BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

0 com

Santiago y la Mancomunidad

Los representantes del PP en la Mancomunidad de Municipios de Los Pedroches no asisten a sus sesiones plenarias desde hace ya varias convocatorias, con el objetivo de denunciar la "politización" que, a su juicio, sufre la entidad supracomunal. El pasado martes, sin embargo, el alcalde popular de Pozoblanco, Santiago Cabello, acudió a la junta de la Mancomunidad para jurar su cargo como componente de la misma (tras su acceso a la alcaldía en junio pasado), en una sesión en la que se aprobaron los presupuestos generales de la entidad para 2018. Con este gesto, la figura política de Santiago se engrandece, al tiempo que se desdibuja la de otros líderes comarcales de su propio partido. Santiago Cabello en este tema parece ir por libre y no solo ha cerrado la crisis abierta por su predecesor, sino que insinúa de este modo estar cuestionando también la estrategia de su formación en el ámbito comarcal. Estrategia equivocada, a todas luces, y muy cercana a comportamientos que su propio partido censura en otras latitudes. Los problemas han de resolverse en el ámbito de discusión que corresponde y huir de esta obligación significa una dejación de responsabilidades y una falta de respeto institucional que no nos gustaría ver en nuestros representantes elegidos.


Jura de Santiago Cabello en la junta de la Mancomunidad.
6 com

Arte sacro en Villanueva de Córdoba


Pintura anónima de San Miguel Arcángel (siglo XVIII) que preside el retablo de la capilla del cementerio municipal, restaurado recientemente por el pintor cordobés Miguel Ángel Valenzuela.

Hasta el próximo domingo puede visitarse en el Centro Diocesano de Cristo Rey de Villanueva de Córdoba (c/ Pedroche, 34, de 5 a 8 de la tarde) la exposición "Arte sacro". Se trata de una muestra que recoge objetos religiosos, tanto litúrgicos como ornamentales, procedentes de las hermandades de gloria y de las cofradías pasionistas de la localidad, que pretende contribuir a la revalorización de este patrimonio histórico y artístico generalmente poco conocido. La idea es acertada y va en la línea de otras iniciativas semejantes realizadas últimamente en Pozoblanco o en Belalcázar, que se inspiran quizás -desde su modestia- en las grandes muestras de arte religioso que desde hace décadas vienen organizándose en las diócesis de Castilla y León y que han conseguido el reconocimiento general. La muestra de Villanueva de Córdoba, sin embargo, ofrece mejores intenciones que resultados expositivos, al carecer de un discurso claro y de una exhibición formalmente ordenada, aunque se agradece, no obstante, la iniciativa entusiasta de divulgación cultural.

Recorriendo la exposición, llama la atención la ausencia de piezas antiguas. El patrimonio religioso de Villanueva de Córdoba, como el de tantas otras localidades, fue severamente atacado durante los años de la Guerra Civil, desapareciendo en su mayor parte, por lo que la inmensa mayoría de los materiales que se muestran ahora son posteriores a esta contienda. En cuanto a las cofradías de Semana Santa, resulta significativo también comprobar que gran parte del patrimonio que se exhibe es aún más reciente, en muchos casos incluso perteneciente ya al siglo XXI, lo que informa de la modestia que los ritos pasionistas han tenido históricamente en Villanueva de Córdoba (como en todos Los Pedroches) y que tan solo en las últimas décadas se ha despertado un fervor pasionista que no siempre logra ocultar su aroma impostado.


Custodia de la parroquia de San Miguel Arcángel.


Cofradía-Hermandad de la Virgen de Luna: juego de coronas, sol, luna, cetro, bola y zapatos del Niño.


Potencias de la imagen del Señor Resucitado, labradas en plata, fechadas en 1945.


En el centro, saya, cotilla, enmarque y toca de la Virgen de la Paz, realizados con tejidos traídos desde Tierra Santa y donados a la hermandad por una cofrade.
1 com

África Villén: "El paisaje de Los Pedroches me ha reportado muchísima inspiración"


África Villén, en una fotografía del proyecto #365forachange. 
[Todas las fotos (c) África Villén. Publicadas con autorización. Pinchar en las imágenes para verlas a mayor tamaño]

Durante todo el año 2017 la fotógrafa de Pozoblanco África Villén viene participando en un proyecto artístico colaborativo denominado #365forachange, que básicamente consiste en publicar diariamente en su perfil de Instagram una fotografía de sí misma. Durante todo este tiempo, África ha ensayado diversos caminos en cuanto a técnicas, enfoques, texturas, composición, encuadre o edición, creando imágenes realmente espectaculares. Cuando se acerca el final de esta iniciativa, hemos contactado con la artista para que nos hable de esta singular experiencia.

