Lo más leído en los últimos días

BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

1 com

Envases artísticos de leche COVAP

Nuevos envases de leche Covap con los diseños ganadores del concurso [Imagen promocional].

Aunque la noticia se produjo a comienzos del verano, me pasó desapercibida entonces y me ha parecido oportuno recuperarla ahora. Lácteos COVAP lanzó el pasado mes de julio un envase exclusivo en su gama de leches clásicas incorporando los diseños que han resultado ganadores del VI Concurso del Día de Andalucía, convocado bajo el lema ‘Tu creatividad es la leche’. Este certamen, que ha alcanzado este año su sexta edición, se lleva a cabo, según la propia Cooperativa, "en línea con sus estrategias y compromisos de sostenibilidad y con el objetivo de fomentar la creatividad de los más jóvenes a través de la reutilización de los briks".


Envases tradicionales.

Para hacer más dinámica y atractiva la convocatoria, este año se proponía al alumnado andaluz un diseño original y exclusivo de un collage mediante el uso de briks reciclados de los productos lácteos de la Cooperativa cuyo motivo central debía ser la conocida vaca de Lácteos COVAP, imagen icónica de la marca desde su nacimiento.  De este modo, las creaciones se realizaron de forma colaborativa entre los diferentes estudiantes que de manera individual crearon piezas exclusivas aportando un toque personal al diseño final.


Los centros ganadores fueron el colegio Santa María de Guadalupe, de Córdoba, con el primer premio, cuyo diseño ilustra los envases de leche entera; el Instituto Ricardo Delgado Vizcaíno, de Pozoblanco, con el segundo premio, que puede verse en la variedad de desnatada, y el colegio Virgen de la Peña, de Mijas Costa (Málaga), con el tercer premio, cuya vaca se muestra en los briks de leche semidesnatada.


El concurso fue todo un éxito con la participación de 90 centros educativos de primaria y secundaria y la imaginación de los jóvenes participantes, según nota difundida por COVAP, "ha dado lugar a la creación de verdaderas obras de arte a partir de los briks de leche". Junto al gran reconocimiento que supone decorar con sus creaciones la gama de clásicas de Lácteos COVAP, los centros ganadores han sido premiados con cheques destinados a la adquisición de material escolar y todos los colegios e institutos participantes han sido obsequiado con lotes de productos de la Cooperativa.


Los diseños han tenido buena acogida en redes sociales, donde se han sumado a una de esas modas pasajeras insustanciales (pero divertidas) consistente, en esta ocasión, en enseñar el despliegue completo del dibujo sumando varias cajas que muestran las diferentes caras del envase (ver aquí y aquí otros ejemplos del challenge realizados con productos de otras marcas).


Desarrollo completo de uno de los diseños con las cuatro caras del brick [Foto: @aherreramerchan]
2 com

La Fiesta de la Cruz de Añora será Bien de Interés Cultural

Cruz de interior ganadora en el concurso de 2019, el último celebrado antes de la pandemia [Fotos: Solienses].

Coincidiendo con el día de la Exaltación de la Santa Cruz, que se celebra hoy, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, a instancias de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, ha acordado inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz (CGPHA), como Bien de Interés Cultural (BIC) en la tipología de Actividad de Interés Etnológico, la Fiesta de la Cruz de Mayo de Añora, a la que ha considerado "una actividad que ejemplifica de manera extraordinaria la diversidad de manifestaciones inmateriales existentes en la comunidad andaluza". El expediente de declaración fue incoado hace un año y publicado en el BOJA en octubre de 2020.


Cruz exterior de San Pedro en 2019.

Según nota de prensa distribuida por la Junta, la Fiesta de la Cruz de Añora se caracteriza, entre otras singularidades, "por una dilatada permanencia histórica con origen en los ciclos alternos, de rigor o relajación y fiesta, característicos de tradición pagana y religiosa que han convivido con total armonía". La nota añade que "la implicación ciudadana en torno a esta fiesta garantiza la transmisión de la actividad mediante el aprendizaje, por transmisión oral y, en ocasiones, por imitación, como es el caso de las cruces infantiles, que cuentan con el entusiasmo de la juventud y refuerzan la continuidad de la tradición". El Consejo de Gobierno ha considerado que "su puesta en escena y belleza la dota de una especificidad única en Andalucía y en España, destacando el proceso artesanal de los preparativos de la celebración".


La fiesta de la Cruz de Añora en Solienses: 200420052006200720082009, 20102011, 20122013, 20142015, 2016, 2017, 20182019, 2020.


Ver tambiénInvitación a visitar las cruces de Añora.


Otra de las cruces interiores de 2019 en Añora.
1 com

La ermita de la Antigua estrena las pinturas del presbiterio

Bóveda del presbiterio de la ermita de la Virgen de la Antigua de Hinojosa del Duque con las nuevas pinturas [Fotos: Cofradía de Nuestra Señora de la Antigua].

Con un reducido grupo de personas acompañante y cumpliendo las medidas sanitarias en vigor, ayer domingo fue trasladada de nuevo a su ermita la Virgen de la Antigua, patrona de Hinojosa del Duque. Al comienzo de la misa de mediodía se procedió a la bendición de las nuevas pinturas que cubren la bóveda del presbiterio, cuya presentación pública se había realizado el pasado jueves. Se trata de un trabajo del artista pontanense Javier Aguilar que ha sufragado la Cofradía de la Virgen con motivo de la celebración del centenario del milagro de 1921 que cuenta el padre Juan Ruiz en su obra La ilustre y noble villa de Hinojosa del Duque y también con motivo de la declaración de la ermita como "santuario" por parte del Obispado de Córdoba.


