BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Los libros del 2016



2016 ha sido un gran año para la literatura de Los Pedroches. Una quincena de títulos publicados y varios premios de renombre para autores originarios de la comarca marcan un balance muy positivo en este ámbito de la cultura de nuestra tierra. En junio, Francisco Onieva obtuvo el Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma, que patrocina la Diputación de Segovia, con su obra Vértices, publicada por la editorial Visor. Alejandro López Andrada, por su parte, recibió en septiembre el Premio Jaén de Novela, que convoca CajaGranada, por Los perros de la eternidad, que ha editado Almuzara. Finalmente, Ana Castro se ha alzado este año con el Premio de Poesía Juana Castro, que organiza el Ayuntamiento de Villanueva de Córdoba, con su poemario El cuadro del dolor, que verá la luz próximamente en Renacimiento. Sin duda, una buena carta de presentación. Hagamos un rápido repaso por todos los libros publicados (solo libros en papel, no digitales) por autores de Los Pedroches durante este año recién terminado.



Francisco Onieva. Vértices.  Editorial Visor. Un poemario sobre la paternidad como elemento conformador de la nueva identidad masculina en el siglo XXI. Me ocupé más detenidamente del libro en esta entrada.

Francisco Onieva. El extraño escritor y otras devastaciones. Ediciones Espuela de Plata. Libro de relatos en torno a la incomunicación, la soledad y el propio mundo literario, sobre el que escribí esta entrada hace unos meses.

Alejandro López Andrada.  Entre zarzas y asfalto. Editorial Berenice. Alejandro repasa a modo de diario sus temas habituales (el paisaje contemplado desde la melancolía, la nostalgia de lo perdido, la mirada compasiva sobre el pasado, el recuerdo a los protagonistas de su historia personal y ahora también la presencia de la ciudad como contraste), con el lirismo característico y propio del autor.

Alejandro López Andrada. Los perros de la eternidad. Editorial Almuzara. La ganadora del Premio Jaén reproduce el esquema argumental de otras novelas del autor: un narrador en primera persona recuerda algunos episodios de su infancia y juventud rurales mientras se alimenta una pequeña intriga que se resuelve al final. La ciudad de Córdoba adquiere cierto protagonismo y se aprecia una vaga intención de denuncia social.

Félix Ángel Moreno Ruiz, Estaré esperando para matarte. Ediciones en huida. Nueva entrega de las pesquisas policiacas del inspector Homero, de las que ya me ocupé en su momento en esta entrada.

 

Alfonso Cantador Alias. Raimundo de Bentomiz. Ediciones Alféizar. Un morisco zahorí que sale de Granada huyendo de la persecución se ve envuelto en una trama de contrabando de mercurio ideada por el Secretario de Estado de Felipe II que le lleva finalmente a refugiarse en Inglaterra. La obra contiene una estructura novelesca muy prometedora, pero que, sin embargo, no llega a desarrollarse plenamente, tal como ya avancé en esta entrada anterior.

José Cañuelo Calero. Las buenas maneras. Spleen del mar de los veranos. Detorres Editores. Se trata de una recopilación de comentarios breves aparecidos en el perfil de Facebook del autor en los que Cañuelo reflexiona sobre la sociedad y la cultura del siglo XX hasta hoy con una prosa costumbrista, entre el sarcasmo y la ironía, repleta de nombres propios del cine, la literatura y la televisión.

Julián Serrano Jiménez. Desgarro. Ediciones Puertollano. Poemario que tiene al amor como tema principal, con alguna incursión en la poesía metafísica.



Mikel Murillo. Zona zero en Los Pedroches. Editorial Soldesol. El autor lanchego nos presenta una novela de zombies ambientada en Los Pedroches, apta solo para los incondicionales del género. El enfrentamiento violento entre zombies y humanos en una sucesión de escenas de acción compone el desconcertante conjunto de la obra.

Mikel Murillo. El factor RH. Editorial Multiverso. Una nueva entrega del género fantástico, ahora sobre vampiros. Aún no he terminado de leerla pero, por lo que llevo, parece ir destinada, como la anterior, a un público adolescente con pocas exigencias literarias.

Diego Higuera Gómez. Antología poética. Edición particular. Se trata de una antología del poeta jarote realizada, con mejor intención que resultados, por Antonio A. Moreno.



