Citas recomendadas

Villanueva de Córdoba,
8 de noviembre

Blogdroches Actualidad

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

3 com

De cielos e infiernos


Juan Bautista Carpio, director de la Fundación Prasa.

Y he aquí que, como de pasada y por pura casualidad, nos enteramos de que nuestro Juan Bautista Carpio Dueñas resulta ser ahora el nuevo "flamante" director de la Fundación Prasa, cargo que hasta hace poco ostentaba Joaquín Criado Costa. El ascenso a estos cielos le llega justo cuando otros le invitan a descender a los infiernos. Gana, sin duda, la cultura de Córdoba, pero lo que siento es que quizás al mismo tiempo pierda, y no poco, la de Los Pedroches.

0 com

La victoria sangrienta

El próximo jueves 30 de octubre tendrá lugar la presentación en Pozoblanco del libro La victoria sangrienta, un estudio de la represión franquista realizada por el jarote Francisco Moreno Gómez para el Memorial Democrático de España. En el acto intervendrán, además del autor del libro, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Pozoblanco, Juan Bautista Carpio, y el Director General de la Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, Luis Naranjo. En el mismo ato se procederá a la inauguración de la exposición de fotos inéditas de la guerra civil en Los Pedroches, pertenecientes al álbum del interbrigadista italiano Aldo Morandi. También se presentará otra exposición de fotografías inéditas de bombardeos franquistas sobre Pozoblanco. Será a partir de las 20:30 horas en el Mirador del Teatro El Silo.
16 com

El impulso necesario


Concejales socialistas en Añora desde 1979, ayer en la Casa del Pueblo. [Foto: PSOE de Añora].

En tiempos de tanta fiereza contra la clase política, a veces conviene detenerse un momento y lanzar una mirada de dignidad hacia quienes se dedicaron altruistamente en algún momento de sus vidas a esta noble actividad hoy tan cuestionada. La degradación profunda en que las cúpulas de los partidos han sumido su imagen nos hace olvidar que las bases, la inmensa mayoría de las personas que participan en política, son gente del pueblo como nosotros mismos, con sus errores y aciertos, sus grandezas y sus miserias, pero que en cierta ocasión tuvieron la valentía de dar un paso adelante e implicarse directamente en la gestión del bien público, muchas veces en contra incluso de sus propios intereses personales. Hemos de procurar que la ola de desolación que nos invade no se lleve todo por delante, porque tras el vendaval que todo lo arrastra no sabemos qué ruinas quedarían. Por eso, homenajes como el que ayer rindió el PSOE de Añora a todos los noriegos que han sido concejales socialistas desde la implantación de los ayuntamientos democráticos en 1979 me parecen justos y necesarios, no solo porque reivindican la figura del político de base, ajeno a las grandes tramas confusas de las jerarquías partidistas, sino porque contienen un impulso imprescindible para alentar nuevas vocaciones políticas en nuestros pueblos, donde con frecuencia resulta complejo alcanzar el número suficiente de voluntarios para formar las listas electorales. Porque la tarea de gobernar un pueblo constituye un deber social que nos compete a todos como ciudadanos y las parcelas de implicación y compromiso con la gestión municipal que vayamos abandonando serán recogidas enseguida por quienes, por encima del bien común, vayan buscando principalmente el suyo propio.
3 com

La inspectora Julia se presenta en sociedad


Félix Ángel Moreno, durante la presentación de su libro ayer en Pozoblanco. [Foto: pozoblanco.es]