Las pinturas cubren los cuatro plementos que forman la bóveda de crucería del presbiterio, habiéndose optado por un motivo diferente para cada uno de ellos. En el plemento frontal se representa a Cristo Resucitado con la silueta de la torre de la Iglesia de San Juan Bautista (Catedral de la Sierra) detrás. En el lado opuesto aparece representada la Natividad de la Virgen, con San Joaquín y Santa Ana sosteniendo en brazos a la Virgen Niña y el propio santuario al fondo tras un cortinaje. En los plementos transversales se muestran dos escenas relacionadas con la devoción a la Virgen de la Antigua en Hinojosa del Duque. Por un lado, la aparición de la Virgen en el Pozo de la Fuensanta, ocurrida en el siglo XIII según la tradición: sobre el pozo, rodeada de nubes y auroleada con una mandorla mística, se presenta la Virgen gótica, todavía sin los ropajes de tela que se añadieron en siglos posteriores. Al otro lado, la Virgen de la Antigua aparece ya representada con sus actuales galas de Reina y con el bastón de Alcaldesa Perpetua sobre una vista panorámica del pueblo de Hinojosa.



Todas las escenas, pintadas al óleo, están enmarcadas por medallones de estilo rococó dorados con pan de oro y adornados con ramos de rosas, sostenidos por dos ángeles en medio de un celaje que evoluciona de los rosas y ocres a los azules. Todo el conjunto reposa sobre ramas de jara en flor que parten de los arranques de los nervios de la bóveda. Hay que recordar que la ermita primitiva de la Virgen de la Antigua databa de finales del siglo XIII, pero quedó prácticamente destruida durante la Guerra Civil, tras la cual se reconstruyó la iglesia que vemos hoy.


Traslado de la Virgen de la Antigua a su ermita, ayer.

Detalle de la imagen.
34 com

El precio de hablar

Rosario Rossi, portavoz socialista en el Ayuntamiento de Pozoblanco [Foto: Hoy al día].

Hablar siempre sale caro. Resulta mucho más rentable estar en silencio. Discrepo de aquellos que dicen, como escupiendo, "criticar es muy fácil". No, no lo es. Lo fácil es asentir, aplaudir, elogiar, halagar. Adular. Para quien procede así, todo son palmaditas en la espalda, sonrisas, reconocimientos y aprobación. Al que habla en contra, al que critica, al que levanta la voz, al que dice lo que todos callan, al que disiente, a este le aguarda el ostracismo, el cerco social, el 'cuidado con ese'.


Dice Rosario Rossi en Hoy al día que ahora sale muy caro hablar en Pozoblanco. Tiene razón. Siempre ha sido así. Ahora y antes. Y no solo en Pozoblanco. En cualquier pueblo. Siempre que lo que digas vaya en contra de la voz dominante, del discurso del poder local, de los intereses creados y mantenidos. Voz, discurso e intereses que pueden ser distintos de unos sitios a otros, de unos pueblos a otros, aunque se parecen mucho en todos. Lo que tiene un precio en Pozoblanco quizás no lo tenga en El Viso, y viceversa. A veces el precio depende más bien de las flaquezas que el opinante presente en cada lugar, de su talón desguarnecido, de la proximidad a lo desvelado, pues la respuesta que acostumbra obtenerse, el precio que hay que pagar, suele ser un ataque ad hominem, jamás argumental. A alguien le puede resultar barato hablar de Pozoblanco y caro de Añora. Y viceversa. Rosario lo sabe. Y yo también.


Rossi hace denuncias tan graves ("ahora mismo estamos ante un Ayuntamiento que no es democrático", "el ambiente laboral en el Ayuntamiento es casi irrespirable", "se están haciendo contrataciones sin ofertas publicitadas", "la gente tiene mucho miedo a señalarse", "el Ayuntamiento está en una situación incierta y creo que peligrosa a corto plazo", "en la televisión pública ni siquiera se nos ha hecho la más mínima entrevista", "ahora sale muy caro hablar en Pozoblanco"), denuncias tan graves, digo, que hubieran exigido una respuesta inmediata, una negación instantánea o una adhesión solidaria. Pero nadie habla ni replica, quizás por lo mismo que ella denuncia. Porque sale caro. 


Es el miedo que, según dijera Julio Anguita hace ya años, aún olía en los pueblos de nuestra tierra. Pero ya no huele. Ahora apesta.

0 com

Libros para el otoño



Aunque aún nos quedan varias semanas de verano meteorológico, la sensación que siempre nos trae septiembre es la de que el otoño ya ha llegado. Estas tormentas vespertinas invitan a recogerse en el hogar y qué mejor compañía entonces, salvada la humana, que la de un libro. Tres novedades de autores de Los Pedroches se han anunciado durante los últimos días.