Pregunta. ¿En qué consiste exactamente #365forachange?

Respuesta. Este proyecto, principalmente consiste en hacer una fotografía al día durante un año, este año 2017. A la hora de planearlo, a finales del año pasado, se estableció un requisito, tenía que ser autorretrato. Se llama #365daysforachange porque es un proyecto que pretende cambiar algo, principalmente en el fotógrafo. Es verdad que durante el año 2016 estuve muy inmersa en mi trabajo y apenas pude dedicar tiempo a mi fotografía más creativa, y por esto acepté el reto, porque de esta manera me obligaba a dedicar tiempo a este tipo de fotografía que tanto me llena.

P. ¿De quién partió la iniciativa y cuántas personas participan?

R. La iniciativa tuvo lugar en Málaga, por parte de Victoria Villa, también fotógrafa. Ella contactó con varios fotógrafos de diferentes localidades españolas para involucrarnos en el proyecto, ellos eran: Miriam Ramirez (Antequera), Sonia Neisha (Jaen), Tam Castrillejo (Baleares), Almudena CJ (Málaga), Angela RM (Antequera), Paula R. Feito (Barcelona), Miguel Aldana y una servidora. Personalmente acepté este reto porque siempre había desechado la idea de hacer un proyecto 365, ya que soy una persona poco constante y que debido a mi trabajo siempre lo había visto como algo imposible.

P. ¿Qué dificultades principales has encontrado para publicar una foto cada día?

R. Para mí fue totalmente un reto a lograr, de hecho, pensé que no duraría mas de dos meses. Sí es verdad que muchos de mis compañeros se han quedado en el camino, por diferentes motivos. Compaginar este proyecto con el trabajo es muy complicado, ya que a veces no tienes el suficiente tiempo, pero lo más importante, no todos los días estás inspirada para hacer una fotografía, y este patrón muchas veces dura semanas o meses. Aunque es muy reconfortante levantarte un día muy inspirada y hacer fotografías para adelantar lo que se te ha quedado atrasado.


El olivo. Realizada en el camino de Pozoblanco a Dos Torres.

P. ¿Qué importancia o qué presencia ha tenido el paisaje de Los Pedroches en esta colección de fotos? ¿En qué lugares de la comarca te has fotografiado?

R. La comarca de Los Pedroches ha tenido mucha presencia en el proyecto. Pienso que tenemos un entorno envidiable, paisajes preciosos, y elementos sorprendentes. Desde siempre, pasear por calles con edificios antiguos, de esos de fachada blanca con granito sobresaliendo en las esquinas, me ha reportado muchísima inspiración. Soy una defensora de disfrutar de esas pequeñas cosas que nos ofrece la naturaleza, por eso siempre que salgo al campo a fotografiar, primero me detengo, miro, huelo, siento… y las fotos vienen solas. Además, este proyecto se está llevando a cabo en las redes sociales, qué mejor manera de dar publicidad a tu tierra que mostrando sus encantos.

Las minas de El Soldado de Villanueva del Duque han sido parte del escenario en varias fotografías, aunque he intentado por todos los medios no caer en los tópicos del lugar, es decir, sacarle un partido diferente, ya que mucha gente va allí a fotografiar y a hacer sesiones. Otros de los sitios que me han encantado fotografiar han sido el camino de Dos torres, El Guijo (más bien en el campo, no en el pueblo), por las propias calles de Pozoblanco… pero es verdad que he aprovechado aquel lugar donde he viajado, como Cañete de las Torres, Montoro, Málaga, Madrid, etc.


En las minas de El Soldado.

P. He visto que vas por la foto 261 (pero hoy es ya el día 338). ¿Crees que lograrás publicar las 365 fotos para fin de año?

