BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

0 com

Ecos del Premio Solienses (y un círculo)


Juana Castro con el arado romano del Premio Solienses 2019
[Foto: Agustín Merino].

Juana Castro no cesa de recibir distinciones durante las últimas semanas (ayer mismo, homenaje de la Asociación de Escritores de Andalucía; hace justo un mes, el Premio de Poesía Ciudad de Cabra) e incluso Carmen Lozano, en una entrevista que publica hoy el diario Córdoba, insinúa la posibilidad de "reconocimientos aún más importantes" próximamente. En esa misma entrevista, Juana recupera una declaración efectuada durante la entrega del Premio Solienses en Torrecampo a través de una imagen que nos estremeció: "Este último invierno he visto a la vejez andar por el pasillo de mi casa". Luego, en ese repaso a su poesía a través de la palabra con la periodista, la Castro llega inevitablemente a la tierra: "He pasado por todos los periodos y por todos los temas, y ahora estoy en la poesía esencial, que es a la vez la de lo agrario, el tiempo, mi campo, la intrahistoria de Los Pedroches, su mítica y su épica". A la que, una vez más, le declara su amor: "Amamos la tierra primera, la de los primeros recuerdos y los primeros aprendizajes. Los Pedroches es una tierra lejana y sola, como Córdoba en los versos de Lorca. Y allí, en lo agrario antiguo, se desarrollan las gestas y las virtudes humanas". Y el Premio Solienses como referencia ante el anuncio de algún final:
Pregunta. Cuando le entregaron el premio Solienses dijo que llegaba en un momento en el que no sabía si seguiría escribiendo poesía. No será una despedida.
Respuesta: Sí. Llevo un año sin sentir el deseo ni la necesidad de la poesía. La buscaré, porque es difícil vivir sin ella.
Quizás era este el círculo que se cierra al que aludía Julia López en su crónica de Hoy al día, pero también pudiera ser otro, porque el hecho de que Juana recogiera al fin en el duodécimo año su arado pendiente desde la primera edición supone como un cierre, alfa y omega, y doce eran las tribus de Israel, como los hijos de Jacob de las canciones infantiles, y doce los meses del año y las horas que completan el reloj tras recorrer el círculo.

Ya unos días antes Manuel Fernández en su columna semanal del diario Córdoba había acudido también a su experiencia en la entrega del Premio Solienses para explicar el cambio climático:
El domingo al mediodía, camino de la Virgen de Veredas, a siete kilómetros de Torrecampo, solamente saludé a un ciclista que terminaba la aventura de pedalear contra el cambio climático viniendo de la ermita, una soledad de pastos secos. Luego, en el santuario de la Virgen de Gracia, donde Juana Castro recibió el Premio Solienses, el ambiente era pura historia y belleza de la comarca. Pero al salir era como si abandonases el asilo en sagrado que la Iglesia ha prestado desde siempre a los perseguidos por la justicia --en este caso de frescor-- y te expusieses al ardiente tormento abrasador de algo parecido al infierno. Todavía no eran las dos de la tarde y fuera del amparo que los libros, la música y la cultura te proporcionaban en la ermita de la Virgen de Gracia, contemplabas desde la cima una especie de valle tórrido donde el calor estaba empezando a mostrar el cambio climático, contra el que protestan ya los niños de ahora. 
En la prensa impresa, también el semanario La Comarca informó de la entrega del Premio Solienses en la ermita de Gracia, y valoramos estos reflejos en papel de nuestra pequeña historia de la cultura, porque, cuando un día inevitablemente venidero todo lo digital desaparezca en cualquier armagedón de los muchos que nos amenazan y solo quede en pie la memoria grabada en piedra y en papel, permanecerá aún entonces gracias a ellos el recuerdo de que una vez en Los Pedroches existió el Premio Solienses, al que, como Cortázar a Glenda, queremos tanto.

1 com

Se constituyen los nuevos ayuntamientos de Los Pedroches (actualizando: 8 ayuntamientos)

Hoy se han constituido los nuevos ayuntamientos salidos de las elecciones municipales del pasado 26 de mayo. Ofrecemos a continuación las fotos de las nuevas corporaciones.


Añora. Alcalde: Bartolomé Madrid Olmo [Foto: El Quincenal].


Dos Torres. Alcalde: Manuel Torres Fernández (PP) [Foto: PP de Dos Torres].