En pleno agosto, Emilio Gómez, periodista de Cope Pozoblanco, presentó su libro de vivencias personales Viaje a la infancia (Amazon). El libro parte de la llegada al mundo de Emilio y de Antonio, dos hermanos que van descubriendo la vida mediante el juego, las aventuras y la convivencia en familia. La noticia de que Antonio padece un cáncer lo cambia todo y comienza entonces una lucha contra la incertidumbre, el dolor, la suerte y el destino, pero también una búsqueda, la del sentido de la vida, y un tributo al entorno que los vio nacer y crecer: Pozoblanco. Por sus páginas desfilan personajes variopintos de la localidad: el Flojito, dueño de un colmado; la Saturnina, campanera de San Bartolomé; el padre José, ermitaño de San Antonio; Paco Pepe, un amigo tan gamberro como leal. Unos se marchan para luego aparecer, y otros se van para siempre. Partidos de fútbol, anécdotas de la radio, tristezas y alegrías e infinidad de recuerdos que se mezclan con la inocencia y la ternura.


Hoy mismo, la noriega Raquel Gil Espejo ha anunciado la aparición de su nueva novela en formato digital. Se trata de Entre la piel y el alma, una novela histórica romántica ambientada en la Sevilla del siglo XVI que viene de la mano de Selecta, el sello de romántica del grupo editorial Penguin Random House. En una de las ciudades más prósperas del mundo, la esclava Juanita, en manos de un amo cruel y déspota, da a luz a una niña que abandona a los pies del palacete de un rico mercader con el único y desesperado propósito de liberarla del estigma de la esclavitud. La novela sigue la historia de Ximena de Moncada, una joven que no solo habrá de hacer frente a la desventaja propia que supone ser una mujer negra en un mundo dominado por el hombre blanco, sino que pronto entenderá que su peor enemigo reside en su propio hogar. Raquel Gil ha publicado ya en esta misma editorial (solo en versión digital) otras tres novelas que componen la trilogía Inmarcesible, perteneciente también al género romántico en su derivada erótica: No sueltes mi mano, No me dejes caer y Amar sin miedo.


Finalmente, en su faceta de editora, Ana Castro (Premio Solienses 2018) acaba de publicar en la Editorial Renacimiento una antología de poesía sobre el dolor escrita por mujeres. Bajo el título Rojo-Dolor, el libro recoge poemas de Rosalía de Castro, Concha Méndez, Elisabeth Mulder, Carmen Conde, Juana Castro, Ángeles Mora, María Mercè Marçal, Piedad Bonnett, Chantal Maillard, Isabel Bono, Marta Agudo, Pilar Adón, María Sotomayor, María Alcantarilla y Marina Carretero Gómez, entre otras. El libro se presenta editorialmente como una obra que "trata de reconstruir una genealogía inexistente y acallada hasta ahora sobre cómo nombrar el dolor en una sociedad patriarcal en la que el sufrimiento de las mujeres es silenciado". En la nota biográfica se destaca la dimensión de Ana Castro como "activista del dolor de las mujeres", constituyendo esta antología "una muestra más de su compromiso político". [Leer algunos poemas de la antología (cortesía de la editorial)]



Emilio Gómez, Raquel Gil y Ana Castro.
3 com

Alcaracejos nivel 0

Paisaje quemado en el Puerto Calatraveño [Foto: Solienses].

La discusión se centra ahora en determinar si el incendio del Puerto Calatraveño, en el término de Alcaracejos, debió ser catalogado en su momento como de nivel 1, lo que hubiera permitido a los afectados acceder inmediatamente a las ayudas económicas decretadas por el gobierno para trece comunidades autónomas, entre ellas Andalucía. Sin embargo, la Delegación del Gobierno de la Junta, encargada de este trámite, no lo consideró así y lo dejó en nivel 0, mientras que sí estimó el nivel 1 para el de Villaharta, de menores proporciones (113 hectáreas frente a 607).


Según el Decreto 371/2010 de la Junta de Andalucía, por el que se aprueba el Plan de Emergencia por Incendios Forestales de Andalucía, los incendios forestales se clasifican según su nivel de gravedad en:


Nivel 0: Referido a aquellos incendios que pueden ser controlados con los medios de extinción previstos en el Plan INFOCA y que en su evolución más desfavorable, no suponen peligro para personas no relacionadas con las labores de extinción, ni para bienes distintos a los de naturaleza forestal. También entran dentro de este nivel los incendios en los que, afectando a personas y bienes no forestales, no es necesario el despliegue de un dispositivo de protección civil.

Nivel 1: Referido a aquellos incendios que, pudiendo ser controlados con los medios de extinción incluidos en el Plan INFOCA, se prevé, por su posible evolución, la necesidad de la puesta en práctica de medidas especiales para la protección de las personas y de los bienes que puedan verse amenazados por el fuego.

Nivel 2: Referido a aquellos incendios para cuya extinción es necesario que, a solicitud de la Dirección del Plan, sean incorporados medios extraordinarios estatales, o puedan comportar situaciones de emergencia que deriven hacia el interés nacional.

Nivel 3: Referido a aquellos incendios en los que habiéndose considerado que está en juego el interés nacional, así sean declarados por el Ministerio del Interior.


El matiz se ha establecido, pues, en si el incendio de Alcaracejos supuso o no peligro para personas no relacionadas con las labores de extinción o para bienes distintos a los de naturaleza forestal que hicieran necesario el despliegue de un dispositivo de protección civil. Dos testimonios parecen apuntar a que sí existió tal peligro. Por un lado, el de la propia Guardia Civil, que la misma tarde del lunes tuvo que rescatar a 12 personas que habían quedado cercadas por las llamas. Por otro lado, la vivencia personal del Delegado territorial de Desarrollo Sostenible en la provincia de Córdoba, Giuseppe Aloisio, que el mismo día del incendio se enorgullecía en las redes sociales de su propia actuación en los primeros momentos del incendio: "Un vecino a pie de carretera nos advirtió que en el flanco derecho del fuego había muchas casas de campo diseminadas. Nos metimos sin pensarlo por un camino rodeados por humo y llamas y fuimos casa por casa avisando a los vecinos". Muchas casas de campo diseminadas es probable que constituyan un cierto "peligro para personas no relacionadas con las labores de extinción" y es posible que hubiera debido establecerse algún dispositivo de protección civil, pero la administración autonómica en aquel momento consideró que no. 


