BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

La literatura de Los Pedroches se presenta en Córdoba de la mano del Premio Solienses


De izquierda a derecha, los participantes en el Encuentro Literario: Juan Emilio García, Pedro Tébar, Juana Castro, Juan Díaz, Antonio Pineda, Antonio Merino, Alejandro López Andrada y María Antonia Rodríguez. [Pinchar para ver más grande]

Casi todos los autores de Los Pedroches han presentado alguna vez sus obras en Córdoba, han recibido allí importantes premios, homenajes y reconocimientos individuales, pero creo que es la primera vez que un grupo de escritores de Los Pedroches se presenta conjuntamente en la capital para descubrir una literatura propia con vínculos territoriales, abierta a la universalidad del arte pero surgida de unas raíces naturales que yacen hundidas bajo la tierra en que crece el encinar. Juana Castro, Alejandro López Andrada, Pedro Tébar y María Antonia Rodríguez, unidos por la circunstancia de haber sido todos ellos galardonados con el Premio Solienses, reivindicaron una vez más el orgullo de sentirse oriundos de Los Pedroches y destacaron los componentes literarios que enlazan su obra a la historia y la cultura de la comarca.


Mesa de participantes antes de comenzar el acto.

Casi doscientas personas acudieron al Salón de Actos del Palacio de la Merced de la Diputación de Córdoba para asistir al Encuentro literario de escritores de Los Pedroches "En torno al Premio Solienses" que había convocado la Casa del Valle de Los Pedroches en Córdoba. Además de los escritores citados, componían la mesa de participantes Antonio Pineda Bonilla, Diputado Delegado de Cultura de la Diputación de Córdoba, Juan Díaz Caballero, presidente de la Mancomunidad de Municipios de Los Pedroches, Juan Emilio García, presidente de la Casa del Valle de Los Pedroches en Córdoba, y yo mismo, como editor del blog Solienses y creador del Premio. Entre el público asistente se encontraban también Dolores Sánchez y Luciano Cabrera, ambos diputados provinciales por Los Pedroches; así como otras personalidades del mundo cultural, social y empresarial de la comarca, como Manuel Moreno Valero, Cronista Oficial de Pozoblanco, Daría Romero, presidenta de la asociación "Que pare el tren en Los Pedroches", y Javier Castro, gerente de Belloterra, cuyo jamón se degustó generosamente al finalizar el acto. También nos acompañó Carlos Alberto Baquerín, diputado de Unión Cordobesa.


De izquierda a derecha, Juan Emilio García, Antonio Pineda y Juan Díaz.

A lo largo de las intervenciones, se pronunciaron palabras elogiosas hacia la labor de Solienses en favor de la cultura en Los Pedroches y se destacó la oportunidad de un premio que destaque la obra de los autores comarcales, con frecuencia más desconocida en nuestra propia tierra que fuera de ella. Por mi parte, puse de relieve el desconocimiento que, por lo general, todavía se tiene en Córdoba de nuestra comarca, que sigue considerándose "una tierra lejana y remota, llena de oscuros pueblos de los que algo se ha oído hablar, pero poco". Apunté que, a pesar de que en la actualidad ya a apenas hay diferencias entre los usos y costumbres de los pueblos y la capital, los de Córdoba aún acuden a nuestra tierra "esperando encontrar allí todavía pastores haciendo migas al amor de una candela o jóvenes doncellas con el traje típico bailando las jotas en la noche de la tornaboda" y propuse que los habitantes de Los Pedroches tenemos que "esforzarnos por divulgar la idea de que Los Pedroches no son hoy ya pueblos perdidos en la sierra a los que difícilmente llegan las innovaciones, sino que allí se está viviendo también la revolución cultural que conlleva el nuevo concepto de la ruralidad. Los Pedroches tienen que venir a Córdoba a mostrar que la realidad cultural de sus pueblos está acorde con la sociedad contemporánea".


Juana Castro, durante su intervención, junto a Pedro Tébar.

Juana Castro hizo un breve recorrido por la presencia de Los Pedroches en su poesía, destacando que "yo no he escrito de Los Pedroches como un edén ni como el paraíso perdido, idílico. ¿Por qué? Por el conflicto. El conflicto es inherente a todo lo humano, y yo tuve los ojos bien abiertos para percibirlo desde pequeña (...). Y de eso escribo, de conflicto. Porque la verdadera poesía no es la que canta o sueña, la que sólo se queda con lo hermoso y lo bueno, sino la que hace sentir injusticias, la que desvela lo no dicho, la que trata de restaurar, en el texto, la armonía que ansíamos, el Deseo". Alejandro López Andrada, tras agradecer la oportunidad que las instituciones comarcales le ofrecieron de vivir y trabajar en su tierra, leyó un poema inédito compuesto hace pocos días, titulado "La zarza", que gira en torno a su experiencia interior al recorrer el Camino de Santiago que cruza Villanueva del Duque.


