Lo más leído en los últimos días

BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

0 com

Novedades literarias en mayo

 

Varias novedades literarias de autores de Los Pedroches se han anunciado durante los últimos días. La editorial jarota La Fuente Vieja ha publicado un nuevo libro de poemas de la autora local Araceli Fernández León bajo el título Hormigas rojas. Araceli es autora también del poemario Cartas a Lara (2019). La editorial La Fuente Vieja ha publicado también recientemente los Cuentos bastardos de Félix Ángel Moreno Ruiz.


Por su parte, el torrecampeño José Manuel Blanco ha dado a conocer a través de sus redes sociales la aparición de su nueva novela, titulada Pueblo chico, infierno grande (Amazon). Según la nota editorial, la historia gira en torno al abogado madrileño Beltrán Quirán Lerdo de Tejada, a quien le surge el plan menos apetecible en pleno agosto: viajar a Villanueva de la Encina, un caluroso pueblo de Córdoba, a buscar a los herederos de un cliente. Si da con ellos, el bufete que gestiona con su novio, y al que no le sobran los clientes y sí las deudas, podrá seguir adelante. Estresado y amargado, a sus treinta años, Beltrán llega a Villanueva de la Encina, donde se encontrará con personajes de lo más variopinto: Mercedes, la brusca dueña del hostal; su hijo Isidro, un universitario sin vergüenza; Vera, una escritora bohemia de novela erótica, y Sebas, el alcalde, un joven de la edad de Beltrán que vive por y para sus vecinos, y con el que lo une un vínculo desde hace años. Con un pueblo abarrotado de gente por las vacaciones y por una boda, parece que nadie sabe quiénes son los herederos. Entre verbenas y noches al fresco, lo que comenzó como un aburrido viaje servirá a Beltrán para encontrarse con su pasado y replantearse las prioridades de su vida.


Finalmente, una niña de 11 años natural de Dos Torres es la autora del cuento Sam, el detective, y la tienda fantasma, recién publicado por Gloria Fernández López con ilustraciones de Alicia Blázquez Medina y Mª Carmen López López. Según la propia autora, "a Sam Bluster le gustaría ser detective y resolver misterios y qué casualidad que se le presenta uno delante de su casa. Sam y sus compañeros lo llaman 'El misterio de la Tienda Fantasma'. Un día Sam y sus compañeros estaban investigando en la tienda y se encontraron con una persona. ¿Será una persona amable o enfadica? ¿Estará buscando las mismas cosas que ellos?"

15 com

Las encinas de Erífanis


Ando leyendo estos días una recopilación que ha editado recientemente Aurora Luque de la poesía griega y romana escrita por mujeres bajo el título de Grecorromanas. Lírica superviviente de la Antigüedad clásica. No sorprende que toda la poesía que nos ha llegado escrita por mujeres en casi once siglos de historia (del VII aC. al IV dC.), en más de mil años, quepa en un tomito la mayoría de cuyas páginas están dedicadas a la biografía o ambientación histórica y unas pocas tan solo a los versos. Lo cierto es que conocemos muchos nombres y poca obra, porque la transmisión literaria no ha sido generosa con la poesía femenina más antigua.


Uno de los primeros nombres que surge, tras la figura imponente de Safo, que inunda toda la Antigüedad, es el de Erífanis, de la que nada más sabemos que su nombre y que puede ser la precursora de la poesía bucólica que luego consagrarían Teócrito y Virgilio. Lo que me ha interesado de esta poeta es que de su producción literaria tan solo se ha conservado un verso, transmitido por Ateneo de Náucratis en su Banquete de los sabios. Tan solo un verso, de cuatro palabras:


μακραὶ δρύες, ὦ Μέναλκα


Solo cuatro palabras. Y una de ellas es "encinas".


Cuando lo he leído ("altas encinas, oh Menalcas"), me ha venido a la mente mi tierra, si es que alguna vez se va de ella. Hace mucho tiempo que no la piso y de pronto me ha inundado en lo más profundo la nostalgia. Nostalgia: otro helenismo, que etimológicamente significa "dolor del regreso" (de νόστος 'regreso' y ἄλγος 'dolor') y algo así es lo que he sentido al oler la encina de Erífanis y sentir toda la catarata de sensaciones que arrastra, porque sé que en el regreso nada será igual que era, como no lo fue para Odiseo y, sobre todo, para Penélope.