Cuando se supo que la declaración de zona catastrófica por parte del gobierno venía ligada a la declaración del incendio como de nivel 1 o 2, los políticos cordobeses de la Junta con competencias en materia de incendios comenzaron el sálvese quien pueda en un impúdico esfuerzo disculpatorio que apunta veladamente al personal técnico a sus órdenes. La primera fue Araceli Cabello, Directora de Medio natural, quien critica que la oposición socialista cuestione "las decisiones técnicas de quienes dirigen la extinción de los incendios", como si la declaración del nivel de riesgo del fuego fuera una decisión de los técnicos encargados de su extinción y no de los políticos correspondientes, en este caso el Delegado del Gobierno de la Junta a petición del Delegado territorial de Desarrollo Sostenible, según él mismo ha escrito.


Más dolorosa aún resulta la última explicación del Delegado de Desarrollo Sosteible, quien pone nombre propio (y no es el suyo) a la decisión de no elevar el incendio de Alcaracejos a nivel 1:

"¿Por qué no se declaró en Nivel 1 en Alcaracejos? Porque la dirección de extinción, en su primera evaluación, consideró que no era necesario. Decisión técnica, como siempre se toma en estos casos. Quiero recordar a todos que el mismo Director del Centro Operativo Provincial del INFOCA, Eduardo Nicolás, fue protagonista en primera línea de fuego y participó en primera persona (y el primero) en el desalojo de las personas que ocupaban las viviendas diseminadas próximas al Puerto Calatraveño y próxima a lo que era en ese momento el frente (o la cabeza) del fuego. Cuando ya vio que no había peligro para las personas, mantuvo el incendio en el nivel 0. Yo, circunstancialmente, estaba con él y recuerdo todas las comunicaciones que intercambió por la emisora con los demás Técnicos de Extinción (TEX) y con los Agentes de Medio Ambiente que le informaban de la evolución del fuego, actuando ellos también, en ese improvisado dispositivo de rescate. Se actuó sobre la marcha. Experiencia y tesón llevan de sobra. Se determinó que no era necesario hacerlo. Ya no había peligro".


El propio Director del Centro Operativo Provincial (COP) del Infoca en Córdoba se ha visto obligado a salir para defender su labor. En declaraciones al digital Cordópolis, Nicolás defiende el nivel de alerta 0 que se decretó en el incendio de Alcaracejos en base a los criteruos técnicos que estipula el citado decreto y explica que en la evaluación previa al incendio constató "que era bastante fuerte y que, además, estaba descontrolado. Fui, junto con Aloisio, a buscar el frente para evaluar las dimensiones del incendio y establecer un plan de ataque. Fue ahí cuando nos encontramos varias casas y nosotros mismos sacamos a sus ocupantes, les dimos agua y los llevamos a un lugar seguro. No hubo necesidad alguna de declarar un dispositivo especial de protección civil". Estimó el Director que el incendio de Alcaracejos podía ser controlado "por los medios de extinción previstos en el Plan Infoca. Estos planes son muy robustos y contamos con muchos medios a nuestra disposición, por lo que teníamos una capacidad de extinción bastante grande". A pesar de ello, ardieron más de 600 hectáreas.

4 com

El Centro Municipal del Conocimiento de Añora llevará el nombre del inmunólogo noriego Francisco Sánchez Madrid


Francisco Sánchez Madrid, junto al alcalde de Añora, descubre el rótulo que da nombre al Centro Municipal del Conocimiento [Fotos: Solienses].

El Ayuntamiento de Añora inauguró ayer oficialmente el Centro Municipal del Conocimiento Francisco Sánchez Madrid, un edificio polivalente con distintos espacios dedicados a la cultura, las nuevas tecnologías y la educación que llevará el nombre de uno de los vecinos más ilustres de Añora. Se trata de Francisco Sánchez Madrid, catedrático de Inmunología del Departamento de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, jefe del servicio de Inmunología del Hospital Universitario de la Princesa y Premio Nacional de Investigación Ramón y Cajal 2020


Francisco Sánchez Madrid coloca su bellota en el "árbol del conocimiento".

A modo de acto inaugural y en un salón de actos de la Casa de la Cultura tan repleto como permiten actualmente las normas sanitarias, este doctor en Bioquímica por la Universidad Autónoma de Madrid realizó la primera aportación al centro del conocimiento con una conferencia sobre inmunidad en el ámbito del Covid-19 y descubrió posteriormente el rótulo que lleva su nombre en el edificio, algo de lo que ha dicho sentirse muy honrado. Además, y de forma simbólica, Francisco colgó la primera de las bellotas de la encina del conocimiento, un árbol en el que se reflejan las distintas disciplinas científicas y artísticas y que cuenta con una serie de frutos que cada año serán completados por personas de relevancia en ámbitos como las letras, las ciencias o las artes. El alcalde de Añora, Bartolomé Madrid, ha anunciado igualmente que cada año se desarrollará un programa de becas que llevará el título del homenajeado, quien además presidirá el comité de selección de aspirantes.


