BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

La restauradora Catalina Calero participa en el proyecto Qubbet El-Hawa en Asuán (Egipto)


El equipo arqueológico del proyecto Qubbet el-Hawa se dirige al yacimiento. [Foto: Universidad de Jaén]

Catalina Calero García, natural de Pozoblanco, es Licenciada en Bellas Artes, con la especialidad de Restauración Pictórica, por la Universidad de Granada y desde hace unos días forma parte del equipo arqueológico que, dirigido por Alejandro Jiménez Serrano (Profesor de Historia Antigua de la Universidad de Jaén), lleva a cabo un proyecto de excavación en la necrópolis de Qubbet el-Hawa, justo en frente de la moderna ciudad de Asuán, unos mil kilómetros al sur de El Cairo. Se trata de la quinta campaña que desarrolla este proyecto, patrocinado por el Ministerio de Economía y Competitividad del Gobierno de España, la Fundación Qubbet el Hawa, la Universidad de Jaén, la Caja Rural de Jaén y la Asociación Española de Egiptología, entre otras entidades.

Durante los trabajos realizados desde 2008 se han encontrado unas 60 tumbas talladas en la roca de la colina, algunas de las cuales no han sido investigadas nunca. La mayor parte de las tumbas pertenecieron a los nobles del Reino Antiguo y del Reino Medio (2600-1750 a. C.), aunque hay algunas tumbas de época posterior. En ellas, se han encontrado inscripciones de suma importancia para la Historia no sólo de Egipto, sino de toda la humanidad. Así, en la tumba del gobernador Herjuf (2200 a. C.) se narran los tres viajes que éste realizó al centro de África, en uno de los cuales llegó a traer a un pigmeo; ello supone la mención más antigua de este grupo étnico. Además, en otras inscripciones se narran las relaciones de Egipto con la vecina región de Nubia (actual Sudán) a lo largo de casi un milenio. Por tanto, nos encontramos, según la propia web del proyecto, ante uno de los yacimientos más importantes de Egipto, no sólo por los descubrimientos ya realizados, sino también por lo que a las relaciones interculturales en la Antigüedad se refiere.

La campaña de este año, que comenzó el pasado sábado, se va a centrar en el estudio de los estratos que todavía quedan en el interior de la cámara de culto de la tumba QH33. Allí, una vez superados los niveles más modernos datados en el Tercer Periodo Intermedio y la Baja Época, el equipo arqueológico tratará de finalizar la excavación de los saqueos de los altos individuos enterrados durante el reinado de Tutmosis III para poder llegar a los niveles contemporáneos a la construcción de la tumba y poder así determinar la identidad del monarca que mandó construir la tumba. También está previsto el anuncio a la prensa internacional de un importante descubrimiento realizado en las pasadas campañas y que, tras ser estudiado y contrastado, ampliará nuestras perspectivas acerca del tráfico de personas en el Valle del Nilo durante la Antigüedad.


Cati Calero consolidando la parte posterior del lateral este del ataúd de Sarenput. [Foto: Universidad de Jaén]

Catalina Calero ha participado y dirigido proyectos de restauración para diferentes Delegaciones de Cultura de la Junta de Andalucía, Museos, Exposiciones, Patrimonio eclesiástico y privado, recibiendo en 1992 el premio Europa Nostra por el proyecto de restauración de la Carrera del Darro de Granada. Durante varios años ha realizado labores de restauración y trabajos de cerámica artística, desarrollando diferentes técnicas y en la actualidad dirige un taller de restauración y conservación que compagina con terapias ocupacionales basadas en la expresión plástica en Pozoblanco. También participó como ilustradora en el libro de relatos La puerta de los sueños, que recibió el Premio Solienses 2010. En estos primeros días en Egipto, su trabajo como restauradora se centra en la reintegración volumétrica de las partes que se consolidaron el año pasado del ataúd del "Supervisor de la Casa" Sarenput, en la tumba QH34.

0 comentarios :

Publicar un comentario