Anoche se presentó en el CAMF de Pozoblanco el libro de relatos de Félix Ángel Moreno Ruiz Misterio en Los Pedroches. Diez casos de la inspectora Julia, editado por el Ayuntamiento de Pozoblanco en su colección renovada "Cuadernos del Gallo". Se trata de historias breves ambientadas en diferentes pueblos de la comarca con las que el autor ha pretendido rendir homenaje a su tierra. "Los distintos pueblos -ha declarado el autor- no cobran un protagonismo especial en los relatos, son solo un marco para situar la historia, aunque el lector percibirá de alguna forma que, en la manera de plasmar las costumbres, la manera de ser, la actitud de los personajes, he intentado reflejar la idiosincrasia de esta tierra". La inspectora Julia, protagonista de los casos, es oriunda de Añora, aunque por determinadas circunstancias acaba viviendo en el Centro de Atención a Personas con Discapacidad Física (CAMF) de Pozoblanco, donde, retirada del servicio, dedica su tiempo a resolver pequeños misterios que suceden a su alrededor. En los relatos de este libro no aparecen "crímenes violentos ni asesinatos escalofriantes", que el autor reserva para el inspector Homero (cuya segunda novela confesó tener ya finalizada), sino sencillas y humildes historias policíacas que sin duda harán las delicias de los aficionados al género.


Félix Ángel cuenta cómo surgió la idea de escribir este libro. [Sonido cortesía de pedrocheenlared.es]

0 com

El Teno que no cesa


Inauguración de la exposición de Aurelio Teno ayer en el Museo Taurino de Córdoba. [Foto: Francisco González para Diario Córdoba]

Yo no sé si, finalmente, la propuesta organizativa del llamado "Año Teno" habrá resultado acertada o, llegando ya a su fin, se acabará transformando en pesada carga por puramente reiterativa. Cuando aún se mantiene abierta en las galerías del Patio de los Naranjos de la Mezquita de Córdoba la muestra "Teno y el arte sacro", ayer mismo se inauguró en el Museo Taurino de Córdoba la exposición "Teno y la tauromaquia", que coincidirá también a partir del 9 de noviembre con la denominada "Teno, escultor y orfebre" que se abrirá ese día en el Palacio de Viana. Al finalizar la efeméride, queda en el paladar como un regusto de excesiva dispersión a causa de tanta muestra temática (hasta seis) que necesariamente acogen mucha obra menor del artista e inevitablemente repetitiva. A toro pasado, cabe plantearse si no hubiera sido más conveniente una gran muestra antológica con rigurosos criterios de selección sustentados sobre pautas artísticas en lugar de un esfuerzo meramente acumulativo, no siempre planteado con las suficientes garantías para la propia obra (véase el caso de la Mezquita) y desarrollado en escenarios no siempre adecuados, que parecían elegidos más bien para la satisfacción exclusiva de las diferentes instituciones que han participado en la organización. Sin duda el impacto cultural de un evento único hubiera sido mayor, pues no cabe duda de que la mayoría de estas exposiciones temáticas han pasado desapercibidas para el gran público y, desde luego, no han tenido ninguna repercusión fuera de la ciudad de Córdoba.
1 com

Un otoño de libros


Luz Gabás durante su encuentro con lectores ayer en Pozoblanco. [Foto: pozoblanco.es]

La escritora aragonesa Luz Gabás, autora del best-seller Palmeras en la nieve, abrió anoche en Pozoblanco la serie de actos conmemorativos del Día de la Biblioteca pública que ha organizado el Ayuntamiento de Pozoblanco. Hoy mismo le corresponde el turno al televisivo Ezequiel Martínez, que presentará su libro surgido del programa de Canal Sur Tierra y Mar.

En cuanto a los autores comarcales, el otoño viene también cargado de novedades. Mañana jueves se presenta al público en el CAMF de Pozoblanco la nueva entrega policiaca de Félix Ángel Moreno Ruiz, una colección de relatos de intriga protagonizados por la inspectora Julia que se agrupan bajo el título Misterio en Los Pedroches. Para el 20 de noviembre en la Biblioteca Central de Córdoba, por su parte, está programada la presentación de ¿A qué llamas tú amor?, la nueva novela de la también pozoalbense Pilar Muñoz Álamo publicada por la editorial Palabras de agua. Y aún está pendiente la presentación del recién publicado poemario de Alejandro López Andrada Los ángulos del cielo, editado por Valparaíso.