Luego he advertido que la palabra 'encina' (δρῦς, δρὑος) aparece con cierta frecuencia en los pocos versos de la lírica griega escrita por mujeres que se han conservado y que nos presenta Luque. Las nombra Ánite de Tegea como morada de la cigarra y antes la bizantina Moiró invoca a las hamadríades, las ninfas de las encinas, que mueren cuando muere el árbol. En su "Himno a Delos" Calímaco nos presenta a Melia, una ninfa que teme por su encina, alcanzada por un rayo, "angustiada por la encina cuya vida es su vida". Y el poeta de Cirene invoca a las Musas: "Decid: ¿nacieron realmente las encinas al mismo tiempo que las ninfas? Las ninfas se alegran cuando la lluvia hace crecer las encinas; las ninfas lloran cuando las encinas pierden sus hojas". Lo pongo en griego porque se trata de un texto muy hermoso, cargado de melancolía:


                               ἐμαὶ θεαί, εἴπατε Μοῦσαι,

ἦ ῥ᾽ ἐτεὸν ἐγένοντο τότε δρύες ἡνίκα Νύμφαι;

νύμφαι μὲν χαίρουσιν, ὅτε δρύας ὄμβρος ἀέξει,

νύμφαι δ᾽ αὖ κλαίουσιν, ὅτε δρυσὶν οὐκέτι φύλλα.


Como Ben Jafaya, el poeta hispanoárabe del siglo XI, que añoraba su país y esperaba desde la montaña ver un rayo que acaso procediera de su tierra, lejos, al otro lado, pienso en las encinas y me esfuerzo por recodar su tacto, la rugosidad apacible de su piel, la dulce sombra que cobija la hierba fresca para la liebre y el jabalí. Hace tiempo que no veo mis encinas, las centenarias y las recién plantadas, y ahora siento una alta responsabilidad ante ellas, si es que su existencia, como jura la mitología, va ligada a la de las hamadríades, las ninfas que las cuidan y cuya vida, como la mía, como la de todos, está siempre insegura en el hilo azaroso de la pura resistencia.

2 com

La inscripción funeraria de Hieronimus en La Losilla

En un artículo recién publicado en la revista extraordinaria de la Fiesta de la Cruz de Añora de este año, el arqueólogo responsable de las excavaciones del yacimiento tardoantiguo de La Losilla en Añora, Fedor Schlimbach, da cuenta del hallazgo de una interesante inscripción funeraria encontrada en la nave central de la basílica durante la campaña de 2019. Se trata de una losa de mármol blanco con vetas azules de unos 84 x 32-33 centímetros y de un grosor aproximado de 8. En la cara superior bien alisada del soporte está grabado el texto en latín en doce líneas.


Según explica Schlimbach, el epígrafe fue hallado en su emplazamiento original y, aunque quebrado en unos once fragmentos, se conserva casi completo, a excepción de un fragmento de la esquina inferior derecha, lo que afecta a la legibilidad de las cuatro últimas líneas de la inscripción. En esta parte, lamentablemente, se encontraría la indicación de la fecha de muerte del difunto, que, no obstante, atendiendo a las características paleográficas del documento, podría datarse en las últimas décadas del siglo VII o en las primeras del VIII, es decir, en la última etapa de actividad de la iglesia de La Losilla.


