BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Ofiarpe: el trabajo, la tradición y el apoyo necesario


Artesanos de Ofiarpe, el pasado miércoles en la puerta del Rectorado de la Universidad de Córdoba, tras recoger su distinción con motivo del 28-F. [Más fotos].

Ofiarpe nació el primer año del siglo XXI, quizás porque ya se intuía entonces la necesidad de proteger cariñosamente una serie de oficios tradicionales que, si no se les trataba con mimo, difícilmente encontrarían acomodo en los nuevos tiempos de la tecnología y la cibernética. Pedreros, torneros, tallistas, guarnicioneros, ceramistas y hasta un curtidor, el último de Andalucía, se organizaron como asociación de empresarios con el espíritu romántico que embarga siempre a estas iniciativas forjadas a impulsos de ilusiones personales. Otras organizaciones empresariales de la comarca los miraron siempre como por encima del hombro, como quien consiente el capricho de un niño consentido a la espera de que se aburra. Pero su trayectoria institucional aparece hoy cargada de éxitos, siendo el último este reconocimiento que el gobierno autonómico acaba de concederles con motivo del Día de Andalucía.

En una pequeña introducción al Catálogo que, con fines publicitarios, publicó la asociación en 2010, escribí que muchos de estos oficios que se agrupan en Ofiarpe "sólo encuentran ya su razón de ser en el amor al trabajo que les profesan sus practicantes y en una esperanza futura basada en el apoyo que los ciudadanos conceden a las obras elaboradas con los mimos y la dedicación del trabajo hecho a mano con unas técnicas ancestrales". Porque habrá de recordarse, por si necesario fuera, que los artesanos de Ofiarpe no viven de distinciones o reconocimientos, sino de su trabajo, y que este solo tiene sentido si los ciudadanos, que nos sentimos orgullosos de su labor, les apoyamos -individual e institucionalmente- de la única manera verdaderamente efectiva que existe: comprando sus productos y acudiendo a ellos cuando necesitemos de alguna de las actividades que practican. Obrando así no solo contribuiremos a mantener vivos unos oficios ajenos al mundo ruidoso que nos envuelve y que han sabido conservar contra todo pronóstico la autenticidad de tiempos ya remotos, sino que estaremos estableciendo lazos de continuidad con la historia y la cultura tradicional de nuestra tierra, de las que nunca deberíamos desvincularnos.

0 comentarios :

Publicar un comentario