BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

0 com

La población de Los Pedroches continúa en caída libre

  • La comarca perdió 566 habitantes el año pasado.



Se nos acaban las palabras de alarma. La población de Los Pedroches continúa imparable en su caída al abismo. 566 habitantes ha perdido la comarca en el último año contabilizado, según la Revisión del Padrón Municipal a 1 de enero de 2018 que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística. La media de un descenso de 500 habitantes anuales se mantiene durante los últimos años, haciéndose ya insoportable. No son solo simples cifras reflejadas en un cuadro demográfico. Es la realidad del día a día, que se traduce en menos servicios públicos en los colegios y consultorios médicos, menos seguridad por el cierre de cuarteles, la falta de transporte, la clausura de entidades bancarias... No se pierde solo población. Se pierde calidad de vida.



Todos los pueblos, salvo Fuente La Lancha, pierden población este año. Porcentualmente, destacan Torrecampo (-5,34%), Conquista (-4,07%), Santa Eufemia (-3,27%) y Pedroche (-2,43%), todos ellos muy por encima de la media comarcal, que está en -1,06%. En términos absolutos, destaca el caso de Villanueva de Córdoba, que pierde 112 habitantes. Pozoblanco, en cambio, solo pierde un 0,36% (63 habitantes): su población representa el 32,65% del total comarcal.



Sobre la distribución de la población por sexos, dos curiosidades: en todos los pueblos hay mayor número de mujeres que de hombres, salvo en Fuente La Lancha, El Guijo y Villanueva del Duque; en Villaralto, por su parte, se registra idéntico número de ambos sexos.


El orden de los pueblos según su población se mantiene igual que el año pasado, si bien se incrementa la distancia entre algunas poblaciones (por ejemplo, entre Villaralto y Torrecampo). Villanueva del Duque baja ya este año la barrera de los 1.500 habitantes y, de seguir esta dinámica, Cardeña lo hará el año próximo, y quizás también Añora y Pedroche. Por su parte, Torrecampo está próximo a bajar de los 1.000 habitantes, lo que tendría implicaciones en el número de concejales de su ayuntamiento (pasaría de 9 a 7).

En el siguiente cuadro puede verse la evolución de la población en cada localidad de Los Pedroches desde 1996 (pinchar en la imagen para verla más grande).

0 com

Un maestro de Villanueva

Tirando del hilo de ayer, curiosamente, llegué a otro interesante discurso de ingreso en la Real Academia de Córdoba. Se trata del pronunciado por Antonio Ramos Espejo y publicado en el número 165 del BRAC, con el título de "Enigmas de Juan Bernier". Ahí he conocido la existencia de otro poeta de Los Pedroches, del que no recuerdo haber oído hablar antes, aunque he sabido ahora que Blas Sánchez Dueñas ha investigado sobre él y su única obra publicada (Los presentes de abril, 1935) fue reeditada en 2006 por la Diputación de Córdoba, cuando Serafín Pedraza era delegado de Cultura.

El ex director del diario Córdoba dedica su intervención a "la poesía y la tragedia" que unen el destino de tres poetas cordobeses: Josemaría Alvariño, Juan Ugart y Juan Bernier. "Un linotipista de La Voz de Córdoba, un maestro de Villanueva y un abogado de La Carlota", los individualiza Ramos. Juan Ugart nació en Villanueva de Córdoba en 1913 y estudió Magisterio en Córdoba. Participó activamente en los círculos universitarios e intelectuales de la capital y, tras la publicación de Los presentes de abril, fue uno de los fundadores del grupo literario "Ardor", que llegó a publicar un único número de una revista con el mismo nombre. Tras la sublevación del 36, abraza la ideología falangista y se incorpora como colaborador de Azul. En el artículo “Los obstáculos son para vencerlos” (17-10-1936) llega a revelarse como un entusiasta admirador de Hitler. Murió con 24 años en la batalla del Ebro combatiendo en el ejército franquista contra los republicanos.

