Blogdroches Actualidad

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

3 com

El cortometraje Otra vez denuncia la violencia contra la mujer


Inma Cabrera y Juanfran Herruzo, protagonistas de "Otra vez".

El año pasado, con motivo del Día internacional contra la violencia hacia las mujeres, la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Pozoblanco convocó un concurso de relatos para estudiantes de educación secundaria en torno a la violencia de género. Los ganadores fueron Ana Escribano, del Colegio Salesiano San José, en la categoría de ESO, por su relato "016" y Rafael Garrido, del IES Los Pedroches, en el apartado de Bachillerato, por su relato "Otra vez". Ahora, Antonio Araujo, también estudiante de bachillerato en Pozoblanco, ha dirigido un cortometraje basado en aquel relato premiado, protagonizado por Inma Cabrera y Juanfran Herruzo, que acaba de estrenarse en internet. La película, rodada en escenarios como el Hospital comarcal o la ermita de San Antonio, analiza con exquisita sensibilidad el círculo vicioso que representa la violencia machista contra la mujer y las dificultades emocionales que encuentra para escapar de él. Enhorabuena por su esfuerzo a todos estos jóvenes artistas que ya desde este trabajo nos hacen albergar fundadas esperanzas de un futuro prometedor.


Cortometraje "Otra vez", de Antonio Araujo (2014).
7 com

Hey, teacher


Verbena en la feria de Añora, a finales del pasado agosto.

Reconozco que uno de los momentos más delicadamente sublimes de este verano lo viví en la feria de Añora. Era ya esa hora en que la gente de bien se ha retirado a sus casas y unos cuantos noctámbulos aguantábamos todavía intentando arreglar el mundo acodados sobre la barra del chiringuito, mientras al fondo sonaba el ruido molesto del grupo verbenero de turno, que tocaba incansable aunque pocos le prestaban atención. Pero de pronto algo nos alertó y nos empujó como sonámbulos abducidos hacia la pista. Allí la Orquesta El Deseo, poseída por una suerte deliciosa de delirio subversivo, se entregó con toda naturalidad a una orgía musical de temas rebeldes absolutamente desacostumbrados en estas citas tan familiares del veraneo rural. De Leño a Pink Floyd, no quedó allí institución de prestigio que no resultara dañada. El momento de más alto contenido sedicioso fue cuando los de El Deseo, interpretando la hímnica "Fiesta pagana" de Mägo de Oz, gritaron a los cuatro vientos, allí mismo, frente a la fachada inmaculada de la ermita de Nuestra Señora de la Peña, aquello de "Si no hay pan para los tuyos/ y ves muy gordo al abad,/ si su virgen viste de oro,/ desnúdala". Las fuerzas del orden, que yo sepa, no actuaron. Brutal.

Hoy, comenzando el curso entre canciones, me he acordado de aquel momento y del clásico pero siempre fresco tema insurreccional de Pink Floyd. Al fin y al cabo, todos formamos parte del muro en cualquiera de sus caras y estos días inaugurales de orden y uniformidad malograda nos invitan a la siempre descorazonadora reflexión sobre lo que quisimos ser y lo que terminamos siendo. Un poeta que sueña con caviar. Un pastor de calaveras bajo la luna de Sumatra. Explorador, el batiscafo de un abismo. Vagabundo en una oscura autopista del desierto. El muchacho corretea desde hoy alegre por las escaleras buscando su destino, que todavía imagina incierto, mientras el maestro sufre callado porque sabe ya todo lo que inevitablemente ha de ocurrir, cuando caigan las torres de los sueños. Al fin, otro ladrillo en el muro.


Pink Floyd: "Another brick in the wall".
10 com

Vídeos turísticos sobre Pozoblanco

[Actualización: A raíz de su publicación en Solienses, los vídeos han sido retirados de YouTube por sus creadores.].

Acaban de aparecer en YouTube una serie de pequeños vídeos (duran entre dos y tres minutos cada uno) que, bajo la denominación genérica de "Guías turísticas" y al parecer realizados por las concejalías de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Pozoblanco, promocionan determinados lugares y reclamos turísticos de la localidad: La Salchi, El Silo, la romería de la Virgen de Luna, las figuras de Marcos Redondo y Ginés de Sepúlveda, el refugio del Cerro, las ermitas, la Plaza de Toros, el Pozo Viejo, etc. Los vídeos tienen versiones en inglés y francés.


