BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Córdoba rinde homenaje a Juana Castro sin Los Pedroches


Juana Castro (centro) con, de izquierda a derecha, Yaiza Martínez, María del Mar Téllez, Matilde Cabello y Araceli Sánchez Franco.

Juana Castro, durante el acto de homenaje que le rindió ayer la Feria del Libro de Córdoba, manifestó su agradecimiento "a las personas que han venido desde Los Pedroches", pero de Los Pedroches no había venido casi nadie. Allí estaba su familia, las poetas María Pizarro y Verónica Moreno y yo mismo. Pero el mundo cultural de la comarca, el mundo político, el mundo social, no estaba allí, no quiso acudir o no lo consideró necesario, a pesar de lo destacado de la ocasión. Los Pedroches no estaban allí y lo más lamentable de todo será decir que casi nadie los echó en falta. Ese es el riesgo que corremos, el de resultar irrelevantes.

Una carpa absolutamente abarrotada, plantada en medio del Bulevar del Gran Capitán, cerrando en uno de sus extremos la Feria del Libro de Córdoba, acogió anoche calurosamente el homenaje a Juana Castro que la Feria del Libro de Córdoba había programado en su jornada inaugural. Fuera llovía a cántaros, concediendo al momento una envolvente magia poética que lo hacía más intenso.


La actriz Irene Lázaro durante su actuación en la introducción del acto.

El acto se inició con una performance a cargo de la actriz Irene Lázaro en torno a los versos y las voces de la poeta allí presente, en la primera fila entre el público. Luego, ya con la oficialidad de la mesa de participantes, la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba, María del Mar Téllez, introdujo el acto recordando vivencias compartidas, como cuando como presidenta del Foro Ciudadano para la Recuperación de la Memoria Histórica de Andalucía se desplazó a Villanueva de Córdoba para grabar la película sobre La Parrillera y Juana puso letra al tema musical (“Como las alimañas en las vaguadas”) que interpretó Jara y Granito.

Luego le correspondió el turno a la poeta canaria Yaiza Martínez, que habló del proyecto editorial emprendido por la asociación Genialogías y la editorial Tigres de Papel para recuperar la obra de las más importantes poetas españolas del los siglos XX y XXI. "La asociación -dijo Yaiza- trabaja por que la poesía y las mujeres tengan más visibilidad en nuestro país, así como por recuperar las voces de aquellas poetas españolas cuyos nombres han quedado en la sombra. Han sido y son autoras inmensas que, sin embargo, resultan desconocidas, pues sus obras no han llegado o no han permanecido en el canon literario predominante". La asociación lucha porque la obra de autoras relevantes como Juana Castro lleguen a aparecer algún día en los libros de texto escolares. "Desde la creación de la asociación nos dimos cuenta de que algunos de los mejores poemarios en lengua castellana del siglo XX estaban escritos por mujeres, pero ¿dónde estaban esos libros? ¿Dónde estaban, por ejemplo, Ítaca de Paca Aguirre, Poemas de Cherry Laine de Julia Uceda o Marta y María de María Victoria Atencia? La mayoría de estos libros están descatalogados o son difíciles de encontrar, por lo que solo es posible acceder a ellos de manera fragmentaria en antologías. Otras veces, sencillamente, han sido olvidados, por no recibir a posteriori la atención crítica que sus homólogos varones sí recibieron y por no ser reeditados". Para paliar este déficit, la colección Genialogías acaba de publicar sus dos primeros títulos, "dos libros inolvidables": Marta y María de María Victoria Atencia y Los cuerpos oscuros de Juana Castro, cuya presentación oficial se realizará en Madrid, con presencia de ambas autoras, el próximo 21 de abril.

Yaiza Martínez definió Los cuerpos oscuros (Premio Solienses 2006) como "un libro de amor, un libro de amor que recorre el pasado y el presente para poder seguir mirando al futuro". "A pesar de su temática (la enfermedad de Alzheimer) el libro me parece un canto a la vida -reconoció Yaiza- y a nuestros predecesores (...). Es un libro sobre los ciclos, sobre la rueda de la vida, que incluye la aceptación de la enfermedad y la muerte, es un libro sobre el lenguaje de todo eso, solo expresable por su complejidad en el lenguaje de las artes y la poesía".


Juana Castro con Ana Mañeru y Milagros Rivera Garretas, compañeras en la lucha feminista.

Finalmente, las poetas Matilde Cabello y Araceli Sánchez Franco hicieron un recorrido sentimental por la biografía y la poesía de Juana Castro, leyendo sus poemas y reflexionando sobre su ser y su sentido, tarea para la que nos pareció especialmente adecuada la voz tristísima y melancólica de Matilde Cabello, que lloraba los poemas de Juana con la intensidad de lo que se vive, porque no hay otra forma de acercarse a la poesía, si la poesía, como había dicho antes Yaiza, no es que trate sobre la vida, sino que es la vida misma.

Para terminar, Juana Castro se dirigió a los asistentes para agradecer su presencia y la realización del homenaje. Juana recordó sus primeros contactos con la poesía y su falta de referentes ("quería ser escritora sin ser rara ni loca, pero en mi libro de literatura no había mujeres"), así como la importancia de las librerías (esas "iglesias laicas") en la formación de una cultura literaria individual ("entrar a una librería forma parte del rito iniciático de la gente de mi generación; las librerías contenían objetos de deseo y no podíamos vivir sin ellos, antes porque queríamos leerlos todos, ahora porque lo sabemos imposible"). Su intervención completa puede verse y escucharse en este vídeo:


1 comentarios :

MARIA DOLORES RUBIO | domingo, abril 17, 2016 3:34:00 p. m.

Cuando razones espaciales impiden asistir, se procura colaborar de otra manera: en mi caso mediante la adquisición de las dos obras que se mencionan en la entrada del blog: "Los cuerpos oscuros" de Juana Castro y "Marta&María"de María Victoria Atiencia.
Me llama la atención que un caso el nombre de la autora predomine sobre el título en una y en el otro al revés.
Aprovecho para felicitar a la editorial por la iniciativa. Especialmente porque es una tirada numerada de 300 ejemplares, de las que soy la orgullosa poseedora del número 203 de "Los cuerpos oscuros" y 48 de "Marta&María".

Publicar un comentario