Juan Bosco Castilla. El hombre que amaba a Franco Batiatto. Áltera Ediciones. El regreso de Juan Bosco a la novela llega de mano de una entretenida intriga detectivesca de la que ya me ocupé en esta entrada.

Francisco Martín Moya. Hablando con el viento. Andalusiya Editorial. Se trata de un conjunto de cinco relatos independientes, de corte intimista, que constituyen la primera obra de este autor natural de Pedroche. Con un estilo ligero y sin complicaciones un abuelo le escribe a su nieto sus memorias antes de que el alzheimer le borre los recuerdos, un indigente sobrevenido comparte vivencias con su perro, un hombre recuerda su primer amor...

José Luis Sújar Romero. La escuadra del Tajo. Ediciones El Almendro. Me ha sido imposible encontrar este libro que, según he podido leer en algún lugar, analiza la actuación de los médicos del monarca Fernando VI, recreando aspectos costumbristas de la época.

La mayoría de estos libros pueden comprarse en la librería virtual de 17 pueblos.

ACTUALIZACIÓN

Raquel Gil Espejo. Alas y raíces... Oscuridad. Amazon. Publicado en los últimos días del año, se trata del segundo volumen de la saga Alas y raíces que la autora noriega iniciara con Alas y raíces...Amor. Continúa la historia de Maysa d’Angeli y Derian, dos jóvenes -ángel y demonio- protagonistas de una profecía en medio de una lucha entre bandos irreconciliables.




Si alguien conoce algún libro más editado en 2016, puede comunicarlo en los comentarios o en este correo: solienses@gmail.com.
¡Gracias!

4 comentarios :

Anónimo | sábado, enero 07, 2017 3:03:00 p. m.

Tan embebidos andamos en la Literatura, que parece bien, dejamos de lado un asunto DE CULTURA tan principal para Pozoblanco como la reforma de la Casa de las Obispas, de la que van a tirar una parte fundamental..., y ¡oye!, que nadie dice nada. Total, un corralón que queda en Pozoblanco original de hace cien años...paquéeeeee vale. ¡Qué fuerteeeee!.

Anónimo | domingo, enero 08, 2017 12:32:00 a. m.

Como un elefante en una cacharrería. Sabiéndose en posesión de la verdad y poniendo en un plano inferior la atención que se le presta a la cultura con minúsculas -que, dicho sea de paso, es un repaso protocolario a primeros de año de todo lo publicado el año anterior-, así se ha expresado el comentarista anterior. Y, sin duda, lleva razón en su queja ante el futuro atropello gorra el patrimonio de nuestro pueblo, pero las formas le pierden. Como pierden a todo el que habla desde una tribuna, creyéndose en posesión de la verdad. Mala defensa hacemos de nuestro patrimonio así.

Anónimo | domingo, enero 08, 2017 12:03:00 p. m.

Hay tres libros reconocidos de antemano con un premio, que aunque no quiere decir nada sobre un futuro premio Solienses es ya un mérito que Antonio sopesa al elegir candidatos. De estos tres libros hay uno que no entra para premio pues no se ha publicado todavía: "El cuadro del dolor", de Ana castro. Quedan pues dos con "méritos" para ser galardonados: Onieva y Andrada. Pero los dos lo han recibido ya y es tradición, no obligación, que se busquen autores no premiados. Cuando no haya más remedio, alguna vez se tendrá que repetir porque el libro lo merezca. Queda pues el misterio de a quién se elegirá entre los otros: uno de ellos, Félix Ángel ya lo ha recibido también. Después de haber repasado los demás textos me viene el nombre de Juan Bosco Castilla que ya fue finalista en la primera edición de Solienses, ganado por Juana Castro. Méritos tiene Juan Bosco. Pero, después de ver por encima, que no leer, todas las publicaciones no me atrevo a pronosticar pues son tan diferentes y de temáticas tan variadas que difícil lo veo para el jurado. En fin, es hora ya de empezar a calentar el tema pues el premio SOLINSES 2015 lo tenemos a la vuelta de la esquina y, para mí, constituye uno de los acontecimientos, que no eventos, palabro horrísono, más destacados en la cultura comarcal.

Antonio | domingo, enero 08, 2017 8:56:00 p. m.

Efectivamente, este es uno de los años más difíciles para elegir los candidatos al Premio Solienses. Por la cantidad y por la calidad de muchos de los libros publicados. Aún estoy terminando de leer los últimos...

Publicar un comentario