La Salchi.


Romería de la Virgen de Luna.


El Silo.


Marcos Redondo.


Refugio del Cerro.


Plaza del Pozo Viejo.


The bullring (Plaza de Toros). En inglés.


Les quatre collines, les quatres ermitages (Las cuatro colinas, las cuatro ermitas). En francés.

[Todos los vídeos: aquí]
1 com

Rincones olvidados

La indagación sobre las imágenes de arquitectura popular contenidas en el libro Itinerarios de arquitectura popular española, de las que venimos hablando, nos está ayudando a reconstruir rincones de nuestros pueblos que ya teníamos casi olvidados, en una prueba más -por si hiciera falta alguna- de lo frágil y quebradiza que es la memoria. Lugares y edificios que hemos visto durante nuestra infancia y juventud, en los que hemos vivido o junto a los que hemos transitado diariamente, nos resultan ahora irreconocibles y nos cuesta identificarlos, hasta que un pequeño hilo desenreda de nuevo el torbellino de los recuerdos.

José María Serrano cree haber identificado la foto de la puerta en arco que presenté en la anterior entrada con una antigua vivienda que existía en la calle Juan Torrico, 44. Para documentarlo, me manda una foto de una fotografía que cuelga en el Ayuntamiento de Pozoblanco y que eterniza no solo este encantador rincón, sino también una forma ya desaparecida de entender la vida en los pueblos, con gente conversando en la calle y niños jugando en las aceras. Por mi parte, he encontrado una imagen posterior de ese mismo sitio, quizás fechada en los años ochenta y perteneciente a una colección del Ayuntamiento. Finalmente, ofrezco el estado actual del lugar a través de una imagen tomada de Google Maps.


Fachada de una antigua vivienda de Pozoblanco en los años setenta. [Foto: Editorial Blume]


Puede tratarse de la fachada que se ve al fondo a la izquierda, en la calle Juan Torrico, según otra fotografía de la época que se conserva en el Ayuntamiento de Pozoblanco. [Gracias a José María Serrano por su aportación].


Imagen algo más reciente de ese rincón, quizás en los años 80, cuando la portada en arco ya había desaparecido.


Estado actual del lugar. [Foto: Google Maps].
4 com

Más sobre la arquitectura de los pueblos blancos


Puerta de acceso con arco rebajado de ladrillo, en una antigua vivienda de Pozoblanco.

Hace unos días daba cuenta de una publicación denominada Itinerarios de arquitectura popular española, elaborada por Luis Feduchi y publicada en la Editorial Blume, cuyo volumen­ 4 (publicado en 1978) estaba dedicada a la arquitectura de los pueblos blancos, entre ellos varios de Los Pedroches. Pusimos entonces varias imágenes del ayer y el hoy de ciertas calles de Añora y Pedroche, para contemplar su evolución, y pedía ayuda para localizar una imagen antigua de Alcaracejos. Enseguida Miguel López Rísquez (¡gracias!) me envió una fotografía actual de la que resultó ser la calle Nueva (que cuando se tomó la imagen antigua sería calle Calvo Sotelo y anteriormente fue Calle/Callejón del Morcón), para que podamos apreciar también su tremenda transformación.




Calle Nueva de Alcaracejos, en los años setenta y en la actualidad. [Foto actual: Miguel López]

En el itinerario cordobés de los pueblos blancos se recogen también algunas fotografías de Pozoblanco, dos de las cuales he creído poder identificar, aunque no con absoluta seguridad (ruego confirmación a mejores conocedores de la localidad). La primera se trata de la famosa Casa de la Viga, transformada en edificio multiusos por el Ayuntamiento a finales de los años 90. La segunda, con toda cautela, la he identificado con la esquina que forman la calle Feria y calle Obispo Osio, donde se localiza empotrada en la pared la conocida como Cruz de la Portería.




Casa de la Viga, que fue considerada la más antigua de Pozoblanco.




Esquina de calle Feria, con la Cruz de la Portería desplazada de su ubicación original.