R. Como he comentado antes, no soy muy constante, pero con este proyecto, la terquedad se ha hecho parte de mí enormemente. He tenido retrasos considerables, ya sea por trabajo o por falta de inspiración, pero si logro llegar al 31 de diciembre con la foto 365 habrá sido un logro para mí, aunque no lo haya llevado al día.  Hay gente que dice que es mejor abandonar y empezar de nuevo otro año, pero no comparto esa opinión, de esta manera el sentimiento de fracaso se apoderaría de mi, mientras que de la otra manera, aún sabiendo que no he subido una foto a diario, tengo una pequeña luz por haber terminado un proyecto tan complicado y que nunca habría confiado en poderlo concluir.

P. ¿Qué repercusión crees que ha tenido el proyecto? ¿Qué opiniones has recibido?

R. Sin duda, el proyecto ha hecho que en redes sociales gane más seguidores (nada alarmante, desde luego), pero sin duda ha hecho que mi trabajo sea mucho más visto, ya sea por la curiosidad del seguidor o por el feed creado. Algunas de mis fotografías han sido un tanto reivindicativas y me ha encantado que haya tenido éxito, por la causa, más que nada.  Opiniones he recibido de todos los tipos, de muchas personas, desde mis más fieles seguidores que alaban mi trabajo (cosa que me sube la moral muchísimo) hasta comentarios desagradables, no solo por la fotografía sino también por mi físico (allá ellos con sus problemas internos). Obviamente, las críticas constructivas se aceptan siempre, y de las destructivas, mejor no hacerles caso, (Haters gonna hate).


Fotomontaje.

P. Publicar 365 fotos de una misma, ¿no puede ser considerado como un exceso de narcisismo?

R. Seguro que hay muchísima gente que opina eso, de hecho a veces me siento cansada de tener que hacerme fotos a mí misma, pero para nada es una intención narcisista. El proyecto fue creado como autorretrato porque de esta manera abriríamos mas nuestra creatividad. El artista, en ocasiones, se guarda mucho dentro de sí, y de esta forma puedes sacarlo todo, expresarlo a través de la fotografía sin que haya nadie detrás de la cámara que juzgue tu forma de ser, tu forma de pensar o tu forma de hacer las cosas.

Además es bastante beneficioso a la hora de encontrar nuevas poses, nuevas temáticas, nuevos lugares, ya que contigo “haces la prueba” y más tarde, con tus clientes, puedes llevarlos a la práctica. Si duda, muchos de mis clientes han visto mi trabajo y me han pedido “una foto de las mías”.

Si hay algo para lo que me ha servido este proyecto es para conocerme a mí misma, saber cuales son mis virtudes y mis defectos, no sólo físicamente, sino psicológicamente y eso me ha enseñado a quererme a mí misma tal y como soy, sin tener en cuenta la opinión de gente que sólo conoce de ti lo que ve a través de las redes sociales.

P. El proyecto ¿finalizará el día 31 de diciembre o tendrá alguna continuidad de algún modo?

R. Tengo muchísimas ganas de acabar el proyecto, me tomaré un descanso de autorretratos, aunque los haré cuando me lo pida el cuerpo y mente (que seguro que me lo pedirá), pero sí que es verdad que me gustaría darle más visibilidad a las fotografías realizadas, incluso con mis compañeras.
Al principio se barajó la idea de crear un libro recogiendo las mejores de nuestras fotografías, cosa que no descarto hacer, pero creo que lo que más me gustaría sería acercar estas imágenes a quienes no han dispuesto de redes sociales para seguirlas, es decir, algún tipo de exposición con las mejores fotografías.

Mis redes sociales, sobre todo Instagram, se han visto muy beneficiadas por el proyecto, por lo que me gustaría seguir dándole la misma actividad a partir del año que viene; ya tengo algo en mente, pero prefiero reservarlo como sorpresa.


Destructive.
2 com

Emiliano crece

Emiliano se deja querer y se apunta a caballo ganador, que no es cosa de hacer estaciones en balde. Así, con el salto intermedio del instrumental Pe+, habrá pasado en cinco años del nacionalismo del Partido Andalucista al antinacionalismo de Ciudadanos, en una pirueta ideológica, si es que hay de eso, que el interesado habrá de explicar de algún modo.