El Guijo. Alcalde: Jesús Fernández Aperador (CDeI) [Foto: Ayuntamiento de El Guijo].


Hinojosa del Duque. Alcalde: Matías González López (PSOE) [Foto: Ayuntamiento].


Pedroche. Alcalde: Santiago Ruiz García (PSOE) [Foto: Rogelio].


Pozoblanco. Alcalde: Santiago Cabello Muñoz (PP) [Foto: Andana TV].


Torrecampo. Alcaldesa. Francisca Alamillo Haro (PSOE) [Foto: La crónica de Torrecampo]


Villanueva del Duque. Alcaldesa. María Isabel Medina Murillo (PP) [Foto: Lucía Suárez].

5 com

Una nana en la ermita

La entrega del Premio Solienses 2019 nos deparó momentos deliciosos que serán difíciles de olvidar. Entre ellos, la actuación al violonchelo de la joven pozoalbense Cristina Amor Rey. En el siguiente vídeo hay una pincelada de lo que nos hizo sentir.

0 com

Dos concursos de pintura rápida retratan Pozoblanco y Pedroche



Los tres ganadores del XIX Concurso de Pintura Rápida "Ciudad de Pozoblanco", con sus obras, el pasado sábado [Foto: COVAP].

Durante el pasado fin de semana se han celebrado en la comarca, con gran éxito de participación, dos Concursos de Pintura Rápida. Por un lado, el Círculo de Bellas Artes de Pozoblanco organizaba el sábado el XIX Concurso de Pintura Rápida “Ciudad de Pozoblanco”, que este año se sumaba a la conmemoración del 60º aniversario de COVAP. Acudieron a la cita casi medio centenar de artistas, resultando ganadora la propuesta del lucentino Jaime Jurado Cordón, que obtuvo los 5.000 euros del primer premio, patrocinado por la Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno. Le siguieron Cristóbal León (3.000 euros) y Manuel Castillero (2.000 euros).

Por su parte, el Ayuntamiento de Pedroche convocó el domingo el II Concurso de Pintura Rápida "Villa de Pedroche", que ganó el artista ciudadrealeño Javier Martín Aranda.


Javier Martín Aranda, ganador del II Concurso de Pintura Rápida "Villa de Pedroche", junto a su obra [Foto: Ayuntamiento de Pedroche].

18 com

El caso de Villaralto


Miguel Calero y Sebastián Pérez, esta mañana durante la rueda de prensa en la sede de IU de Pozoblanco [Foto: Captura de un vídeo de El Quincenal].

Tras las elecciones municipales del 26 de mayo, y como ya adelantamos en su día, el panorama de alcaldías en Los Pedroches quedó bastante claro, salvo en un pueblo: Villaralto. En 15 localidades se han obtenido mayorías absolutas (ocho el PSOE, cinco el PP, una IU y otra el CDeI), donde gobernará, obviamente, el partido que las haya logrado. En Hinojosa del Duque el partido más votado fue el PSOE, el cual, aunque sin obtener la mayoría absoluta, es previsible que mantenga la alcaldía con el apoyo de IU, tal como venía ocurriendo hasta ahora.

El caso de Villaralto, sin embargo, resulta más peliagudo. Allí IU, que gobernaba en la anterior legislatura, obtuvo 4 concejales, el PSOE 2 y la agrupación independiente Vecinos por Villaralto 3. En una rueda de prensa mantenida hoy en Pozoblanco por Miguel Calero, coordinador comarcal de IU, y Sebastián Pérez, secretario provincial de organización, este último aseguró que "en Villaralto aspiramos a gobernar y no entendemos que una alianza entre el PSOE y una fuerza independiente de derechas pueda desbancar a una fuerza política de izquierdas como IU, sería una auténtica barbaridad". Aludía así Sebastián a posibles negociaciones que se estén llevando a cabo entre los socialistas y el partido independiente (a cuyo cabeza de lista Miguel Calero no dudó en calificar como "de extrema derecha"). "Si el partido socialista le da la alcaldía a una persona de extrema derecha para desbancar a IU lo va a tener que explicar muy bien", aseguró Miguel Calero, confiando, sin embargo, en que las negociaciones entre partidos a nivel provincial impidan esa alianza. "Aunque conocemos esas negociaciones (entre PSOE e independientes), apostamos por que mantendremos la alcaldía de Villaralto", concluyó Miguel.

Se da la curiosa circunstancia de que la candidatura del PP de Villaralto (formada por nueve personas) solo obtuvo ocho votos. Esta paradoja se explicaría porque se trataba de un lista forzada por el partido a nivel provincial, en la que algunos de los miembros (entre ellos, los dos primeros) no eran naturales ni residentes ni están empadronados en la localidad, por lo que ni los propios candidatos pudieron votarse a sí mismos. En toda la etapa democrática la alcaldía de Villaralto ha estado ocupada siempre por IU o PSOE. La coherencia política parece indicar que lo lógico sería, en este caso, dejar gobernar al partido más votado (constituyendo la otra opción una alternativa contra natura), pero cosas más raras se han visto en otros pueblos. Y me acuerdo, por ejemplo, de Cardeña en 2011.
2 com

El Premio Solienses 2019 en la prensa

Como siempre, la entrega del Premio Solienses ha tenido cierta repercusión en los medios de comunicación comarcales y provinciales. El diario Córdoba lo lleva a sus páginas de Cultura con el titular "Juana Castro recibe con gratitud el Premio Solienses", tanto en la versión digital como en la impresa.


Pinchar en la imagen para ver la página completa de la edición impresa.

El diario digital Hoy al día titula "Juana Castro recibe su segundo premio Solienses en el marco de la ermita de la Virgen de Gracia de Torrecampo", señalando que "la de ayer, fue sin duda, una ocasión especial porque se reconocieron los tiempos de Juana Castro y se hizo en un acto que sirvió, de alguna manera, para cerrar un círculo. Todo ello en un marco incomparable como la ermita de la Virgen de Gracia de Torrecampo, una de las joyas del patrimonio de la comarca".

Por su parte, el portal 17 Pueblos publica diversos vídeos con las intervenciones completas de los participantes en el acto, incluida la actuación de Cristina Amor al violonchelo.

Canal 54, la televisión local de Pozoblanco, por su parte, también dedicó unos minutos en su informativo de ayer a la entrega del premio, recogiendo la anécdota del micrófono juguetón.



Cope Pozoblanco también ha publicado en su perfil de Facebook este vídeo sobre el desarrollo de la ceremonia de entrega:



Algunos de los asistentes también se hacen eco de su paso por Torrecampo publicando fotografías del acto en sus perfiles de Facebook, como el Ayuntamiento de El Viso, la poeta Yolanda López, o Eduardo Lunar, que publica más de 30 fotografías.


Vista de la ermita de la Virgen de Gracia de Torrecampo poco antes de comenzar el acto [Foto: Eduardo Lunar].
5 com

La ilusión de construir poéticamente la intrahistoria de Los Pedroches



Teodora López y María Jesús Sánchez (miembros del jurado), Juana Castro (con el arado), Francisco del Castillo (alcalde de Torrecampo) y Antonio Merino (editor de Solienses), ayer durante la entrega del Premio Solienses. [Fotos: Agustín Merino].

Cada año uno se plantea si será el último que organiza esta aventura del Premio Solienses. Son muchos días de dedicación, robados con frecuencia a otras ocupaciones que en ese momento se desearían más. Hay una entrega que a veces se antoja excesiva: hay que pedir favores, venciendo muchos reparos personales; hay que comprometer a los demás ("poner en un compromiso", se decía, en bella expresión), exigiéndoles que ofrezcan también su tiempo (y, a veces, su dinero); hay que imaginar novedades que siempre parecen imposibles; todo para componer esta ceremonia de la cultura comarcal que no sería la misma si no fuera alcanzada de este modo. Pero todas estas dudas se disipan cuando, como ayer, llega la mañana del día de la entrega y uno se asombra de que tan incierto mecanismo se haya ajustado de tal modo que se obre el milagro de la plena conjunción y todo sea como se había imaginado que fuera. Allí está la ermita, hermosísima y con todos los detalles requeridos al Ayuntamiento; allí están ya Isabel y Pedro con sus libros colocados; allí está Juan Bautista con sus amonites y sus cartas de Juan Ramón; por allí llega Cristina con su violonchelo a la espalda; y tras ella Patricio, cargando con el arado de Ofiarpe, que pesa lo suyo; María Jesús, que ha venido expresamente desde Málaga para representar al jurado; y los escritores de Los Pedroches, los que han podido hacer un hueco en estas fechas siempre complicadas; los medios de comunicación, con sus cámaras y micrófonos; y los amigos, los de mi pueblo y los de otros pueblos, hasta formar una imagen visual real de lo que entendemos por comarca. Entonces cualquier oscuridad se disipa y uno entiende que así debe ser y que este encuentro es necesario y constituye un bellísimo ejercicio de construcción comarcal desde la cultura.

A la hora convenida, ya los bancos repletos de público en amena conversación, Juana, María Jesús y yo mismo ocupamos nuestro sitio en la mesa que ha sido colocada al pie del altar mayor de la ermita de la Virgen de Gracia, con las misteriosas pinturas murales que lo decoran a nuestra espalda. Enseguida cedo la palabra a Francisco Carlos del Castillo, alcalde de Torrecampo, quien da la bienvenida a los asistentes y la enhorabuena a Juana por su premio. Luego, muestra su satisfacción por que la entrega se realice en este lugar, en esta "joya de las muchas que tenemos en la comarca" y anima a los asistentes a que, tras el acto, paseen por Torrecampo y lo conozcan y hablen de él.

"En los versos de Antes que el tiempo fuera Los Pedroches alcanzan la inmortalidad literaria"

Seguidamente, intervine yo mismo, recordando en primer lugar los doce años de vida del Premio Solienses. "Son doce años -dije- de emociones comunes, porque el Premio Solienses constituye ya un gran monumento de generosidad compartida, de tantas personas que participan y lo empujan sin pedir nada a cambio. Nos sorprendemos de que una iniciativa así sea aún posible en estos tiempos cibernéticos de aislamiento frente a la pantalla de un ordenador o de un teléfono móvil". Reconocí el "mimo y cariño" manifestado por Juana Castro hacia el Premio desde su creación y le confesé que en buena parte estos doce años de historia se deben a su apoyo.

Sobre Antes que el tiempo fuera declaré que "constituye, sobre todo, una búsqueda, una búsqueda en algún lugar de la memoria. Una búsqueda del mar, del fuego, de la música tribal de los ancestros, de la propia historia" y concluí: "En los versos de Antes que el tiempo fuera Los Pedroches alcanzan la inmortalidad literaria como el Valle del Bierzo en los de Juan Carlos Mestre o la isla de La Palma en los de Elsa López. Y no hablo de Los Pedroches físicos, de sus encinas y dehesas, de sus caminos que van y vienen, del granito y la pizarra, sino más bien del espíritu de Los Pedroches, de lo que hemos vivido y sentido y nos ha hecho ser  como somos y había que transmitir a futuras generaciones con el lenguaje eterno de la lírica para que no se borre de la memoria".

Tras agradecer su colaboración a todos los que han participado en esta edición, insistí en el tema de la memoria:  "La memoria nos dota de personalidad como individuos y nos diferencia del árbol y de la piedra dura, porque nada somos sin recuerdos, pero también las sociedades necesitan mantener viva su memoria, sus gestas, sus héroes. Amamos Los Pedroches porque hoy son el resultado de una historia que los avala y que nos hace sentirnos orgullosos de ellos, a pesar de sus miserias. Hoy distinguimos a Juana por su palabra, porque es un deber de la sociedad manifestar públicamente su reconocimiento a cuantos ciudadanos dan, en un momento u otro, testimonio de mérito, de nobleza o de valentía. A ellos les debemos nuestro presente. El reconocimiento de honores a quienes lo merecieron constituye un gesto de solidaridad comunitaria que contribuye a forjar nuestra memoria sobre cimientos sólidos y no sobre la incertidumbre del miedo y la amenaza".



Participantes en el acto, con las pinturas del altar mayor detrás.

A continuación, María Jesús Sánchez Raya intervino en nombre del jurado que ha otorgado el premio. En primer lugar, aludió a los otros dos libros candidatos para resaltar la "diversidad de intereses" literarios de los escritores de la comarca. Hizo un breve recorrido por la obra de Juana Castro y aludió a los muchos galardones recibidos. En cuanto a Antes que el tiempo fuera, el poemario premiado, señaló que "está muy marcado por su vivencia del mundo rural" y otros temas habituales como la mujer y el tiempo "alcanzan una fuerza mucho mayor dentro de este marco significativo". Como consecuencia de ello, aludió a la oposición campo/ciudad y concluyó que "la ruptura de la naturaleza que se produce en la ciudad nos deja a todos huérfanos de nuestra propia identidad". Destacó como uno de los temas principales del libro el de la mujer y la madre, "una madre que se vive con complicidad y una madre que se vive también como enemiga, es un duelo casi con una misma que se vive generación tras generación". Advirtió asimismo la presencia en los poemas del peso de la historia, la guerra y el tiempo, "desde la atemporalidad del fósil hasta el tiempo personal del ciclo vital que se acaba".