 
Presentación por parte del alcalde y charla inaugural de Francisco Sánchez Madrid [Vídeo: Cope Pozoblanco].

Francisco Sánchez y Bartolomé Madrid durante el acto de ayer.

Una de las dependencias del Centro Municipal del Conocimiento.

Aula de informática.

Vista general del edificio.
2 com

Hace un siglo tampoco hubo feria en Añora

La historia se repite cíclicamente. El año pasado no se celebró en Añora la feria en honor de Nuestra Señora de la Peña, debido a la incidencia de la pandemia provocada por la covid-19, que durante más de un año ya ha conseguido romper por completo el ciclo ritual y festivo de nuestro pueblo. Todo parece indicar que tampoco este año se desarrollará una feria con normalidad, dado que el coronavirus continúa entre nosotros a la espera de cualquier descuido. En este contexto, nos resultará interesante conocer que hace justamente cien años tampoco se celebraron en nuestro pueblo las fiestas patronales, aunque por motivos muy diferentes.


En la reunión plenaria del Ayuntamiento de Añora celebrada el 7 de agosto de 1921, el alcalde-presidente, que a la sazón lo era José Reyes Gil Benítez, manifestó “que debiendo celebrarse en el mes actual las tradicionales fiestas en honor de Nuestra Señora de la Peña, era necesario acordar lo que se estimara más conveniente respecto a los festejos que en ellas se habían de celebrar. Y enterada la corporación de lo expuesto por la presidencia (…) se acordó por unanimidad que en este año, en que por los tristes sucesos de Melilla está toda la Nación apesadumbrada y dolorida, no se celebren festejos de ninguna clase por parte del Ayuntamiento, limitándose este a distribuir una abundante limosna de pan a los pobres de la localidad”.


Los “tristes sucesos de Melilla” a los que alude sucintamente el primer edil se refieren en realidad al episodio de la guerra con Marruecos conocido como “Desastre de Annual”. Se trató de una grave derrota militar del ejército español producida durante la guerra del Rif y una importante victoria para los rebeldes rifeños comandados por Abd el-Krim. Se produjo entre el 22 de julio y el 9 de agosto de 1921, cerca de la localidad marroquí de Annual, situada entre Melilla y la bahía de Alhucemas. La batalla ocasionó la muerte de alrededor de once mil quinientos miembros del ejército español, nueve mil españoles y dos mil quinientos rifeños leales al Gobierno encuadrados en unidades indígenas. Tras esta derrota humillante para España, la guerra continuó todavía durante seis años, hasta que en 1927 Abd-el-Krim reconoció la legitimidad del protectorado español de Marruecos.


Soldados españoles en la guerra del Rif.

En la siguiente sesión plenaria, celebrada el 21 de agosto, el señor alcalde dio cuenta de una iniciativa que había surgido de “varios jóvenes de esta vecindad” para “celebrar algunos actos y abrir una suscripción con el fin de enviar alguna cantidad a cada uno de los hijos de este pueblo que en la campaña actual defienden el honor de España contra las hordas rifeñas, como modo de demostrarles el afecto y recuerdo de sus paisanos y, además, contribuir con la mayor cantidad posible a los gastos del hospital de sangre instalado en la capital de la provincia”. El ayuntamiento apoyó sin reservas esta “patriótica empresa” y acordó contribuir económicamente a la iniciativa con cien pesetas. No tenemos constancia clara de cuáles serían estos “actos” que se celebrarían para recaudar fondos, pero sí conocemos, al menos, la realización de dos capeas organizadas con este motivo durante los días de feria.


Según el Diario de Córdoba del 14 de agosto, el Gobierno Civil autorizó la celebración de dos novilladas “en la plaza de toros de Añora” –suponemos que portátil- los días, 24, 25 y 26 de agosto (sic). Y así debió llevarse a cabo al menos una de ellas, aunque no exenta de contrariedades, pues todavía en la reunión del ayuntamiento celebrada el 6 de noviembre de ese año, más de dos meses después, el alcalde informa a la corporación de que “los organizadores de la novillada que se celebró durante las fiestas de Ntra. Sra. De la Peña, con el fin de recaudar fondos para los heridos de la campaña de Marruecos, habían solicitado que se abonara por el ayuntamiento la cantidad de cien pesetas que se les exigían por los dueños de las reses que en dicha novillada se capearon, pues de otro modo, de abonarse esta cantidad con los fondos que para tan patriótico fin habían conseguido juntar, se mermaría mucho la cantidad reunida”. El ayuntamiento no tuvo entonces más remedio que acceder por unanimidad a lo solicitado y abonar las cien pesetas en cuestión.


Según sabemos, el ayuntamiento solía organizar con motivo de las fiestas patronales ciertos actos festivos de carácter popular, conciertos de bandas municipales (para 1921 consta la existencia de una banda en Añora), capeas y juegos tradicionales, como carreras de sacos y cucañas. En ocasiones llegaron a prepararse funciones de fuegos artificiales y hasta proyecciones cinematográficas. Un elemento muy destacado de estos días era la feria de ganado que se organizaba en el Ejido de San Martín, donde se realizaban transacciones económicas con animales, principalmente equinos. Todas estas celebraciones fueron suprimidas en señal de duelo por los sucesos de África. En el ámbito religioso, tenían ya lugar los dos grandes desfiles procesionales de bajada y subida de la Virgen, además de solemnes funciones religiosas durante los días de feria, que quizás se mantuvieran también aquel año.