La entrevista de esta semana en La comarca es como un tonteo de adolescentes enamorados, anda cuelga tú, no tú. "¿Le gusta el color naranja?", pregunta el periodista. "Me gusta mucho el color naranja", contesta el entrevistado, imaginamos que sonriendo de medio lado, como dando a entender. Y así. Le da vueltas, pero, vamos, que lo que se ve claro es que Emiliano quiere ser parlamentario por Ciudadanos, en el Andaluz o en el Nacional, donde sea, que no vamos ahora a ponernos tiquismiquis. A eso lo llama "crecer". Pero, eso sí, siempre con las espaldas cubiertas: "¿Será Emiliano Pozuelo el cabeza de lista de Pe+ en las próximas elecciones municipales?" "A día de hoy, te diría que no. No sabemos lo que pasará. No cierro ninguna puerta".
1 com

Ideas emprendedoras en Torrecampo



La Asociación Benéfico Sociocultural y Deportiva PRASA Torrecampo, en colaboración con el Ayuntamiento de Torrecampo, celebrará el próximo sábado 9 de diciembre a las 18 horas, en la Casa de la Cultura de la localidad (Calle Postigos, s/n), una jornada dedicada al emprendimiento en la que se conocerán los proyectos presentados al segundo premio ‘Mejor Idea emprendedora de Torrecampo’. El objetivo de este premio es fomentar, impulsar y reconocer el espíritu emprendedor y la creación de empresas capaces de contribuir a la generación de riqueza y empleo de calidad en el municipio.

Un gabinete de psicopedagogía, un taller de costura y un cultivo de espárragos son los proyectos que se presentan en esta edición. Sus promotores han tenido en cuenta las características de la población de Torrecampo y del entorno de la comarca de Los Pedroches. Cada uno de los tres proyectos finalistas tendrá 15 minutos para su defensa ante un jurado formado por personal técnico y empresarial de la zona, con conocimientos en evaluación de ideas de negocio y proyectos empresariales.

Se establece un premio de 1.000 euros a la idea ganadora, a los que se añaden otros 1.500 euros si dicha idea se implanta en Torrecampo en un plazo no superior a 12 meses desde la fecha del fallo.

Después de la presentación de los proyectos y antes de conocer la decisión del jurado, a las 19 horas, tres empresarios torrecampeños compartirán sus experiencias emprendiendo. Se trata de Ángel Cañizares (Comercial Cañizares Domenech), Irene Herrero (Estética y peluquería Irene) y Brígido Sepúlveda (Proinsermant).

Certamen de Narrativa Corta

La misma Asociación, junto al Ayuntamiento de Torrecampo, la Diputación Provincial de Córdoba y la Hermandad de Ntra. Sra. de las Veredas han convocado el XVIII certamen de Narrativa Corta "Villa de Torrecampo", dotado con 3.000 euros. La fecha de presentación de originales finaliza el 20 de febrero [ver aquí las base completas].

0 com

María Álvarez dedica su premio "a todos los que sufren por haber tenido que abandonar su tierra"


María R. Álvarez Rosario tras recoger su premio de manos de Dolores Sánchez, alcaldesa de Villanueva de Córdoba.

Fue una noche de emociones. El motivo del encuentro era la entrega del Premio de Poesía "Juana Castro", que convoca el Ayuntamiento de Villanueva de Córdoba, a la poeta María R. Álvarez Rosario por su libro Mapa de la memoria. Con ello se celebraba la continuidad de una meritoria iniciativa que alcanza ya su cuarta edición. Como dijo la propia autora galardonada en sus palabras de agradecimiento, "que haya gobiernos empeñados en sacar adelante proyectos poéticos de esta entidad dice mucho de ellos y de la sociedad a la que representan". Matilde Cabello, Nieves Muriel, y Ana Castro han precedido a la autora sevillana en este palmarés, todavía breve, pero ya intenso.

Pero hablaba de emociones. La primera fue enterarnos, por boca de la propia autora, que Juana Castro había obtenido esa misma tarde el Premio de Poesía Ciudad de Córdoba 'Ricado Molina' en su veinticinco aniversario. Justo el año, además, que se cumple el centenario del nacimiento del poeta de "Cántico" que le da nombre al galardón. Un premio que pondrá fin, y esa será su principal virtualidad, a esta sed que teníamos por leer nuevos versos de Juana Castro, que desde 2010 en que aparecieran sus Cartas de Enero (merecedoras luego el Premio Nacional de la Crítica) había guardado silencio en el papel.

