Lo más leído en los últimos días

BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

1 com

Romerías del silencio


Traslado de la Virgen de Luna a su santuario, esta mañana [Foto: Facebook de Turismo Pozoblanco].

Aún de madrugada, en silencio -sin cohetes, vivas ni descargas de escopeteros-, sin apenas acompañamiento, partía desde la parroquia de Santa Catalina de Pozoblanco esta mañana un carro tirado por dos mulas que portaba la imagen de la Virgen de Luna, de vuelta a su santuario en la dehesa de La Jara, como manda la tradición secular para cada Domingo de Pentecostés. Mañana, los de Villanueva de Córdoba acudirán a la ermita para trasladar la imagen a su pueblo, donde permanecerá hasta octubre, cumpliéndose así la costumbre ancestral de esta Virgen compartida que aúna devociones. Este año el ritual se ha reducido a su mínima expresión, por culpa de la pandemia, pero emociona la voluntad de mantener lo principal, la entrega y la recogida, gestos de hermandad en los que se fundamenta la creencia y la continuidad del rito.


Ermita de San Bartolomé de Hinojosa del Duque [Fotos: Facebook de Hinojosa es Turismo].

Hoy tenía que haberse celebrado también en Hinojosa del Duque la romería de San Bartolomé, una de las cuatro que se realizan durante este mes de mayo en la localidad (las otras son las dedicadas a San Gregorio, San Isidro y Santo Domingo de Guzmán). Por culpa del brote de covid-19, también se han suspendido los actos en honor a este santo.

La ermita de San Bartolomé, una de esas grandes desconocidas de Los Pedroches, se encuentra a unos cuatro kilómetros de Hinojosa, en el paraje de Los Almadenes (cuyo nombre ya justifica la presencia en el lugar de escorias de fundición y restos de excavaciones mineras atribuidas a época romana). En medio de una inmensa pseudoestepa que algún día fue dehesa y precedida de una pequeña alameda que la dota de un singular encanto, la ermita de San Bartolomé data de finales del siglo XV o comienzos del XVI. Está formada por una sola nave, de planta rectangular, con cuatro arcos apuntados de ladrillo sostenidos sobre pilastras bajas. La cabecera es de planta cuadrada cubierta con bóveda de cuatro nervios de granito, y separada del cuerpo principal por un arco gótico. La puerta de acceso al templo presenta un arco apuntado enmarcado por alfiz y está precedida de un pórtico con arcos de medio punto abierto a un patio cerrado que constituye el acceso al santuario. El conjunto, compacto, adquiere una apariencia de cortijo tradicional con las dependencias anexas (sacristía, cocina y comedor, casa de hermandad y otras). Una reciente restauración ha fortalecido y consolidado el edificio, que amenazaba ruina, aunque le ha hecho perder algo del encanto arquitectónico que posee la construcción tradicional primitiva.






Vistas de la ermita de San Bartolomé antes de la restauración [Más fotos antiguas]. 

Cada año en esta fecha se celebra la romería. Por la mañana hay misa mayor y procesión alrededor de la ermita. Por la tarde se traslada el santo a Hinojosa del Duque, donde permanecerá hasta agosto, cuando retorna a su ermita.


Procesión alrededor de la ermita en la romería de hace unos años.

En los cinco primeros minutos del siguiente vídeo puede verse una espectacular visita a la ermita de San Bartolomé, incluyendo imágenes aéreas y acceso al interior.


22 com

Perfiles falsos


Captura del pleno telemático celebrado el pasado martes en Pozoblanco.

"Quiero terminar con una buena sensación de unidad y de lealtad", dice Santiago Cabello justo inmediatamente antes de acusar a Rosario Rossi de estar "con la otra mano tirando la piedra de manera sistemática en las redes sociales".

"Usted y su grupo", remacha.

Son tres minutos fascinantes, los últimos de un pleno que duró más de cuatro horas antes de terminar de "manera brusca".

Miguel Calero le llama la atención advirtiéndole que debe limitarse al orden del día: "Usted no puede ser aquí juez y parte", alcanza a escucharse antes de que Santiago le cierre el micrófono sin hacer el más mínimo aprecio a sus palabras. Miguel continúa hablando, ignorando seguramente que ya no se le oye.