Para la reconstrucción del texto de la inscripción, Schlimbach reconoce haber acudido a la autoridad del insigne epigrafista Armin Stylow, a quien atribuye los resultados de la siguiente lectura:


ITERANS CVRAM PRO DELICTIS

   SVIS PIE VIXIT IN EVO

ROGATVR POTENTIA DI VT

   DE SECVNDA EUM ERVAT TVTVM

NIHIL AMBIGVVS DE GRATIA

   XPI QVI EVM A PVLVERE FINXIT

MVSITANTER VENIAM POSCIT 

   QVIA SVA DELICTA COGNOSCIT

XXXV IN HO[C] S[CLO]

   VITAM DVX[IT---]

XVIII KL MAI FAT[---]-

TE MIGRAVIT ERA DC[---]


La traducción que proponen los autores es la siguiente: "Hieronimus. Constantemente preocupado por sus pecados, vivió piadosamente durante su vida. Se pide al poder de Dios le salve de la segunda (muerte) y así le otorgue seguridad. No pone en duda la gracia de Cristo que de polvo lo formó. Humildemente pide perdón porque reconoce sus pecados. Durante 35 (años) llevó una vida [---] en este mundo. El día 18 antes de las calendas de mayo (14 de abril) del año [---]cientos[---] de la era, se retiró [¿agotado?] de [¿la vida?]".


El nombre del difunto, Hieronimus, no aparece explícitamente en el texto epigráfico, sino mediante un "acróstico silábico" (uniendo la primera sílaba de los cuatro primeros versos impares, destacados por carecer de sangría inicial). Stylow considera que esta peculiaridad en la presentación del nomen convierte a la inscripción de La Losilla en "el único ejemplo de un acróstico silábico en un texto de prosa -y no solo en Hispania, sino también en todo el Occidente latino".


A continuación, Schlimbach, siguiendo a Stylow, aporta una serie de consideraciones sobre el contenido de la inscripción que, a mi parecer, han sido redactadas de forma precipitada y, algunas de ellas, más dirigidas a los grandilocuentes titulares periodísticos que al rigor de la comunidad científica. Así, se especula en torno al concepto patrístico de la "segunda muerte" y de la alusión a un pasaje del Génesis sobre la creación del hombre a partir del polvo (según los autores, la referencia a que Dios creó del polvo a Hieronimus "no tiene paralelo ninguno en las fuentes tardoantiguas de la Península Ibérica", lo que me parece, así, a bote pronto, sin haber investigado particularmente la cuestión, una afirmación cuanto menos atrevida, dado el carácter tópico de tal alusión bíblica en la literatura cristiana).


En cuanto al tal Hieronimus, el hecho de que fuera enterrado dentro de una iglesia pese a no ser clérigo (condición que nunca se hubiera silenciado en su epitafio), atestigua que pertenecía a una capa social alta. Si, como propone una de las hipótesis interpretativas del yacimiento, La Losilla fuera la iglesia propia de un terrateniente, "se podría sospechar que Hieronimus pertenecía a la familia del dueño".


Finalmente, los autores aprecian una intencionalidad literaria en el texto, en el cual perciben cierta disposición métrica mediante el empleo del cursus planus (un tipo de prosa rítmica que surge a partir del siglo IV, reemplazando a la prosa métrica antigua). Ello les lleva a relacionar al autor del texto (el propio Hieronimus o tal vez un amigo suyo) "con un círculo de literatos cuyos miembros solían componer e intercambiar textos y poemas (...) y aunque el texto de nuestra inscripción con sus pequeñas debilidades no llega al nivel literario de las obras de un Venantius Fortunatus o de un Eugenio de Toledo, por ejemplo, sí da testimonio de una cultura literaria en la clase alta de la Baetica en época visigoda".


6 com

Termina la restauración del Pilar de Santa Ana de Dos Torres

Nueva imagen del pilar tras la restauración, con la ermita de Santa Ana al fondo [Fotos: Margon SCP].

Hace unos días han concluido las obras de restauración del Pilar de Santa Ana de Dos Torres, que se encuentra junto a la ermita de Santa Ana. La intervención ha consistido en tareas de limpieza, saneado, recuperación y consolidación de esta tradicional infraestructura hidráulica y su entorno. El proyecto, promovido por el Ayuntamiento, se desarrolla dentro de la convocatoria de subvenciones para la protección y conservación de bienes inmuebles del Patrimonio Histórico-Artístico abierta por la Diputación de Córdoba y ha sido realizado por la empresa local Margon SCP.


Caños de bronce del pilar tras la restauración.