Pero, cuando al comienzo del acto propiamente dicho, Jara y granito se arrancaron con los sones de "Limeña", sin haber hablado nada, todo estaba ya dicho. El grupo folk jarote interpretó más tarde un estremecedor poema de Juana Castro ("Rosa del triste precio") musicado por Francisco Tébar, y el alma entonces se abrió. El cierre del acto con las tristezas infinitas de "El arriero" solo sirvió para completar el círculo. En esa noche de melancolía por tanta ausencia todo estuvo donde debía estar, incluido el desconsuelo final de la presentadora Matilde Cabello, que evocaba también desde el atril su propia pesadumbre.


Vídeo: Jara y Granito interpretan "Rosa del triste precio".

En su intervención, Juana destacó el "lenguaje especial" que había advertido en los cuatro libros que hasta el momento han ganado el premio que lleva su nombre, "un lenguaje muy despojado, sin adornos, y muy joven. Son libros escritos desde una sencillez, como si estuvieran inaugurando el lenguaje de nuevo". De Mapa de la memoria adelantó que se trata de una expresión del "sentimiento de pérdida y nostalgia de una muchacha judía al salir de Sefarad". Son poemas breves, de verso corto que realizan un recorrido por "el memorial de lo que fueron la infancia y la vida que se añoran desde otra tierra".

Gabriel Duque, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Villanueva de Córdoba, informó de que al premio se habían presentado en esta cuarta edición 86 trabajos, procedentes de toda España y de algún país de Iberoamérica y Europa. El jurado ha estado formado por Juana Castro, Pedro Sevilla (por la Editorial Renacimiento, que publicará próximamente la obra ganadora), Juan José Téllez (director del Centro Andaluz de las Letras, en nombre de la Junta de Andalucía), Matilde Cabello (nombrada por la Diputación de Córdoba) y el propio Gabriel Duque, por el Ayuntamiento jarote. El acta que premió por mayoría a Mapa de la memoria reconoce en la obra ganadora "el lenguaje a flor de tierra, sensual e inocente, sin apenas adjetivación y, sin embargo, emotivo. Con parquedad de recursos logra una suerte de creación limpia, casi arcaica, como las jarchas o las canciones de amigo, aunque aquí el amor va a las cosas abandonadas. Es una estupenda fábula de la situación actual que sufren inmigrantes y desplazados, donde al sentimiento de pérdida y nostalgia le pone voz una muchacha judía al salir de Sefarad".


María Álvarez y Juana Castro.

La autora premiada, por su parte, reconoció sentirse "honrada, feliz y agradecida por este regalo, pero sobre todo emocionada y abrumada por que Mapa de la memoria quede vinculado al nombre de Juana Castro, poeta verdadera, grande, comprometida". María Álvarez recordó que desde pequeña se había sentido conmovida por la historia "tan nuestra" de la diáspora: "Siempre me ha emocionado oír que guardaron durante generaciones las llaves de sus casas, que en las calles de Salónica aún se puede escuchar a las madres cantándoles a sus niños nanas en sefardí, que en el cementerio judío de Sarajevo se encuentran epitafios escritos en la lengua de Sefarad o que, como me contaron unos amigos, te puedas encontrar en un pequeño bazar de Estambul que la familia que lo regenta hablan entre ellos en castellano antiguo, que les cuenten lo orgullos que están de su origen sefardí, que conocen la dirección exacta de la que fue la casa de su familia hace cinco siglos en Toledo. Siempre me he preguntado qué habrían sentido al verse obligados a dejar sus casas, la tierra de sus antepasados, para no volver nunca. Qué parte de nosotros se queda atrás cuando somos obligados a abandonarlo todo. Dalí [la voz poética del libro] fue arrancada de su tierra para ser trasplantada allí donde siempre se sintió extraña. Siguió en su destierro el camino inverso al que hoy realizan cientos de miles de refugiados. Ella de Occidente a Oriente, ellos de Oriente a Occidente. Pero, en ambos casos, el mismo destino: la tierra extraña. Con ellos comparte el desarraigo, la pérdida, la nostalgia y el sentirse ya para siempre extranjera". La autora quiso dedicar este libro a los emigrantes, los desplazados, a todos los que sufren por haber tenido que abandonar su tierra. "Espero que este canto sirva para remover conciencias", concluyó.


