BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Crucifijos en las aulas


Un aula del IES San Roque de Dos Torres. (Foto: IES San Roque)

El IES San Roque de Dos Torres se inauguró en 1999. Se trata, en consecuencia, de un centro jovencísimo, que no debería arrastrar los problemas propios de las instituciones veteranas, esos problemas que llegan pegados a una tradición que dura decenios y ante los que a veces resulta más violenta la acción que la pasividad. Lo digo porque me ha extrañado comprobar a través de las fotos que aparecen en su página web que tanto las aulas como otras dependencias del instituto tienen colgados en las paredes sus correspondientes crucifijos. Digo que esto sería hasta cierto punto comprensible (aunque sólo hasta cierto punto) en centros antiguos, que vengan arrastrando esta situación desde que tal presencia era obligatoria e indiscutible y, bien por desidia, bien por el siempre comprensible ánimo de no levantar polémicas, nadie haya promovido la eliminación de estos símbolos religiosos de los espacios escolares. Sin embargo, me resulta insólita la presencia de crucifijos en las paredes de un centro de tan reciente creación. Uno conoce el funcionamiento de estas cosas y, sinceramente, no puedo imaginarme a un claustro o a un consejo escolar del siglo XXI proponiendo una partida de gastos para comprar crucifijos para todas las dependencias académicas de un instituto.

Al parecer, no existe una legislación clara sobre el asunto, pero he podido leer esta recomendación del Defensor del Pueblo Andaluz, que data de 1994, en la que, si bien se reconoce la legitimidad de que tales símbolos continúen en los lugares especialmente habilitados para el culto o la enseñanza religiosa en los centros escolares, propone "la retirada de los símbolos religiosos existentes en las aulas donde se imparta enseñanza obligatoria, siempre que así lo solicite cualquier alumno, por sí o a través de su legítimo representante". Conociendo, insisto, la realidad de hoy en los centros educativos, me sorprende que nadie haya pedido hasta el momento esa retirada.

Aunque reconozco que la sorpresa sólo puede ser relativa: pues también he sabido que, a pesar de que es notorio y conocido el descenso del número de alumnos que cada año eligen la ásignatura de Religión (según datos del curso 2006-07, en Educación Secundaria Obligatoria la eligieron un 63,2% de los estudiantes andaluces de centros públicos), en el IES San Roque de Dos Torres todos los alumnos (¡todos!) de ESO han elegido esa opción confesional.

35 comentarios :

Anónimo | miércoles, diciembre 05, 2007 12:43:00 p. m.

A mí también me resulta un tanto sorprendente que si se extraña uno de que permanezcan los crucifijos en las aulas del IES San Roque de Dos Torres, por eso de apelar al laicismo beligerante y rampante, no se sorprenda también por "coherencia laicista" con la presencia de un Santo Cristiano (San Roque) como denominación del Instituto. ¿Y como denonimación de las calles de tantos santos y vírgenes?, ¿y como festividades y días no laborables que todos aprovechamos? Quitemos los belenes de los colegios ahora en Navidad (perdón solsticio de invierno), hagamos bautizos y comuniones civiles y luego proclamémonos modernos y progres.

Yo ya estoy tramitando los papeles para cambiar mi nombre cristiano por el de "Libertario" que es más progresista y moderno, donde va a parar.

Antonio | miércoles, diciembre 05, 2007 12:52:00 p. m.

¿No le parece, señor anónimo, que entre el mantenimiento de crucifijos en las aulas y el desvarío que usted expresa hay un término medio?

Anónimo | miércoles, diciembre 05, 2007 1:11:00 p. m.

Sí, dígame donde está el término medio y cuándo nos quedaremos en él o es que acaso no sabe la noticia del "solsticio de invierno". Y dígame, ¿por qué es más incoherente dejar los crucifijos donde están que dejar el nombre de un santo a un instituto? ¿Dónde están y quién define los límites que se le ponen a las manifestaciones del cristianismo?

Y dígame (si quiere, claro) por qué las opiniones (con ironía) de los demás pueden resultarle a usted unos desvaríos, cuando sólo pretenden sacar a la luz, el grado de "coherencia" real que existe en ciertos individuos o en ciertos sectores de la sociedad.

Antonio | miércoles, diciembre 05, 2007 1:31:00 p. m.

¿por qué es más incoherente dejar los crucifijos donde están que dejar el nombre de un santo a un instituto?

Nótese, en primer lugar, que los crucifijos no estaban, sino que se han puesto ahora. Y no se trata del nombre de "un santo", sino del patrón de la localidad, elegido así por sus vecinos, con el beneficio, además, de que los patronazgos son nombrados tradicionalmente por la sociedad civil y no por la religiosa (incluso era frecuente que se eligieran en cabildo). Curiosidades de la historia. Yo, personalmente, veo a San Roque menos como un símbolo religioso que como una seña de identidad local.

¿Dónde están y quién define los límites que se le ponen a las manifestaciones del cristianismo?

Yo creo que los define el sentido común. Nadie pone límites a sus manifestaciones, sólo al lugar donde se realizan.

por qué las opiniones (con ironía) de los demás pueden resultarle a usted unos desvaríos

Disculpe, no había captado la ironía, pero quitar los belenes de los colegios me parece un desvarío. En cambio el nombre de Libertario me parece precioso.

EUMANCIO ELVIRA | miércoles, diciembre 05, 2007 1:47:00 p. m.

Estimado D. Antonio: que un centro educativo público, no entremos en los de otra tipología, mantenga signos externos como el nombre o internos como crucifijos en sus instalaciones, es totalmente irrelevante y a la vez, no es causa recurrente de críticas.
Creo, estimado colega en la docencia, que lo que de verdad nos debiera preocupar es la calidad de la enzañanza que ofrecemos, que no está reñida con la calidad-decidación de los que nos consideramos docentes.
No me extraña que si sólamente nos paramos a divagar sobre signos, y eso parece súmamente importante para usted, los sucesivos informes PISA, terminen por poner a cada uno en su sitio.

Anónimo | miércoles, diciembre 05, 2007 1:53:00 p. m.

Debe ser que la diferencia del desvarío es que el Jesús naciente que se representa en la Navidad se expone a tiempo parcial (un par de meses)mientras que el crucifijo que representa al Jesús muerto y yaciente en la cruz se expone todo el año y a tiempo completo.Ahí debe residir la diferencia de "desvaríos".

"No se trata del nombre de 'un santo' sino la del patrón de la localidad". Sí, será que la condición de patrón es indiferente, disoluble y separada a la condición de Santo (del Cristianismo)

Se aceptan las disculpas por no haber captado la ironía (je,je) y agradezco que le guste el nombre de Libertario. Probablemente pronto alguna sociedad civil, "que es la que elige a sus patrones", lo adoptara para alguna festividad, eso sí, laica.

Antonio | miércoles, diciembre 05, 2007 1:56:00 p. m.

Estimado Eumancio: los signos no son ni "irrelevantes" ni "sumamente importantes". Son lo que son y tienen la importancia que tienen, que, en mi opinión, no es poca. Y, desde luego, "divagar sobre signos" no me parece algo intrascendente: la filosofía occidental, al menos desde Platón, no trata de otra cosa.

Antonio | miércoles, diciembre 05, 2007 2:04:00 p. m.

Obviamente, me encanta este debate, pero no es cosa tampoco de abusar. Dice el señor anónimo -con su ya registrada ironía- que "será que la condición de patrón es indiferente, disoluble y separada a la condición de Santo", como queriendo decir que no lo es.

Y, sin embargo, yo opino que sí, aunque la reflexión requeriría más espacio del que aquí disponemos. Un estudio antropológico de muchas de las fiestas de nuestros pueblos demostraría fácilmente que bajo un aparente ropaje de religiosidad se esconden otras inquietudes y otras manifestaciones del espíritu no estructamente cristianas. Pero dejémoslo aquí, y que sean las sociedades las que elijan libremente lo que quieren o no quieren en sus aulas o en sus nombres. Pero libremente.