Alejandro López Andrada, durante su intervención, junto a María Antonia Rodríguez.

Pedro Tébar disertó acerca de los paisajes reales frente a los paisajes imaginados, de los paisajes interiores frente a los exteriores, de los paisajes como realidades contempladas frente a los paisajes como realidades creadas. Aludió al "narrador campesino" de Walter Benjamin, que conserva la memoria profunda del lugar, la historia de sus habitantes, los ritmos y las necesidades de la tierra. Acabó definiendo a Los Pedroches como un territorio mítico, aclarando que "mítico no quiere decir inventado". Finalmente, María Antonia Rodríguez describió su percepción de Los Pedroches como una mezcla de serenidad, equilibrio y austeridad, destacando esta última caracteristica como una virtud natural hoy, sin embargo, en desuso: "la pobre austeridad suena como cateta, lugareña, propia de gente mojigata y rancia, que no sabe disfrutar de la vida y que es pobre de miras y pacata de proyectos, y se la confunde a veces con la avaricia e incluso con la tacañería". Afirmó que antes no era así y enumeró usos y costumbres antiguos que conformaban una vida saludable, frente al afán de poseer cosas y el despilfarro del mundo actual. Finalizó abogando por un progreso integral que no suponga un retroceso a corto plazo: "no hay progreso ni felicidad si se nos trata como individuos tarados, a los que se puede manipular y dominar con señuelos de consumismo, tan engañosos como baratos y, a la larga, destructivos". En los próximos días publicaremos algunos fragmentos de estas intervenciones.


Vista del público que llenaba el salón de actos de la Diputación.


Los cuatro autores premaidos junto al editor de Solienses.


El jamón de Belloterra triunfó, como siempre.


Vista de la sala de columnas durante el aperitivo posterior al acto literario.


El cortador de jamón no daba abasto.

[Fotos: Agustín Merino]

5 comentarios :

Manuel Moreno Valero | viernes, octubre 21, 2011 9:26:00 a. m.

Enhorabuena a Antonio Merino por la organización del Encuentro de la Literatura en Los Pedroches. Me alegra que sea una iniciativa al margen de lo administrativo aunque se busque su apoyo, por razón de subsidiaridad. Antonio se ha hecho acreedor a una distinción por parte de la comarca porque lleva adelante un trabajo fundamental para dar a conocer la cultura en y de los Pedroches.
El acto de anoche en la Diputación gozó de todos los ingredientes dignos de encomio. Por el marco, por el tema desarrollado, cómo lo hicieron todos los intervinientes, por el público que llenaba el salón y por el remate gastronómico que venía a resellar más aún Los Pedroches.
Los que estuvimos allí recibimos una gran dosis de autoestimación como comarcanos que sin duda nos lleva a trabajar más y mejor en esa misma dirección.

Isabel Fernández | viernes, octubre 21, 2011 12:15:00 p. m.

Felicidades!. Me hubiera en cantado estar allí!

Anónimo | viernes, octubre 21, 2011 1:56:00 p. m.

Desgraciadamente a causa de mi trabajo no pude asistir a este magnífico acto que sin duda contribuye a que nuestra comarca y su cultura sea conocida por el resto de la provincia. Una vez más enhorabuena Antonio. Saludos. CONRADO CASTILLA.

Daría | viernes, octubre 21, 2011 6:41:00 p. m.

Una vez más, Solienses (Antonio, claro está), sirve de plataforma para el conocimiento de nuestros valores. El de anoche fue un acto extraordinario con cuatro de nuestros mejores autores. Yo siempre digo que cuando volví para quedarme en Los Pedroches, el descubrimiento de Solienses me abrió los ojos al resto de la Comarca; al conocimiento de las personas que estaban a la cabeza de todos los movimientos para sacar a nuestra tierra del desconocimiento por parte, incluso, de los cordobeses de la ciudad que en su gran mayoría miran a "la sierra" como territorio comanche como quedó bien claro anoche; a la denuncia de desaguisados urbanísticos y desastrosas restauraciones de monumentos; a todo lo que hace que nuestra Comarca se mueva y avance. Por todo ello y, una vez más, gracias a Antonio Merino por toda su dedicación, por todo su amor a su tierra y por la ventana al mundo, a nuestro mundo, que representa SOLIENSES.

rafaela redondo | lunes, octubre 24, 2011 9:49:00 a. m.

¡Inasequible al desaliento, Solienses! Así te comprendo, te entiendo y te asumo yo. Para mí conocerte es un aprendizaje diario. Y me siento halagada por tu amistad correspondida.
No pude estar físicamente. No obstante, estuve entre vosotros unida a Los Pedroches que tanto amamos. Y leemos, por supuesto, gustosamente la literatura excelente de sus Autores. ¡Enhorabuena por el Encuentro! Mi abrazo renovado para Todos.

Publicar un comentario