La prematura muerte de Ugart nos privó de conocer una prometedora carrera literaria, truncada ya por los desvaríos ideológicos de unos tiempos difíciles. Sobre Los presentes de abril, compuesto por 18 poemas, Antonio Varo escribe: "este libro, algo inmaduro poéticamente, sigue las corrientes vanguardistas de la época, en especial el ultraísmo con una poesía ajena al yo, en tercera persona, y en este sentido es antirromántica y antimodernista y huye del populismo de Lorca, aunque no se escapa del todo". Estremece pensar a dónde hubiera podido llegar un poeta que con 21 años escribía imágenes tan impactantes: «Los montes gatos con sueño/ ponen sus lomos al sol»; «La tierra,/ madre fecunda,/ daba sus pechos al mar»; «La tinta verde de abril/ sangra joven en las plumas».
0 com

Ranchal y Rodríguez de León: dos modos de entender una época



Buscando otras cosas, he ido a dar con el discurso de ingreso de Francisco Onieva en la Real Academia de Córdoba como académico correspondiente, pronunciado el 6 de abril de 2017 y publicado en el último número (166) del BRAC. Onieva aborda en su trabajo un perfil biográfico y literario de dos personajes históricos, y a la vez escritores, vinculados a Villanueva del Duque que coincidieron en el crucial momento de la Segunda República y la Guerra Civil: Antonio Rodríguez de León y Miguel Ranchal. Dos personajes "controvertidos pero apasionantes" que señalan dos formas diferentes de enfrentarse a las vicisitudes de la historia (uno como gobernador civil de Córdoba, otro como alcalde socialista de Villanueva del Duque) y de entender la literatura: "el primero escribe convencido de que la literatura es fuente de placer, de entretenimiento y de conocimiento; el segundo, convencido del poder transformador de la palabra, capaz de crear conciencia de clase entre el proletariado y contribuir a la revolución obrera".

Francisco Onieva se deja seducir por la personalidad singular de Miguel Ranchal y su arrebatadora peripecia vital como sindicalista y político, hasta el punto de dedicar siete páginas (de un total de 21) al relato de su vida. La imposibilidad de enfrentarse de modo aséptico a la figura de Ranchal obliga a Onieva a esforzarse por atender a todos los matices posibles de una personalidad rebosante, quizás con el deseo de contrarrestar en parte la visión más desenfocada que dejó Julio López en su obra La II República y la guerra civil en Villanueva del Duque. Onieva reconoce, por ejemplo, que el periódico La Voz (fuente, junto a intervenciones de la oposición en los plenos municipales, de muchos de los aspectos negativos que se le atribuyen al alcalde) "pese a algunos artículos iniciales elogiosos sobre el joven alcalde, lo atacó frontalmente desde el momento en que se opuso a que procesionasen las imágenes durante la Semana Santa de 1932 y desde que decretó la retirada de las cruces del municipio". Destaca asimismo sus numerosas gestiones personales en favor de los mineros ante el Ministerio de Trabajo en Madrid y ante los propios dirigentes de la empresa SMMP en París, a donde viajó Ranchal con un atrevimiento cuyo alcance solo puede comprenderse conociendo la realidad social de la época. Finalmente, Onieva señala la actuación de Ranchal en "dos episodios cruciales que forman parte de la memoria colectiva de Villanueva del Duque y que le hicieron pervivir en el recuerdo de personas de distinta ideología", relacionados con su intercesión para la liberación de un centenar de vecinos de derechas amenazados por los milicianos.

En cuanto a la figura de Rodríguez de León y su controvertida actuación durante la jornada del 18 de julio, Onieva considera que "aunque no es heroico, me resisto a pensar que fuese un traidor a la República, pues durante su mandato dio muestras de una honda creencia democrática" y achaca su comportamiento tal vez a la incapacidad para intuir la dimensión real de la sublevación.