10 com

Las fiestas populares llevan a Córdoba la tradición y el folklore de Los Pedroches


Todos los participantes anoche en el encuentro cultural en la Diputación de Córdoba. [Fotos: Agustín Merino]

Con un salón de actos al completo, más de doscientas personas, tuvo lugar ayer en la Diputación de Córdoba el IV Encuentro de la Casa del Valle de Los Pedroches en la capital provincial, dedicado en esta ocasión a las fiestas populares y su folklore. Yo mismo actué como ponente y el grupo Jara y Granito pusieron la ilustración musical con la brillantez que acostumbran. Dolores Sánchez, en nombre de la Diputación, y Juan Díaz, en el de la Mancomunidad de Los Pedroches, asumieron la representación institucional, mientras que Juan Emilio García representó a la Casa en su calidad de presidente.


Paco Tébar, de Jara y Granito, Juan Emilio García, Dolores Sánchez y Juan Díaz.

Numerosas personalidades del mundo de la cultura y la política acudieron también al encuentro, como los escritores Rafael Mir Jordano, Carmelo Casaño, Juana Castro, Pedro Tébar o María Antonia Rodríguez; el presidente de la Asociación Cordobesa de Cronistas Oficiales, Juan Gregorio Nevado, y otros compañeros cronistas; representantes institucionales como Luis Martín, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Córdoba, María Jesús Botella, concejala y vicepresidenta segunda de la Diputación, y Pilar Gracia, diputada de recursos humanos.


Representantes del mundo de la cultura que acudieron al encuentro.


Concejales y diputados: de izquierda a derecha, Luis Martín, Pilar Gracia y María Jesús Botella.

Tras los saludos institucionales, comencé mi ponencia aludiendo someramente a las circunstancias geo-históricas que han condicionado la cultura popular de Los Pedroches, como su posición geográfica de tierra de frontera y su condición de lugar de paso obligado en las comunicaciones antiguas entre la Meseta y Andalucía Occidental. Entre las características propias de las fiestas comarcales, destaqué su función como elementos de identificación de la comunidad y el componente naturalista que subyace en casi todas ellas. Después, hice un recorrido somero por las principales fiestas populares de Los Pedroches, deteniéndome ligeramente en algunas como especialmente representativas (las cencerradas, la candelaria, el carnaval, la Semana Santa, las cruces -especialmente las de Añora-, las romerías marianas -destacando la singularidad de los cultos supracomunales, como la Virgen de Luna, Guía y Cruces-, el culto a los santos, las ferias patronales -con particular mención a las vaquillas de Santa Ana y los piostros de Pedroche-, las representaciones teatrales navideñas y los rituales de Ánimas), todo ello ilustrado con imágenes -y algunos sonidos- de las celebraciones a las que me iba refiriendo. Finalmente, aporté unas conclusiones sobre la necesidad de salvaguardar estas muestras relevantes de nuestro patrimonio cultural inmaterial y señalé algunos de los riesgos que acechan a la integridad de estos ritos ancestrales, de lo que reproduzco un extracto:

La comarca de Los Pedroches, por sus condicionantes geográficos e históricos, ha sabido conservar un rico patrimonio festivo y folclórico que debe ser protegido y salvaguardado para futuras generaciones como parte principalísima de nuestra herencia cultural inmaterial, como testimonio de nuestras formas de ser, sentir y relacionarnos con los demás, con nosotros mismos y con un sentido trascendente de la existencia.

El mantenimiento de estas tradiciones se ve condicionado por numerosos factores externos e internos que ponen en peligro no solo la integridad formal de los ritos sino el propio sentido esencial que los justifica.

- Excesivo intervencionismo de las administraciones, de las autoridades públicas, que muchas veces con la intención de proteger la fiesta acaba constriñéndola e impidiendo su evolución natural, al marcarle unas pautas contradictorias con su auténtica naturaleza. Otras veces una utilización política del rito modifica su propósito originario y convierte la celebración en una representación ajena a los fundamentos que la originaron, como ocurre con el Carnaval.