Pido de nuevo ayuda, aunque esta vez veo más difícil recibirla. Constituye un auténtico reto solo para muy conocedores de las calles de Pozoblanco como eran antes. Se trata de localizar la foto que encabeza este artículo, la fachada de una vivienda de una sola planta a la que se accede por una puerta bajo arco rebajado de ladrillo, seguramente hoy desaparecida. Agradeceríamos la identificación del lugar (sé que es difícil, dada la ausencia de mayores referencias urbanas) y, si fuera posible, una fotografía actual del mismo espacio.

Correo:
15 com

La belleza como garantía de supervivencia


Jóvenes a caballo sobre el puente que conduce a la ermita de Piedrasantas.

Entre las funciones generalmente atribuidas a la fiesta, Salvador Rodríguez Becerra señala una a la que habitualmente no se presta demasiada atención. Es la que denomina función estética, "una búsqueda creativa de situaciones de emotividad" que conlleva una creación consciente de belleza. Muchas veces esta búsqueda aparece asociada a la experiencia religiosa, pero también otros rituales anexos, por lo general procedentes de residuos paganos supervivientes, son capaces de arrancar profundas emociones sugeridas por la plasticidad del momento. Caro Baroja llegó a afirmar que "casi todas las formas de ritual que poseen un valor estético mínimo tienen grandes garantías de resistir los embates del tiempo". La belleza, por tanto, se constituye como un elemento fundamental en la transmisión y pervivencia de fiestas populares que, dada su actual desconexión con la sociedad circundante, podrían correr de otro modo un grave peligro de desaparición.


Joven a caballo durante la subida por la cuesta del Molar.

El elemento estético juega en la fiesta de los piostros de Pedroche un papel fundamental y pienso que, como apuntara Caro Baroja, en él reside su principal garantía de supervivencia. Los atavíos y adornos de las caballerías, con sus encendidos coloridos, rompen la monotonía otoñal verdosa y amarillenta de la dehesa y el pastizal, pero la potenciación en los últimos años de la presencia de equinos, hasta convertir la fiesta en la mayor concentración provincial de la especie, ha traído consigo otro elemento fundamental y necesario de renovación cíclica: la juventud. Numerosos jóvenes de ambos sexos, muchos de ellos desvinculados de la celebración religiosa, acuden a los piostros para mostrar descaradamente su bravura y gallardía, en una explosión de sensualidad inconsciente que, de seguir en esta línea y si alguna futura disposición restrictiva no la tuerce, garantiza savia nueva para el ritual durante muchos años.


Una manta de piostros sobre la cabalgadura.


Elegancia sobre el caballo.


Cualquier sitio es bueno para contemplar el espectáculo.


Grupo familiar a caballo, con la dehesa al fondo.


Las carreras ofrecen momentos de gran espectacularidad.


Al galope por la cuesta del Molar.
31 com

La esperanza de Podemos


Primera asamblea pública de Podemos Pozoblanco el pasado viernes en el Paseo Marcos Redondo. [Foto: Facebook de Podemos Pozoblanco]

Una de las características más definitorias del fenómeno Podemos, y a la que debe buena parte de su éxito electoral, ha sido su hiperexposición mediática y el fuerte personalismo de sus dirigentes o portavoces, potenciado por grandes dosis de culto a la persona. Como ocurre con otros movimientos de corte populista (y no se advierta ningún matiz peyorativo en esta calificación) Podemos ha sido básicamente el partido de Pablo Iglesias, aunque reconozcamos el trabajo de otras individualidades operando en segunda fila que luego poco a poco han ido saliendo también a la luz. La identificación del movimiento renovador con la personalidad de su principal portavoz en los medios de comunicación, dueño de una oratoria fluida y contumaz, desacostumbrada en la mayoría de los políticos actuales, es lo que ha dotado de identidad a una iniciativa que de otro modo difícilmente hubiera adquirido la notoriedad lograda en tan poco tiempo.

