Lo más leído en los últimos días

BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

1 com

Los lugares cercanos

Foto original de la portada del libro.

Respondiendo a algún tipo de impulso, hoy he estado leyendo unas paginas del libro de Juan Bosco Castilla Tratado de lo que ignoro. Desde la lejanía que nos impone el confinamiento, siento como una necesidad de regresar a un pasado inmediato que ahora nos parece tan placentero, cuando éramos felices sin saberlo. Juan Bosco habla de lugares lejanos (Asuán, Central Park, Chamonix, Terezin), de lugares evocadores (el Cementerio Inglés de Málaga, el Cementerio de los Ingleses en Costa da Morte) y de lugares cercanos (el Guamora, Peñarroya, la plaza de Jerónimo Páez). Con su prosa sobria y elegante, Juan Bosco habla de muchos temas más, de política, de su familia, de sus libros, de las costumbres cotidianas, pero ahora me interesan los lugares. Los lugares cercanos, en los que, extrañándolos, me gustaría estar de nuevo, habiendo estado tantas veces.


El libro de Juan Bosco me lleva a Añora ("un pueblo hermoso"), donde el autor se siente bien acogido y ello le lleva a considerar, como a los cronistas enciclopédicos de antaño, que los noriegos son "nobles y sencillos", aunque los jóvenes, que antes, según era fama, destacaban por su alto porcentaje universitario, "ahora son como todos". Y es que ya nada es igual: la gente "especial" de Torrecampo, aquella "con rasgos de personaje de novela" que el autor conoció hace años, se ha ido muriendo y ya son todos como los de cualquier otro pueblo. Así somos todos. Dedica una sección completa a sus itinerarios senderistas por la dehesa (La pisá del moro, la Cañada de la Mesta) y por la sierra de Los Pedroches (El Hundiero, Obejo), deteniéndose en pequeñas hormiguitas que le salen al paso (la confusión nominal entre cortijo de "las avispas" y de "las obispas", el enjoto).  El libro de Juan Bosco reconforta, ofrece una lectura amable y te sume en el ensueño de estar donde no estás, orfidal para la ansiedad del exiliado. Uno se siente más cerca de todo, estando tan lejos. He reconocido la obra de Juan Bosco como perteneciente a una hermosa tradición de cronistas pozoalbenses (Cecilio Márquez, Francisco Redondo, Moreno Valero) que en su día, cuando esto de escribir tanto no se llevaba, publicaron libros de recuerdos, entre la memoria evocadora y el reportaje, entre el testimonio personal y la reflexión colectiva, gracias a los cuales hoy conocemos aspectos esenciales de la vida cotidiana, del sentir y del pensar de la época en nuestra comarca, fuera de las asépticas fuentes oficiales. 


Desde la distancia, Juan Bosco me ha ofrecido cercanía y, ahora que me está vetado cruzar la frontera del Guadalmez, me he sentido de nuevo en casa, junto al Cuzna y el Miramontes, en el camino de la Virgen de Luna, en la senda de Los Chivatiles, junto a las grullas en su invernada esteparia. Y todo eso, aunque el libro haya sido impreso en Wroclaw, Polonia.

0 com

Gracia Morales gana el Premio de Poesía Juana Castro

La poeta Gracia Morales [Foto: Irene Ibañes].

La autora granadina Gracia Morales (Motril, 1973) ha resultado ganadora de la séptima edición del premio Juana Castro de poesía, que convoca el Ayuntamiento de Villanueva de Córdoba dotado con 3.000 euros, gracias a su poemario titulado Apuntes para un diccionario. Gracia Morales es doctora en Filología Hispánica y actualmente ejerce como profesora titular en la Universidad de Granada. Morales cuenta con un amplio bagaje de publicaciones como poeta y dramaturga.


