BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

7 com

La distancia global

En su afán continuo por fomentar los intereses de la tierra a la que se debe y en su esfuerzo constante por ahondar en los temas de reflexión que más nos conciernen, la Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno de COVAP propone este año como tema para sus enformoladas Jornadas de Otoño: "1519-2019. Quinientos años del inicio de dos de las mayores aventuras españolas". Las "aventuras" a las que se refiere tan estrafalario título son la conquista de Méjico y la vuelta al mundo de Magallanes y Elcano. Por el Auditorio del Recinto Ferial de Pozoblanco pasarán eximios especialistas para derrochar sabiduría en torno a la conquista (sic) de América y el gran viaje global, significando el evento una ocasión única de acercamiento a los más recientes enfoques sobre la materia aportados por los más solventes investigadores. Y, sin embargo, no podemos dejar de sentir una vez más la sensación de que tales actividades no están programadas pensando en nosotros, sino en ellos; que las jornadas pasarán de nuevo sin dejar huella y que la Fundación continúa, una y otra vez, marcando con precisión una fría distancia que ya se antoja frontera.





3 com

Los calvarios de Los Pedroches


Calvario de Villanueva del Duque [Foto: Solienses].

En la religiosidad popular, suele llamarse calvario a un lugar situado en las afueras de la población en el que solían instalarse tres cruces de piedra que representaban las del Gólgota, donde fue crucificado Jesús. Con frecuencia, el calvario acostumbraba a constituir una de las estaciones finales del via crucis, que señalaba con cruces de granito cada una de las catorce estaciones de este rito cristiano, en recuerdo del recorrido que hizo Jesús desde su prendimiento hasta su sepultura. No era extraño que algunos de estos calvarios terminaran convirtiéndose en humilladeros, pequeñas ermitas extramuros con las que todavía es frecuente toparse en Castilla. En Los Pedroches, aunque ya desaparecido, tenemos noticias del Calvario de Torrecampo y todavía se mantiene el via crucis que conduce a la ermita del Cristo de las Injurias en Hinojosa del Duque.


Via crucis del Cristo de las Injurias en Hinojosa del Duque, en una imagen antigua.

Sin embargo, persiste en Los Pedroches otra acepción para el término "calvario" de la que no he encontrado paralelos en otros lugares. Se llama así a una construcción cúbica, levantada con paredes generalmente de piedra de granito, que conforma un gran macetón en cuyo interior crece un olivo centenario. Igual que los calvarios tradicionales y humilladeros, se ubica en las afueras de la población y también suele estar asociado a una funcionalidad religiosa: en Fuente La Lancha, allí se detiene la Virgen de Guía en su traslado a Hinojosa del Duque; el de Villanueva del Duque se encuentra en la explanada que se abre frente a la ermita de la patrona; en El Guijo tiene una monumental cruz de término a su lado; en Alcaracejos, según Sebastián Muriel, pudo ser la estación final de un via crucis; hasta el de Belalcázar (reconstruido recientemente al haber sido destruido durante la guerra) procesiona la cofradía de Jesús Nazareno en la madrugada del Viernes Santo; el de El Viso, en fin, está adosado a la parte trasera de la pequeña ermita del Cristo de las Eras. El olivo, relacionado con la pasión de Cristo (Getsemaní), justificaría el nombre y el hecho de que en ocasiones esté vinculado a cruces en sus proximidades (aunque no sabemos si estas cruces estaban en su origen o fueron añadidas para cristianizar el lugar).


Detalle de una de las cruces sobre basa de columna en el calvario de Villanueva del Duque [Foto: Solienses].

De todos los calvarios que se conservan, quizás sea el de Villanueva del Duque el que ofrezca un mayor interés monumental, al conservar cinco pequeñas cruces de forja sostenidas en lo que parecen ser basas y un capitel de antiguas columnas, no sabemos si procedentes de algún edificio histórico preexistente en el lugar (recordemos que en los alrededores de la ermita de la Virgen de Guía, junto a la cual se encuentra el calvario, se han hallado restos romanos y Antonio Monterroso ha sugerido la posibilidad de que hubiera allí un santuario de esa época).

No conocemos con exactitud la antigüedad de estas construcciones ni su funcionalidad concreta. Seduce pensar en reminiscencias de antiguos cultos paganos de adoración al árbol (estando el olivo tan ligado a la cultura mediterránea), pero poco podemos aventurar sin tener un mínimo conocimiento esencial de su devenir histórico. Quede de momento aquí constancia de esta singularidad patrimonial de Los Pedroches y sirva de reclamo para su protección y mantenimiento como seña de identidad distintiva de nuestra comarca.