El público aplaude tras una de las intervenciones.

"Este invierno he visto a la vejez pasearse por mi casa"

En este momento le hice entrega a la poeta de su premio, el arado romano que lo simboliza. Juana Castro, en su intervención, se mostró contenta por estar en Torrecampo y rememoró cómo cuando tenía 14 años visitó este pueblo con el colegio y fruto de esa experiencia escribió un relato que ganó un concurso en la radio ("relato que no conservo"). Se mostró agradecida y contenta por el premio, puesto que "a pesar de que a una le den otros reconocimientos en distintos sitios, la tierra es la tierra, tira mucho y lo valoramos mucho, así que me hace muchísima ilusión".

Aludiendo a que es la segunda vez que recibe el Premio Solienses (la primera fue en 2006 con Los cuerpos oscuros), Juana hizo una confesión de alcance: "Me hace más ilusión este premio que el de 2006, porque entonces no pensaba yo en la finitud, mientras que este invierno he visto a la vejez pasearse por mi casa y no sé si podré escribir más poesía. A estas alturas no sabe una si es la poesía la que me abandona o soy yo quien abandona la poesía".

Sobre Antes que el tiempo fuera, Juana reveló que "significa retroceder en el tiempo, ir hasta antes de la humanidad, cuando el universo, cuando el agua, cuando la creación, ir hacia un tiempo que todavía no lo era (...) y desde ahí avanzar por la prehistoria, por las estrellas, por la madre, por el mar, por Los Pedroches". Y añadió: "La historia de Los Pedroches entre la historia familiar más o menos personal. La ilusión y el proyecto de construir poéticamente la intrahistoria de nuestra comarca, una suerte de epopeya o épica lírica, en comunión a veces con mi compañero y marido Pedro Tébar" (autor de Canción de la madre del agua, Premio Solienses 2009, un conjunto de relatos inspirados en leyendas y hechos históricos de Los Pedroches).

En cuanto al lenguaje de Antes que el tiempo fuera, Juana reconoció que "se ha despojado hasta el extremo. Han sido ocho años de sedimentación y poda, aunque haciendo uso de algunos términos intencionadamente arcaicos". Seguidamente, la autora leyó varios de los poemas de su libro.


Juana Castro firmando libros a los lectores.

Las cartas de Juan Ramón Jiménez y el violonchelo de Cristina Amor

El Museo PRASA Torrecampo colaboró en este acto mediante una pequeña exposición. En una vitrina se recogieron algunas muestras reales de fósiles amonites, el cefalópodo Amaltheus que constituye un leitmotiv del poemario premiado en esta edición del Solienses. En otras, la colección de cartas autógrafas originales de Juan Ramón Jiménez de la que ya hemos hablado.

Como conclusión del acto, vivimos un momento realmente inolvidable. Allí, al pie del altar mayor, en el arranque de los arcos ojivales que señalan las naves de la ermita, Cristina Amor Rey interpretó varias piezas al violonchelo que pusieron el colofón ideal a una mañana de tanta poesía.


La violonchelista Cristina Amor.


Una de las cartas de Juan Ramón Jiménez que se expusieron ayer.

Los asistentes

La entrega del Premio Solienses, tras doce años de convocatoria, constituye ya un punto de encuentro de amor y entrega por la cultura de Los Pedroches. Entre los escritores de la comarca estuvieron, además de Juana y María Jesús, Pedro Tébar, Francisco Antonio Carrasco, Félix Ángel Moreno Ruiz, María Pizarro y Juan Bosco Castilla, ganadores todos ellos del Premio Solienses en anteriores ediciones. También acompañaron Pilar Muñoz Álamo (candidata este año), Yolanda López, Pérez Zarco y Juan Ferrero. Entre los políticos estuvieron, además del alcalde de Torrecampo, el alcalde de El Viso y presidente de la Mancomunidad, Juan Díaz, y la alcaldesa de Villanueva de Córdoba, Dolores Sánchez, ambos asiduos a esta cita anual. También saludamos a Francisca Alamillo, próxima alcaldesa electa de Torrecampo, y a varios concejales de otros pueblos. Muchos amigos habituales que forman parte del mundo cultural de la comarca, como Juan Bautista Carpio, director del Museo Prasa; Francisco Godoy, director del Museo del Pastor de Villaralto; el periodista y cronista oficial de Villaralto Manuel Fernández; José María Fernández y otros miembros de Aliara; Juan Emilio García, presidente de la Casa del Valle de Los Pedroches en Córdoba; los periodistas de Pozoblanco Antonio Manuel Caballero, Julia López y Maria Luna Castro; el fotógrafo Rafa Sánchez; el pintor viseño Nemesio Rubio; el presidente de la asociación Piedra y Cal Antonio Morillo; el cronista oficial de Belalcázar Feliciano Casillas; el secretario de Ofiarpe Patricio Moreno; la presidenta del CIT Daría Romero y muchos otros que sería prolijo citar. Para qué ocultar que la mayoría de los nombrados han colaborado ya de algún modo u otro en alguna ocasión con Solienses (y los que aún no, lo harán pronto).