Aparte de esta contribución al debate sobre figuras tan polémicas y cuestionadas, Onieva revisa críticamente la obra literaria de ambos autores (a los que considera "escritores menores"), mucho menos conocida e investigada que su faceta política. En cuanto a Miguel Ranchal, el académico ha constatado, además de varias decenas de artículos periodísticos de carácter militante, la publicación de dos folletos y tres libros, estos últimos los más reseñables desde un punto de vista literario. Se trata de la obra teatral La agonía de los humildes (1922), el libro de memorias ¡Alerta! (1931) y la recopilación de relatos Huellas del dolor (1935), todas ellas pertenecientes a un realismo social de inspiración socialista. Rodríguez de León, por su parte, aparece como autor de una "producción ingente", básicamente de carácter costumbrista burgués: miles de artículos, un corpus de poemas aún indefinido, cuatro obras de teatro (Cura radical, Toito es hasta acostumbrarse, Alteración de clases y Responsabilidades), dos novelas (Redimida y Edipo padre), varios cuentos, cuatro traducciones, dos incursiones en el cine y varias conferencias y prólogos. Toda la producción es anterior a su entrada en política. Tras la Guerra Civil, "el autor decide callar y se limita a trabajar como periodista para poder llevar un sueldo a su casa".
1 com

Alejandro López Andrada publica el primer volumen de sus memorias

El escritor villaduqueño Alejandro López Andrada ha anunciado en redes sociales la próxima aparición de su nuevo libro, que será editado por la editorial Berenice en su colección "Contemporáneos". Se trata de un primer volumen de las memorias del autor que se presenta bajo el título Los árboles que huyeron. Según el propio Alejandro, "quien desee conocerme en profundidad hallará en este volumen los momentos más genuinos e importantes de mi infancia, adolescencia, juventud y, también, mi relación con escritores a los que aprecio y admiro desde hace tiempo".

Según la nota editorial, en Los árboles que huyeron Alejandro "echa la vista atrás para rescatar su relación con autores renombrados de las últimas décadas como Julio Llamazares, José Hierro, Caballero Bonald o Antonio Colinas; para evocar su niñez en un ámbito rural, agreste, que habría de marcar de manera decisiva su forma de entender el mundo y su propia obra".

El periodista y novelista Manuel Vicent ha dicho de esta obra que "Alejandro López Andrada vuelve al manantial de la infancia, donde su literatura se nutre de las aguas más puras». Por su parte, el también novelista Ignacio Martínez de Pisón ha escrito que «López Andrada evoca las primeras décadas de su vida y, al hacerlo, consigue revivir el pasado por la vía más noble que cabe imaginar: la de la buena literatura».

Un gran comienzo, sin duda, para el año literario de Los Pedroches.

6 com

Sarcófagos antropomorfos en el parque de Villaralto


Sarcófagos antropomorfos en el Parque Municipal de Villaralto [Foto: Museo del Pastor].

El Ayuntamiento de Villaralto colocó ayer una placa que señaliza la presencia de tres sepulturas antropomorfas labradas en granito que fueron instaladas hace algunos años -totalmente descontextualizadas- en el Parque Municipal del Centro de Mayores y la Ludoteca de Villaralto. Al menos dos de ellas proceden del paraje conocido como El Baño, "un terreno de huertas con abundancia de agua, por los numerosos pozos que existen, un oasis privilegiado", tal como escribiera el cronista oficial de la villa Rafael Gómez Muñoz (una candorosa teoría, asumida sin discusión en la web del ayuntamiento, considera el asentamiento "un antiguo poblado fenicio"). Según el cronista, en el lugar se encontraron hasta siete sarcófagos de estas características, "aunque se supone que todavía hay algunos más enterrados en la explanada del pozo". Los dos ahora reubicados, de unos 2 metros de largo, fueron trasladados al Parque Municipal en los años 80 del siglo pasado, donde permanecieron expuestos como prueba de la antigua ocupación del territorio de Villaralto.