"Tenemos contabilizados hasta diez perfiles falsos", señala el alcalde.

- "Diez", recalca, "que durante dos meses, durante este estado de alarma... Señor Calero, usted no se ría, porque quizás es que los conoce muy bien".
- "Espero que pueda demostrar eso, porque si se nos está acusando...", protesta Rossi.
- "Si alguien sufre el ataque de perfiles falsos es este equipo de gobierno...".
- "Pero no lo relacione con nosotros".
- "Yo estoy diciendo que ustedes...".
- "No, no, no...".
- "Este equipo de gobierno sigue a diario recibiendo acusaciones graves de perfiles falsos en contra de nuestra gestión...".

Los alcaldes utilizan sus perfiles en las redes sociales para hacerse legítima autopropaganda y enseguida una cohorte de aduladores clica en el "me gusta" y añade comentarios elogiosos presentándose con su nombre abiertamente al lado de una fotografía de toda la familia.

Y, ¿por qué será que las opiniones en contra de la gestión se realizan desde "perfiles falsos"?

¿Será quizás porque
en los pueblos aún se huele el...
...miedo?
5 com

Lugares para la memoria


Vista de la planta superior del Museo Etnológico de Hinojosa del Duque. A la derecha, reconstrucción del estudio fotográfico de los hermanos Gómez Gil y a la izquierda una tienda de ultramarinos. En primer término, maquinaria del antiguo reloj del ayuntamiento.

El Museo Etnológico de Hinojosa del Duque ha venido celebrando durante toda la semana pasada unas jornadas conmemorativas del Día Internacional de los Museos. Bajo el lema "El Museo, un lugar para la memoria", se han ido publicando en redes sociales diversos vídeos sobre algunos de los temas expositivos que se acogen en la antigua Cámara Agraria Local, contando para ello con el testimonio de diferentes personas de la localidad que han narrado su propia experiencia sobre dichos asuntos. Así, Valentina Tamaral habla sobre sus vivencias relacionada con el mundo de la costura, Pedro Peñas Fernández sobre los ciclos agrícolas y la antigua vida en el campo y Salvador Pérez Jurado sobre el comercio de antaño.

Me ha gustado especialmente el testimonio de Carmen Díaz Gil, que cuenta su historia como maestra desde que empezó a estudiar el bachillerato en "la academia de don Adelaido y de doña Antonia" en Hinojosa (aunque iban a examinarse a Puertollano, quizás al Instituto Fray Andrés) hasta completar sus tres años de Magisterio en la Escuela Normal María Díaz-Jiménez de Madrid, aprovechando que una hermana suya vivía en la capital. Carmen Díaz, que goza de buena memoria, recorre sus primeros destinos, desde "La Micro" en Hinojosa, como interina, hasta su primera "plaza en propiedad", como se decía entonces, en la escuela rural de Guadalmillo Guadahornillos, un cortijo en la provincia de Jaén. Tras una experiencia no demasiado grata en aquel lugar, después de dos años regresó a su tierra, primero en Alcaracejos durante cinco años y luego a Hinojosa, donde ha permanecido hasta su jubilación ejerciendo en diversos colegios. "Cada vez me siento más orgullosa de haber sido maestra. Cuando me casé y tuve a mis hijas, cuando ya me quedé sola con ellas, yo lo que les dije es que tenían que estudiar. Lo que quisieran, pero sacar una carrera", explica Carmen al finalizar su relato.