Calvario de El Viso, adosado a la ermita del Cristo de las Eras [Foto: Solienses].


Calvario de El Guijo [Foto: CIET Los Pedroches].


Calvario de Fuente La Lancha [Foto: J.F. de la Fuente].


Calvario de Alcaracejos [Foto: S. Muriel]


Calvario (reconstruido) de Belalcázar [Foto: Web Belalcázar].
12 com

El abuelo de Julio Romero de Torres era de Pozoblanco

No constituía un dato inédito, pero sí muy desconocido y habitualmente silenciado en la bibliografía. El abuelo paterno del gran pintor cordobés Julio Romero de Torres, llamado Rafael Romero Jiménez, era natural de Pozoblanco. Así lo puso de relieve la investigadora Mercedes Valverde en una charla impartida el pasado 7 de noviembre en la Biblioteca Municipal de Pozoblanco y que ahora podemos ver completa gracias a Canal 54. Mercedes Valverde es la mayor especialista en el autor de La Chiquita Piconera y ha dirigido el Museo Julio Romero de Torres de Córdoba hasta hace unos meses, en que se jubiló.


Charla de Mercedes Valverde en la Biblioteca de Pozoblanco (7-11-2019).

Rafael Romero Jiménez fue el padre del también pintor Rafael Romero Barros, nacido en Moguer en 1832, adonde el de Pozoblanco había trasladado su residencia por motivos laborales, quizás como empleado de Correos. Mercedes realizó un recorrido por la vida de Romero Barros, como benefactor de la cultura cordobesa (fue conservador del Museo de Bellas Artes y del Museo Arqueológico y fundador de la Escuela de Bellas Artes) y como artista plástico. Precisamente en la documentación contenida en las partidas de matrimonio de Romero Barros es donde se acredita el origen pozoalbense de Rafael Romero Jiménez. El nombre de Romero Jiménez y su origen también aparece en la documentación matrimonial de su nieto Julio Romero de Torres.

De Rafael Romero Jiménez se conserva en el Museo de Bellas Artes de Córdoba esta fotografía iluminada al óleo, obra atribuida a su hijo Rafael Romero Barros y que formaría parte de una galería de retratos familiares realizada por el artista a partir de 1868-70.


5 com

La torre de Pedroche cumple 500 años


Torre de Pedroche, junto a la ermita de Santa María del Castillo.

Rodeada por dos serpientes, una cartela visible sobre la llamada "Ventana del Reloj", en la cara norte de la torre de Pedroche, contiene grabado el año 1520, que suele considerarse como fecha inicial de las obras de construcción de la majestuosa atalaya pedrocheña. Al arquitecto Hernán Ruiz el Viejo, el mismo que ejecutó la capilla mayor y coro de la catedral de Córdoba, corresponde el primer cuerpo de la torre, de forma cuadrangular, así como el plan general de la obra. Su hijo Hernán Ruiz II, llamado El Joven, (autor también de la portada de la Parroquia de San Juan Bautista de Hinojosa del Duque) construyó el segundo cuerpo, de sección octogonal, que lleva la fecha de 1553 en el lado Este. Un hijo suyo, llamado Hernán Ruiz III, levantó el tercer cuerpo, un campanario de forma cuadrangular, mientras que todavía un cuarto arquitecto, Juan de Ochoa, remataría la torre con el cuerpo circular, cornisa y chapitel que la coronan. Construida toda ella en piedra de granito, aprovechando en parte los sillares del antiguo castillo, con su mezcla de gótico, renacimiento y manierismo, la edificación, que alcanza una altura de 56 metros, se dio por finalizada en 1590, aunque, como en toda obra, quedaran todavía flecos pendientes. La torre de la iglesia del Salvador de Pedroche, ubicada en la parte más alta de la población y visible desde muchos kilómetros alrededor, constituye uno de los monumentos del patrimonio histórico más relevantes de Los Pedroches.

Coincidiendo con el 500 aniversario del inicio de la construcción de la torre, el Ayuntamiento de Pedroche tiene previsto desarrollar durante todo el año 2020 diferentes actividades dirigidas a fomentar un mejor conocimiento de esta joya patrimonial, que fue declarada monumento nacional en 1979. "Se realizará una musealización del monumento, así como una programación anual de visitas guiadas, tanto diurnas como nocturnas", ha indicado Mª Ángeles Tirado, concejala de Turismo. Además, "se llevarán a cabo conferencias relacionadas con el monumento y su construcción, así como un programa de acercamiento de los colegios de la comarca a la torre y a la historia de Pedroche en general", ha añadido Pedro de la Fuente, concejal de Cultura.