En la reunión del 7 de agosto el ayuntamiento había decidido limitar su acción durante la feria a “distribuir una abundante limosna de pan a los pobres de la localidad”. Esta decisión formaba parte de la labor de beneficencia que el consistorio llevaba a cabo durante todo el año con respecto a las “familias pobres”, de las que solía elaborarse un censo anual. Estas familias tenían asistencia médica y farmacéutica gratuita, además de otros posibles beneficios. El Ayuntamiento también socorría ocasionalmente a los vecinos que debían afrontar un gasto imprevisto, como en aquellos tiempos debía suponer un traslado obligado a Córdoba: en varias ocasiones el ayuntamiento contribuye con la cantidad de 25 pesetas para que algunos noriegos puedan viajar a la capital provincial para ser sometidos a diversas operaciones médicas por prescripción facultativa. La “abundante limosna de pan” prometida, sin embargo, parece que no fue tan cuantiosa en esta ocasión, pues, al informar de los “gastos originados con la limosna de pan repartido a los pobres de esa vecindad durante las fiestas de Ntra. Sra. de la Peña”, extrañamente se incluye en la misma cuenta “la gratificación a los guardas rurales por el arreglo de la ermita de Ntra. Sra.”, resultando un importe total gastado de 231 pesetas. Como curiosidad comparativa, las velas facilitadas por el comerciante local Antonio Bernal Montero para las fiestas de la Purificación de Nuestra Señora (popularmente, la Candelaria) de los años anterior y corriente ascendió a cien pesetas. Las cuentas municipales del año anterior presentaban un cargo de 55.355,49 pesetas.


1921 no fue la primera ocasión en que se suspendieron las fiestas patronales de agosto en honor de la Virgen de la Peña. Ya en 1914 el consistorio de Añora había tomado la misma decisión, esta vez con motivo del comienzo de la llamada I Guerra Mundial. En sesiones plenarias celebradas el 9 y el 23 de agosto de 1914, el ayuntamiento noriego decide secundar la iniciativa de la reina para llevar a cabo una suscripción nacional con el fin de socorrer a los emigrantes españoles que debían retornar a España, a la vez que decide suprimir los festejos de agosto, “dedicando los fondos que en ellos había de emplearse en cosas de más provecho y necesidad”. Más concretamente, los concejales acordarán ya en septiembre no invertir ningún dinero en festejos mientras persistan las penosas circunstancias “de la terrible crisis obrera que existe, efecto de la paralización de muchas industrias como consecuencia obligada de la guerra europea”.


_______________
Artículo publicado en la Revista Municipal de Añora (agosto de 2021).
4 com

El secreto de la sierra

Paisaje quemado en las proximidades del Puerto Calatraveño [Fotos: Solienses].

Creo representar a la mayoría de la comarca cuando manifiesto mi gran desconocimiento sobre la sierra de Los Pedroches. Para muchos, ese ámbito de olivos y barrancos pertenece a otro territorio de la ucronía que pudo existir, pero no existe. Por mi parte, me imagino a los que habitan la sierra como poseedores de un enigma de religión que no quieren compartir, porque ellos conocen el secreto y los demás no, y es mejor que no se sepa. La sierra desconcierta porque no cuadra con la imagen que uno tiene de su realidad, en la que ha crecido y la que le enseñaron sus mayores, y solo los privilegiados que desde niños visitaron la Loma de Buenavista y la Gargantilla ampliaron lo suficiente su horizonte como para gozar ahora de un territorio favorecido por la naturaleza sintiéndolo como propio, porque lo es, pero no todos lo sabíamos.


Acudí a visitar el escenario del incendio y, siendo un viaje al infierno, hubiera necesitado un Virgilio que me guiara. La escultura de Aurelio Teno en el Puerto Calatraveño señala la puerta de entrada y, desde allí, los restos de un horror que no cuesta imaginar. La ceniza lo cubre todo y por todo el espacio se levantan los esqueletos de unos árboles que no resistieron el fuego. Aquí hubo encinas, allí un pinar, más al lado los olivos y, por doquier, jaras, retamas, lentisco. Tiemblo al suponer el fuego llegando a la puerta de las casas diseminadas por las laderas y veo las llamas circulando por las vaguadas antes de ascender por la vertiente. Los cortijos con sus perros, sus caballos, sus cerdos. Las cabras triscando en el peñascal. Hay campos verdes de olivos que han resistido, otros que no, y convendría preguntarse por qué. Trepo una ladera para conseguir el encuadre y mis zapatillas se hunden en una masa de polvo negro suave como el atardecer, que ayer quizás era la fronda de un madroño. Se oye un ladrar cansino a lo lejos, todavía con la ansiedad del que no quiso estar allí aquel día, pero estaba.


En un punto del recorrido, frente a la mina Guillermín, me encuentro un panel turístico que me informa de la situación. En un contexto de explotaciones mineras de barita y plata ya abandonadas, hoy se busca el reclamo de los peregrinos del camino mozárabe a Santiago, que dista 946 kilómetros de aquí. Se invita a subir a un montículo cercano, desde donde imaginar las penosas labores de la extracción del mineral, allí por el arroyo Lorito -que parece marcar ahora la frontera del incendio-  y el Alcanfor. Las montañas de residuos -avisa el cartel- constituyen un espacio pleno de biodiversidad. Allí se establecieron colonias de conejos y depredadores como el zorro o el tejón y en los castilletes y edificios abandonados nidifican cernícalos primilla, aviones comunes, golondrinas dáuricas y rapaces nocturnas como el búho real o la lechuza común. En las balsas mineras solían habitar también aves acuáticas y distintos anfibios, como la salamandra y el tritón. ¿Qué habrá sido de todos ellos?