También me ha parecido significativo para la cultura comarcal el homenaje rendido a la fotografía a través de la figura de los hermanos Gómez Gil, pioneros de la fotografía documental y artística en Los Pedroches. En el Museo Etnológico de Hinojosa del Duque se conserva una muestra de su estudio fotográfico (trabajos, máquinas y materiales de laboratorio) transmitido a través de varias generaciones dedicadas a esta ocupación, incluyendo, por ejemplo, una antigua cámara de fuelle con placa de vidrio y trípode. Pedro Gómez Amat es descendiente de esta familia de fotógrafos hinojoseños y, fotógrafo también él, había conservado los útiles profesionales y los trabajos más destacados de sus abuelos, que en 2016 fueron donados al Museo. Los hermanos Gómez Gil fueron, además de fotógrafos, pintores y tallistas. Obra suya es la imagen actual de la Virgen de Guía, una vez desaparecida la original durante la Guerra Civil. A Pedro Gómez Gil, por su parte, corresponde la autoría de una copia de la llamada "Inmaculada de Soult" de Murillo, que se conserva en el Convento de las Concepcionistas de Hinojosa del Duque. Inclinados por la imaginería religiosa, elaboraron también numerosos adornos para diferentes iglesias y desde principios del siglo XX publicaron fotografías de Hinojosa en revistas y periódicos de la época, como una impresionante vista de la calle Corredera durante una procesión de la patrona aparecida en la revista Blanco y Negro a página completa en mayo de 1936. La vida y la obra de los hermanos Gómez Gil ha sido estudiada recientemente por María Dolores Rubio de Medina en un interesante trabajo titulado "Los hermanos Gómez Gil: 'los pintores' de Hinojosa".

102 com

"En este pueblo aún se huele el miedo"


Julio Anguita durante una de sus visitas a Pozoblanco, junto a Miguel Calero, Tadea González y Manuela Calero.

Lo cuenta Sebastián Pérez Gallardo, Secretario de Organización Provincial de Izquierda Unida en Córdoba, que es natural y vecino de Hinojosa del Duque, en un artículo publicado en Hoy al día con motivo de la muerte de Julio Anguita. Contando anécdotas de Julio en nuestra comarca durante las primeras décadas de la democracia, Sebastián se refiere a un hecho sucedido en "uno de los pueblos de nuestra comarca (me reservo el nombre), donde los camaradas y compañeros eran héroes que sufrían la presión de los franquistas transformados en demócratas y sus herederos". A este tipo de actos, con motivo de campañas electorales o cuando el referéndum de la OTAN, dice Sebastián, "solo asistían los muy valientes". Y continúa: "En la plaza, junto al edificio donde se celebraba el acto, estaban dando paseos el cura del pueblo y un guardia civil. Los paseos por delante de la puerta sin acceder al edificio de muchos vecinos y vecinas se sucedían, no podían terminar escuchando y participando en un mitin de los comunistas. Las palabras de Julio Anguita para ese día fueron “En este pueblo aún se huele el miedo”."

El miedo, en los pueblos, aún se huele. El miedo a lo que antes se llamaban "caciques", los que dirigían la vida de la comunidad desde la sombra. Los que ponían y quitaban alcaldes y decidían sobre la moralidad y las buenas costumbres en los demás, casi nunca de aplicación para ellos mismos. La imagen del cura y el guardia civil disuadiendo con su mera presencia no resultará extraña para muchos. Pero todos sabemos que detrás de ellos estaba el otro, el que realmente mandaba, el que podía decidir con una sola palabra la suerte de cualquier vecino, su gracia o su condena. Ellos, el cura y el guardia civil, han ido ocupando con el tiempo su lugar en la sociedad al paso de las legislaturas democráticas, pero el otro no. El cacique sigue ahí, quizás con otro nombre, pero con todo su poder, decidiendo en la sombra, ya se llamen Jarrapellejos, Buendía o Doña Perfecta. Son los que realmente mandan en los pueblos, aunque los alcaldes se crean que son ellos. También estos les temen, bajo la máscara de reverencia, porque saben que una palabra suya bastaría para condenarlos. Oderint, dum metuant parecen seguir diciendo desde hace más de dos mil años.
5 com

Los artesanos enseñan su oficio

La artesanía es un amoroso compromiso con el pasado y la tradición realizado desde el presente con agradecimiento. No se trata solo de fabricar cosas a mano, sino manteniendo vigentes unas técnicas de trabajo que se han ido perfeccionando a lo largo de los siglos hasta llegar a un punto óptimo de ejecución que sus actuales practicantes, no obstante, quieren depurar aún más. La artesanía es un elemento constitutivo de la cultura ancestral más profunda de los pueblos, oficios aprendidos durante toda una vida que arrastran consigo un instrumental básico, tecnologías y destrezas que solo se aprenden con la enseñanza viva del maestro, hasta un vocabulario propio solo abierto para iniciados. El trabajo del artesano exige una habilidad refinada que solo se consigue con el ejercicio diario y la herencia generacional recibida.

