BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

"A la gente del campo nos faltan señas de identidad"


Paco Casero, ayer en Pozoblanco.

El histórico dirigente sindicalista Paco Casero inició el pasado 12 de febrero una huelga de hambre itinerante que estos días le lleva por toda Andalucía reclamando la dignidad de los trabajadores del campo y, en concreto, una mayor atención por parte de las administraciones hacia la agricultura ecológica. Ayer se reunió con una treintena de personas en el alojamiento rural El Palomar de la Morra y allí expuso las razones que le han llevado a tomar esta drástica medida reivindicativa. Casero criticó el exceso de leyes que regulan la actividad agraria (puso como ejemplo las 46 normas para la ganadería extensiva) y la poca atención que se presta oficialmente a la agricultura ecológica, para la que reclama una estrategia urgente de actuación, pero también aprovechó la ocasión para denunciar la pasividad de la ciudadanía ante problemas que le afectan directamente y la falta de movilización colectiva frente a políticos mediocres. Reclamó la dignidad de los trabajadores del campo, a los que considera desprotegidos frente a la administración, y pidió que se refuercen los símbolos tradicionales que identifican al sector (se refirió, como anécdota, al hecho de llevar siempre abrochado el botón superior de la camisa, como lo hacían los agricultores antiguamente, y señaló: "A la gente del campo nos faltan señas de identidad").

Con respecto a la huelga de hambre, que, en principio, piensa mantener hasta el sábado próximo, reconoció: "Estoy cansado, tengo 65 años y estoy cansado", aunque enseguida añadió: "si es necesario dar otro paso, lo daré". Casero ha tomado esta decisión ante, a su juicio, la falta de implicación de las administraciones con la agricultura ecológica, pero también por la extensión que observa de las desigualdades y el aumento de la pobreza, hasta concluir: "Me da vergüenza mirar a mis nietos porque no les voy a dejar la misma vida que yo he tenido".

En el coloquio posterior, varios de los presentes señalaron la difícil situación que vive el sector y denunciaron el individualismo y la ausencia de compromiso colectivo que manifiestan los propios afectados. Reconocieron cierta falta de iniciativa propia y propusieron la creación de algún tipo de asociación que defendiera específicamente sus problemas, al no sentirse representados muchas veces por las agrupaciones políticas, sindicales o sectoriales. El acto terminó con la lectura de un escrito a cargo del presidente de Olipe, Juan Antonio Caballero.


Un grupo de asistentes al acto posan junto a Paco Casero.

10 comentarios :

Anónimo | lunes, marzo 03, 2014 9:40:00 a. m.

Encuentros como el de anoche en el Palomar de la Morra es lo que necesita nuestro sector, acostubrada nuestra sociedad a Pan y Circo, encontrar a un hombre que hable de valores y que dignifique la profesión del campo es de agradecer, disfrutamos todos los que estubimos, gracias Paco por tu valentia

Anónimo | lunes, marzo 03, 2014 9:44:00 a. m.

Paco, compartimos tú hambre y tú lucha, esta sociedad necesita muchos Paco Casero.

GANADERO | lunes, marzo 03, 2014 9:46:00 a. m.

¿DONDE ESTABAN LOS POLITICOS DE NUESTRA COMARCA ANOCHE?
¿Y LOS DIRIGENTES DE COVAP?

Anónimo | lunes, marzo 03, 2014 11:29:00 a. m.

¡Qué buena pregunta! ¿Dónde estaban los políticos de nuestra comarca? Posiblemente pensaran que este señor que venía a hablarles del campo no era de su partido. Venía a hablarles del campo y sus problemas, pero no era de su partido. Malo. Posiblemente creyeran que el tema no les interesaba. Peor. Ellos ya conocen los problemas del campo en su comarca. Están todo el santo día pateando el campo, hablando con los ganaderos, proponiendo soluciones, defendiéndolos con energía en todos los frentes. ¿A quiénes se deben ellos? No nos cansaremos de decirlo: a sus partidos. Y este señor va por el mundo como un misionero, sin nada en las alforjas, y bajo el paraguas de un sindicato. Malo, malo, bicha, bicha: un sindicato. Con lo desprestigiados que están ahora los sindicatos. No hay ni un solo político pedrocheño que haya sentido, al menos, curiosidad por saber lo que Casero venía a decir. Y es que lo que ellos hacen es política de altos vuelos. Y lo que este señor hace es también política pero de alpargatas. Y las alpargatas hace ya mucho tiempo que ellos las dejaron. Ahora viven del cuento. Y viven muy bien

Daría | lunes, marzo 03, 2014 11:49:00 a. m.

Paco Casero es un ejemplo (de los que casi no quedan) de dignidad y compromiso. Tiene claro el preocupante panorama que tenemos ante nuestros ojos y las repercusiones que tendrá la actual situación para el futuro. La falta de autoestima, de conciencia, de compromiso y valentía de todos los que vivimos en el medio rural nos hace presas fáciles de los políticos que, o no saben de qué hablan o no les interesa un ápice lo que les decimos. Pero, ante esta situación, sólo cabe la unión de todos los que poblamos y vivimos del campo (directa o indirectamente porque aquí no hay otro medio de vida) para hacer presión ante los que deciden nuestro futuro sin conocerlo o sin que los votos que puedan obtener sean suficientes para que se impliquen y defiendan, con leyes justas, nuestro futuro. Por ello, hay que movilizarse, plantarse ante las puertas que haya que abrir y gritar para que nos oigan porque sólo atienden a los que les aprietan las tuercas.
Es triste que haya que llegar a situaciones que a nadie le gustan pero es tanta la injusticia, el olvido, el desinterés por defender algo que es importantísimo para la sociedad de nuestra tierra que algo hay que hacer. La historia reciente de nuestra comarca ha demostrado que en temas importantes (el cementerio nuclear que ya nos tenían adjudicado; el hospital terminado y cerrado o la parada del tren) el conformismo, la resignación y la apatía se han dejado a un lado para defender lo que nos importa; pues lo mismo tenemos que hacer en esta situación: concienciar, reclamar y exigir la atención, las ayudas para mantener nuestras explotaciones o lo que haya que exigir para que dejemos a nuestros hijos un lugar donde se ganen la vida con dignidad.
En la reunión se expuso, entre otros muchos argumentos, la importancia que tiene el olivar de sierra ya que, si aquí se aplicaran los mismos tratamientos químicos y se utilizaran las mismas herramientas que en la campiña, la ciudad de Córdoba tendría que beber agua embotellada porque la contaminación llegaría hasta los pantanos que surten de agua a la capital. Pero claro, si los políticos que nos tienen que defender sólo acuden a nuestra Comarca (exceptuando honrosas excepciones), para pedirnos el voto, arreglado estamos.
Ante esta constatación, tenemos que tomar conciencia y saber que si no nos defendemos nosotros, nadie nos va a defender porque NO LES IMPORTAMOS.
La situación de la estación del AVE en Los Pedroches es una buena muestra de lo anterior: completamente equipada y terminada desde agosto de 2013 y, sin embargo, cerrada (unos lo la abren porque no está terminada la "capa de rodadura" de la carretera Vva. - Adamuz aunque está abierta al tráfico y otros no terminan con la "capa de rodadura" porque tienen otras prioridades y, aunque desde el principio apoyaron la reivindicación del tren, hoy no cumplen) Y los ciudadanos, viendo con incredulidad a los políticos usándo la estación como arma arrojadiza sin que les importe un bledo el aislamiento de la comarca ni la necesidad de dotar a nuestra tierra de herramientas para asegurar nuestro futuro.
Este es el panorama desalentador que sólo se revertirá si asumimos la situación y decimos basta! y les plantamos cara.
Y, por último, quiero agradecer a Paco Casero toda su lucha, toda su antrega y todo su sacrificio en beneficio de los que vivimos en el medio rural ante el olvido de los que sólo defienden los intereses de los poderosos.

Anónimo | lunes, marzo 03, 2014 12:01:00 p. m.

A la gente tozuda y cabezona se les dijo desde siempre "abrochaos". Quiza venga de ahí la anecdota que relató Casero. ¿Cuáles deben ser las señas de identidad de la gente del campo actual? Pienso, por un lado, que todas las revoluciones han tenido un símbolo, una señal alrededor de la cual se ha ido reuniendo la gente. Por lo tanto no es descabellada la propuesta de este señor y lo que está proponiendo es una revolución y con razón: quiza sea lo único que puede salvar al campo. Algo parecido a una revolución, que tampoco es cosa de asustar a la gente. Pero como lo considero lo suficientemente inteligente como para no proponer que los campesinos y ganaderos vuelvan a abrocharse de nuevo el último botón superior de su camisa, habría que preguntarse cuáles deben ser hoy esas señas. ¿Pierde un ganadero identidad por llevar corbata? ¿La pierde por dejar de usar boina o mascota? Un campesino pierde identidad cuando deja un año y otro año que unos políticos ineptos los representen vanamente en los órganos decisorios del gobierno y no se rompen la cara por defenderlos.

Maria Rubio | lunes, marzo 03, 2014 1:53:00 p. m.

Paco, muchas gracias por tú lucha y tú compromiso, cuidate, te necesitamos.

Anónimo | lunes, marzo 03, 2014 1:57:00 p. m.

Felicitar una vez más a Antonio Merino por su compromiso con los PEDROCHES y por dejarnos la crónica de lo que presencio anoche.

Anónimo | lunes, marzo 03, 2014 2:04:00 p. m.

Que alegria ver jovenes preparados en los Pedroches,luchando por su profesión y por su tierra.Paco tú mensaje tendra su recompensa.

angel | martes, marzo 04, 2014 10:08:00 p. m.

Acudamos el sábado a Zamoranos en Priego de Cordoba para dar testimonio de nuestro compromiso con las propuestas planteadas por Paco Casero y demostrarle a el y a quien corresponda que "somos muchos"

Publicar un comentario