La placa atribuye estos sarcófagos a la época tardorromana o visigoda, datados entre los siglos IV y VIII d.C. Esteban Márquez Triguero se ocupó de ellos en uno de sus artículos sobre las "sepulturas antropoides" de Los Pedroches (BRAC, nº 124, 1993, págs. 219-234). Tipológicamente, son semejantes a los aparecidos en el yacimiento visigodo de La Losilla (Añora), para el que se ha establecido una cronología similar. En la actualidad, los sarcófagos de Villaralto presentan un estado muy erosionado y mucho nos tememos que la exposición a la intemperie no contribuya a su mejor conservación.
1 com

Recuperación del patrimonio

Mientras Pedro de la Fuente se apena del lamentable estado de deterioro que presenta la ermita de San Sebastián de Pedroche, otros edificios monumentales de la comarca parecen correr ahora mejor suerte. Por un lado, continúan las obras de restauración del castillo de Belalcázar, iniciadas en junio del año pasado y que, además de consolidar las estructuras más dañadas, tendrán en la rehabilitación de la imponente Torre del Homenaje su actuación más destacada. Hace unos días José Jurado visitó la fortaleza y ha publicado algunas fotos en sus redes sociales, con lo que no ha hecho sino aumentar las ganas que ya tenemos de visitar el monumento una vez que finalicen las obras.


Puesta de sol desde la terraza de la Torre del Homenaje del castillo [Fotos: José Jurado].


Cadena tallada en granito que rodea la Torre.


Los andamios cubren algunas de las estructuras del castillo.


Vista general del castillo de Belalcázar.

Por otro lado, está llegando a su final la restauración del Pozo de la Nieve de Dos Torres, que se ha sometido a una intervención integral durante cuatro años que incluye la rehabilitación de la cubierta y del empedrado del suelo exterior, la consolidación y limpieza de paramentos interiores, la restauración de la bóveda, la iluminación artística y dotación de paneles y baranda y la limpieza y consolidación de las fachadas, que es lo que se ha realizado en estas últimas semanas. Todas estas actuaciones han sido financiadas por la Diputación de Córdoba y el Ayuntamiento de Dos Torres mediante las ayudas a la ”Protección y Conservación del Patrimonio Histórico-Artístico Municipal”.


Pozo de la Nieve de Dos Torres a principios de diciembre del año pasado, cuando comenzó la restauración de las fachadas [Foto: Fervifer].


Pozo de la Nieve en la actualidad, tras la restauración [Foto: Manuel Torres].
21 com

Rendición


Eduardo Lucena (PP) y Emiliano Pozuelo (Cs).

Los candidatos pedrocheños en las pasadas elecciones andaluzas se han desentendido de su electorado en cuanto finalizaron los comicios. Llama la atención que, siendo tan activos algunos de ellos en redes sociales, no se hayan posicionado sobre temas tan graves como se están negociando. Parecieran aceptar con naturalidad que el desmantelamiento de la autonomía andaluza ya se ha iniciado, al permitir que todas las gestiones para formar gobierno en Andalucía estén siendo llevadas a cabo sin ningún pudor por las ejecutivas nacionales de los partidos en liza. Además, asuntos tan esenciales planteados de forma tan frívola a cambio del frío poder en toda su crudeza merecerían una explicación a unos ciudadanos que contemplan atónitos este baile de impudicias. Quienes fueron candidatos aquí entre nosotros no son ajenos a esta situación. La ausencia total de autocrítica en la propia gestión y los buenos deseos de tarjeta postal no satisfacen. El silencio tampoco. Eduardo y Emiliano no pueden esconderse mientras nuestro sistema de libertades está siendo atacado. Deben asumir su responsabilidad, rendir cuentas, hablar, explicar su posición, iluminarnos en estos momentos de oscuridad. Ayudarnos a comprender qué está ocurriendo en este momento crucial para la historia de Andalucía, para nuestra propia historia.
0 com

Los diez libros del año

2018 ha sido, una vez más, un año muy rico en producción literaria por parte de escritores de Los Pedroches. Una veintena de obras de todos los géneros de creación (narrativa, poesía, teatro, biografía, artículos periodísticos) componen el magnífico muestrario donde se refleja la efervescencia en la que se encuentra el panorama literario de nuestra comarca.

Podemos considerar a 2018 como el año en que se consagró definitivamente el sistema de edición a través de Amazon, procedimiento novedoso que cuenta con ventajas e inconvenientes: unas, el fácil acceso por parte del autor a la divulgación de su obra, sin apenas coste económico; otros, la ausencia de filtros editoriales en cuanto a la exigencia de calidad. Los libros de Amazon, además, solo pueden adquirirse a través de esta plataforma de ventas y no se encuentran, por tanto, disponibles en las librerías convencionales.