Como principio de todo ello, hoy mismo se ha dado a conocer el logotipo que unificará y dotará de identidad a todas las actividades que se realicen con este motivo. El emblema se ha obtenido a través de un concurso organizado por el Ayuntamiento de Pedroche al que se han presentado veinte propuestas, resultando ganador el diseño elaborado por los burgaleses Toño Gutierrez Sanz y Diego Gil Hernando. El logotipo juega con la idea de los cuatro cuerpos de la torre representados en diferentes colores, incluyendo en el segundo el número 500 del aniversario. Toño y Diego, artista plástico y arquitecto de interiores respectivamente, diseñaron el año pasado la camiseta oficial del Festival de Teatro Clásico de Almagro.

3 com

Del cronograma al informe



Visita de una delegación pozoalbense a una residencia de mayores en Sevilla [Foto: Ayuntamiento de Pozoblanco].

El 27 de marzo, apenas dos meses antes de que se celebraran las elecciones municipales, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Pozoblanco, capitaneado por su alcalde Santiago Cabello, anunció de forma ceremoniosa "la propuesta de ubicación de los terrenos municipales para la futura construcción de un centro residencial para mayores". Se trataba de un anuncio sin nada detrás que lo respaldara, ni estudios ni proyectos ("menos papeles que una liebre", llegó a decir el concejal Benito García), tan solo buenas intenciones expuestas como reclamo electoral en el momento preciso, a tiro de piedra de los comicios y cuando más arreciaban las protestas de la Plataforma Ciudadana para la Defensa de las Personas Mayores y Dependientes de Los Pedroches en demanda de dicha infraestructura asistencial. El terreno se encuentra en las afueras de la localidad y, para que sea posible llevar a cabo allí algún día tal actuación, fue necesario proceder a su recalificación urbanística a través de las normas subsidiarias del municipio y a la alteración del trazado de las vías pecuarias que transcurren por este paraje.

Enseguida se puso en marcha toda la maquinaria de propaganda y surgió la palabra mágica, que todo el mundo pronunciaba sin saber probablemente qué cosa significaba: cronograma. No hubo medio de comunicación comarcal ni provincial que no reprodujera la dicha palabra, donde parecía estar la clave y resolución de todo, aunque en ningún lugar llegó a publicarse el documento. Ahí se estimaba que la residencia estaría construida para el 2021-2022. Según nota de prensa del propio Ayuntamiento de 30 de abril de 2019, "para el período de mayo-junio del presente ejercicio corresponderá el inicio del encargo del equipo redactor del proyecto y solicitar las autorizaciones a la Junta de Andalucía para la puesta en marcha del proyecto. En el último trimestre del año se estima la finalización de la redacción, solicitar la autorización previa y la inclusión en planes plurianuales del Ayuntamiento de Pozoblanco de las partidas liberadas para el centro residencial". ¿Le sorprenderá a alguien si digo que nada de ello se ha cumplido?

Los meses han ido pasando y nada realmente sustancial se ha avanzado. El tema, sin embargo, ha vuelto a cobrar actualidad a raíz de una visita conjunta realizada el pasado jueves a varios profesores de la Cátedra de Economía Social, Ética y Ciudadanía de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla por parte de una delegación del Ayuntamiento y de miembros de la Plataforma Ciudadana de Personas Mayores y Dependientes. Al regreso, el Ayuntamiento emitió una nota de prensa en la que anunciaba que "va a encargar un estudio de necesidades como siguiente paso para la construcción del centro residencial para mayores", un estudio que será "la base necesaria sobre la que comenzar a trabajar". Un estudio de necesidades para comenzar a trabajar, sí, han leído bien. A la mierda el cronograma.

