BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

¿Quién miente aquí?


Bartolomé Madrid, alcalde de Añora, y Juan Díaz, presidente de la Mancomunidad.

Hace un par de semanas el alcalde de Añora, Bartolomé Madrid (PP), emitió unas duras declaraciones contra el presidente de la Mancomunidad de Los Pedroches, Juan Díaz (PSOE), a propósito de la financiación de actuaciones municipales en el marco de los fondos estructurales europeos FEDER, a través de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (EDUSI). El regidor noriego salía al paso de una nota de prensa emitida por la Mancomunidad en la que se pedía al Gobierno Central la reorganización de los criterios de acceso a estos fondos para que también pudieran solicitarlos los pequeños municipios, puesto que, según la nota, con la actual regulación solo los municipios mayores de 20.000 habitantes pueden acceder a dicha financiación.

En su respuesta, Bartolomé Madrid acusa a Juan Díaz de "mentir y de utilizar una vez más al ente supramunicipal como su cortijo para hacer política filibustera”. Mala intención, sectarismo, manipulación, sumisión, deslealtad y autoritarismo eran otras acusaciones del alcalde de Añora hacia el presidente de la Mancomunidad, en unas declaraciones que sorprendieron por su aspereza y encono. Bartolomé aclaraba que, en contra de lo mantenido por Juan Díaz, y gracias a las gestiones realizadas por el Gobierno de España frente a la Comisión Europea, los municipios menores de 20.000 habitantes sí que podían acceder a estas ayudas a través de las Diputaciones, "y la Diputación de Córdoba no las ha solicitado como sí han hecho otras Diputaciones".

Al día siguiente, el secretario de Política Institucional del PSOE de Córdoba, Jesús María Ruiz, exigió al PP "que deje de mentir con respecto a los fondos EDUSI". Según Ruiz, la Diputación de Córdoba no podía optar a estos fondos, pues solo habría podido hacerlo cuando "alguno de los municipios de más de 20.000 habitantes se lo solicitara expresamente, algo que nunca ha ocurrido”. Tampoco se ha dado la circunstancia de que varios municipios de más de 20.000 habitantes se presentasen de manera conjunta, o que un municipio de más de 20.000 habitantes lo solicitara con otros municipios menores limítrofes, o que existiera una conurbación comarcal, que eran, a su parecer, las circunstancias exclusivas en las que la Diputación habría podido gestionar estos recursos.

A vuelta de correo, el portavoz del PP en la Diputación de Córdoba, Andrés Lorite negó que la Diputación de Córdoba no pudiera presentarse a la convocatoria de estos fondos y para justificar este argumento especificó que cinco diputaciones andaluzas sí han concurrido a esa convocatoria consiguiendo un total de 80 millones de euros para diferentes proyectos. Lorite acusó a los socialistas de hacer “una interpretación torticera” de las bases de la convocatoria y les instó a “dejar de mentir”. Ese mismo día, la secretaria general del PSOE pozoalbense, Auxiliadora Pozuelo Torrico, afirmó que “por más veces que se diga una mentira ésta no se acaba convirtiendo en verdad” y defendió que los fondos no podían llegar nunca a Los Pedroches porque ninguno de sus pueblos cumple con los requisitos exigidos en la convocatoria.

A partir de ahí, y a pesar de las gruesas palabras proferidas, se guardó silencio, y los ciudadanos nos quedamos sin saber quién es el que miente aquí.


Hospital comarcal de Pozoblanco [Foto: Google maps].

Hace unos días, el Sindicato Médico Andaluz (SMA) emitió un comunicado en el que, tras presentar a Los Pedroches como una tierra remota e insulsa a la que nadie quiere venir, describía un panorama apocalíptico en el Hospital de Pozoblanco: "A día de hoy la actividad quirúrgica del centro, referencia para más de 80.000 usuarios, escasamente llega al 30% de lo habitual debido a un Servicio de Anestesia que apenas da de sí para mantener las guardias diarias para atender las urgencias. Servicios quirúrgicos, como Cirugía General, Obstetricia y Ginecología, Oftalmología, Otorrino, etc, incrementan sus listas de espera, priorizando como pueden la patología tumoral y demorando, sine die, el resto. Servicios como Urología, Hematología y Urgencias apenas pueden llenar los cuadrantes sin sobrecargar, inmisericorde e ilegalmente, las jornadas laborales y descansos reglamentarios del personal, los cuales se preguntan si serán capaces de tomar las tan merecidas vacaciones". El sindicato alertaba de que tal situación “coloca a este centro en grave riesgo de cierre en los próximos meses”.

Rápidamente, el director gerente del Área Sanitaria Norte de Córdoba, Pedro Ceballos, desmintió “absolutamente" que haya el más mínimo riesgo de cierre en el Hospital, "ya que la plantilla se encuentra cubierta en un 98 por ciento”. También señaló que “esta misma semana han incorporado cinco profesionales médicos, cuatro de ellos especialistas” y que se están tomando medidas para dar respuesta a la falta de profesionales en zona de difícil cobertura.

Al día siguiente, el SMA emitió un nuevo comunicado en el que reiteraba su diagnóstico catastrofista sobre el Hospital comarcal y volvía a manifestar "el temor que nos invade sobre la continuidad de la actividad asistencial de dicho hospital". De nuevo, el Área Sanitaria Norte de Córdoba contrarrestó estas declaraciones lamentando "que el Sindicato Médico alarme a la ciudadanía con el mensaje de cierre del hospital, que a fecha de hoy cuenta con más del 98% de su plantilla cubierta", a la vez que lanzaba un mensaje de tranquilidad a la población.

Y después, a pesar del muy preocupante anuncio sindical, no hemos vuelto a saber nada más, y nos quedamos sin saber quién miente aquí.

Son solo dos casos, pero podría poner más ejemplos. Ejemplos de la grave irresponsabilidad de políticos, en el primer caso, y de un sindicato, en el otro. Unos y otros, buscando su propio interés (partidista, unos; de representación sindical, otro), no dudan en plantear debates confusos para la ciudadanía, tras los que no se llega a ninguna conclusión y todo queda en una inquietante incertidumbre. Tras la catarata de comunicados y declaraciones, nos quedamos sin saber si la Diputación pudo o no pudo solicitar los fondos EDUSI y, lo que es más grave, si el hospital de Pozoblanco tiene garantizada su continuidad o no. Son cosas demasiado serias para jugar con ellas.

2 comentarios :

Anónimo | domingo, mayo 27, 2018 1:49:00 p. m.

El sindicato ha logrado lo que buscaba. Ahora bien, el alarmismo es, a día de hoy, injustificado. Detrás de esa noticia y actual situación hay una gestión deficiente desde nuestro Ministerio de Sanidad pasando por los servicios centrales del SAS hasta la gerencia de nuestro área, mantenida en el tiempo. A "lo poco atractivo" de nuestro área se unen unas aun menos atractivas condiciones laborales en muchos casos. La utilización de recursos básicos tiene como consecuencia vivir al borde del precipicio constantemente. La competencia desleal realizada desde el propio Servicio Andaluz de Salud, contratando al margen de bolsa de contratación así como desde empresas Públicas, gestoras de los llamados HARE, constituye un factor agravante. Tampoco podemos olvidar que en algunas ocasiones no se ha contratado en determinados puestos porque el personal del propio servicio se ha comprometido a asumir ciertas funciones extras con el fin de elevar su poder adquisitivo. La valoración que se tiene de nuestros profesionales fuera del territorio nacional constituye otro aspecto a tener en cuenta. Formar a excelentes profesionales para que ejerzan en el exterior es igualmente doloroso. Modificar métodos de contratación (legalmente) e incentivar al profesional que "nos elija" podrían ser parte de la solución. A todo esto, doy por hecho de que todos los profesionales están capacitados para su puesto y a la altura de nuestras necesidades. Si no es así, nada debe ser para siempre y se debe propiciar su cese. Ni cierre ni leches, honestidad y capacitación para el puesto a desempeñar, comenzando por el de gestión.

Anónimo | miércoles, mayo 30, 2018 10:59:00 a. m.

¿Quién mató al Comendador? Fuenteobejuna, señor. ¿Cómo que fue Fuenteobejuna? Sí, todos a una.

Publicar un comentario