Durante las obras se ha retirado todo el cemento y tabiques que ocultaban buena parte de la estructura original (lo que ha permitido, por ejemplo, descubrir el sistema de engarce de las piedras superiores del muro del pilón), se han limpiado las piedras con chorreo de arena y se ha efectuado un rejuntado de la mampostería similar a la del puente cercano. Durante la intervención se ha descubierto y restaurado el empedrado original que rodea la construcción, oculto bajo una capa de hormigón, tierra y adoquines, así como la tajea por donde entraba el agua a la fuente. Se ha rebajado el nivel del suelo perimetral y se ha recuperado el llamado "baño de las bestias", en el cual se vertía el agua sobrante del pilar.


Vista general del pilar, donde se aprecia la obra perimetral realizada.

Peculiar disposición de las piedras superiores del pilón, durante las obras.

Desagüe original rehabilitado.

Restauración de la tajea y empedrado original.

Un tabique ocultaba las piedras de la construcción original y distorsionaba la forma interna del pilón.

Mampostería original del pilón, tras retirar el tabique interior.

Limpieza con chorreo de arena de las piedras que forman el pilar.

A la izquierda, simulación del llamado "baño de las bestias", en el cual se vertía el agua sobrante del pilar.
14 com

Siete libros con música

Estoy estos días leyendo la revisión de El farero que ha reeditado Juan Bosco Castilla. El libro se publicó originalmente en 2005 por parte de la editorial Almuzara, cuyo Premio de Novela ganó en su primera edición (también fue candidato al Premio Solienses 2006). Ahora, el autor ha remozado su obra (dice que "profundamente, para adaptarla a la conciencia de la época y a mí mismo") y la ha entregado de nuevo al lector, que se ve obligado -como yo- a andar al unísono leyendo la nueva versión y revisando la antigua para comprobar si es cierto lo que afirma de que ahora resulta "más intensa y más hermosa".

En fin, el caso es que en plena peripecia de la búsqueda del libro a través de las tres pistas del antiguo secretario, el protagonista se topa con una cinta de cassette que solo tiene grabada una canción repetida muchas veces. Se trata de la "Naturaleza muerta" de Mecano (1991), bajo cuyas notas se vive una escena de amor (más bien de sexo, realmente) mientras sus versos se funden con una interpretación de la gran ola y el farero que está en la base argumental de la novela. "La canción de José María Cano continuaba su tibio discurrir envolviéndolos, ablandándolos, apretándolos el uno contra el otro. En una ocasión, Úrsula levantó su cabeza para mirarlo y él pudo ver sus ojos, rojos y acuosos. 'Puedes llorar, si quieres', le susurró entonces" [página 163]. Y la canción se adapta suavemente al momento y al leer la secuencia parece que el lector -ignorante de lo que todavía tiene que ocurrir- la escucha en su mente a la par que los protagonistas y también le dan ganas de llorar.


 
Mecano: Naturaleza muerta

Luego, se me ocurrió buscar otros pasajes de obras escritas por autores de Los Pedroches en los últimos años en los que alguna canción protagonizara un momento significativo de la trama, como modo de celebrar el Día del Libro que festejamos hoy, y aquí está el resultado.


Francisco Molera: El cuaderno de Ninoche (2019)
Lucienne Boyer: Parlez-moi d'amour (1930)

Hace poco descubrí la novela El cuaderno de Ninoche, aunque se había publicado dos años antes. En ella abunda la canción protesta y de cariz revolucionario, pero me ha parecido especialmente delicado el momento en que la protagonista, la hija del escritor y diplomático Corpus Barga, tararea por las estancias de la Casa Grande de Belalcázar el "Parlez-moi d'amour" de Lucienne Boyer. El contraste entre el cosmopolitismo parisino de la cantante de Montparnasse y la rudeza de una vida de preguerra en las pseudoestepas andaluzas del norte de Córdoba me resulta tremendamente conmovedor.