La Plataforma Ciudadana, con toda razón, ve en el encargo del dicho informe "una excusa para seguir retrasando este proyecto" puesto que "la necesidad de la residencia está más que justificada". Y digo con toda razón porque en Los Pedroches ya sabemos muy bien que tras el encargo de "informes" no suele haber otra cosa que maniobras dilatorias, dejar pasar el tiempo sin actuaciones ante la falta de ideas reales y estrategias para acallar las protestas. Tanto el "cronograma" como el "informe" son palabras huecas tras las que no se encierra ninguna realidad esencial, un instrumento sin mejores resplandores que lucecitas montadas para escena, todo muy acorde a los anuncios de esta política efectista y artificiosa que poco a poco está dejando ya de ser siquiera líquida para convertirse directamente en gaseosa.
12 com

La libertad de la herida

¿Cómo pueden caber tantas cosas en tan pocas palabras? Es la magia del haiku, ese juguete poético frívolo e intrascendente capaz de provocarte un pinchazo de emoción cuando más descuidado estás, creyendo que todo eso no iba contigo. En los haikus que María Pizarro recopila en La libertad de la herida (Iruya, 2019) hay pañuelos, esquinas, bolsos y monedas, muros, balas, lápices, drogas, perros, cerillas, golondrinas, cunetas y cajas de retratos. Y eso solo en la primera parte. Luego llegarán las viejas, la sopa de pollo, las banderas y los girasoles, un automóvil y las olas del mar, el ventilador, las piedras, la mala hierba, la cebolla y la granada, el vaso, un gorrión, las campanas y las campanadas, el espejo, la música, el pozo, la oficina. Tantas cosas en tan pocas palabras.

La libertad de la herida es un cuadro impresionista compuesto de pequeñísimas pinceladas, unas a su haz, otras al bies. La poeta de Conquista, Premio Solienses 2016, hilvana con pespuntes de tres versos los temas esenciales de su universo poético (la infancia desgraciada, la inmigración, el paso del tiempo, la propia poesía) y entre puntada y puntada surge el fuego. Ese suave aroma de firmamento rural, que no puede ser otro sino el nuestro, donde una sola palabra evoca mundos escondidos en la memoria ("Se detiene/ el tiempo en la caja/ de los retratos"), porque todos tenemos en nuestras casas de pueblo esa caja de carne de membrillo con el tiempo detenido, y dramas escuchados en la soledad tenebrosa del relato nocturno ("He preguntado/ a voces en el pozo/ por tu suicidio"), pues intuimos con recelo la historia que se oculta cuando se juntan tan cerca las palabras pozo y muerte. Pocas palabras, en fin, capaces sin embargo de evocar sensaciones oscuras de nuestro paraíso perdido, al que ansiamos un día regresar: "De golondrinas/ es hogar mi casona/ deshabitada". Aunque un paso más allá se nos cierre para siempre la esperanza: "No volverás/ en la ciudad maldita/ a aventar trigos". Porque así es la poesía: primero te abre generosa el arroyo insensato de la esperanza y luego te clava enseguida el puñal amargo del desconsuelo.

37 com

Elecciones Generales Noviembre 2019

Datos oficiales proporcionados por el Ministerio del Interior. Los datos se irán actualizando a lo largo de la noche hasta finalizar el escrutinio.

Alcaracejos
Añora
Belalcázar
Cardeña
Conquista
Dos Torres
El Guijo
El Viso
Fuente La Lancha
Hinojosa del Duque
Pedroche
Pozoblanco
Santa Eufemia
Torrecampo
Villanueva de Córdoba
Villanueva del Duque
Villaralto


Juan Díaz, candidato número 5 en la lista del PSOE de Córdoba al Congreso, votando esta mañana en El Viso.


Manuel Torres, candidato número 4 en la lista del PP de Córdoba al Congreso, votando esta mañana en Dos Torres.
1 com

Mil calles llevan hacia ti

El mítico grupo granadino La Guardia actuó anoche en acústico en la Casa del Pozo Viejo de Pozoblanco. Debido al éxito obtenido, hoy vuelven a repetir actuación (a las 20:00 horas). El Quincenal nos ha dejado este magnífico testimonio de uno de sus temas más emblemáticos, interpretado ayer con la colaboración del público asistente. La música en directo siempre aporta un pellizco suplementario de emoción en estas canciones que nos retrotraen a un pasado que imaginamos cercano, pero que ya no lo es tanto. "Mil calles llevan hacia ti" fue número 1 en Los 40 Principales en abril de 1989. Hace solamente treinta años.

2 com

Federico Gallego Ripoll gana el Premio Juana Castro de Poesía



Federico Gallego Ripoll (Manzanares, Ciudad Real, 1953) con el poemario Las Travesías ha resultado ganador de la sexta edición del Premio Juana Castro de Poesía, organizado por el Ayuntamiento de Villanueva de Córdoba y que cuenta con una dotación de 3.000 euros.