Es difícil definir las dimensiones del desastre y pienso que no debería especularse con ello. Más que una solución grandiosa de aluvión, que a saber cómo terminaría, convendría un trabajo constante de recuperación y puesta al día mantenido en el tiempo. La sierra requiere alguna intervención pero solo hasta cierto punto, hasta allí donde no contribuya a desvirtuar unos valores esenciales que la justifican. Mejores carreteras, arreglo de caminos, limpieza, algunas infraestructuras básicas. El restablecimiento natural de lo destruido en la medida que se pueda. La ayuda económica a los afectados por las pérdidas. Recordemos que el medio natural tiene sus propios mecanismos de regeneración, a los que hay que ayudar, pero no controlar ni dominar. La sierra tiene un secreto y debe mantenerlo. Los que allí habitan lo saben, se ve en sus caras, se adivina entre las líneas de sus escritos, en el tono de su voz. De pronto, un día, nacerá una brizna verde en la inmensa negrura que ahora lo cubre todo y ese será el inicio de una nueva esperanza, a la que deben principalmente encomendarse los habitantes de la sierra. Porque el progreso está lleno de amenazas para ese territorio y muchas veces la destrucción del fuego es tan solo la primera de ellas, la puerta que abre todas las demás.






La escultura de Aurelio Teno en el Puerto Calatraveño.


Manchas verdes en medio de las cenizas.

A lo  lejos, se ve la sierra que se ha salvado del incendio.

El camino mozárabe a Santiago se ha visto afectado por el incendio en un tramo.

El fuego ha llegado hasta la misma puerta de algunas casas.
8 com

Crónica de dos días negros en la sierra de Los Pedroches

Vista aérea del incendio del Calatraveño en sus primeros momentos [Fotos: Plan Infoca].

El incendio declarado el pasado domingo en el término de Villaharta nos había impactado por su proximidad a la población, con espeluznantes imágenes de las llamas descontroladas acercándose al pueblo. Antes de que fuera sofocado del todo, en una de esas coincidencias macabras que depara el destino, un nuevo incendio se declaró en las proximidades del Puerto Calatraveño, en el término de Alcaracejos. Eran las 15:20 horas del lunes cuando el Infoca dio noticia de este nuevo incendio, que al principio se ubicó erróneamente en Espiel, y que rápidamente se extendió por la Sierra de Los Pedroches en la línea que va desde el Calatraveño hacia La Chimorra. La zona (poblada de encinas, alcornoques, quejigos, madroños, olivos, pinos y monte bajo) posee un alto valor ecológico y cinegético y está salpicada de chalets y cortijos, algunos de ellos dedicados al turismo rural, todos los cuales -ocupados por ser día festivo- quedaron en un riesgo extremo. Veinte bomberos forestales, dos helicópteros de transporte y extinción y tres aviones de carga en tierra participaron inicialmente en el operativo. Hora y media más tarde se aumentó el dispositivo de ataque, con cuarenta bomberos, seis helicópteros, cinco aviones pequeños de carga en tierra, un avión pequeño de coordinación y un avión pequeño anfibio, lo que da noticia de la virulencia con la que avanzaba el fuego. La carretera N-502 queda cortada en ambos sentidos a la altura de Espiel.


El Delegado de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Córdoba, Giusseppe Aloisio, se encontraba en el Puesto de Mando Avanzado del incendio de Villaharta cuando se conoció la noticia del fuego iniciado en el Calatraveño. Junto al Director del Centro Operativo Provincial, Eduardo Nicolás, se dirigieron al Puerto para tomar conocimiento de la situación. "Una vez allí, muchos nervios y mucha tensión, como en los primeros momentos de un gran incendio", cuenta Aloisio. "Un vecino a pie de carretera nos advirtió que en el flanco derecho del fuego había muchas casas de campo diseminadas. Nos metimos sin pensarlo por un camino rodeados por humo y llamas y fuimos casa por casa avisando a los vecinos. Son esos momentos dónde actúas sin más, movido por lo más importante, que es salvar vidas", ha escrito el delegado en su perfil de Facebook. En el Puesto de Mando Avanzado están también Jorge Paniagua, Coordinador Provincial de los Agentes de Medio Ambiente, y Jorge Luque, Jefe de Servicio de Espacios Naturales Protegidos y Técnico de Extinción.


Las llamas alcanzaron al monumento de Aurelio Teno que corona el Puerto Calatraveño.