Vídeo: María R. Alvarez lee algunos poemas de "Mapa de la memoria". [Pido disculpas por la mala calidad de la imagen, pero el sonido merecía la pena].


Un momento de la celebración del acto.


Participantes en la entrega del premio.
1 com

Juana Castro gana el premio Ricardo Molina de poesía


Juana Castro, anoche en Villanueva de Córdoba.

Acudimos a Villanueva de Córdoba en la noche de ayer para asistir a la entrega del IV Premio Juana Castro de Poesía, que convoca el Ayuntamiento de la localidad (un emotivo acto del que mañana escribiremos nuestra crónica) y allí nos enteramos de que la propia Juana Castro acababa también de ser galardonada esa misma tarde con el XXV Premio de Poesía Ciudad de Córdoba ‘Ricardo Molina’, dotado con 12.000 euros y la publicación en la editorial Hiperión. Así lo ha decidido un jurado formado por Pablo García Baena, Ángeles Mora, Raquel Lanseros, Francisco Gálvez y Jesús Munárriz, que ha distinguido la obra Antes que el tiempo fuera entre los 121 poemarios presentados al premio, procedentes de ocho países de Europa y América.

Para el presidente del jurado, Pablo García Baena, el libro “es una alusión al tiempo prefigurado, en un fósil que, a la vez, es la madre y todo esto está unido a la vida rural, a la vida del campo, al fin y al cabo, el paisaje que Juana conoce tan bien y nosotros a través de sus libros”. García Baena se ha felicitado por que este premio le otorgue a la autora cordobesa “el reconocimiento en su provincia”. Por su parte, la secretaria del jurado, Ángeles Mora, ha señalado que se trata de “un libro muy trabajado y conseguido, que habla de la fuerza de la vida, del concierto y desconcierto de las personas, con luz y oscuridad, de manera sobria pero con el lujo de palabras y estilos propio de Juana Castro”.

Durante el acto de entrega del premio que lleva su nombre en Villanueva de Córdoba, Juana, por su parte, reconoció estar "muy contenta" por recibir este premio. "Durante toda la mañana he estado  en el colegio Virgen de Luna de Villanueva con las niñas y niños de quinto curso, leyendo y comentando poesía, y no me he acordado de que hoy se fallaba el premio Ciudad de Córdoba 'Ricardo Molina' y cuando abrí el teléfono he visto que tenía un montón de llamadas. Me habían estado llamando para darme la noticia y no me había dado cuenta".

Juana Castro (la séptima mujer que recibe el premio en 25 ediciones) obtiene esta distinción al cumplirse el centenario del nacimiento del propio Ricardo Molina. La poeta jarota, que ha obtenido multitud de galardones a lo largo de su ya dilatada trayectoria literaria, obtuvo también el Premio Solienses en 2016 por su poemario Los cuerpos oscuros.
0 com

Alarifes de Pozoblanco, alarifes de Los Pedroches

Por una nota necrológica escrita por Miguel Cardador en el semanario La comarca he conocido la muerte reciente de Bonifacio de Torres Fernández. Miguel dice que a Bonifacio le gustaba definirse como "alarife de profesión" y eso me ha llevado a identificarlo -espero que acertadamente- con el autor del libro Alarifes en Pozoblanco (2007), una de las obras más singulares y extraordinarias sobre Pozoblanco y Los Pedroches publicada en las últimas décadas. Un explícito subtítulo resume acertadamente su contenido: de cómo se construyó un pueblo a través del hilo conductor de una familia de Alarifes, que durante 300 años participaron en ello.

Bonifacio de Torres, nacido en 1929, trabajó como constructor durante toda su vida, pero al mismo tiempo fue desarrollando unas inquietudes culturales a las que, tras jubilarse, dio finalmente forma por medio de este libro capital para la historia del arte y el urbanismo en Los Pedroches. Se trata de una obra heterogénea y dispersa, propia de un aprendizaje autodidacta en las tareas de investigación y divulgación, pero que sabe, sin embargo, abordar aspectos destacados de la materia que trata y, sobre todo, aporta una riquísima información de tipo técnico y cronológico que de otro modo hubiera sido más complejo conseguir.

