BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Altura de miras


Vista de Los Pedroches desde la sierra de Santa Eufemia.

Juan Bosco Castilla publica hoy en su blog Tratado de lo que ignoro un artículo en el que reflexiona sobre nuestra situación y nuestras responsabilidadees individuales. Reproduzco un fragmento y enlace al artículo completo:

"Altura de miras", por Juan Bosco Castilla [fragmento de artículo tomado del blog Tratado de lo que ignoro].

[...] El domingo pasado anduvimos por los montes de Santa Eufemia y vimos desde arriba Los Pedroches y las comarcas que la rodean y ahora, que me enfrento a la página en blanco para escribir sobre el paseo que dimos, me he acordado de esa entrevista, quizá por la escasa altura de miras que tienen quienes nos dirigen y nos lideran, quienes piensan, quienes opinan (opinamos) públicamente y quienes influyen en la opinión de los otros y, en general, la escasa altura de miras que tenemos todos, y en ese todos meto a casi todos los seres humanos, pero especialmente a los ciudadanos de España y, más especialmente aún, a los habitantes de ese territorio que se ve desde las alturas a las que me refería, Los Pedroches.

Me duele decir esto, porque siempre es injusto generalizar, porque el tiempo viene malo este año y hay muchos agricultores y ganaderos al borde de la ruina, me duele porque hay mucha gente buscando trabajo, gente que se ha preparado a conciencia y que no encuentra una ocupación con la que ganarse el sustento, porque hay algunos pequeños emprendedores que han depositado sus ilusiones vitales en una empresa y que luchan cada minuto para salir adelante, porque hay estudiantes que estudian y trabajadores que trabajan, porque hay políticos de buena fe y sindicalistas que quieren defender a los trabajadores, y hay líderes que se sacrifican y pensadores que proceden con honradez, me duele porque yo soy de aquí, y de aquí es mi familia, y mis amigos, y mis vecinos, y a todos los señalo (y me señalo) cuando afirmo lo que afirmo, y lo que afirmo es que, vistos desde arriba, en Los Pedroches falla el material humano. No es la tierra, por pobre que sea y lejos que esté, la que nos hace pobres, ni es el clima, por extremado y seco que sea, lo que nos priva del bienestar, todo eso contribuye a nuestro escaso nivel de desarrollo, sí, pero no es la causa principal, porque la causa principal está en nuestras propias carencias.

No hay más que vernos desde fuera para darse cuenta de los errores que hemos cometido y cometemos, de lo aferrados que estamos a la nostalgia y de lo poco que miramos al futuro, lo que hemos hecho con nuestros pueblos (especialmente en Pozoblanco), el escaso valor que le damos a lo que compartimos, lo poco que trabajamos unidos y lo mucho que nos separa, el caso que le hacemos a los que nos que vienen a vendernos la moto con palabras huecas, lo poco que aprendemos de los que van por delante de nosotros y el crédito que le seguimos dando a los que nos engañan [...].

[Leer el artículo completo]

11 comentarios :

Anónimo | jueves, noviembre 28, 2013 5:48:00 p. m.

Desgraciadamente este autor constata el pesimismo de la sociedad y está imbuido de él. Aunque intenta hacer una análisis serio lo que hace es una interpretación derrotista. Entender el presente con audacia, y en sentido positivo, no es ser simplemente un espejo del desastre, sino saber mirar al frente y ver salidas con optimismo por encima de lo aciago del barro que nos inunda. Sus más de doce noes entristecen a cualquiera y nos hunden en la miseria. Y lo que parece verdad (en lo que dice) es falso. Los Pedroches saldremos adelante como siempre, porque tenemos una fibra dura y sabemos resistir; porque nuestra tierra nos ha enseñado a pergeñar salidas y soluciones en la hostilidad; porque donde hay tierra hay cielo y hay esperanza; porque nosotros no seremos menos que nuestros antepasados, y sabremos aguantar el chaparrón y encontrar cauces para levantar nuestra economía y nuestro espíritu. No. No todo es negro ni puede serlo. Los Pedroches tienen ahora el mayor capital humano que haya tenido nunca: los mejores jóvenes de la historia, y los mejor preparados; la mayor de las experiencias en diferentes actividades económicas, que un día de estos floreceran..., y hasta la negumbre de la política será el estiercol para que en poco tiempo vivamos en un ambiente democrático más sano y natural. Creo que sobran los pesimismos y agoreros de que se acaba el mundo. Aun mirando la inmensa perspectiva de Miramontes. No, no y no.

Anónimo | jueves, noviembre 28, 2013 6:52:00 p. m.

Más razón que un Santo. Y aquí peleandonos por una calle peatonal. ... ¿ Cuándo empezamos a cambiar esto ?
Chaplin

Anónimo | jueves, noviembre 28, 2013 8:56:00 p. m.

El comentarista de las 5.48 me parece que no ha entendido casi nada.