A las siete y media de la tarde, afortunadamente, se dio por controlado el incendio de Villaharta, que había arrasado 112 hectáreas. El operativo de Alcaracejos, en cambio, se preparaba para una noche difícil. A media tarde la fuerte columna de humo del incendio podía divisarse desde lugares lejanos, como la ermita de San Roque de Dos Torres, que a esas horas celebraba los actos religiosos en honor a su patrón. Rafa Sánchez publica en el diario Córdoba una primera galería de imágenes que muestran la desolación y ruina en que ha quedado la zona afectada. Conmueve especialmente, por su simbolismo, la que recoge la estatua de Aurelio Teno coronando el Calatraveño rodeada por el negro de las cenizas. Agricultores, ganaderos, guardas, cazadores y distintos propietarios que pasaban el puente en sus cortijos volaban por las pistas de aquella sierra salvando ganado, trazando cortafuegos con los cultivadores y las gradas de disco para proteger los olivos, según informa Francisco Javier Domínguez. A las nueve se estimaba ya una superficie calcinada de 370 hectáreas. Durante toda la tarde el trabajo de las brigadas había sido incesante en la zona de cabeza y el flanco derecho, donde se registró mayor actividad y algunas reproducciones. 


Durante la noche se retiraron los medios aéreos, pero el efectivo humano se aumentó a sesenta bomberos forestales (que manejaban tres autobombas de extinción de 3.500 litros cada una y dos bulldozzer), siete técnicos de operaciones y extinción y dos agentes de medio ambiente, todos ellos procedentes de Huelva, Sevilla y Jaén. Seguía preocupando mucho la cabeza del incendio que estaba fuera de control y se temía que alcanzara el cerro de La Chimorra, una zona de más difícil acceso que hubiera dificultado tremendamente las labores de extinción. Se llevó a cabo con éxito una maniobra de contrafuego, consistente en provocar intencionadamente fuego en dirección contraria del frente para crear un corte entre la vegetación. Al no encontrar combustible el fuego se apaga en la zona quemada previamente. Por la noche, el viento amainó y bajó la temperatura, lo que permitió trabajar algo más cómodamente a los retenes.


Durante la noche, muchos vecinos permanecieron en sus propiedades rurales intentando colaborar para que el fuego no llegara a sus casas. Cuando ya se veía imposible de evitar, otros participaron cortando mallas y alambradas para facilitar la huida de los animales.



El martes por la mañana el Infoca informa de que, a pesar del viento y las dificultades del terreno, se ha logrado perimetrar gran parte del incendio con maquinaria pesada y herramientas de mano. A las nueve de la mañana contaba todavía con puntos calientes y ya trabajan cuatro medios aéreos. Pronto se aumentarán hasta ocho estos medios, entre aviones y helicópteros. A las diez y media se anuncia con júbilo que el incendio se ha estabilizado, es decir, que sin llegar a estar controlado, evoluciona favorablemente al no presentar ya frentes activos que hagan avanzar el fuego libremente. En seguida se anuncian cifras terribles: una superficie quemada superior a las 600 hectáreas en un perímetro de 21 kilómetros, según estimación provisional. Entre bomberos y técnicos han llegado a participar 80 efectivos. Se trata del mayor incendio forestal de la provincia desde 2007. Se han quemado parajes como el Puerto Calatraveño, el Barranco de la Lechuza, las Minas de Guillermín, la Cuesta de las Hoyas, Los Corteses, La Chimorra de Mancebo o el Alcanfor.


Por la mañana visita el lugar del siniestro Araceli Cabello Cabrera, Directora de Medio Natural de la Junta, y los alcaldes de Alcaracejos, Jose Luis Cabrera Romero, y Pozoblanco, Santiago Cabello Muñoz, quienes recorrieron parte de la superficie quemada y visitaron a los vecinos afectados. El Ayuntamiento de Alcaracejos instaló dos carpas para acoger al Puesto de Mando Avanzado. Comienza a difundirse el rumor de que la causa del incendio haya sido un fallo en un transformador de la red eléctrica, que habría comenzado a arder, pero Endesa desmiente enseguida tal posibilidad.


De izquierda a derecha, Santiago Cabello, alcalde de Pozoblanco; Araceli Cabello, Directora de Medio Natural; Gisseppe Aloisio, Delegado de Desarrollo Sostenible; y José Luis Cabrera, alcalde de Alcaracejos, el martes en el Puesto de Mando Avanzado.

Se continúa trabajando para controlar todo el perímetro, pero la noche del martes todavía deben continuar trabajando 28 bomberos forestales. A las 9:15 de la mañana de hoy miércoles el Infoca ha informado de que esta madrugada el incendio ha quedado finalmente controlado (todo el perímetro se encuentra rodeado de una línea de control, formada por una franja de terreno sin vegetación o con vegetación ya quemada), pendiente ya tan solo de su remate y liquidación. En las aproximadamente 40 horas que el incendio se ha mantenido activo, se han quemado 607 hectáreas, que incluyen terrenos agrícolas, olivares, fincas cinegéticas, encinares, chalets, cortijos e instalaciones ganaderas. Harán falta semanas para evaluar los daños. No ha habido que lamentar víctimas personales. Las pérdidas en ecosistemas y biodiversidad serán incalculables. La sierra, esos segundos Pedroches siempre aislados y olvidados, nos han traído en dos días la bofetada de su presencia y el aviso en altavoz de que no podemos renunciar a la riqueza natural que representan para nuestra comarca. Habrá que estudiar serenamente por qué este desastre ha sido posible, huyendo de análisis complacientes y apuntando sin miedo a las causas, para corregirlas de cara al futuro. Pero eso será mañana. Hoy solo nos queda llorar.


Una pareja de la Guardia Civil observa el incendio durante la noche.

Crónica elaborada con informaciones obtenidas a partir de las redes sociales del Plan Infoca (Twitter y Facebook) y de Giusseppe Aloisio (Facebook y Twitter).