 
Lucienne Boyer: Parlez-moi d'amour


Alejandro López Andrada: Los árboles que huyeron (2019)
Hilario Camacho: Tristeza de amor (1986)

En Los árboles que huyeron, la obra autobiográfica de Alejandro López Andrada, el autor rememora la soledad que sintió en su primera noche en Madrid, a donde había acudido para familiarizarse con el negocio de los repuestos automovilísticos. Allí, en la sobriedad austera de una habitación de hostal, pone la televisión y escucha la sintonía de una vieja serie de televisión que a todos nos vuelve nostálgicos a los pocos compases. "Tristeza de amor" de Hilario Camacho es uno de esos temas asociados a la melancolía de tintes existencialistas, a la que uno se abandona sin remedio cuando asaltan los recuerdos.


 
Hilario Camacho: Tristeza de amor


José Manuel Blanco: Dónuts, barbas y mancuernas (2020)
Lady Gaga: The edge of glory (2011)

En el otro extremo del universo, José Manuel Blanco presenta a sus influencers inundados de superficialidad e intrascendencia en la novela Donuts, barbas y mancuernas. La música domina todo el ambiente del relato, pero destaca sobremanera el tema "The edge of glory" de Lady Gaga, que el protagonista, Nando, un joven filólogo que busca encauzar su vida, tiene como tono de llamada en su móvil.

 
Lady Gaga: The edge of glory


Fernando González Viñas: Esperando a Gagarin (2012)
Twanguero: Rascayú (2018)

En Esperando a Gagarin todo transcurre entre la profundidad de un pozo y la interestelaridad del espacio astral, pasando por un Tokio postsísmico, como si nada. Y allí, en la soledad del agujero, con tiempo eterno para pensar en todo, al protagonista solo le viene a la mente la canción "Rascayú" ("la canción ideal para quien acaba en un pozo como un crápula cualquiera", pág. 140), probablemente en la versión original de Bonet de San Pedro y los 7 de Palma, aunque yo ahora traigo aquí este cover milennial de Twanguero acompañado por Ara Malikian, que parece más acorde a la heterodoxia de la narración.

 
Twanguero - Raska Yu (feat. Ara Malikian)


Félix Ángel Moreno Ruiz: Terror en Los Pedroches (2019)
ACDC: Highway to hell (1979)

En Terror en Los Pedroches una pandilla de chavalotes se juntan de botellón en el Pozo de la Nieve de Dos Torres. Allí, lógicamente, ocurrirá lo que haya de ocurrir, con su misterio y su sombra, pero antes los zagales funden a todo trapo su deseo bajo los sones de "Highway to hell", quizás anticipando lo que está por llegar y llega.

 
AC/DC: Highway to hell


Fernando González Viñas y José Lázaro: El Ángel Dadá (2018)
Claire Waldoff: Raus mit den Männern ausm Reichstag (1926)

El Ángel Dadá, la exitosa novela gráfica de Fernando González Viñas y José Lázaro (ya traducida también al alemán y francés) recorre los ambientes más sórdidos de los cabarets europeos de principios del siglo XX en un momento de gran efervescencia contracultural, o lo que fuera aquello. Mientras la camarilla del kaiser Guillermo juega sobre el tablero de Europa y se emborracha con cerveza y morfina, una descarada Claire Waldoff les canta en sus narices "Raus mit den Männern ausm Reichstag", pero ellos están demasiado colocados como para enterarse. "Fuera los hombres del Reichstag, hagamos de él un parlamento de mujer..."

 
Claire Waldoff: Raus mit den Männern ausm Reichstag
3 com

Apuntes para un diccionario


En noviembre del año pasado se conoció que la escritora Gracia Morales había ganado la séptima edición del Premio Juana Castro de Poesía, que convoca el Ayuntamiento de Villanueva de Córdoba, con su poemario Apuntes para un diccionario. Que yo sepa, no llegó a realizarse -por causa de la pandemia- la ceremonia de entrega del premio, que durante los últimos años venía realizándose a finales de noviembre o principios de diciembre.