El jurado ha destacado que el poemario de Gracia Morales destaca por su visión de la belleza y de la complejidad del vivir, que se dan la mano en una obra “que es tremendamente humana porque plantea la contradicción, la duda, lo que se esconde en la primera apariencia, sin descifrar del todo esa contradicción con la que vivimos, pero sin aleccionarnos sino con una infinita delicadeza”. Cada uno de los poemas “se erige como una meditación sobre la vida completamente actual, sin esconder las cartas que importan, sin engañarse y sin engañarnos”. El jurado afirma que “el poemario te gana por su veracidad porque puede ser nuestro espejo; sin desparramarse entre la contención y la verdad, define muy bien el paso del tiempo y ello supone una forma de trasladar a la poesía el mundo cotidiano”.


Gracia Morales, por su parte, ha manifestado la ilusión que le produce este premio: “Admiro la mirada y la voz poética de Juana Castro y me enorgullece que Apuntes para un diccionario vaya a estar vinculado a su nombre”. Morales ha afirmado que lleva “siete años componiendo, poco a poco, los textos que conforman este libro y estoy feliz de que finalmente vaya a publicarse en la editorial Renacimiento. Son poemas casi siempre breves, con un lenguaje sencillo y preciso, en los que trato de hacer confluir la atención de lo cotidiano con una reflexión más honda sobre nuestra existencia”. 


El poemario de Morales ha competido en esta edición con otras 73 obras procedentes de toda España e incluso desde Francia y Portugal. El jurado, que se reunió anoche de forma telemática, ha destacado la calidad y el gran número de participantes en esta edición, lo que demuestra que, tras siete ediciones, el Juana Castro de poesía es una galardón ampliamente conocido y reconocido. El jurado ha estado compuesto por los poetas Manuel Gahete, Matilde Cabello, Francisco Onieva y Juana Castro. En representación de la editorial Renacimiento, que publicará la obra, ha participado Christina Linares.


El Ayuntamiento de Villanueva de Córdoba convoca cada año el Premio de Poesía Juana Castro para “reconocer la trayectoria de Juana Castro Muñoz tanto como poetisa como por su defensa de los valores humanos que siempre la han caracterizado, especialmente en su trabajo incansable por la igualdad y como embajadora de nuestro municipio”.


Anteriores ganadores del Premio de Poesía Juana Castro:


2019 - Federico Gallego Ripoll

2018 - Ángel Mendoza

2017 - María Álvarez

2016 - Ana Castro

2015 - Nieves Muriel 

2014 - Matilde Cabello

2 com

Dos piezas de un puzzle

Hubo un tiempo en que la música popular de los grupos y solistas de Pozoblanco habitaba en círculos underground solo aptos para muy iniciados en ese ámbito de la subcultura creativa. Hoy, en cambio, afortunadamente para ellos, los tenemos en el main stream cosechando éxitos y reconocimientos.


Especialmente María José Llergo, protagonista de una carrera comercial al modo fulgurante en que se fabrican ahora, en los límites calculadamente confusos del indie, la fusión y un intento serio de realización artística personal amenazada constantemente por las necesidades de la industria discográfica y musical. Unas necesidades que obligan a la novedad constante, a estar siempre en primera línea, pues el público, si no, se cansa enseguida y pasa a otro tema. En este año 2020 María José ha editado un disco EP aclamado por la crítica (Sanación) y varias canciones sueltas: "Pena, penita, pena" en mayo y "A través de ti" en septiembre; ahora acaba de publicar dos nuevos temas, uno de los cuales ("La luz") ha sido presentado a todo lujo en la plataforma Colors ("aesthetic music platform"), donde a lo suyo lo llaman "ethereal Flamenco". Tal alarde de producción y tecnología casa mal con la sencillez y pureza que transmite María José y, siendo así el mundo del showbiz, confiamos en que la genialidad vocal de la de Pozoblanco logre sobreponerse finalmente al ornato floral que últimamente la acompaña.