Los Pedroches, como en otros ámbitos de la cultura popular, ha sabido conservar muchas de estas prácticas tradicionales de elaboración artesanal. Aquí tenemos todavía curtidores, herreros atados al yunque y el macho pilón, pedreros de maza y cincel, guarnicioneros y talabarteros que moldean el cuero, carpinteros del olivo y la encina. Las instituciones así lo han reconocido, nombrando a la comarca Zona de Interés Artesanal y distinguiendo a algunos de sus trabajadores como Maestros artesanos. Pero el principal reconocimiento que falta es el de la propia ciudadanía, que debe concienciarse de la necesidad de actuar en favor de la preservación de estos usos y costumbres, que constituyen un elemento económico residual, pero un componente histórico y cultural de primer orden, una riqueza exclusiva para la definición de nuestra propia identidad comarcal.

Desde hace años, los artesanos de Los Pedroches se agrupan en la asociación Ofiarpe, que ahora ha editado un nuevo catálogo de socios en versión digital y ha abierto una página en YouTube, donde recoge pequeños vídeos en los que se muestra el trabajo de cada uno de sus asociados. Es una forma primera de acercamiento a estas ocupaciones que sorprenderán, en algunos casos, por el empleo de técnicas de producción que pensábamos ya extinguidas. Pero no, aquí están, conservadas como en una excepcional reserva india de los usos laborales vencidos por los siglos. Acercarse a sus talleres, a sus tiendas, y adquirir los productos que allí se ofrecen sería el siguiente modo de apoyar un trabajo amarrado a los sentimientos que nunca estará suficientemente agradecido.


Francisco Pozo Higuera, tenería y curtidor (Villanueva de Córdoba).


Santiago Valverde López, carpintería de olivo (Santa Eufemia).


La Fragua de los Moreno, forja (Añora).


Juan Antonio Fernández, carpintería (Pozoblanco).

1 com

Pena

La pena expresada con música, por partida doble. María José Llergo, esta pozoalbense de paso firme y seguro, versiona el tema "Pena, penita, pena" en un disco de homenaje a Lola Flores, con motivo del 25 aniversario de su muerte. La canción se encuentra ya a la venta en las plataformas digitales y formará parte del doble álbum ("Lola Flores por siempre") que recoge el tributo que se le rindió a La Faraona en Miami en 1990, con la participación de artistas como Julio Iglesias, Rocío Jurado, El Puma o Celia Cruz. La versión de María José Llergo saldrá como cara B de un vinilo de 7 pulgadas que llevará en la cara A el tema "Pena, penita, pena" cantado por la propia Lola Flores. Con esta interpretación, Llergo se suma a una larga lista de artistas de todo tipo que han versionado la copla compuesta por Quintero, León y Quiroga en 1951, como Joan Manuel Serrat, Isabel PantojaVinila Von Bismark, María Rodés, Ara Malikian, Malú, Marlango, Estrella Morente, Falete, Celia CruzKutxi Romero, Antonio Vega, Carlos Cano, La PlataLos Panchos y Niña Vintage, por citar solo algunos extremos.


María José Llergo canta "Pena, penita, pena".


Lola Flores interpreta "Pena, penita, Pena".


Marlango interpreta "Pena, penita, Pena" junto al "Guernica" de Picasso.

Por otro lado, el cantaor flamenco Antonio de Pozoblanco, acompañado a la guitarra de Javier Muñoz "El tomate", ha publicado hoy un cante de homenaje al político Julio Anguita, ex alcalde de Córdoba fallecido ayer. La letra que interpreta Antonio de Pozoblanco es un soneto del cantautor Joaquín Sabina escrito en el año 2000, que reproducimos a continuación para mejor seguir la versión flamenca:

Hoy doblan las campanas a rebato,
Córdoba ya no está lejana y sola
desde que tiene un osico candidato
al califato de las amapolas.

La Bética de aceite y fandangillo,
la de Averroes, Séneca, Adriano,
la que borde un encaje de bolillos
con judíos, moros y cristianos.

El moisés de mis sueños andaluces,
la que iba cinco siglos por delante,
de la Europa del siglo de las luces,

la sultana que adorna su mezquita,
con naranjas de seda de turbante,
cuando sale a votar a Julio Anguita.