Por eso, a algunos nos extrañó que cuando se comenzó a hablar por primera vez del círculo Podemos de Pozoblanco, todo transcurriera en el ámbito de la semi-clandestinidad. Cuando pedimos los nombres de quienes lideraban la iniciativa, los promotores lo interpretaron puerilmente como un ataque a su formación y hasta hubo algún medio de comunicación que se enrocó en la insólita posición de que ocultar la identidad de los gestores era la mejor forma de transmitir información. Cuanto más se ufanaban los promotores del todavía nonato círculo pozoalbense en ocultar sus señas y construir sobre tal simpleza un castillo de presuntas agresiones, más desconcertante resultaba tal actitud martirial incluso para simpatizantes del movimiento, que llegaron a desconfiar con toda razón de un procedimiento que traicionaba de tal modo una de las señas de identidad más agresivas de Podemos: su transparencia y su exposición pública ad nauseam.

Todavía hoy, cuando se ha realizado ya la primera asamblea pública del movimiento, desconocemos la identidad del Pablo Iglesias pozoalbense, si lo hubiera. La personalidad de algunos de los asistentes a la asamblea y principales defensores de la iniciativa, procedentes de otros partidos políticos en descomposición que parecieran querer reciclarse a tiempo, no tranquiliza los ánimos de quienes sinceramente quisieran ver surgir un movimiento político profundamente renovado y renovador, que no podrá serlo si está gestionado por personas que puedan identificarse con algún partido anterior, como ha apuntado José María Serrano en la reflexión más aguda que hasta el momento se ha escrito sobre el tema. En contra de lo que proclaman algunos pretenciosos eslóganes del Podemos pozoalbense, no es que en Pozoblanco algunos se hayan puesto nerviosos porque vean peligrar su silla: la preocupación viene porque tememos que, una vez más y contra toda esperanza, la silla se quede de nuevo en poder de quien siempre la ha tenido.
1 com

Publicaciones veraniegas

La Asociación Benéfico Sociocultural y Deportiva PRASA Torrecampo acaba de publicar el número 22 de la revista El celemín (Revista de vida y cultura de Torrecampo), que ha tenido a bien incluir un artículo mío sobre los once años de vida de este blog Solienses al lado de numerosas colaboraciones sobre historia, naturaleza, cultura, sociedad y deporte torrecampeños. La portada recoge una antigua fotografía, fechada en 1952, de un lugar llamado "El cebadero" (se entiende bien por qué), en la que puede verse de lejos la torre de la iglesia de San Sebastián (obra de Adolfo Castiñeyra y Boloix, 1914) todavía sin el campanario que se construyó en 1972.



Durante este verano se han publicado también las tradicionales revistas de feria en cada uno de nuestros pueblos. En la de Añora he colaborado también con un artículo sobre la celebración de la feria en la calle Concepción, donde se mantuvo hasta 1982 (ya advierto que su interés es exclusivamente local). Cada vez son más los Ayuntamientos que se van animando a publicar ediciones digitales de sus revistas feriales, para que, dada la escasa distribución que suelen tener estas publicaciones, podamos disfrutarlas también quienes no vivimos en ese pueblo: véanse, por ejemplo, las de Villanueva del Duque, Alcaracejos, Pedroche o Cardeña.
21 com

Hacemos lo que podemos


Anuncio publicitario de la Diputación de Córdoba.

La incapacidad para distinguir entre la tarea partidista y la institucional lleva a muchos representantes políticos a desarrollar una idea patrimonial del cargo que finalmente acaba derivando en un uso particular de los recursos públicos. En varias ocasiones he leído las quejas de alcaldes del PP comarcal cuando denuncian que representantes de la Junta vengan a sus pueblos a informar de asuntos de interés general en sedes socialistas. Me parece una crítica fundada, especialmente cuando se anuncian en las convocatorias con sus cargos institucionales.

Pero si hay una administración en los últimos años que ha mezclado sin pudor la gestión institucional con la propaganda partidista ha sido la Diputación de Córdoba. En Los Pedroches, para no ir más lejos, tenemos el caso de Cardeña, donde la entidad provincial ha volcado sus recursos con el único objetivo de afianzar la delicada posición de Trinidad Moreno, alcaldesa a su pesar y ejemplo vivo de las contradicciones del PP cuando reclama las alcaldías para el partido más votado. Esta confusión entre lo público y lo privado ha alcanzado un significativo nivel de desarrollo simbólico este verano cuando me he encontrado en la revista de feria de Añora (ignoro si también en las de los demás pueblos) un anuncio publicitario de la Diputación con un lema de campaña del propio PP. Aquí la fina línea de disimulo que separa los frentes ha desaparecido ya por completo y el objetivo resultar ser una identificación plena entre partido e institución. Por cosas como esta, mucha gente queda desencantada de la política y se deja arrastrar por los seductores cantos de sirena de los nuevos populismos que, al menos, han sabido deslindar y definir con claridad los males que nos aquejan.