 


Más en su línea a contracorriente de sobriedad y elegancia siguen moviéndose Algunos Hombres, que acaban también de sacar un nuevo tema ("Puzzle") adelanto de un EP (Un suspiro eléctrico) que saldrá al mercado el año que viene. El vídeo, de aire vintage y estética VHS, ha sido presentado por Cordópolisdonde los entrevistan con presentación al bizarro modo: "Detrás de la fachada de hombretones de Los Pedroches que tienen los miembros de Algunos Hombres se esconde un latido dulce y juguetón". Ea.

5 com

Crisis política en Villanueva del Duque

Estatua al peregrino en la Plaza Duque de Béjar de Villanueva del Duque [Foto: Solienses].

La historia viene de largo, pero vayamos tan solo a su último capítulo y de uno aprendamos todos. El miércoles pasado hubo pleno extraordinario en el Ayuntamiento de Villanueva del Duque. El orden del día constaba de solo tres puntos, y uno era la lectura del acta de la sesión anterior. La reunión, sin embargo, duró más de cuatro horas. Dicen que fue tensa. Y que la mayor parte del tiempo se consumió en decidir si la votación debía hacerse de forma personal o por grupos políticos. Al parecer, la alcaldesa se negaba a la primera opción. Quien teme, algo sospecha. El resultado justificó sus temores: de los cinco concejales populares, dos no asistieron (uno, por enfermedad; otro, porque se ausentó), dos se abstuvieron y tan solo uno explicitó el sentido de su voto. Da igual sobre qué se decidiera. El caso es que se manifestó públicamente una ruptura en el grupo político que mantiene el equipo de gobierno del ayuntamiento villaduqueño. Lo que en lenguaje periodístico se llama una crisis, todavía no sabemos de qué alcance ni con qué consecuencias, pero intrascendente no será.


El asunto en cuestión giraba en torno a la readmisión o indemnización de tres trabajadoras municipales que, al parecer, fueron despedidas indebidamente y han recibido sentencias judiciales favorables a sus demandas. Hay farragosas explicaciones de la alcaldesa y crónicas igualmente plomizas del grupo socialista, en las que se ve implicada también una concejala popular recién liberada parcialmente, quizás tampoco en las mejores condiciones. Cosas de la política local, que en sí mismas no despiertan demasiado interés, porque en todos sitios cuecen habas. Pero de lo sucedido se desprende una lección general tal vez ejemplarizante, y es que un cierto límite temporal en el mantenimiento de los cargos públicos sería una medida muy saludable para el noble ejercicio de la política. Tanta acumulación de legislaturas marchita la frescura que un día se pudo tener al afrontar la gestión pública y lo que antaño fue esperanza acaba convertido en la rutina, desgana y decepción que domina en muchos ayuntamientos, demasiado anclados a formas personales de ejercer el poder. Agradaría que el aire fresco de la sierra entrara en algunos consistorios para que ciertos asuntos se solucionaran de otra manera, porque tantos años aferrados a los mismos modos han terminado por llenarlos de herrumbre y óxido, y cuando se mueven, chirrían.

4 com

El noriego Francisco Sánchez Madrid, Premio Nacional de Investigación 2020


El Ministerio de Ciencia e Innovación otorgó ayer las diez modalidades de los Premios Nacionales de Investigación, que suponen el reconocimiento más importante de España en el ámbito de la investigación científica. Tienen como objetivo distinguir el mérito de aquellos investigadores e investigadoras de nacionalidad española que estén realizando una labor destacada en campos científicos de relevancia internacional y que contribuyan excepcionalmente al avance de la ciencia, a la transferencia de tecnología y al progreso de la humanidad.


Entre los premiados de este año se encuentra el noriego Francisco Sánchez Madrid, que ha recibido el Premio Nacional "Santiago Ramón y Cajal", en el área de Biología. Francisco Sánchez Madrid (Añora, 1954), catedrático de Inmunología en la Universidad Autónoma de Madrid y jefe del Servicio de Inmunología del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid, ha sido distinguido "por su contribución a la investigación biomédica en el ámbito de los procesos de comunicación intercelular, adhesión, migración y activación de los leucocitos y por el impacto que ésta ha tenido en el estudio de las enfermedades inflamatorias crónicas, junto con la repercusión internacional de su trayectoria científica, la relevancia de su labor de formación y tutela a jóvenes científicos españoles y las aplicaciones biotecnológicas de sus descubrimientos".