Juan Bosco, con su lucidez habitual, como también hace Pérez Reverte, lo que dice es que miremos más en nosotros mismos para comprender nuestros males, que no le echemos siempre la culpa a lo externo, que a lo mejor gran parte de lo que nos ocurre también es por nuestra propia torpeza y nuestra estulticia. ¿Acaso no se ve permanentemente confrontación, discordia y desunión donde debiera haber cooperación, concordia y unión si se quiere conquistar un futuro digno para esta tierra? ¿Y no son esos unos grandes obstáculos que nos impiden progresar y que nosotros solos nos ponemos en el camino? Basta con abrir un poco los ojos y constatar la realidad más inmediata para comprender que eso es así. Cualquier cuestión de mediana relevancia genera una controversia encarnizada que se dilata en el tiempo, que enardece los ánimos con algunos comportamientos bochornosos, alejados además del interés general, y todo ello sólo desemboca en el freno del progreso. Tanto Pérez Reverte en su visión nacional, como J. Bosco Castilla a nivel comarcal, lo que hacen es poner el dedo en la llaga, aunque a alguien le pueda doler esa llaga cuando le ponen delante la cruda realidad.

No confunda usted pesimismo con llamamiento a la capacidad de autocrítica y reflexión, para comprender que buena parte de los males que nos aquejan provienen de nosotros mismos, porque no es haciendo demagogia como se avanza, ni vendiendo humo de un futuro optimista y esperanzador que parece como si pudiera venir por sí solo llevado por la propia inercia de las cosas, porque ese futuro mejor sólo vendrá cuando nosotros seamos capaces de advertir las cosas que estamos haciendo mal, cuando seamos capaces de reconocer (todos) y recapacitar sobre los errores que seguimos cometiendo, para poder así rectificar.

Por eso viene bien que de vez en cuando alguien nos sacuda y nos despierte de la modorra en la que estamos instalados y nos advierta que debemos espabilar.

Anónimo | jueves, noviembre 28, 2013 11:20:00 p. m.

¿Decepción por el resultado del sondeo, señor Bosco? Es muy bonito pedir unidad en la calle peatonal, y entre todos procurar el éxito de la iniciativa. Pero ¿Y a quien no le guste? ¿Y a quién le perjudique, cómo puede hacer de tripas corazón, costándole el poco dinero que gane? Es muy fácil criticar el estilo de llevar los negocios, pero ¿qué se puede esperar de alguien que por muy buenas ideas de tenga no tiene dinero para invertir? Y lo que es peor, que aunque lo invirtiera no iba a recuperar la inversión. ¿Se ha preocupado alguien de los que han tomado la decisión de cortar el tráfico de enterarse de estas cosas? Ignorando a la gente de la calle no se va a lograr el entendimiento y la colaboración que pide el señor Bosco, porque no es posible.

Anónimo | jueves, noviembre 28, 2013 11:23:00 p. m.

Nuestra comarca: 17 pueblos, 17 alcaldes y 17 grandes razones para que los jóvenes nos vayamos de aquí.
¿¿¿¿¿¿¿Cuando os vais a sentar a hablar???????

Anónimo | viernes, noviembre 29, 2013 12:44:00 a. m.

El artículo de J. Bosco me preocuparía si no lo conociera desde chico.
Estoy de acuerdo con él en que hacemos demasiado caso a los que vienen a vendernos la moto con palabras huecas, sin ir más lejos ayer se nos proponía diversificar la producción ganadera con la cría de caracoles.
Creo también que damos demasiado crédito a los que nos engañan, esto es lo que ha pasado en el sobreseído o archivado delito societario de Covap.
Llevo muchos años preguntándome porque suceden estas cosas ¿Por qué preferimos crucificar a los discrepantes, en lugar de contrastar sus puntos de vista para enriquecer el debate y adoptar las decisiones más oportunas o más convenientes?
Pensar por uno mismo hace a cada uno responsable de sus decisiones y esto es lo que tratamos a toda costa de evitar refugiándonos en un clan ( cooperativa , partido, sindicato…) puede que el sistema nos ayude a resolver alguno de nuestros problemas pero sobre todo nos tranquiliza pensar que es más fácil resolver los problemas cuando nos juntamos muchos.
Juan Bosco es un ingenuo cuando piensa que los jóvenes traerán ideas de “menos conflicto, de más unidad, que traigan aprendido que para hacerse respetar hay que respetarse antes a uno mismo, que el mundo es un lugar peligroso (como decía Pérez Reverte), en el que hay que luchar cada día por el sustento, independientemente de lo que hagan el Estado y el alcalde, y que casi todo lo que hay a nuestro alrededor depende de nosotros.”
Nuestros hijos salen fuera pero el sistema no les enseña a pensar por si mismos para lograr su sustento. Aprenden todo lo contrario es el Estado (gobierno, funcionarios, parlamento, jueces, militares, comunidad autónoma, diputación, mancomunidad y ayuntamientos) el que puede y debe resolver los problemas de los ciudadanos(para eso se les paga) dándonos trabajo, sanidad, educación, carreteras, tren, subvenciones, cultura, etc. , etc.
Si alguno de nuestros hijos tuviera la suerte de pensar y actuar por si mismo, sería un desperdicio pedirle que lo sacrificara en aras de la unidad y de la “ altura de miras” , porque entonces se creería con capacidad para resolver los problemas de los demás y simplemente tendríamos un nuevo político

Anónimo | viernes, noviembre 29, 2013 2:31:00 a. m.