Juan Díaz, Dolores Sánchez, Juana Castro, Francisco del Castillo y Antonio Merino.

Y por supuesto, el calor de todos los lectores y amigos de Juana Castro y de Solienses, que dieron color y sentido a todo este esfuerzo. Todos ellos, una vez terminada la firma de libros, compartimos copa y aperitivo bajo los árboles que rodean la ermita, en amena sombra y agradable tertulia generadora de otros encuentros, de otras citas y de otros compromisos que están por venir.


Tras el acto, tomamos un aperitivo en el exterior de la ermita.


Juana y Antonio junto a Patricio Moreno, secretario de Ofiarpe.


Vista de la ermita al finalizar el acto.



MAÑANA: 
EL PREMIO SOLIENSES 2019 EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
0 com

Juana Castro recibe en Torrecampo su segundo Premio Solienses


De izquierda a derecha: María Jesús Sánchez, miembro del jurado; Juana Castro con el arado de Ofiarpe; Francisco del Castillo, alcalde de Torrecampo; y Antonio Merino, editor de Solienses [Fotos: Agustín Merino].

Esta mañana, rodeada de lectores, amigos y amantes de la cultura de Los Pedroches en general, Juana Castro ha recibido en la ermita de la Virgen de Gracia de Torrecampo su segundo Premio Solienses. En una jornada calurosa, hemos vivido uno de los actos de entrega del premio más conmovedores y emocionantes, por el lugar, por la poesía y por la música. Mañana habrá ocasión de contarlo todo con detalle, pero vaya hoy por delante de nuevo la satisfacción de haber organizado un año más esta ceremonia cultural de vocación comarcal que rinde tributo a los escritores y a la literatura de nuestra tierra, esa literatura que nos explica a nuestro pesar, que desentraña nuestros misterios y los hace eternos. Gracias a todos por la colaboración, gracias a todos por la participación.


Momento de la entrega del arado romano de Ofiarpe que simboliza el premio.


Algunos de los escritores de Los Pedroches que asistieron al acto.


Vista del público asistente en la ermita de la Virgen de Gracia.


La violonchelista Cristina Amor Rey durante su actuación al final del acto.
1 com

La Casa de Los Pedroches en Córdoba abre la feria

9
Blas García y Rafael Moreno recibieron este año las tradicionales "fachadas de la Diputación" [Fotos: Agustín Merino].

Como cada año, la Casa del Valle de Los Pedroches en Córdoba celebró ayer a mediodía su acto de recepción con motivo de la Feria de las Mercedes Nuestra Señora de la Salud. En su caseta del real, actuó en esta ocasión como pregonera la poeta Juana Castro, que fue presentada por el también escritor Francisco A. Carrasco. En nombre de la Diputación intervino Auxiliadora Pozuelo, delegada de Medio Ambiente. Les fueron entregadas distinciones a Blas García, presidente de PRODE, y a Rafael Moreno, médico especialista en conductas adictivas.


Juan Emilio García, presidente de la Casa, durante su intervención. Junto a él, Francisco Antonio Carrasco, Blas García y Rafael Moreno.


Juana Castro recibió la "encina de plata" como pregonera.
2 com

Todo sobre la entrega del Premio Solienses 2019


Imagen nocturna de la ermita de la Virgen de Gracia [Foto: Moisés Vargas].