A continuación he realizado, con todo el riesgo que ello implica, una selección de las diez obras que, por unas razones u otras, he considerado más significativas de todas las publicadas durante este año recién terminado. Toda selección subjetiva conlleva omisiones a ojos de otros, no voy a detenerme ahora en ello. Podemos afirmar que hay grandes obras junto a otras de menor entidad, pero no me atreveré por ahora a intentar perfilar esa división. Sirva esta relación de muestrario general sobre el que más adelante habrá de abordarse una más difícil aún tarea selectiva.

Las obras se presentan por orden alfabético según el primer apellido del autor.




Cámara, Pilar. Un nido en las clavículas. Inventa Editores. Poesía combativa de declaraciones reafirmativas de la identidad femenina. A partir del propio cuerpo de mujer, como fundamento de todo, se define una delicada transición hacia la maternidad que compone un mundo doméstico salvaje y placentero a la vez.

Castilla, Juan BoscoSholombraAmazon. Primer volumen de una monumental trilogía en la que el autor nos presenta un mundo en descomposición y la lucha de sus habitantes por la supervivencia. El protagonista narrador posee el don de leer las almas, lo que le permite moverse con habilidad por el universo distópico de la ciudad, compaginando el amor de dos mujeres con el recurso al asesinato sin los reparos de una moral coercitiva que desapareció hace tiempo.

Castilla Rubio, Conrado. Cuando no tenga presente. Editorial Cuadernos del Laberinto. Se trata, según confesión del autor, de su poemario más autobiográfico. El tiempo y el miedo a su pérdida a causa del olvido y la desmemoria constituyen los hilos conductores de una poesía que, según el prólogo de Francisco Onieva, "nace de lo cotidiano y explora la propia intimidad".




Castro, Juana. Antes que el tiempo fuera. Hiperión. Poemario ganador del XXV Premio de Poesía Ciudad de Córdoba "Ricardo Molina". Tomando como hilo conductor al fósil Amaltheus, la autora profundiza en los temas eternos y universales de su poesía (la madre, la hija, el tiempo) que encuentran esta vez su adecuada concreción en una tierra que, precisamente, es la nuestra, con su cielo brillante, su tren y sus encinas.

López Andrada, Alejandro. El musgo y las campanas. Editorial Catorce Bis. El último poemario del escritor villaduqueño regresa a sus temas y tonos líricos habituales, con una selección de poemas en verso y en prosa. El mundo rural, las estampas familiares, el paisaje como protagonista y la extrañeza en la ciudad moldean de nuevo la sensibilidad de un autor que este año ha visto también reeditada su obra ensayística Los años de la niebla. Los últimos pastores (Editorial Almuzara), publicada inicialmente en 2005.

Los Mejía. Historias y leyendas de Los Pedroches. Autoedición.  Se incluyen en este libro 18 piezas teatrales breves (algunas de ellas en forma de canción) entre las que hay composiciones del propio grupo y adaptaciones de cuentos o leyendas populares. Casi todas giran en torno a la historia de Los Pedroches, que se presenta pasada por el tamiz irreverente del humor y la sátira.

Muñoz Álamo, Pilar. Aquello que fuimos. Amazon. La novela entrelaza dos narraciones que convergen en un determinado punto. Son historias actuales, de hoy mismo, con las que el lector puede sentirse identificado fácilmente. La violencia de género, las complicadas relaciones familiares, las decisiones tomadas bajo presión, no siempre reversibles. El ansia de comenzar de nuevo, la fuerza de las mujeres para enfrentarse a situaciones adversas, el valor de afrontar los errores del pasado para corregirlos, el deseo de conocer el por qué de una actuación propia o ajena. Sin duda, una de las grandes obras publicadas este año, que mereció el V Premio Literario Amazon.



Pérez Zarco. Las sílabas del día. Autoedición. Obra minimalista formada por una colección de 62 haikus que abordan no solo el tema canónico de la naturaleza, sino que también afronta el paso del tiempo, el amor o la deuda homérica.