La Diputación de Córdoba ha utilizado en este anuncio el mismo lema que últimamente, en un juego de palabras que consideran ingenioso, emplea el PP como reacción al empuje de Podemos. Hay una voluntad subliminal de profundizar en la idea de que la institución provincial y el partido que la gobierna son la misma cosa. Y así los ciudadanos perdemos espacios de libertad pública y de confianza institucional, porque si todo está mezclado en la confusión, uno ya no sabe a dónde dirigirse para reclamar justicia.


Recorte periodístico con declaraciones de un portavoz del PP.


Encabezamiento de un perfil de Facebook del PP con el lema en cuestión.


Tuit del PP de Córdoba con el hashtag #hacemos.
4 com

La arquitectura popular de ayer y hoy


Calle de Alcaracejos en los años setenta. [Foto: Itinerarios de arquitectura popular española].

Hace unas cuantas semanas José Jurado me informó de la existencia de una colección de libros titulada Itinerarios de arquitectura popular española, elaborada por Luis Feduchi y publicada en la Editorial Blume entre 1974 y 1984. Se trata de cinco volúmenes que llevan los siguientes títulos: 1. La meseta septentrional ­ 2. La orla cantábrica, la España del hórreo ­ 3. Los antiguos reinos de las cuatro barras ­ 4. Los pueblos blancos y 5. La Mancha, del Guadiana al mar. El cuarto tomo, publicado en 1978 (y reimpreso en 1986), está dedicado a Andalucía y las Islas Canarias y consta de 400 páginas que incluyen 1.200 fotografías y 120 dibujos. Una pequeña joya que nos permite conocer el estado de la arquitectura de muchos pueblos en un momento en el que todavía no se habían producido las grandes alteraciones urbanísticas (con sus aberraciones arquitectónicas consecuentes) que tendrían lugar en la década de los 70 y los 80 del siglo pasado.

José me adjuntaba copia de las páginas en las que aparecen fotografías de varios pueblos de Los Pedroches con una desconsolada advertencia: "El cambio ha ido a peor. Hemos pasado de tener una arquitectura popular digna de enciclopedia al monocapa que hay por toda España". Contemplando la belleza de algunas construcciones populares de la época y la armonía del conjunto urbano, me pareció oportuno, para demostrar el aserto de José, confrontar algunas imágenes de los Itinerarios con el estado actual de esos mismos lugares y el resultado ha sido, realmente, desolador. El cambio, efectivamente, ha sido a peor, aunque a veces no se podía imaginar cuánto. Juzguen ustedes. (Las fotos actuales de Pedroche las ha hecho, con el mimo que suele para las cosas de su pueblo, Pedro de la Fuente).




Calle Amargura de Añora, en los años 70 y ahora mismo. Compárese la línea uniforme de los tejados y la antigua armonía de las fachadas con la anarquía actual.




Calle Doctor Benítez de Añora, ayer y hoy.




Calle Villanueva de Córdoba de Pedroche. El bar de la esquina ya se advierte en la foto de los años 70, por el anuncio de Coca-Cola bajo el arrabá. [Foto actual: Pedro de la Fuente]




Calle Lope de Vega de Pedroche. Adviértanse en la foto antigua las hermosas chimeneas en la línea recta de tejados. [Foto actual: Pedro de la Fuente]

La foto que encabeza este artículo corresponde a Alcaracejos. No tengo la imagen actualizada, por lo que solicito la colaboración de los lectores para que me envíen una foto de esa misma calle en el momento presente, si es posible con el mismo ángulo que la imagen antigua, para añadirla a esta pequeña colección de evidencias que no terminan aquí.

Correo: