BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

¿De quién es la Iglesia de San Andrés de Alcaracejos?


Iglesia de San Andrés de Alcaracejos [Foto: Google Maps].

El episodio es propio de una fantasía berlanguiana, pero vayamos primero con los hechos. El Ayuntamiento de Alcaracejos aprobó en Junta de Gobierno con fecha 25 de febrero de 2019 la apertura de un expediente para "investigar la titularidad" de la Iglesia de San Andrés. El expediente está sometido a información pública hasta el 8 de abril, plazo durante el cual podrá ser examinado por cualquier interesado en las dependencias municipales para que se formulen las alegaciones que se estimen pertinentes, y también debería estar a disposición de los interesados en la sede electrónica de este Ayuntamiento, aunque yo lo he buscado sin éxito.

Lo de berlanguiano lo digo porque hace ya unos meses que dimos cuenta aquí del acuerdo al que habían llegado el Ayuntamiento de Alcaracejos y la Diócesis de Córdoba por el cual esta "cedía" al municipio la iglesia de San Andrés por un periodo de 40 años a cambio de que el Ayuntamiento rehabilitara el edificio, que se encuentra en ruinas, y lo entregara luego para uso exclusivo de hermandades y cofradías. En fin, las "cesiones" a las que nos tiene acostumbrada la Iglesia.

Ya entonces manifesté mis dudas sobre el hecho de que la Diócesis de Córdoba fuera la propietaria titular de este bien patrimonial, puesto que la iglesia de San Andrés a la que nos referimos (no confundir con la parroquia de San Andrés) se edificó en 1946 por la llamada Dirección General de Regiones Devastadas y Reparaciones, un organismo estatal creado en 1938 con la finalidad de reconstruir los edificios e infraestructuras más dañados durante la Guerra Civil. Se trataría, por tanto, de una construcción civil, al igual que el cuartel de la Guardia Civil, el colegio o las casas de los maestros, que se levantaron de igual modo.

Alguien ha debido dar la voz de alarma y ahora el Ayuntamiento, casi tres meses después de firmar un acuerdo a ciegas, según se ve, ha decidido ponerse a investigar temiendo haber hecho el pardillo. Estas son las consecuencias de la escasa consideración que en la sociedad actual se tiene a la Historia. Lo lógico hubiera sido investigar antes, encargando la cuestión a personas cualificadas y conocedoras de la historia de Alcaracejos, como se encarga a un arquitecto un proyecto cuando de hacer una obra se trata. Principalmente, para defender mejor, como decíamos ayer, los intereses de los ciudadanos, pero también en este caso, sencillamente, para no hacer el ridículo.

0 comentarios :

Publicar un comentario