Alarifes de Pozoblanco comienza siendo, sencillamente, una obra de genealogía familiar. Bonifacio emprende la aventura de investigar sus raíces familiares a través de varias generaciones de antepasados que, llegados a la localidad hacia 1700, tuvieron un papel protagonista en la construcción de muchos de los edificios principales de Pozoblanco y de otras localidades de la comarca. Pero pronto el trabajo supera sus propósitos iniciales y se convierte en un catálogo minucioso de obras y actuaciones urbanísticas bien documentadas que van constituyendo, por sí solas, un estudio de alcance histórico comarcal quizás inicialmente no imaginado.

El libro se divide en cuatro partes. En la primera, muy breve, se realiza un estudio documental sobre el origen y expansión del apellido "de Torres", que se vincula en su más lejana estirpe con linajes emparentados con la realeza navarra y portuguesa. La segunda parte, la más extensa y variada, aborda un recorrido detallado por nueve generaciones de su familia, deteniéndose principalmente en aquellos miembros dedicados profesionalmente a la construcción. Ello conduce al autor a realizar un repaso por la historia de algunas de las edificaciones más emblemáticas de Pozoblanco a través de su historia, comenzando con la ermita de Jesús de la Columna, levantada en 1704 y en cuya construcción pudo participar -aunque no es seguro- Cayetano de Torres, el primero de la estirpe que se asentó en Pozoblanco. A partir de ahí, el ensanche de la Plazuela de la Iglesia de Pozoblanco (1752), la reparación de la iglesia y torre de Villanueva de Córdoba (1764), la cárcel pública de Hinojosa del Duque -que luego sería Casa Consistorial, hoy desaparecida- (1783), la ermita de San Bartolomé de Torremilano (1804), la reconstrucción del Molino de la Gargantilla (1803), la capilla bautismal de la iglesia de San Mateo de Villanueva del Duque y el cementerio de El Guijo (1820), la capilla del Colegio Salesiano de Pozoblanco, el matadero de Industrias Pecuarias de Los Pedroches ("La Salchi", 1925), el puente sobre el río Cuzna en la carretera de La Canaleja (1963), el Parque de Bomberos de Pozoblanco (1989) o la nueva fábrica de piensos de COVAP, ya en el siglo XXI, son solamente algunas de las obras en las que han participado los sucesivos miembros de esta estirpe de constructores y a las que se hace referencia a lo largo del libro. La tercera parte, con entidad propia, está dedicada a la iglesia parroquial de Santa Catalina de Pozoblanco, de la que se relata su historia desde los orígenes. Finalmente, en la cuarta se vuelve al propósito inicial de reconstruir la genealogía de los "de Torres" mediante una breve reseña biográfica de todos sus representantes.


Obras del puente sobre el Cuzna en la carretera de La Canaleja (1963), realizado por Bonifacio de Torres en sociedad con otros maestros alarifes de Pozoblanco.

Se trata, en fin, de una obra ambiciosa que oscila entre lo familiar y lo colectivo, entre lo particular y el interés general. En Alarifes de Pozoblanco está la biografía de una familia contada por uno de sus miembros, pero está, sobre todo, la historia de un pueblo (y, en muchos casos, de toda la comarca) a través de uno de los elementos culturales que más ha perdurado: el patrimonio arquitectónico y monumental y el desarrollo urbanístico de nuestros pueblos. Una obra de referencia (puede comprarse aquí) por la que debemos estar muy agradecidos a su autor, Bonifacio de Torres, que participó él mismo en esta grandiosa tarea de construcción literal de nuestros pueblos y luego, además, quiso contarla a futuras generaciones para que tantos nombres y tantos trabajos no quedaran para siempre en el olvido.
3 com

Llueve en Pozoblanco

La política en Pozoblanco. La foto renovada del PSOE no oculta su inacción en la tarea municipal. De oposición, como primer partido que es, y oposición implica oponerse, con medidas alternativas si se quiere, pero a la contra, y si no para qué. El CDeI parece haberlo entendido mejor. Ahí anda en su humilde blog sacando a la luz algunas miserias. Que si el amor entre PP y P+ ya no es lo que era. Que si del órdago de la mancomunidad, nada de nada. Que si la transparencia pasó a mejor vida. Que si (¡cuidado!) "la empresa que cobró 13.800€ para poner en marcha la transparencia en nuestro Ayuntamiento es la misma que patrocinó el congreso celebrado en La Nucia en el que participaron nuestros dos Alcaldes". En fin, cositas, lo que viene siendo oposición.