Francisco Sánchez Madrid posee un curriculum académico e investigador impresionante.  Es miembro de la Real Academia Nacional de Farmacia y de varios comités científicos nacionales e internacionales, además de autor de numerosas publicaciones sobre sus temas de investigación en revistas de máximo nivel internacional.


Francisco también puede presumir de haber sido profeta en su tierra. El año pasado fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Córdoba. En 2005 la Mancomunidad de Municipios de Los Pedroches le concedió el premio Encina de Los Pedroches. Y su pueblo, Añora, entre otros homenajes, ha puesto en 2019 su nombre al Centro del Conocimiento anexo a la Casa de la Cultura, un edificio polivalente en el que se desarrollan talleres, cursos y jornadas formativas sobre diversos temas.


1 com

El alcalde de Belalcázar aún no ha podido visitar el castillo restaurado

Un niño mira a través de una ventana de la torre del homenaje del castillo de Belalcázar [Foto: Solienses].

La situación resulta ya delirante y demuestra la poca seriedad con la que a veces los políticos se toman los asuntos públicos y el poco respeto institucional que les merece a las administraciones de la capital el sentir de los pueblos más pequeños. Según ha confirmado él mismo en entrevista radiofónica realizada por Mª Ángeles Aranda en Radio Hinojosa, Francisco Luis Fernández, alcalde de Belalcázar, aún no ha podido visitar el castillo de Belalcázar tras su restauración. "La última vez que fui a visitar el castillo, cuando ya estaba terminada la obra, me dijeron -que eso fue muy fuerte- que les había dicho la Delegada [de Cultura en Córdoba, Cristina Casanueva] que allí no entrara nadie en el castillo sin autorización de la Consejería de Cultura. O sea, que yo no he visto el castillo terminado", ha afirmado. "No me dejan entrar en el castillo", concluye. En el castillo del pueblo en el que él mismo es alcalde. Tremendo.


La declaración se produce cuando hemos conocido que la Consejería de Cultura va a abrir de nuevo el castillo a las visitas públicas con motivo de las Jornadas Europeas de Patrimonio Histórico, aunque debido al confinamiento perimetral que sufren todos los pueblos de Andalucía, las visitas estarán reservadas en esta ocasión únicamente para los vecinos de Belalcázar. Sin embargo, el alcalde denuncia de nuevo que esta convocatoria se realiza sin que nadie se haya puesto en contacto previamente con el Ayuntamiento. "Nos hemos enterado por los medios de comunicación", ha dicho Francisco Luis Fernández. "El gobierno del PP y Ciudadanos sigue ninguneando al pueblo de Belalcázar", ha rematado.


Los desencuentros entre el Ayuntamiento de Belalcázar y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía vienen de lejos y ya hablamos de ellos en su día a propósito de la apertura al público por primera vez de la fortaleza tras su restauración, a finales del año pasado. El alcalde no cesa de reiterar su oferta de colaboración entre administraciones, mientras defiende que la gestión del castillo como recurso turístico debe hacerse desde el Ayuntamiento dentro de un paquete que recoja otros monumentos de la localidad y de la comarca y que permita una estancia más prolongada del viajero en Los Pedroches. Sin embargo, su solicitud de reunión con la consejera para tratar estos asuntos, realizada hace un mes, aún no ha obtenido respuesta. Será que en Sevilla tienen cosas más importantes que hacer que reunirse con el alcalde de un pueblo de una comarca perdida en el norte de Córdoba.



