BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Pablo García López triunfa en el Gran Teatro de Córdoba


Pablo García López durante la interpretación de "El elixir de amor". [Fotos: María Moya]

El pasado fin de semana Los Pedroches estuvieron muy presentes en Córdoba. Además del homenaje tributado a Juana Castro en la Feria del Libro, el viernes se estrenó en el Gran Teatro (y el domingo se volvió a representar) la ópera El elixir de amor de Donizetti, interpretada en su papel protagonista por el joven tenor originario de Villaralto Pablo García López. La crítica ha alabado la producción en su conjunto y se ha deshecho en elogios hacia la interpretación de Pablo:

"Pero fue Pablo García-López quien deslumbró ofreciéndonos un Nemorino entrañable, poderoso sobre el escenario, resuelto con brillantez y elegancia tanto en los pasajes cómicos como en las escenas más sentimentales. Tras su interpretación del aria Una furtiva lágrima, que hizo contener la respiración a todo el teatro, el público se rindió a sus pies con una sonora ovación". [Sara Requena, "Elixir de talento", en Córdoba, 17-4-2016].

"Lo mismo podría decirse de Nemorino (Pablo García-López), quien sumó a sus altas cualidades musicales un entusiasmo contagioso y gran sentido de la mesura y del buen gusto. Aplauso larguísimo a un momento en que puso sobre el escenario todas esas cualidades: el aria Una furtiva lacrima". Antonio Torralba, "Delicioso elixir", en El día de Córdoba, 17-4-2016]

"Pero triunfan también en esta ópera los jóvenes y buenos cantantes cordobeses Auxi y Pablo -quédense con sus nombres- porque aunque ya han transitado el circuito lírico internacional en Andalucía no les habíamos visto en papeles protagonistas, y son excelentes intérpretes con un brillantísimo futuro que les auguro y deseo. En ellos veo y reconozco a los andaluces admirables que deberíamos tener por referencia y ejemplo para los jóvenes". [Jesús Rodríguez, "Auxi y Pablo", en Córdoba, 17-4-2016]

Tanto el tenor Pablo García-López como la soprano Auxiliadora Toledano, protagonistas de la historia en sus papeles de Nemorino y Adina, han demostrado encontrarse en una positiva línea de progresión canora. El primero con una voz muy personal lírico-ligera que, desde una musicalidad incuestionable llamada a progresar en comunicabilidad, atrae al oyente por la determinante belleza de su natural emisión, timbre y afinación, como pudo apreciarse en el aria del primer acto Quanto e bella, quanto e cara! donde manifestó su crecimiento como cantante tanto en expresión como en estilo. Estas cualidades fueron sobradamente superadas en esa melancólica aria, muy apreciada por los tenores cual es Una furtiva lagrima del segundo acto, momento cumbre de la representación, que atrajo toda la atención de un público absorto, que respondió con el estallido del más prolongado aplauso de la noche. [José Antonio Cantón, "Cantantes con gran progresión", en El Mundo, 17-4-2016]


Pablo con la soprano Auxiliadora Toledano durante su actuación.

0 comentarios :

Publicar un comentario