BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Monasterios

Cerro del Cuerno/62

Durante un viaje por tierras burgalesas y riojanas realizado hace unas semanas, siguiendo una instructiva ruta por antiguos conventos castellanos, llegamos al monasterio cisterciense de Santa María la Real en Villamayor de los Montes (Burgos), que conserva en perfecto estado un claustro románico con un suelo de cantos rodados originales formando imágenes de animales, vegetales y figuras geométricas. Nos quedaba la duda de si, al ser de clausura, podría visitarse, y más en aquellos perdidos parajes en los que durante varios días de frío polar no nos cruzamos con ningún turista. Por probar suerte, tocamos el timbre y para nuestra sorpresa apareció una encantadora monja que con simpatía y amabilidad nos mostró el claustro y la iglesia con una cordial charla pedagógica en la que no faltaron frecuentes intentos (siento que vanos) para que compráramos alguno de los muchos productos de repostería que elabora la congregación. Antes de partir dejamos nuestra humilde colaboración, llevándonos a cambio una gratísima impresión del lugar y de las personas que lo habitan, no sólo por las maravillas artísticas que allí se conservan, sino también por las facilidades dadas para su contemplación y disfrute.

El contraste fue mayor porque tan sólo unos días antes acompañé a unos familiares que visitaban la comarca a recorrer Belalcázar, con su patrimonio siempre tan rico y tan desolador. Al llegar al Monasterio de Santa Clara, sin embargo, hubimos de conformarnos con contemplar el patio exterior (magnífico, sin duda), no siendo posible acceder a las dependencias recientemente restauradas (claustro, refectorio, sala capitular) puesto que, al parecer, esto sólo puede hacerse en días concretos concertados con el ayuntamiento de la localidad. El efecto es decepcionante y resulta inexplicable cómo todavía no se ha habilitado un horario general de visitas libres, sin tutelas institucionales y sin que el turista haya de perder varias horas intentando comprender cómo se puede acceder a esta joya arquitectónica de Los Pedroches, tan injustamente escondida. Que hay modos de abrir el monumento al público sin entorpecer las labores de la comunidad de religiosas ni molestar su vida de oración lo demuestra el modo de actuar de las cistercienses burgalesas, más curtidas quizás en el hábito de conjugar una vida de encierro interior con las pequeñas vanidades de una inquietud cultural que nunca será de masas. Modos que habrán de propiciarse también aquí si queremos finalmente que el turismo rural en Los Pedroches vaya siendo algo más que unos optimistas informes oficiales que difícilmente pueden creerse del todo.


Claustro del monasterio de Santa María la Real de Villamayor de Montes (Burgos)
Claustro del monasterio de Santa María la Real de Villamayor de Montes (Burgos)

Claustro del monasterio de Santa Clara de Belalcázar
Claustro del monasterio de Santa Clara de Belalcázar

1 comentarios :

Anónimo | lunes, enero 23, 2006 11:50:00 a. m.

¡Uy!
Pues se ve que eso es lo que hay....porque, por ejemplo, si vas a alguno de los ayuntamientos de nuestro valle, al de Dos Torres y Añora, sin ir más lejos, te encuentras en el primer caso con que 1)nadie contesta a tus buenos dias, 2)tras tenerte esperando más de 10 minutos de reloj...alguien te suelta con tono bastante poco hospitalario, más bien como si le molestase tu presencia ¿qué quieres?...
En el caso del de Añora, lo más chocante es que una...no sé cómo definirla...¿señora? sentada en la recepción y que crees que está allì para informarte....resulta al final que se trata de una concejala...LA DE CULTURA (!)...y no dice tampoco ni buenos días...digo yo que debería ser concejala de la mala-educación, puesto que es lo unico que demuestra.
En fin que me parece que voy a dejar de hacer turismo por mi valle....
Si esto es educación y savoir faire...que el señor nos pille confesados

Publicar un comentario