Escuchar entrevista completa.
1 com

"Cubrición" o la nueva poesía rural


El Boletín Informativo de la Asociación Familiar Jarota de Villanueva de Córdoba es una de las pocas publicaciones periódicas en papel que se mantiene todavía en la comarca. De periodicidad mensual, contiene un recopilatorio de noticias que afectan a su localidad, así como diversos artículos de opinión y colaboraciones a cargo de firmas ilustres naturales de la villa (Francisco Moreno Gómez, Pedro Tébar, Daniel Pizarro, Juan Ferrero...). Como en toda revista que se precie, no falta en ella su "Rincón poético", donde fabricantes de versos aficionados, por lo general con más voluntad que inspiración, ven cumplido el sueño de publicar sus composiciones líricas. 


En el número de octubre, sin embargo, la sección poética (que ocupa la contraportada de la revista) nos guarda una pequeña sorpresa que saludamos con alborozo. Bajo el seudónimo de "El ganadero poeta", un vate rural nos regala el soneto titulado "Cubrición", autodenominado "poesía rústica", donde, con un arranque al más puro estilo quevediano, nos lanza unos versos que se insertan en una larga tradición literaria de poesía erótico-burlesca castellana destinada a provocar los más excelsos goces del lector. En tiempos de tanta tristeza no vendrá mal esta pequeña alegría, y no vamos ahora a ponernos tiquismiquis con el mayor o menor acierto en la construcción de los versos decasílabos. "Cubrición" (hasta el título tiene aire germinal) abre un camino a la experimentación en la poesía rural (pero rural, rural, de la de verdad) que no había sido intentado hasta ahora.


CUBRICIÓN

(poesía rústica)


Érase un verraco emocionado,

una cerda recién destetada,

en la ubre bien masajeada,

esperando el acto codiciado.


El cortejo cumple con descaro,

la marrana aún no decidida,

mal asiento le hace en la partida,

mas no se cansa el entusiasmado.


El galanteo la hace animada,

a dos patas sube el descarado,

ella espera la firme llegada.


Berbiquí aparece despistado,

impaciente buscando la entrada,

consiguiendo el fin anhelado.


                                    El ganadero poeta


1 com

Encerrados



Los atrancados. Los encerrados vivos.
Oscurecidos, aherrojados en el último cuerpo
de la casa, se consumen y hablan.
Corre la muerte afuera.


[Del poema "Los encerrados", en el libro Los cuerpos oscuros de Juana Castro]
12 com

Biodiversidad piscícola y grullas de invernada

Especies piscícolas en La Colada y su entorno [Morales-Mata et alii].

Un artículo de Ángel Robles en El día de Córdoba me ha puesto tras la pista de una investigación realizada por los biólogos José Ignacio Morales-Mata, Rosa Curros-Ruiz y Ramón J. De Miguel-Rubio publicada en el último número de la revista Trianoi, editada por la Sociedad Cordobesa de Historia Natural. En ese trabajo ("Biodiversidad piscícola en varios ecosistemas acuáticos de las provincias de Córdoba y Jaén") se recogen parte de los datos obtenidos a través de muestreos piscícolas con fines divulgativos llevados a cabo entre 2018 y 2019 en distintos cursos fluviales y embalses de las provincias de Córdoba y Jaén, entre ellos los ríos Guadamatilla y Guadarramilla y la presa de La Colada en Los Pedroches. Tras el estudio, los autores certifican la escasa presencia de comunidades de peces autóctonas bien conservadas en los espacios analizados y sugieren la necesidad de poner en marcha proyectos de conservación  o aplicar figuras de protección específicas en aquellos cursos fluviales que aún mantengan dichas comunidades.


Por lo que respecta al ámbito de Los Pedroches, los investigadores han observado que en el embalse de La Colada predominan las especies invasoras de interés para la pesca deportiva, introducidas expresamente con fines meramente recreativos (como las dos especies de pez gato, el pez gato negro y el pez gato punteado). Carpa, carpín, percasol y gambusia completan el listado de especies exóticas del embalse. Como especies autóctonas se han encontrado dos endemismos del Guadiana, el barbo comizo y el barbo cabecicorto, así como poblaciones de calandinos, aunque debido a la fuerte presión que ejercen las especies piscívoras invasoras sobre esta especie, su continuidad puede verse comprometida en los próximos años, al parecer de los autores.