13 com

Día de los museos en Los Pedroches



El Museo de Historia Local de Villanueva de Córdoba, el Museo Prasa de Torrecampo  y el Museo del Pastor de Villaralto se han unido este año en una actividad colectiva de tipo lúdico-cultural para celebrar el Día Internacional de los Museos, que cada año tiene lugar el 18 de Mayo. La actividad consiste en un juego interactivo de preguntas con respuestas alternativas, elaborado por cada uno de los museos participantes, que estará abierto en las webs y redes sociales de cada museo desde hoy sábado 16 al domingo 24 de mayo. Cada museo ofrece dos versiones del juego, una para adultos y otra para niños. El objetivo es dar a conocer algunos de los más selectos fondos de cada museo, así como ciertos aspectos interesantes de los edificios en los que se ubican estos centros culturales.

Puede accederse a los juegos a través de los siguientes enlaces:

MUSEO DEL PASTOR
Adultos
Infantil

MUSEO PRASA
Adultos
Infantil

MUSEO VILLANUEVA DE CÓRDOBA
Adultos
Infantil

Por su parte, el Museo Etnológico de Hinojosa del Duque ha anunciado para la semana que viene una programación especial durante la cual dedicarán cada día a un tema de los que componen las distintas secciones del museo: la escuela, la gastronomía, la cultura, las tiendas, la fotografía y la agricultura. La propuesta podrá verse en las redes sociales de Hinojosa Es Turismo (Facebook).

5 com

Se suspenden las Olimpiadas Rurales y la representación de 'Asonada'

La situación creada por el brote de coronavirus ha obligado a la suspensión hoy mismo de dos de las convocatorias que con más expectación se aguardaban para este verano en la comarca. Por un lado, el Ayuntamiento de Añora ha comunicado la suspensión de las Olimpiadas Rurales de Los Pedroches previstas para los días 10, 11 y 12 de julio. El consistorio noriego ha alegado, además de su voluntad de anteponer la seguridad y la salud de las personas a todo lo demás, la imposibilidad de garantizar el mantenimiento de las medidas de distanciamiento social durante el transcurso de las pruebas, así como la dificultad en la organización logística del evento por los problemas de coordinación con los distintos proveedores de suministros. Las Olimpiadas Rurales, argumenta el Ayuntamiento, "reúnen a muchos participantes de todo el país, por lo que el riesgo de transmisión sería muy alto y constituye un riesgo totalmente inasumible para el Ayuntamiento de Añora, que en estos momentos está dedicando todos sus esfuerzos en la prevención de la enfermedad en el municipio".


Ilustración de Alberto Castrelo sobre las Olimpiadas Rurales y el coronavirus.

Por su parte, el Ayuntamiento de Pedroche ha decidido también suspender la representación teatral Asonada, prevista para los días del 13 al 16 de agosto. En Junta de Gobierno celebrada ayer se valoraron los inconvenientes a la hora de conjugar la seguridad de asistentes y participantes con la posibilidad de llevar a cabo la representación. El aforo se tendría que reducir a una cantidad de público demasiado baja, además de que sería imposible desarrollar gran parte de la obra por la alta participación de actores, actrices y figurantes, cuyos ensayos no han podido iniciarse aún a causa del confinamiento. Se acordó asímismo fijar una nueva fecha de representación de la obra para agosto de 2021.

Asonada es una obra teatral de carácter histórico, que narra el derrocamiento de la fortaleza pedrocheña por parte de sus propios vecinos, junto con los reunidos de los concejos de las llamadas Siete Villas, hartos de la tiranía de Gonzalo de Mexía, señor de Santa Eufemia. Este hecho desata la reacción de los Reyes Católicos en el año 1478, que abren una investigación para averiguar lo ocurrido.

La primera representación de esta obra, llevada a cabo por actores no profesionales y vecinos del pueblo, tuvo lugar en 2018. La representación de este año tenía el valor simbólico añadido de coincidir con el 500 aniversario de la construcción de la torre de Pedroche, a cuyos pies se representa la obra, allí mismo donde un día estuvo el propio castillo de la villa.


Representación de 'Asonada' en 2018 [Foto: Francisco Rubio].
14 com

"La entrometida vecina de Dios" gana el certamen de narrativa corta de Torrecampo


Ricardo Martí Ruiz, autor premiado este año en el certamen de Torrecampo.