Pizarro, Juan. Juegos sabáticos. Editorial La Fuente Vieja. Libro de relatos cortos y microrrelatos, acompañados de algún poema, que conforman una singular obra del autor jarote. Félix Ángel Moreno ha destacado el humor como elemento vertebrador de toda la obra de Pizarro, así como "una visión distanciada de la existencia". Juan Pizarro ha publicado también este año el libro recopilatorio de artículos periodísticos Cruzando el Rif.

Romero, Isabel J. Morirse al sol. Editorial Fanes. Colección de 35 relatos breves que, como pinceladas en un cuadro, van dibujando la imagen nostálgica de un pueblo y de una época. A través de una escritura en apariencia sencilla, las andanzas del niño Juanillo nos retrotraen al tiempo de nuestra infancia en las calles de nuestros pueblos, en nuestras familias y en la soledad de nuestros propios pensamientos, porque el mundo que Isabel J. Romero describe no es el suyo, sino el nuestro.
1 com

Los Reyes Magos de El Viso en 1982


Imagen de la representación del Auto de los Reyes Magos de El Viso en 1982.

El miércoles 6 de enero de 1982, hace ya 37 años, Televisión Española transmitió por primera vez en directo la representación del Auto Sacramental de los Reyes Magos de El Viso, contribuyendo de esta forma a la difusión por todo el territorio nacional de este singular patrimonio inmaterial tan representativo de Los Pedroches. La transmisión se realizó a las 7:30 de la tarde, en un programa que se llamó "El retablo de los Reyes Magos" y que duró una hora y media. Constituyó un auténtico acontecimiento para la comarca, pues no resultaba tan habitual como en la actualidad que las cámaras de televisión aparecieran por aquí y menos que cualquier cosa relacionada con Los Pedroches ocupara tanto tiempo en horario de máxima audiencia. Recordemos que por entonces solo existían dos canales de televisión (la Primera Cadena y la Segunda Cadena) y que la programación ni siquiera ocupaba todo el día, sino que se iniciaba a media mañana (sobre las 10:30 h.) y se cerraba a media noche (sobre las 12:30 h.). Que El Viso fuera protagonista de la televisión nacional en un día festivo podía suponer una audiencia de varios millones de espectadores, por lo que la repercusión de aquella retransmisión fue muy grande.

Ahora, el Archivo de RTVE ha publicado en su web un resumen de una hora de aquella retransmisión. José Alegre (Herodes), Antonio Torrero (San José), Otilia Jurado (Virgen María), Andrés Ramírez (Isacio), Antonio Ruiz (Melchor), Rafael Lemos (Gaspar), Rafael Delgado (Baltasar), Carmen Moreno (Rebeca) y Dionisio Torrero (Jusepe) representaron aquel año los principales papeles en una obra que estuvo dirigida por Juan José Valverde León.

0 com

Jara y Granito en la Mezquita de Córdoba

"Venimos desde Villanueva de Córdoba, en Los Pedroches". Con estas palabras se presentó en la Mezquita de Córdoba el pasado 29 de diciembre el grupo de música tradicional Jara y Granito, que participó en el Concierto Extraordinario de Navidad que organiza el Cabildo de la Catedral en tan magnífico marco. En el concierto intervinieron, además de los jarotes, el Coro de la Catedral de Córdoba, la Coral Lucentina, el Coro de la Pastoral Gitana y la Escolanía Cajasur.

Jara y Granito interpretó cinco villancicos, cuatro de la tradición popular de Los Pedroches y uno de la Sierra de Huelva. Los títulos son "Arre, borriquito, arre", "Pastores a Belén", "Cantos de Aurora", "Vamos, pastores" y "No toques el fuego, Niño". La actuación de los jarotes fue premiada con una gran ovación por parte del público asistente. El concierto completo (más de dos horas) ha sido colgado en YouTube por el Cabildo de la Catedral. Para quien quiera ver solo la actuación de Jara y Granito, la he extraído en el siguiente vídeo. Son 21 minutos emocionantes para la historia del grupo y de la cultura de Los Pedroches.