Ahora nos enteramos por la prensa (ver entrevista en Granada Hoyde que el libro ganador del premio, publicado por la editorial Renacimiento, fue presentado el pasado martes... en Granada (si bien, como suele en estos tiempos, de modo virtual, a través del canal Zoom del Ateneo de Granada). En cualquier caso, la aparición de Apuntes para un diccionario es una buena noticia para el Premio Juana Castro de Poesía, que consolida ya una pequeña colección de siete títulos. Nos gustará verlo por aquí algún día. 

Defender la alegría. 
Contra el desánimo, 
contra la falsedad y la costumbre, 
defender rabiosamente la alegría. 
Conciliar el sueño después, 
a pesar de los cuerpos que agonizan 
y no terminan nunca de pudrirse 
allí fuera, en el campo de batalla.

[Del libro Apuntes para un diccionario de Gracia Morales]


7 com

¿Está la "cruz de los caídos" de Dos Torres en espacio público?

Plaza de la Villa de Dos Torres. A la izquierda, jardincillo con la cruz de los caídos [Fotos: Google Maps].

El digital Cordópolis primero y el propio alcalde de Dos Torres después han dado noticia hoy de la respuesta que este último ha enviado al senador de Compromís que solicitaba la retirada de la placa de "los caídos" colocada junto a la iglesia de la Asunción de esta localidad. No voy a entrar en el fondo de la cuestión, pues la postura está ya bien clara. Este alcalde, igual que los anteriores, no quiere (o no le dejan) quitar la placa y se justifica como puede.  


Pero entre sus razonamientos, me ha llamado la atención uno. Dice Manuel Torres que "tanto la cruz como la placa pertenecen a la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción titularidad del Obispado de Córdoba, por encontrarse instaladas dentro del recinto de la misma, como puede comprobarse en la Dirección Gral del Catastro". Efectivamente, consultando la sede electrónica del Catastro he comprobado que el espacio urbano en el que está ubicado el pequeño monumento a los caídos (un jardincillo acotado con postes de granito de los que cuelga una cadena) figura allí como perteneciente a la parcela catastral en la que está construida la iglesia. Se trata de un despropósito, desde luego, pero oficialmente así consta. La cruz de los caídos de Dos Torres (aunque exenta de la fachada) se hallaría, según el alcalde y el Catastro, en terreno particular de la iglesia, por lo que correspondería al Obispado de Córdoba su retirada. 


Parcela catastral de la iglesia de la Asunción de Dos Torres. En color verde, las zonas no construidas, que son las calles que la rodean [Fuente: Sede Electrónica del Catastro].

Observando, sin embargo, más detenidamente los datos que proporciona el catastro, a los que nos remite el alcalde, constato que no solo ese pequeño cuadrado colindante a la iglesia en el que se halla la cruz de los caídos pertenece catastralmente a la parcela eclesial, sino que también forman parte de esa finca (de 915 metros cuadrados en total) las calles que rodean al propio edificio de la iglesia. Es decir, la calle trasera de la iglesia de la Asunción y, sobre todo, la lateral, no son dominio público, según el Catastro, sino de la Iglesia. Y muestro mi extrañeza principalmente por la calle lateral porque a ella se abren las puertas de acceso a varias viviendas, algunas de las cuales son establecimientos comerciales, y no se explica cómo la entrada a establecimientos públicos pueda hacerse a través de una propiedad privada.


Está claro que debería realizarse, a instancias del propio Ayuntamiento, una corrección catastral, pues resulta incongruente que suelo urbano de evidente dominio público figure como propiedad privada. En el espacio atribuido a la Iglesia hay incluso una pequeña placita, en la que el propio Ayuntamiento instaló el año pasado la escultura conmemorativa que resultó ganadora del Certamen Contemporánea Rural, "una iniciativa -según la web municipal- que pretende potenciar y mejorar el aspecto de los espacios públicos". Los "espacios públicos", como la placita que se abre en la trasera de la iglesia, hemos de suponer. Tan público como el espacio donde se encuentra la cruz de los caídos.


Esta calle, según el catastro, pertenece a la parcela de la iglesia.

Esta también.

E incluso esta.

La placita de la "escultura de las manos" también pertenece catastralmente a la Iglesia.

