BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Visigodos en Los Pedroches


Olla. Cerámica. Pieza procedente de Huerta Barbero (Villanueva de Córdoba), perteneciente a la Colección Riesgo del Museo Arqueológico de Córdoba.

La visita a Córdoba del pasado sábado estuvo bien aprovechada. Era inevitable acudir también a la exposición "Iter ab Corduba Toletum" que se expone en el Museo Arqueológico de Córdoba en torno al mundo visigodo en Los Pedroches. Se trata, en realidad, de una pequeña muestra instalada en una sala que, inicialmente, antes de entrar, decepciona por sus reducidas dimensiones pero que, una vez contemplada con detalle, sorprende por la riqueza de los materiales que contiene y el luminoso panorama que ofrece de una época generalmente considerada oscura.

Los materiales allí expuestos proceden de la Colección Riesgo del Museo Arqueológico de Córdoba y de los fondos del Museo PRASA Torrecampo. La colección Riesgo está formada por las piezas arqueológicas que en los años veinte del siglo pasado recogió en la zona oriental de Los Pedroches (Villanueva de Córdoba, Cardeña, Conquista, Torrecampo, El Guijo, Adamuz y Montoro) el asturiano Ángel Riesgo, un Ayudante de Montes que en 1919 y bajo las órdenes del ingeniero Manuel Aulló acudió a Villanueva de Córdoba para desarrollar un proyecto contra la plaga de orugas que afectaba al encinar. Sus trabajos se extendieron hasta los años 30 y durante todo este tiempo desarrolló una fructífera labor arqueológica en la zona centrada fundamentalmente en dólmenes y necrópolis de época visigoda. Entre 1921 y 1933 Riesgo descubrió 29 dólmenes y 293 tumbas de época visigoda, constituyendo las piezas obtenidas en estos hallazgos un punto de partida esencial para el estudio de la época visigoda en Los Pedroches.


Cuenco con decoración floral incisa en la base. Vidrio. Procedente de El Germo y depositado en el Museo Arqueológico de Córdoba.

El Museo PRASA Torrecampo, por su parte, aporta piezas procedentes de su colección de época visigoda, que cuenta con cerámicas, vidrios, elementos arquitectónicos labrados en piedra, una interesante colección numismática y una serie muy variada de objetos de bronce, como fíbulas, anillos y placas y broches de cinturón.


Placa de cinturón decorada con grifos afrontados. Bronce. Perteneciente a la colección del Museo PRASA Torrecampo.

En la muestra se destacan tres yacimientos visigodos especialmente: el de Majadaiglesia y El Germo, ya conocidos, y el de La Losilla, como novedad en excavación actualmente por parte del Instituto Arqueológico Alemán. El de Majadaiglesia, situado junto a la ermita de la Virgen de las Cruces de El Guijo, es un asentamiento en el que destacan unas grandes estructuras hidráulicas de época tardorromana o visigoda, con restos que demuestran la pervivencia del poblamiento desde la Edad del Bronce hasta la Edad Media. Los restos de época tardorromana y visigoda se identifican generalmente con la antigua ciudad de Solia. El Germo, por su parte, localizado entre los términos de Alcaracejos y Espiel, al sur de La Chimorra, contiene una basílica de época visigoda con tres naves y ábsides contrapuestos junto a un edificio anejo de uso incierto. El conjunto se edificó en torno al año 600, aunque se conservan restos de época romana y su ocupación continuaría hasta época andalusí, y parece ser que se trata de un pequeño núcleo rural con basílica asociada.

La Losilla, finalmente, en el término de Añora, se interpreta como un complejo de edificios rodeado por un muro (que conserva una puerta monumental) en el que destaca una basílica de tres naves, con panteones y sarcófagos de granito lisos en su interior, así como tumbas en fosa en su exterior. Se trabaja con la hipótesis de que se trate de un monasterio de época visigoda que controlaría parte del camino entre las dos grandes ciudades del reino godo, Córdoba y Toledo.


Jarrita con pie de copa. Vidrio. Procedente de La Losilla (Añora) y depositada en el Museo Arqueológico de Córdoba.

La exposición consta de cuatro vitrinas dispuestas en forma de cruz en el centro de la estancia y diversos paneles explicativos en las paredes sobre diferentes aspectos de la época (procedencia de los pueblos bárbaros, economía, creencias y mundo funerario). Las piezas contenidas en las vitrinas sorprenden por sus contrastes: junto a la tosquedad de la cerámica encontramos la delicadeza de los vidrios o la decoración de los bronces. Destacan especialmente, por ser las más desconocidas hasta ahora, las procedentes del yacimiento de La Losilla, que se muestran al público aquí por primera vez. Se trata de una jarrita de vidrio con pie de copa y una cruz-soporte de hierro, de función aún no determinada. También se muestra una estela funeraria procedente de El Germo.

La exposición termina con una llamada de atención sobre lo mucho que desconocemos todavía sobre el mundo visigodo en Los Pedroches. "Todo un mundo por descubrir, para el que esta exposición solo pretende ser una pequeña introducción", concluye uno de los paneles.


Una de las vitrinas con diversas piezas, entre ellas la cruz-soporte de hierro de La Losilla.


Vitrina con diversas piezas pertenecientes la Colección Riesgo. Las de cerámica y vidrio proceden del término de Villanueva de Córdoba (Aguilillas y Huerta Barbero).


Vista general de la exposición.

Nota: Para la elaboración de este artículo se han utilizado textos procedentes de los paneles de la exposición y del material explicativo que se entrega a la entrada.

0 comentarios :

Publicar un comentario