En nuestra ronda peregrina por los pueblos de Los Pedroches, este domingo llegaremos a Torrecampo. Como repetidamente venimos anunciando, el próximo domingo 2 de junio a las 12:00 del mediodía se procederá a la entrega del Premio Solienses, que en esta edición recogerá la poeta jarota Juana Castro por su libro Antes que el tiempo fuera (Hiperión). Como cada año, el acto se celebrará en un lugar destacado del patrimonio histórico-artístico de Los Pedroches, en esta ocasión la ermita de la Virgen de Gracia, cumpliendo así nuestro deseo de contribuir también a la divulgación del patrimonio monumental de la comarca.

Juana Castro, portadora de una envidiable trayectoria poética, muchas veces reconocida, recogerá el Premio Solienses por un poemario del que según otra Castro, Ana, ganadora de la edición anterior, emana "un universo de sabiduría femenina". Francisco Onieva, que también obtuvo en 2014 el Premio Solienses, ha escrito de Antes que el tiempo fuera: "El hallazgo de esta huella de vida en la piedra [un fósil llamado Amaltheus] es el cable sobre el que Juana Castro vuelve a suspenderse, sin red protectora, para asomarse al abismo y sondear las preguntas que dan sentido a una existencia particular y a los vínculos que un yo, irrenunciablemente femenino, establece con la sociedad en que vive".

El acto de entrega del Premio Solienses, como cada año, consistirá en una serie sucesiva de breves intervenciones. En primer lugar, en nombre del pueblo anfitrión, el alcalde de Torrecampo, Francisco Carlos del Castillo, saludará a los asistentes. Luego, yo mismo, en nombre de la organización, recordaré el sentido del premio, cómo es posible que una iniciativa así se mantenga tras doce ediciones y profesaré una vez más mi devoción a Los Pedroches. A continuación, en nombre del jurado que ha decidido este año la obra ganadora, intervendrá María Jesús Sánchez, profesora de Geografía e Historia, escritora y traductora. Después, Juana Castro recogerá el premio y nos hablará de su obra y su inspiración, a la vez que leerá (o, más bien, recitará de memoria, como suele) algunas de sus composiciones. Para concluir, intervendrá la violonchelista Cristina Amor Rey, natural de Pozoblanco y componente de la Orquesta Joven de Córdoba, que pondrá un broche de oro al acto haciendo sonar su música entre los arcos centenarios de la ermita de Gracia, al amparo de la divinidad, el sol, la luna y el salmo de David.

Finalmente, bajo la dulce sombra de las acacias que rodean la ermita, tomaremos una copa por cortesía del Ayuntamiento de Torrecampo, mientras charlamos amenamente sobre lo que hemos sido y lo que nos queda por vivir. En un pequeño stand montado por la librería 17 Pueblos podrá adquirirse el libro ganador de este año y también los de ediciones anteriores, así como los candidatos al premio.

Tanto antes como después del acto de entrega del premio, en la propia ermita, podrá verse una pequeña exposición de las cartas autógrafas originales de Juan Ramón Jiménez que posee el Museo PRASA Torrecampo. Se trata de documentos de gran valor histórico y sentimental, que nos evocarán la figura del poeta universal de Moguer, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1956.



Como cada año, la autora premiada recibirá una réplica del arado romano que confecciona expresamente para la ocasión la asociación de artesanos de Los Pedroches Ofiarpe. Se da la circunstancia de que Juana Castro, aunque fue la ganadora del premio en su primera edición, no posee aún el arado, puesto que esta pieza de artesanía no comenzó a entregarse como símbolo del premio hasta la segunda edición (que ganó el villaduqueño Alejandro López Andrada).

CÓMO LLEGAR A LA ERMITA DE LA VIRGEN DE GRACIA

La ermita de la Virgen de Gracia de Torrecampo se encuentra en las afueras de la localidad, en la confluencia de la calle Gracia con la ronda de circunvalación (en realidad se trata de la A-3200, una maravilla vertebradora de la interioridad comarcal que une El Guijo con Azuel pasando por Torrecampo y Conquista), junto al Colegio Público Nuestra Señora de Veredas y la caseta ferial.

Para los que vengan por la A-435 (desde Pozoblanco y Pedroche), al detenerse en el primer STOP que encontrarán nada más llegar al pueblo, tienen que girar a la derecha y a unos 250 metros se encuentra la ermita.

Si se viene desde Villanueva de Córdoba por la CO-6102, la propia carretera desemboca frente a la ermita justo al llegar a Torrecampo.

A pocos metros de la ermita hay un buen aparcamiento.