Datos catastrales de la iglesia de la Asunción de Dos Torres.
2 com

La Salchi tiene su película


Ahora que La Salchi de Pozoblanco vuelve a ocupar el primer plano de la actualidad cultural de la comarca, quizás no sea mal momento para recordar que este complejo industrial es el protagonista de la primera filmación cinematográfica sobre Los Pedroches conocida hasta el momento. Se trata del documental "El Valle de Los Pedroches", un reportaje publicitario realizado en 1926 por la empresa Industrias Pecuarias de Los Pedroches del que mucho se habló en Solienses in illo tempore


Esta producción, realizada por la empresa Industria Cinematográfica Andaluza en 1926, muestra a modo de publirreportaje las explotaciones ganaderas de Los Pedroches en sus distintas fases y aspectos, así como las instalaciones y principales servicios de procesado de jamones, embutidos y otros productos de la empresa Inpecuarias. También contiene imágenes de algunos pueblos de la comarca y de momentos de la vida cotidiana en varias localidades. La película pertenece a la serie "La Revista Documental" y, en su versión original, es una producción muda en blanco y negro con intertítulos en castellano, con una duración de 26’ 10”. Los créditos fueron realizados por la empresa Kosta (Madrid) y el soporte original es una película Pathé 35mm de Nitrato Positivo de 598 mtrs. (más 11 mtrs. de descartes).


La primera versión digitalizada de esta película fue presentada por Solienses en 2010, rescatada a partir de un vídeo promocional en formato VHS realizado años atrás por la empresa Industrias Pecuarias de Los Pedroches, con guión y dirección de Antonio Cano. A pesar de la discutible calidad de la imagen y de ciertos problemillas iniciales a causa de un malentendido en torno a los derechos de autor, la ocasión sirvió para que muchas personas conocieran por primera vez este precioso documento y se divulgara libremente a través de las tecnologías informáticas. 


En 2016 la Filmoteca de Andalucía procedió a la restauración de la película a partir del material original inflamable de 35mm., depositado por la empresa Inpecuarias (Industrias Pecuarias de los Pedroches S.A), como titular del mismo. De este modo se garantizó la preservación y correcta conservación de esta producción. La intervención permitió una considerable mejora en la calidad y resolución de imagen, así como la recuperación de dos breves secuencias inéditas en la copia anteriormente difundida, que formaban parte del material de descarte. En junio de ese año la empresa Industrias Pecuarias de Los Pedroches puso a disposición de todos la versión restaurada a través de su canal de You Tube.



Pastor de Los Pedroches en 1926. Imagen obtenida del documental.
2 com

El debate de La Salchi



PSOE Pozoblanco: "Comunicado" (Facebook, 7-4-2021)

2) Se trata del bien patrimonial más simbólico que posee el Ayuntamiento, y que siempre se ha presumido su uso para equipamiento cultural y social. Con esta decisión se cierra esa puerta.

5) La decisión unilateral del Equipo de Gobierno no ha tenido en cuenta la opinión de colectivos culturales, sociales y, muchos menos, los grupos de la oposición. [Leer comunicado completo]

 

 Juan Bautista Carpio: "La pérdida de La Salchi y la Historia sobrevalorada" (17 pueblos, 7-4-2021)

Pero no es eso lo que quiere el actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Pozoblanco, sino lo contrario: llenar de sal el campo de batalla que para ellos es la cultura, para conseguir así que nada crezca. Porque un pueblo más culto es un pueblo que piensa, que razona, que critica. Y eso no les gusta a algunos. Por eso es importante que, a falta de ideas, a falta de proyectos, se ceda un edificio municipal emblemático y con múltiples posibilidades de convertirse en equipamiento cultural y social para que otra Administración haga lo que quiera con él. Siempre que no tenga nada que ver con la cultura. [Leer artículo completo]

 

Solienses: "La Salchi, entre el todo y la nada" (Solienses, 7-4-2021)

Claro está que todos hubiéramos deseado la ubicación allí de aquel quimérico y ambicioso Centro de Patrimonio Histórico de Pozoblanco que se presentó hace ya diez años. Pero ha pasado una década y en todo este tiempo no se ha dado ni un solo paso en aquella dirección y ya sabemos lo que esta desidia supone para los edificios históricos: el abandono indolente acaba afectando a su propia estructura constructiva y más tarde o temprano comienza a extenderse sigilosamente por ellos el amenazante olor de la ruina. [Leer artículo completo]

