BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Una historia de resistencia



En el remoto cementerio de Morette-Glières, en la Alta Saboya francesa, hay una tumba con un ramillete de nombres españoles. Son los que inmortalizó el poeta José Ángel Valente en unos versos de homenaje a estos combatientes de la resistencia contra la ocupación nazi.

No reivindicaron
más privilegio que el de morir
para que el aire fuese
más libre en las alturas
y los hombres más libres.

Ahora yacen,
con su nombre o anónimos,
al pie de Glières y ante la roca pura
que presenció su sacrificio.

Entre esos nombres se encuentra el de Florián Andújar García, nacido en Torrecampo en 1912, que perteneció al maquis de la Alta Saboya y que a finales de enero de 1944, junto a otros 60 guerrilleros que formaban la Sección “Ebro”, subió al Plateau des Glières para hacer frente durante más de un mes a los ataques de los fascistas franceses y alemanes. Francia, que no olvida a los héroes que lucharon por su libertad, guarda con orgullo la memoria de estas personas que, venidas desde lejos, se unieron a su lucha por un país más justo. Como en otros casos semejantes, en su tierra el nombre de estas personas resulta totalmente desconocido, cuando no despreciado.

El próximo 25 de marzo se dará un pequeño paso en la reivindicación de la figura de este torrecampeño honrado en Francia con la publicación de un libro sobre su figura, del que es autor Juan José Pérez Zarco. Asimismo, se descubrirá en Torrecampo una placa y fuente conmemorativa en el Parque del Ejido, para que la memoria de Florián Andújar permanezca viva entre sus paisanos, en su propia tierra, a la que sin duda no olvidó el guerrillero en su último aliento aquel 26 de marzo de 1944, cuando el batallón de resistencia sucumbió definitivamente ante la superioridad enemiga.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada