BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Actualidad cronística


Miguel Torres entre Juan Gregorio Nevado, presidente de la asociación cordobesa de Cronistas, y Elías Romero, alcalde de Santa Eufemia, durante su investidura como Cronista Oficial.[Foto: Punto Radio Pozoblanco]

En los últimos días los cronistas oficiales, de labor habitualmente silenciosa, han sido noticia en Los Pedroches por dos motivos. De un lado, el pasado 29 de abril fue investido como cronista de Santa Eufemia Miguel Torres Murillo, maestro jubilado y en la actualidad presidente de la Peña Marcos Redondo de Pozoblanco. Por otro, hemos sabido que las próximas reuniones anuales de la Asociación Provincial Cordobesa de Cronistas Oficiales se celebrarán en Conquista (2012) y Villanueva del Duque (2013).

De estas reuniones anuales de cronistas sale una publicación que recoge las investigaciones sobre la historia local desarrolladas por los miembros de la asociación durante todo el año. Precisamente, hace poco que se ha presentado el volumen XVII de Crónica de Córdoba y sus pueblos (título genérico que recibe esta serie de publicaciones), correspondiente a las ponenecias presentadas en la reunión de 2010, celebrada en la ciudad de Lucena. En este libro de más de 500 páginas aparecen, en esta ocasión, cuatro colaboraciones de cronistas de Los Pedroches.


Manuel Moreno Valero, cronista de Pozoblanco, siguiendo una indicación de la asociación que invita a investigar sobre los pueblos donde se realizan las reuniones anuales, escribe sobre "La Virgen de Araceli en Córdoba", seducido también quizás por la circunstancia de ser él mismo párroco de la iglesia que ostenta la advocación de la patrona de Lucena en la capital. El cronista de Pedroche, Francisco Sicilia Regalón, por su parte, nos da noticia sobre "Un proyecto para explotar la mina de mercurio". Al parecer, según cuenta Sicilia, justo al pie de la torre parroquial de Pedroche y la ermita de Santa María del Castillo existe un yacimiento de mercurio cuya viabilidad de explotación fue analizada en los últimos años del reinado de Alfonso XIII. Se estudió la incidencia que el proyecto tendría en la estabilidad de los monumentos circundantes, se ideó la posibilidad de crear una vía férrea que uniera la mina con la estación de Pozoblanco y se analizaron las circunstancias técnicas de la empresa, aunque finalmente la llegada de la República acabó con esta inquietante iniciativa.

Juan P. Gutiérrez García, cronista de Conquista, titula su colaboración "Con las bombas que tiran...", un estudio en torno a los refugios antiaéreos construidos durante la guerra civil en La Garganta y Fuencaliente. Finalmente, yo mismo, como cronista de Añora, publico un artículo titulado "El arquitecto Adolfo Castiñeyra y Boloix en Los Pedroches". Mi colaboración, en realidad, es un despiece de mi ponencia en las Jornadas de Patrimonio en Los Pedroches organizadas por Piedra y Cal el año pasado, visto que la anunciada rápida publicación de las actas se va retrasando sine die. Ahí doy cuenta de los proyectos abordados por el arquitecto cordobés en nuestra comarca: las escuelas elementales de Villanueva de Córdoba, la prisión del partido y unas escuelas en Pozoblanco, el cementerio de Añora y el cementerio, el juzgado, el paseo de la Virgen de Gracia, unas escuelas para niñas y la torre de la parroquia de San Sebastián en Torrecampo.

La figura del cronista oficial está asimilada jurídicamente a los titulos honoríficos que concede un pueblo en función de los méritos de la persona distinguida. Es, por tanto, un nombramiento simbólico, de carácter vitalicio, que no lleva aparejadas funciones estrictamemnte definidas (salvo que algún reglamento local las recoja), ni obligaciones, ni derechos, ni retribución alguna. Genéricamente, el cronista oficial tiene encomendada la vaga tarea de investigar y divulgar la historia de su pueblo y significarse en la defensa de su patrimonio histórico y cultural, tarea esta no siempre cómoda. En cumplimiento de este compromiso asumido el día de mi nombramiento como Cronista Oficial de Añora, desde entonces he publicado dos libros sobre historia y cultura de Añora y Los Pedroches y más de treinta artículos de investigación dispersos en revistas especializadas y actas de jornadas o congresos. Con la intención de poner a disposición de los lectores interesados estas investigaciones (que, por hallarse en publicaciones de difusión restringida, son poco conocidas) estoy recopilando todos esos artículos para editarlos en un volumen único, de unas trescientas páginas, que esperemos vea pronto la luz.

2 comentarios :

Anónimo | jueves, mayo 05, 2011 9:45:00 p. m.

En Conquista hay otro Cronista Oficial que nunca nombran y que ha hecho mucho por la Historia del pueblo en silencio.

Anónimo | viernes, mayo 06, 2011 11:36:00 a. m.

Me gustaría saber el nombre de los cronistas locales de Los Pedroches o de aquellos pueblos que los tienen porque a lo peor no todos los tienen. Ser cronista es siempre un estímulo para invstigar sobre su pueblo.

Publicar un comentario