- También los intereses comerciales pueden distorsionar la autenticidad de algunas celebraciones, siendo especialmente peligroso el acomodo a los dictados del turismo rural, un agente de desarrollo territorial que puede actuar negativamente sobre la tradición. El turista acude a los pueblos esperando encontrar una imagen predeterminada del fenómeno festivo y la presión económica puede llevar a modificar los rituales para adaptarse a las exigencias del visitante (cambio de fiestas a fines de semana, establecimiento de chiringuitos y barras de bar donde nunca los hubo, castillos de aire, puestos de venta de todo tipo de artículos en romerías, que convierten una experiencia de comunión con la naturaleza en un mercadillo urbano).

- Globalización y mimetismo, que hace que casi todas las fiestas parezcan la misma por influencias recibidas, fundamentalmente, a través de los medios de comunicación.

- Descontextualización social y cultural. La mayoría de las fiestas responden en su origen a unas condiciones sociales y económicas que en la mayoría de los casos han desaparecido en la actualidad, por lo que los rituales no responden ya a necesidades primarias sino que se trata meramente de representaciones simbólicas evocadoras del pasado y la tradición (las ferias ya no son mercados de ganado; muchas fiestas religiosas ya no están acordes con el laicismo general de la sociedad actual).

Finalmente, las fiestas deben ser espacios de transmisión intergeneracional, donde los mayores traspasen sus conocimientos a los más jóvenes como modo de garantizar la supervivencia de la tradición. Si aislamos la población por edades, será imposible el intercambio de experiencias generacionales que es lo que ha permitido durante siglos el mantenimiento de unos ritos que identificaban a la población y el deseo de mantener esa identidad es lo que ha posibilitado su pervivencia en algunos casos desde las épocas de formación de las villas.


Jara y Granito durante su actuación.

Intercalando sus actuaciones en el desarrollo de mi exposición, el grupo de Villanueva de Córdoba Jara y Granito interpretó magistralmente varios temas del folklore comarcal, que llevaron al entusiasmado público asistente de la alegría contagiosa de jotas, corros y jerigonzas a la emoción contenida de los cantos de la cruz jarotes, las coplas de Ánimas o un precioso villancico noriego. Su actuación concluyó con la interpretación de su bellísima adaptación musical de un poema de Juana Castro ("Rosa del triste precio", del libro Cóncava mujer) incluida en su disco Pregones (2003).


Presentación del acto a cargo del vicepresidente de la Casa del Valle de Los Pedroches en Córdoba, Pedro Rico.


Mesa de intervinientes y grupo Jara y Granto en plena actuación.


Vista general del salón de actos.

>
Otro momento de la actuación de Jara y Granito.

2 com

Nos vemos esta noche en la Diputación de Córdoba



[Pinchar en las imágenes para verlas más grandes]
7 com

Lechón bizarro

El próximo fin de semana se celebra la más bizarra de todas las "ferias" comerciales que se organizan en Los Pedroches: la 3º feria del lechón ibérico de Cardeña. Para entender lo de bizarro bastaría con observar el cutre cartel anunciador, donde da la sensación de que vas a llenarte las manos de pringue con tan solo mirarlo, pero pueden además subyugarse con lo insólito de algunas de las actividades organizadas para un evento de semejante naturaleza: desayuno molinero ofrecido por la parroquia, tradicional misa de montanera, degustación de chistorra de Jaén, grupos rocieros a tutiplén... Aunque lo que ya convierte la feria del lechón en cima del bizarrismo comarcal es el concurso organizado para fomentar el consumo en los bares de la localidad (gracias Francisco Carrillo por la pista). Según la única base de la convocatoria, "para tener acceso al sorteo de los distintos premios es necesario consumir en todos los locales participantes". Y los locales participantes son ¡catorce!, en cada uno de los cuales hay que consumir al menos una tapa (al precio de dos euros) y su bebida correspondiente (que con que solo fuera un quinto por estación, obliga a consumir 2,8 litros de cerveza). El premio para tan hercúlea tarea puede ser luego un "gran cubo de cerveza de veinte botellines" (por si quedó sed) o un "surtido de dulces variados". Y todo ello patrocinado por el Ayuntamiento.