Señores, maduremos de una vez, la culpa no es de los políticos, la culpa es nuestra, de todos...., los pobres políticos sólo son una pieza más de este puzle..

Anónimo | viernes, noviembre 29, 2013 7:10:00 p. m.

Tanto el artículo de Juán Bosco- con la oportunidad de Solienses al publicarlo- y las referencias a la entrevista de Jordi Évole a Pérez Reverte, son reflexiones certeras, del cómo somos en este pais y en los Pedroches en particular. Pero también son certeras las opiniones que se hacen al tema." Es verdad que tenemos el mejor mataerial humano de la historia y el más`preparado". Es verdad ,también,que no es ser pesimista al hacernos la autocrítica, considerando, que parte de nuestros problemas provienen de nosotros mismos. Esto siempre ha ocurrido.
Tampoco es baladí pensar que le corresponde al Estado, la responsabilidad,también, de proporcionar a sus ciudadanos, una educación constante para que pueda pensar crítica y autónomamente, ¿ Se ha hecho esto bien en los últimos treinta años?
De todas formas creo que el debate que se establece en este foro por gentes de los Pedroches, como en este caso, es importante y positivo y que puede dar lugar a que lleguemos a conclusiones realistas y democráticas,pensando que la política es buena y necesaria y que los políticos son también lo que da la tierra, y si no son de más nivel, sea tambien por culpa nuestra, porque quizá muchos de los que escribimos aquí y en otros sitios, no participamos suficientemente en ella.

Anónimo | viernes, noviembre 29, 2013 7:31:00 p. m.

Treinta años perdidos, pero,eso si: Andalucía imparable.

Anónimo | viernes, noviembre 29, 2013 11:46:00 p. m.

Los pueblos o naciones no son buenos ni malos, no los hay ni mejores o peores, lo son sus dirigentes. Creer lo contrario es alinearse con posicionamientos cercanos al racismo y fascismo. Los ciudadanos que forman esa inmensa mayoría de los pueblos no tienen ningún poder y nada pueden hacer para introducir cambios en la sociedad.
Si los ciudadanos decidiéramos no habría guerras ya que son ellos los que mueren, no habría paraísos fiscales ya que en ellos se esconde el dinero que les roban y así muchas cosas más.
Por eso hablar de la escasa alturas de miras de todos o casi todos no tiene sentido. Solo podemos aspirar a aquello que los dirigentes permitan y eso dependerá de sus intereses que nada tiene que ver con los nuestros.
El problema se agrava porque a esos dirigentes no los conocemos y por supuesto no los elegimos. Como ejemplo, la orden que dio el BCE al gobierno de España de introducir una serie de cambios legislativos que hasta supuso un cambio de nuestra constitución y por supuesto sin contar con los ciudadanos.
A nosotros como ciudadanos nos van a permitir ir a votar de vez en cuando a unas personas que ellos nos han impuesto, nos dirán que seamos buenos y colaboremos con alguna ONG y defendamos el medio ambiente que ellos polucionan pero sin armar mucho ruido ya que podremos ser castigados cuando les apetezca que para eso tienen la fuerza e infinidad de leyes que ellos dominan, controlan, y tergiversan y que debemos cumplir aunque no las conozcamos.
Y no olvidemos que si en los pedroches ha habido algún atisbo de progreso ha sido debido a las subvenciones que nos han dado desde Europa. Las carreteras, las ganaderías, los cultivos, etc. si son rentables es gracias a las ayudas que recibimos y no a la iniciativa de los vallesanos que no se diferencia en nada de la de otras tierras.
Por lo tanto resignación y establezcamos nuestras luchas y demandas sobre temas como la parada del AVE, la calle peatonal, lo malo que es el alcalde de mi pueblo, las carreteras tan malas que tenemos, etc.
Por eso señor Bosco, sin conocerte y con el ánimo de no ser impertinente me atrevo a decirte que no debes sentir dolor por decir lo que dices ya que la altura de miras es tan subjetivo que lo que para ti pudiera ser algo pueril para mi sea una meta inalcanzable y yo en tu situación me consideraría privilegiado por poder ver el valle desde lo alto de Santa Eufemia que en todo caso se ve mejor que desde la lejania en que nos encontramos los que tuvimos que emigrar y nunca pudimos acceder a una carrera universitaria como nos hubiera gustado.

Anónimo | lunes, diciembre 02, 2013 3:26:00 p. m.

Algunos de los que han escrito subieron alguna vez a lo alto de la Torre del Homenaje del Castillo de los Sotomayor y Zuñiga, y han comprobado desde allí lo que se divisa y hasta dónde alcanza la vista ? En ese pueblo ( que va imparable cuesta abajo ) y desde ese castillo se ve todo más claro ...

Publicar un comentario