BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Noche de estrellas en El Mohedano


Contemplando las estrellas anoche en mitad de la dehesa de la Jara.

No hubo mejor forma de despedir el verano que mirando al cielo, al firmamento, al universo. Daría nos convocó en El Mohedano a un grupo de amigos para conocer los progresos del proyecto de declaración de Los Pedroches como zona Starlight y, de paso, asomarnos a la inmensidad de la noche estrellada de la mano de Manolo Barco, Juan Antonio Caballero y Gabriel Pizarro, quienes (junto a Juan Gómez, que no pudo acudir) han realizado altruistamente los trabajos de medición de la luminosidad del cielo de Los Pedroches y abanderan con entusiasmo la divulgación de la astronomía amateur en nuestra comarca. Resultó una noche realmente inolvidable y el principio de muchas cosas que están por venir.

Con el telescopio de Manolo, e incluso con unos simples prismáticos, pudimos acercarnos a cuerpos celestes desconocidos para nosotros como la nebulosa con forma de dónut, una estrella doble, las Pléyades o la galaxia de Andrómeda (de la que nos inquietó saber que dentro de cinco mil millones de años podría colisionar con la nuestra). También asistimos al singular espectáculo de un iridium, el breve destello en medio de la oscuridad de uno de los satélites Iridium que se produce cuando la luz del Sol incide en sus antenas y el rayo reflejado intersecta la superficie terrestre en posiciones próximas al observador.

Ya comentamos en otra ocasión que desde hace algún tiempo el Centro de Iniciativas Empresariales y Turísticas (CIET) de Los Pedroches, ahora con el apoyo de la Mancomunidad y la Diputación de Córdoba, anda embarcado en un ilusionante proyecto que busca convertir a Los Pedroches en una zona de referencia para el turismo de observación astronómica. Para ello se está trabajando para conseguir la certificación oficial como Reserva Starlight, una acreditación que garantiza la existencia en la zona de excelentes cualidades para la contemplación de los cielos estrellados y exige su protección contra la contaminación luminosa.

El expediente de solicitud por parte del CIET, según nos cuenta su gerente Juanma Ruiz, se encuentra en fase muy avanzada y es posible que acabe resolviéndose en los próximos meses, de modo que en la nueva edición de la Feria del Turismo FITUR pueda presentarse ya esta aspiración como una realidad para nuestra comarca. La consecución de la acreditación, sin embargo, no es más que el primer paso de lo que se pretende conseguir, que sería alcanzar el grado óptimo de limpieza lumínica en el cielo de Los Pedroches. La tarea exige un gran esfuerzo de concienciación medioambiental, especialmente en los sectores técnicos de los ayuntamientos de nuestros pueblos. Contemplando la fascinante naturaleza nocturna desde lo más profundo de nuestra dehesa, en medio de la oscuridad reinante, resaltan las manchas lumínicas que desprende el alumbrado de nuestros pueblos, formando franjas de contaminación que sería necesario reducir progresivamente. El cometido es arduo y requerirá la plena disposición de las autoridades municipales, que deberán convencerse de que una iluminación racional de nuestras calles e infraestructuras públicas constituye a la larga un gran beneficio (y no solo económico) para nuestra tierra, para nosotros mismos. En esta tarea, el CIET está cumpliendo con creces su labor. Ahora hace falta que los ayuntamientos emprendan también la suya.


Imagen de Saturno obtenida este verano por Manolo Barco desde su observatorio en Añora y publicada en el blog Un velero estelar.

1 comentarios :

Anónimo | miércoles, septiembre 07, 2016 2:01:00 p. m.

Que bonita está la luna,
que bonita está la noche,
cuando la miro en tus ojos desde el valle Los Pedroches.

Ya lo decia el coro romero de Belalcázar.

Publicar un comentario