La anécdota es representativa de la frivolidad con la que a menudo se organizan estos encuentros, en los que no hay previsión alguna de objetivos ni metas más allá de que en la prensa acrítica se publique que han acudido tantísimos miles de personas como se le ocurran arbitrariamente al organizador de turno (la broma de los 30.000 visitantes se recordará durante mucho tiempo) y que el alcalde o alcaldesa del pueblo aparezcan bien guapos a todo color en las fotos de sus páginas pagadas en la prensa provincial. Ya en la Feria del Jamón Ibérico de Villanueva de Córdoba, sin duda una de las convocatorias más serias y rigurosas de las que conocemos por nuestra tierra, se advirtieron signos preocupantes de degradación (que la organización haría bien en no ignorar) en las casetas de "degustación", donde resultaba evidente que no pocas personas llevaban ya la comida de casa y que los alrededores del recinto, con numerosos vehículos con sus maleteros abiertos, semejaban un botellón estudiantil de comienzos de primavera, causando todo ello una pésima impresión al visitante.

Sabemos que el único propósito de estas citas llamadas impropiamente "ferias" es fomentar el comercio, la industria o la hostelería locales, pero a veces, como en el caso de Cardeña, se esperaría al menos un mayor disimulo en las formas, porque como el próximo domingo el pueblo se llene de visitantes con más de dos litros de cerveza en el cuerpo va a resultar que la Comisión Local de Seguridad que el señor delegado del gobierno ha constituido allí recientemente era realmente necesaria y no un mero acto propagandístico más de su partido hacia la alcaldesa popular menos votada de España.

22 com

Heridos de muerte


Mesa electoral en Azuel en las elecciones municipales de 2011.

La dehesa y el olivar de montaña están heridos de muerte, sentencia Ángel Robles en un desasosegante artículo en El Día de Córdoba. Y parejo con ellos, se deduce, corre el mismo peligro la comarca toda y su futuro. Pero la desaparición progresiva de encinas y la baja rentabilidad de los predios de la sierra no son los únicos culpables del aciago porvenir que se nos señala. Alguien más debe responder.

En tiempos de tanta ebullición política, sorprende la parálisis en nuestros pueblos. Y cuando estalla, poco convence. Frente al poco edificante modelo de gestión en el Ayuntamiento de Pozoblanco, la respuesta dispersa y descoordinada de los movimientos insurgentes augura un mal final: ni siquiera en Pozoblanco hay espacio para tres revoluciones simultáneas.

Llama poderosamente la atención la longevidad en los cargos, el acomodo a los puestos, incompatible con cualquier idea de renovación que nos salve del futuro que nos aguarda. Cuando en mayo del año que viene se convoquen de nuevo elecciones municipales, el alcalde de Santa Eufemia, Elías Romero, llevará 32 años ininterrumpidos en el cargo, el de El Guijo, Eloy Aperador, 24 años, y los de Alcaracejos y Añora, Luciano Cabrera y Bartolomé Madrid, 20 años cada uno sin respirar sus inquietudes fuera del sillón de la alcaldía. Son muchos años para mantener aún alzada la bandera de la esperanza. No juzgo su gestión, sino su permanencia, contradictoria con cualquier sentido democrático, por muy laso que se conciba.

Alguna rebelión ha de venir, no sabemos de dónde, pero resulta urgente, mientras el águila imperial, el buitre negro o el lince ibérico sean todavía las únicas especies que corren peligro en nuestra tierra.