A mediados de abril se conoció el fallo del XX Certamen de Narrativa Corta 'Villa deTorrecampo', que anualmente convocan el Ayuntamiento de Torrecampo, la Diputación Provincial de Córdoba, la Asociación Benéfico Sociocultural y Deportiva PRASA y la Hermandad de Ntra. Sra. de las Veredas. El premio está dotado con 3.000 euros para una narración con una extensión máxima de 20 folios. La obra ganadora este año resultó ser el relato titulado "La Entrometida vecina de Dios", cuyo autor es el puertorriqueño Ricardo Martí Ruiz.

El jurado ha estado compuesto por María Antonia Ochoa Macazaga, psicóloga; Adrián Pérez Campos, empleado de banca; Juan Cano López, psicólogo y secretario de la hermandad Nuestra Señora de las Veredas; Juana Campos Romero, enfermera; y Juan Bosco Castilla Fernández, Secretario del Ayuntamiento de Torrecampo y escritor, que actuó como presidente. Según Juan Bosco, el relato ganador es "fresco, imaginativo, original, distinto, con una gran carga simbólica y de enorme actualidad, contado con el oficio de un gran escritor".

Ricardo Martí Ruiz (Puerto Rico, 1970) es autor de varios libros de relatos, entre ellos Cuentos cortos que no aburren (2018) y El finalito (2017). En un vídeo de agradecimiento distribuido por el Ayuntamiento de Torrecampo, el autor explica que en su relato aborda "ese mundo que hubo antes del universo" y reconoce las dificultades que le presentó su escritura: "Requirió mucho pensamiento, mucha concentración, mucho análisis y un poquito de valor". Martí agradece a las instituciones convocantes el mantenimiento de premios como este, que considera "oxígeno" para los escritores.

Según las bases de la convocatoria, el galardón debería haber sido entregado el pasado sábado 2 de mayo, coincidiendo con la romería y fiestas de Torrecampo, pero la suspensión de la celebración a causa de la pandemia lo ha impedido. El Ayuntamiento de Torrecampo ha decidido, sin embargo, difundir el relato ganador digitalmente para que los lectores interesados puedan disfrutarlo durante estos días de confinamiento. El relato puede leerse pinchando AQUÍ o en la imagen siguiente. Léanlo y juzguen por ustedes mismos si ha resultado ser un digno ganador.


Pinchar en la imagen para leer el relato ganador.

0 com

Soledad

La imagen de la Virgen de Guía sale de su ermita a manos del párroco de Hinojosa del Duque 
[Fotos: Diócesis de Córdoba]

En simetría perfecta con el alfiz de la fachada y los triángulos del mosaico en el suelo, señalando la clave del arco de la portada, la pequeña imagen de la Virgen de Guía avanza sostenida por las manos, quizás temblorosas, del párroco de San Juan Bautista de Hinojosa del Duque. Sale de su ermita en Villanueva del Duque el pasado 2 de mayo, rodeada de soledad y silencio, en lo que hubiera debido ser un rito de júbilo y celebración. En la fotografía no se distingue la cabeza del sacerdote y desde la distancia pareciera haberse fundido con la propia imagen de la Virgen, lo que dota al cuadro de una apariencia extraña y misteriosa, como todo que rodea a este santuario tan cargado de enigmas. La estampa conforma una representación gráfica de estos días tan entregados al abandono de lo que siempre se hizo, a la cesión de formas seculares de proceder que han tenido este año una inesperada interrupción.  

La Virgen de Guía no viajó este año a hombros de sus fieles, que no pudieron siquiera salir de casa, sino en la sobriedad sin emociones de un automóvil. Hizo escala en Fuente La Lancha, como suele, y entró en Hinojosa al día siguiente con repique de campanas y lluvia de pétalos. Todos queremos fingir que no pasa nada y que la normalidad es la mejor defensa contra cualquier fatalidad, pero imágenes como esta nos advierten con su bofetada que ya nada es como antes y quizás nunca vuelva a serlo.

Imagen de la Virgen de Guía en el coche que la trasladó a Hinojosa.

El párroco de Hinojosa, Jesús Aranda, durante el traslado de la imagen.