BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Los Judas anuncian el final de la Semana Santa


Los niños de Villaralto intentan derribar un "judas", esta mañana.
[Foto: Ángel Moreno] [Más fotos].


La irreverente fiesta de los judas anuncia hoy el final de la severidad pasionista de la Semana Santa. Todavía con remotas vinculaciones bíblicas, se cumplió ayer en Alcaracejos y Villanueva del Duque y esta mañana en Villaralto con la tradición de "los judas", unos muñecos rellenos de paja o telas viejas que se cuelgan en mitad de la calle simbolizando al apóstol traidor. En la mayoría de los pueblos, estos judas se queman la noche del sábado (destruyendo de esa forma, simbólicamente, los males individuales y colectivos), pero en Villaralto la fiesta ha adquirido una singular configuración, puesto que son los niños los encargados de destrozar con sus manos estas figuras alegóricas. Para alcanzarlos, hacen torres humanas y luego se lanzan a batallas con la paja del interior, arma a la que se suma a veces harina y huevos. El ritual termina degustando los populares "repáparos" bañados en leche condensada. En Villanueva de Córdoba a los Judas se les llama Marmotos y antiguamente se les disparaban salvas de pólvora.


Judas ardiendo anoche en Villanueva del Duque
[Foto: José Jurado][Más fotos].

3 comentarios :

Antonio | domingo, marzo 27, 2016 11:44:00 p. m.

En Espiel también se celebra esta fiesta, con salvas de pólvora y batallas de paja por parte de los niños: Ver en Diario Córdoba

Anónimo | lunes, marzo 28, 2016 11:12:00 a. m.

No se sabe muy bien si los disparos que acaban con los Judas de Espiel son de pólvora o de munición. El artículo del Diario Córdoba una vez habla de pólvora, otra vez de munición y otra de "muñecos agujereados" (que lógicamente debe ser por la munición). No creo que la Guardia Civil, sí, la Guardia civil no los municipales, permita el uso de la munición. Muchos recordarán cómo acabó esta tradición en Villanueva de Córdoba: una niña-adolescente murió por un desgraciado accidente debido al disparo de una cartucho de perdigones que debió, según la costumbre de siempre, haber sido de pólvora. La pólvora incendiaba el marmoto y luego los jóvenes, incluso los mismos escopeteros, que no se querían ir de aquella calle sin derribar el muñeco, lo agarraban, tiraban de él y lo echaban al suelo. Creo que en Espiel sólo se utiliza la pólvora. Y lo del bote de pintura que cae y mancha a la gente casi que no me lo creo.

Anónimo | lunes, marzo 28, 2016 2:06:00 p. m.

Y hay alguno prueba real de que Judas sea culpable de algo para ser quemado?. Desde luego, que a los cristianos siempre les ha gustado el fuego que dicen purificador: Quemaban brujas, quemaban libros, quemaban herejes... menos mal, que pese a algunos, las tradiciones han cambiado.

Publicar un comentario