Con respecto al río Guadarramilla, el informe no puede ser más negativo: "este río va acumulando vertidos insuficientemente tratados, procedentes de Pozoblanco, Añora, etc., que dan lugar a una excesiva contaminación que impide la vida piscícola, a excepción de alguna gambusia (especie altamente resistente a la falta de oxígeno en el agua). En época de sequía, aumenta la concentración de fosfatos y nitratos en sus aguas, que da lugar a una acusada eutrofización, que resulta en una explosión (“bloom”) de algas y cianobacterias que ocasionalmente provoca la muerte de los peces de la parte del embalse donde desemboca el Guadarramilla". Nada que ya no supiéramos, pero certificado una vez más por estudios científicos que vuelven a incidir en el grave problema medioambiental que tenemos en Los Pedroches.


En general, los autores del estudio se muestran poco optimistas en cuanto al futuro: "Son pocos los tramos donde aún se pueden encontrar comunidades de peces autóctonas bien conservadas. Por consiguiente, si quisiéramos evitar su extinción, habría que intentar protegerlos de una mayor degradación del hábitat o de la llegada de especies exóticas invasoras. Siendo conscientes de que actualmente no hay ni tecnología, ni voluntad política de cambiar la gestión del agua (caudales, contaminación, captaciones, etc.), incluida la erradicación de especies exóticas invasoras, deberían de volcarse todos los esfuerzos en la protección de los últimos tramos bien conservados con una elevada biodiversidad piscícola y escasa o nula penetración de exóticas". 



Pero la revista Trianoi nos deja otra sorpresa. Resulta que en su número 3 se publican las ponencias que se desarrollaron en la II Jornadas nacionales sobre la grulla común en España, que tuvieron lugar en febrero de este año en el Parque San Martín de Añora. En el artículo "Invernada de la Grulla común en España durante 2019/2020", de José A. Román Álvarez, se dan cifras de los censos de ejemplares que invernan por toda la geografía nacional. Según esta fuente, Andalucía es la cuarta comunidad en importancia para las grullas: en diciembre de 2019 se contaron 13.107 ejemplares. Córdoba es la provincia que recibe a una mayor población, con 5.408 aves (41,26%), que se establecen principalmente en Los Pedroches y también en el valle del Guadiato. En el censo realizado en enero de 2020, sin embargo, en estas dos comarcas se contabilizaron 8.064 ejemplares, el 58,27% de todas las grullas de Andalucía, incremento que puede deberse a la llegada de aves procedentes de Extremadura y de la provincia de Málaga, donde la población censada disminuyó.

2 com

La adelfa

El pasado jueves, el tenor Pablo García López y la Orquesta de Córdoba, dirigida por Carlos Domínguez-Nieto, tenían previsto realizar un concierto en el Gran Teatro de Córdoba dedicado a "La canción española". Las restricciones de aforo impuestas a causa del empeoramiento de la situación sanitaria llevaron a la Orquesta de Córdoba a aplazar el concierto, que se ha reprogramado para el 3 de marzo de 2021. El mismo día que se anunció el aplazamiento, la Orquesta quiso realizar la grabación en el propio teatro de una sola canción, como íntimo homenaje al concierto que no pudo llevarse a cabo, como regalo a los espectadores que no pudieron disfrutarlo y como "reivindicación también del trabajo, del valor y la necesidad de la música en directo, y de la cultura en general". La canción elegida fue "La adelfa", un precioso poema de Carlos Clementson con música de Ramón Medina Hidalgo. El tema, que logra en este directo una versión memorable, ha sido incluido por el propio Pablo en su disco Rutas, recién publicado y que supone la primera grabación en solitario del tenor cordobés. Un cordobés que nunca olvida sus orígenes pedrocheños.