A la vez, me ha llamado la atención que denuncias muy graves que se han publicado recientemente en la prensa digital no hayan tenido mayor repercusión. El arquitecto técnico y en su día concejal del Partido Andalucista en el Ayuntamiento de Pozoblanco Ángel Salamanca dio hace poco más de un mes una rueda de prensa y posteriormente envió una carta al director de Hoy al día denunciando nada menos que las "múltiples irregularidades que se cometen en el Ayuntamiento de Pozoblanco en los procesos seguidos en las contrataciones de diversos departamentos", en concreto refiriéndose a la adjudicación de dos contratos de servicios muy significativos, como son el Concurso de Ideas para Remodelar el Mercado de Abastos y la tercera fase de las Obras del Bulevar de la Avda. Villanueva de Córdoba. Ángel Salamanca, que algo sabrá del tema, habla de "incumplimientos reiterados", "adjudicaciones arbitrarias", "pantomima", "compadreo", "discriminación" y, en fin, para rematar con una acusación muy grave de desprecio personal hacia él mismo como profesional. Tan serias palabras apenas merecieron entonces una débil réplica de Emiliano Pozuelo justificándose en el informe favorable a ambos procedimientos emitido por el secretario de la corporación.

El cañonazo parecía ya disipado, pero hete aquí que hace pocos días Ángel Salamanca redoblaba de nuevo la artillería en el mismo medio llegando a hablar de "irregularidades, posiblemente constitutivas de delito" en la actuación del Ayuntamiento de Pozoblanco. Desconozco quién lleva la razón, pero las acusaciones me parecen del suficiente calibre como para que tanto el equipo de gobierno como la oposición salieran a la palestra pública a aclarar sus posiciones. Eso es la política y esa es la exigencia que merecen los ciudadanos. Principalmente, porque ya llueve sobre fango mojado.
3 com

Éxito y amén

Los medios han decidido, con el pequeño empujoncito de una nota de prensa emitida por la organización (la misma que paga la publicidad), que las Jornadas de Otoño de la Covap han sido un éxito. La sala estaba llena todos los días, qué mayor prueba cabe. El tan admirable por otras cosas Santiago Muñoz Machado ha consagrado las jornadas como "un importante foco cultural para todo el entorno económico y social de Covap y de la comarca" y tras esta ofrenda del vino y el pan solo cabe acatar amén, para qué va a ser necesario cualquier juez externo teniendo uno dentro. Mientras allá en el recinto ferial se hablaba de la coherencia y contradicciones de Lutero, los socios se afanaban por limpiar las pezoneras en sus vaquerías y quizás alguno, mientras retiraba cagarretas, sonriera malévolo cuando se enterara de que Ramón Tamames, sin pizca de pudor, andaba por allí pontificando sobre la Revolución Rusa.


Ana Casals charla con Santiago Muñoz durante las Jornadas de Otoño en Pozoblanco.

De todo el programa, la única intervención que planteaba una cierta conexión con el territorio era la de la meteoróloga y portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, Ana Casals, que vino a concluir, sencillamente, que la sequía actual no es consecuencia del cambio climático, qué va a serlo, siendo como es el clima tan variable, que hoy llueve y mañana no. También dijo la muy portavoz que "se prevén lluvias para la próxima semana pero que no serán suficientes para variar la situación". Cómo van a serlo si, según la meteoróloga, este verano hemos sobrevivido en Córdoba nada menos que a cinco olas de calor. Y así todo, en este plan tan poco exigente, que hasta el power point traía sin terminar, dicen, en una charla banal y poco preparada que hubiera resultado quizás de mayor interés si la hubiera impartido un experto de la tierra en cabañuelas.