahora habría que ver la actuación que tienen pensando llevar a cabo con poco más de 900.000 euros que, muy a mi pesar, creo que será muy deficiente, pero si llega el día en que esto se convierte en irrecuperable, ¿quién entonará el "mea culpa"? ¿Quién afrontará la responsabilidad?

Me siento impaciente por ver la siguiente catástrofe anunciada.

Anónimo | sábado, junio 23, 2018 7:16:00 p. m.

Y ahora que?

Anónimo | sábado, junio 23, 2018 11:49:00 p. m.

La hecatombe va a ser lo que haran en el castillo con ese ridiculo presupuesto, pues habra para poco mas que acondicionar los accesos al castillo.

Publicar un comentario