BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Desde el otro lado


Benito García y Josefa Márquez.

El hecho de que Benito García tenga que descender al detalle para buscar las siete diferencias explica por qué la ciudadanía en general no observa ninguna. Y, si alguna, a favor de la tránsfuga: tuvo la gallardía de marcharse antes de que la echaran, aunque todavía no sepamos por qué. No se consideró imprescindible, como él, a quien no importó arruinar el partido para salvarse a sí mismo. Desde el otro lado, las cosas se ven distintas y lo que antes parecía de justicia (las remuneraciones, la participación) ahora ya no lo es, cuando el beneficiario es otro. La historia a veces se reserva un as en la manga para vengarse y poner a prueba las convicciones, que esta vez resultaron ser tan solo acomodo a la oportunidad. Y eso que todavía no ha llegado ni una mínima parte de lo que ha de llegar.

5 comentarios :

Anónimo | miércoles, octubre 31, 2012 10:20:00 a. m.

Parece que se va a ver aquí el famoso refrán de "quien a hierro mata, a hierro muere", o dicho más castizamente, "probar la propia medicina". Y es que el destino siempre nos guarda sorpresas.

Y cuando se pide quitarse por solidaridad con los demás empleados públicos la paga extraordinaria, tal y como han hecho los concejales del PSOE, se dice que tu tía. Yo lo encuentro lógico porque no hay mayor solidaridad que la que se tiene con uno mismo.

En fin...

Anónimo | miércoles, octubre 31, 2012 10:30:00 a. m.

Benito está sufriendo, el ya no cuenta, se ha convertido en un peón más del tablero. Ya no decide nada, otras piezas son más importantes ( Pablo, Manuela y Pepa ).
Pablo nos tendrá que aclarar si en estas condiciones de minoría puede "atreverse" a un cambio en la Alcaldía, como está hablado.
Manuela, como es tradición, decide quién se pone y quién se quita. Compromisos tiene de sobra con el PSOE para mercadear con su voto y no dudemos de que lo aprovechará.
Y Pepa, está en la cresta de la ola, de segundona repudiada por los suyos ha pasado a ser la Belén Esteban del Pleno. Cualquiera le tose, por su acta de concejala ella " MA TA ", y se lleva por delante presupuesto, agua, benitos y ..... que me quiten lo bailao.
Vayan acomodándose en su butaca tenemos espectáculo asegurado, que lo disfruten.
CHAPLIN

Anónimo | miércoles, octubre 31, 2012 1:01:00 p. m.

Para mí Benito ha sido el mejor alcalde de Pozoblanco en la época democrática. La historia me dará la razón.

Anónimo | miércoles, octubre 31, 2012 2:33:00 p. m.

Leído en el Facebook de Serafín Pedraza Pascual:

No es la historia la que se guarda un as en la manga para vengarse. Sencillamente algunas personas son victimas de ellos mismos. Eso le pasa al secretario general del cdi. Destrozó el partido socialista por intereses personales y ahora destrozará el partido que el mismo ha montado. Todo gira en torno a una personalidad muy peculiar (lo dejo en eso por ser elegante) en la que un ego desmedido es una de las claves. Quien habla ahora mismo lo conoce muy bien. No se como es la otra persona, la concejala no adscrita, pero tengo claro que se repite la misma historia con un único denominador común, esa persona, que no tiene ningún reparo en atacar lo que sea a partir del momento en que entienda que sus intereses están en juego. Lo que no entiendo es como el partido socialista (por muy renovado que esté) hizo ningún pacto con él, y entiendo menos todavía, ahora que ya conocen su manera de actuar que ese pacto siga adelante. En política no vale todo, y hay una cosa mas fundamental que otras: se tienen que elegir muy bien los compañeros de viaje. Lo que está por venir es mucho mas gordo que lo que haya podido ocurrir. Que los ciudadanos saquen sus propias conclusiones y actúen en su momento. Y, sea dicho de paso, la ciudadanía de Pozoblanco no son media docena de personas con pancartas apoyando a su "gran" líder.

Anónimo | miércoles, octubre 31, 2012 6:20:00 p. m.

Señor Pascual, yo le aclaro la duda de eso que -incomprensiblemente- usted no entiende: El partido socialista hizo un pacto con él porque aquí lo que interesa sobre todo y antes que nada es el poder (como a los demás partidos, hay que decirlo también), y la ética, la dignidad, la decencia, la palabra dada y manifestada y el sentido del honor ya pasan a otro plano.

La verdad es que con las cosas que se ven en la política, y los personajes que la protagonizan, no es de extrañar que en general los mejores, los más preparados, huyan de ella como de la peste.

Publicar un comentario