 

Piedra y Cal: "Comunicado de la Junta Directiva sobre uso de La Salchi" (Blog Piedra y Cal, 9-4-2021)

Deseamos dejar muy claro que la responsabilidad de que la propuesta y el anteproyecto no se hayan llevado a cabo, tras una década, es exclusivamente de quienes han tenido o tienen la posibilidad de ponerlo en marcha. Y también de la falta de imaginación y de su no aprovechamiento durante tanto tiempo. Porque si hay algo que resulta indiscutible es que el mantenimiento de un edificio, para evitar su deterioro, sólo lo puede asegurar su uso, más aún tratándose de un inmueble de estas características. Por lo tanto, reiteramos que nuestra asociación tiene un deseo y una propuesta sobre la Salchi, manifestada sin dudas y de forma constante, pero también el convencimiento de la necesidad de un uso urgente para la misma. Ya se ha perdido demasiado tiempo. [Leer comunicado completo]

 

Equipo de gobierno del Ayuntamiento de Pozoblanco: "Comunicado" (Web institucional del Ayuntamiento, (13-4-2021)

El acuerdo con la Junta para instalar la Oficina Comarcal Agraria es por ello un paso histórico y definitivo para proteger el edificio, que debe de ser nuestro objetivo prioritario. La Salchi no se respeta teniéndola abandonada durante años, sino abriéndola, dándole vida y usos razonables. En el caso de la Oficina Comarcal Agraria, significa que tenga usos relacionados con sus orígenes y es de justicia que los ganaderos vuelvan a recibir el mejor servicio día a día y en unas condiciones dignas. Un homenaje más que merecido a todos los que trabajan incansablemente cada día para convertir nuestra tierra en un referente de infraestructuras, genética y relevo generacional. [Leer comunicado completo]

 

Manifiesto "En defensa de La Salchi" (15-4-2021)

Consideramos que la cesión por parte del Ayuntamiento a otra institución de espacios dentro de La Salchi para convertirlos en oficinas (que perfectamente pueden ocupar otros espacios urbanos más adecuados) rompe la unidad y ataca los valores patrimoniales del edificio, hipoteca la capacidad de actuación de futuras corporaciones municipales e impide para siempre la posibilidad de dedicar un edificio emblemático, reflejo de la actividad industrial y emprendedora de nuestras gentes en el pasado, para el desarrollo cultural futuro de nuestro pueblo. [Leer manifiesto completo]

1 com

Prosiguen las obras en la ermita del Cristo de las Injurias

Interior de la ermita del Cristo de las Injurias, hace unos días [Fotos: Ayuntamiento de Hinojosa del Duque]. 


Esta es una de esas fotografías que se convertirán en históricas con el paso del tiempo. Se trata del interior de la ermita del Cristo de las Injurias de Hinojosa del Duque, que actualmente está siendo sometida a unas obras de rehabilitación de las que ya hemos hablado aquí y aquí. El objetivo de la intervención es evitar la ruina total a la que estaba condenada el edifico dados los graves problemas de estructura y cimentación que padecía, hasta el punto de presentar alto riesgo de derrumbe. En enero comenzaron las obras y hace unos días han sido visitadas por las autoridades locales, al tiempo que se ha anunciado que el Ayuntamiento de la localidad colaborará en su financiación con una aportación de 10.000 euros.

Las obras de restauración de la ermita cuentan con un presupuesto de 412.845,64 euros y un plazo de ejecución que finaliza el próximo mes de agosto. La parroquia está haciendo frente a esta inversión mediante la indemnización del seguro de unas obras ejecutadas anteriormente que no solventaron los problemas estructurales del templo y a través de las donaciones recibidas, aunque, según el párroco de la localidad, "aún queda un importante montante económico por financiar”.


Autoridades locales y párroco de la localidad durante una visita a las obras realizada la semana pasada.