El jurado (formado por los poetas Juana Castro, Matilde Cabello, Juan Lamillar, Francisco Onieva y Antonio Luis Ginés y el concejal de Cultura, Juan Manuel Rísquez Chaves) ha destacado “la intensidad y la coherencia del libro basada en la fuerza de las imágenes” que se proyectan en las distintas composiciones. Además, Gallego Ripoll consigue, a juicio del jurado, “un ágil manejo del verso, la musicalidad y la construcción de los poemas”, todo ello con un “cierre rotundo” de cada obra.

Federico Gallego Ripoll, que reside en la isla de Mallorca desde 1995, cursó estudios de turismo en Madrid y de teología en Barcelona. Fue integrante del grupo de poetas que editaron entre 1993 y 1996 los cuadernos de poesía Bauma y miembro fundador, junto a Jordi Virallonga, Concha García y Eduard Sanahuja, del "Aula de Poesía de Barcelona". Tiene publicados una veintena de poemarios y ha recibido numerosos premios, como un accésit del Premio Adonáis (1985) por Crimen pasional en la plaza roja, Premio Feria del libro de Madrid (2000) por La sal, Premio Jaén de Poesía (2002) por Quién, la realidad y Premio San Juan de la Cruz (2004) por La torre incierta, entre otros.

Los ganadores del Premio Juana Castro de Poesía en las anteriores ediciones han sido Matilde Cabello (2014), Nieves Muriel (2015), Ana Castro (2016), María Álvarez (2017) y Ángel Mendoza (2018).

7 com

Se abre una nueva etapa para el Monasterio de Pedrique

  • Ante el fallecimiento de la viuda de Aurelio Teno.

Una de las obras de Aurelio Teno que se conserva en la sala-museo del Monasterio de Pedrique.

En el último pleno municipal del Ayuntamiento de Pozoblanco, celebrado el pasado 28 de octubre, el concejal de Izquierda Unida Miguel Calero expresó las noticias que le habían llegado, aunque no por cauces oficiales, sobre el fallecimiento de la viuda del escultor Aurelio Teno. "Se lo planteo al Ayuntamiento -dijo- por la relación que tenemos, el cargo económico que le supone al ayuntamiento por los compromisos adquiridos". Miguel quiso alertar también sobre las obras que la familia del artista (fallecido en 2013) tenía en su casa, "no solamente en Pedrique, sino en otras viviendas de la localidad, que me han llegado a decir que se estaban enajenando o vendiendo y que creo que es un patrimonio que en su momento se tenía que haber inventariado a favor del ayuntamiento de Pozoblanco y le digo al concejal de cultura que se interese por el tema para que intentemos recuperar las máximas obras posibles por la forma que sea, para que estén donde tienen que estar, que es a disposición de museos de Pozoblanco".

El fallecimiento de la viuda de Aurelio Teno, ocurrida hace ya un mes, independientemente del componente humano por su pérdida, tiene implicaciones económicas importantes para el Ayuntamiento de Pozoblanco, puesto que, en virtud de los acuerdos establecidos entre la familia del escultor y el consistorio a principios de este siglo, el Ayuntamiento venía incluyendo en sus presupuestos anuales una partida de unos 23.000 euros en concepto de asignación a la viuda de Aurelio Teno, que, además, tenía derecho al usufructo vitalicio de las instalaciones del Monasterio de Pedrique. El fallecimiento de María Rodríguez Jiménez implicaría la restitución de dichas instalaciones al Ayuntamiento de Pozoblanco, que es su propietario, y abriría las puertas a un replanteamiento del uso que se viene haciendo de aquel impresionante espacio cultural, tan desaprovechado y abandonado durante los últimos años.

En cuanto a las obras escultóricas de Aurelio Teno que, en virtud de aquellos acuerdos, pertenecen también al Ayuntamiento de Pozoblanco, asombra saber que no existe ningún inventario que las identifique. Sabemos que obras de Aurelio Teno se están vendiendo por aquí y por allá, hasta en el Mil Anuncios o Todo Colección y de forma incluso que a veces implica cierto desdoro hacia la figura del artista. Pero, al no estar catalogadas las obras de propiedad municipal, no puede saberse si, como sospecha Miguel, también se han enajenado parte de las de titularidad pública, que desde hace años deberían haber estado más valoradas y mejor custodiadas.

Y ante todo esto, el concejal de Cultura, Juan Bautista Escribano, demostrando su absoluto desconocimiento del asunto, tanto del fallecimiento de la viuda como de la dispersión de las obras,tan solo alcanzó a decir: "Me pondré manos a la obra para comprobarlo".