BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

La arquitectura popular de ayer y hoy


Calle de Alcaracejos en los años setenta. [Foto: Itinerarios de arquitectura popular española].

Hace unas cuantas semanas José Jurado me informó de la existencia de una colección de libros titulada Itinerarios de arquitectura popular española, elaborada por Luis Feduchi y publicada en la Editorial Blume entre 1974 y 1984. Se trata de cinco volúmenes que llevan los siguientes títulos: 1. La meseta septentrional ­ 2. La orla cantábrica, la España del hórreo ­ 3. Los antiguos reinos de las cuatro barras ­ 4. Los pueblos blancos y 5. La Mancha, del Guadiana al mar. El cuarto tomo, publicado en 1978 (y reimpreso en 1986), está dedicado a Andalucía y las Islas Canarias y consta de 400 páginas que incluyen 1.200 fotografías y 120 dibujos. Una pequeña joya que nos permite conocer el estado de la arquitectura de muchos pueblos en un momento en el que todavía no se habían producido las grandes alteraciones urbanísticas (con sus aberraciones arquitectónicas consecuentes) que tendrían lugar en la década de los 70 y los 80 del siglo pasado.

José me adjuntaba copia de las páginas en las que aparecen fotografías de varios pueblos de Los Pedroches con una desconsolada advertencia: "El cambio ha ido a peor. Hemos pasado de tener una arquitectura popular digna de enciclopedia al monocapa que hay por toda España". Contemplando la belleza de algunas construcciones populares de la época y la armonía del conjunto urbano, me pareció oportuno, para demostrar el aserto de José, confrontar algunas imágenes de los Itinerarios con el estado actual de esos mismos lugares y el resultado ha sido, realmente, desolador. El cambio, efectivamente, ha sido a peor, aunque a veces no se podía imaginar cuánto. Juzguen ustedes. (Las fotos actuales de Pedroche las ha hecho, con el mimo que suele para las cosas de su pueblo, Pedro de la Fuente).




Calle Amargura de Añora, en los años 70 y ahora mismo. Compárese la línea uniforme de los tejados y la antigua armonía de las fachadas con la anarquía actual.




Calle Doctor Benítez de Añora, ayer y hoy.




Calle Villanueva de Córdoba de Pedroche. El bar de la esquina ya se advierte en la foto de los años 70, por el anuncio de Coca-Cola bajo el arrabá. [Foto actual: Pedro de la Fuente]




Calle Lope de Vega de Pedroche. Adviértanse en la foto antigua las hermosas chimeneas en la línea recta de tejados. [Foto actual: Pedro de la Fuente]

La foto que encabeza este artículo corresponde a Alcaracejos. No tengo la imagen actualizada, por lo que solicito la colaboración de los lectores para que me envíen una foto de esa misma calle en el momento presente, si es posible con el mismo ángulo que la imagen antigua, para añadirla a esta pequeña colección de evidencias que no terminan aquí.

Correo:

4 comentarios :

Anónimo | martes, septiembre 02, 2014 4:10:00 p. m.

Genial mi estimado Antonio esta coleccion de fotografias. Espero mas de las mismas

mariaje | martes, septiembre 02, 2014 11:35:00 p. m.

Extraordinario. Intentarê localizar el estado actual de lugar de esa foto extraviada de Alcaracejos, y por supuesto los itinerarios de arquitectura popular española.

Anónimo | miércoles, septiembre 03, 2014 12:19:00 a. m.

Pienso que estas modificaciones no se habrán hecho en todas las viviendas de una sola vez, sino (la mayoría) en distintas actuaciones. Por tanto no pienso que haya que achacarlo a una permisividad en las modificaciones arquitectónicas concreta, sino a una permisividad generalizada, aunque estoy seguro que no en todos los lugares y en todos los momentos igual.
Lo que si parece objetivo es que la imagen ha empeorado.
Parece haber un excesivo desinterés de los ciudadanos por la conservación del entorno de su vivienda. Se permite al constructor (albañil) que en la reforma de la fachada de la casa no tenga en cuenta el entorno más próximo (las viviendas de al lado) y que la haga unos decímetros mas baja o más alta que las medianeras sin nada que lo justifique (pendiente de la calle, por ejemplo). y esto en algunos constructores (albañiles) parece la norma.
Me atrevería a sugerir a los responsables municipales que sean más cuidadosos con esto, no permitiendo actuaciones de este tipo que perjudican enormemente la arquitectura de nuestros municipios.

Anónimo | miércoles, septiembre 03, 2014 10:43:00 a. m.

Estas circunstancias no solo han ocurrido en los pueblos de Los Pedroches, ha sido algo generalizado en toda la geografía, y no solo en los pueblos, también en capitales. La dejadez y permisividad de las administraciones son las que han hecho posible esta anarquía urbanistica, no se disponía de regulación al respecto ni de sentido estético, de ahí vienen esas torres de tres pisos de ladrillo en mitad de una de nuestras calles, o las fachadas/cuarto de baño de los ochenta. las necesidades de adaptar nuestras viviendas a las comodidades actuales no tendría por qué estar reñida con el mantenimiento de la identidad propia de nuestros pueblos.

Publicar un comentario