EUMANCIO ELVIRA | miércoles, diciembre 05, 2007 6:18:00 p. m.

Gracias por la oportunidad del debate y, comprenda Sr. Merino, que la discusión sobre el tema de Educación que hoy plantea, y que alegra enormente poder contemplar desde el tiempo en el que se asoma a esta ventada de actualidad este anciano pedagogo, tendría que ocupar espacios algo más amplios incluso desde su dimensión comarcal en la que supuestamente nos movemos .
Sin embargo, permítame una humilde y profesional recomendación:
habilite desde su blog, página web, o como ahora se llame-disculpe mi vetusta ignorancia-, un espacio o foro para la discusión de algo tan importante y transcendente que no quede bajo la clasificación de "CAJON DE SASTRE", sino de "Educación" con mayúsculas, Pedagogía, o al menos, cuestiones de vital interés dada nuestra condición de enseñantes y por el preocupante momento en el que se encuentra y atraviesa el concepto educativo y, además, por lo mucho que se podría aportar a la opinión y cultura comarcal desde nuestra experiencia en el hecho debatido. Saludos y gracias de nuevo.

A. Jimeno | miércoles, diciembre 05, 2007 6:18:00 p. m.

Aunque a mí también me gustaría decir alguna cosa más, me quedo con lo último que ha escrito Antonio Merino sobre el derecho de las sociedades a elegir libremente.

Saludos.

Javier | miércoles, diciembre 05, 2007 8:04:00 p. m.

Pero Antonio ,si no hay cruz más grande que la que le has puesto a nuestros representantes políticos con tu blog.

Saludos.

Anónimo | miércoles, diciembre 05, 2007 8:52:00 p. m.

En este instituto, tenemos, crucifijos, nombre de santo o patrón, dirección del centro sumamente religiosa, leyenda urbana, o no, entre los alumnos de que si eliges religión tendrás menos problemas en el centro y alumnos clasificados en grupos mejores y peores. Pero lo importante es que cuando estos alumnos llegan a Bachillerato según el centro que los acoge su nivel deja mucho que desear.

Anónimo | jueves, diciembre 06, 2007 8:43:00 a. m.

Estamos celebrando el Día de la Constitución y en este rincón de España, se vuelve a suscitar una polémica ya trasnochada de hace muchos años: El Crucifijo en las escuelas.
¿No os parece que hay temas más candentes de que ocuparnos? También estas tertulias pueden ocultar otras más atrevidas y más necesarias y más nuestras y de mayor interés para nuestros pueblos. ¿No convendría que seamos corderitos que nos lleven por donde quieren? Las fobias personales hay que aparcarlas para buscar lo quew es interés de la mayoría.

Anónimo | jueves, diciembre 06, 2007 10:04:00 a. m.

Como sugerencia: En mi centro había crucifijos por todas partes, en las aulas, biblioteca y departamentos (es un centro público), en vez de enfrascarnos en diatribas estériles (en cuestiones de fe, ya se sabe quien lleva razón, al que Dios se la ha revelado, y los desmás somos unos mindunguis en un pozo de oscuridad),como iba diciendo, pasamos a la acción, los retiramos "traidora, cobarde y arteramente" a escondidas. Y pensamos que quien tuviera cojones que los pusiera, logicamente nadie volvio a ponerlos. Dificil es quitarlos pero más aún volverlos a poner. Es una sugerencia práctica.

Anónimo | jueves, diciembre 06, 2007 1:12:00 p. m.

Y si no molestan ¿porqué hay que quitarlos? No creo que sea algo que influya en la educación de forma radical.

Iceman | viernes, diciembre 07, 2007 9:30:00 a. m.

El cristianismo es origen y raiz de toda nuestra civilización, si queremos que los jovenes entiendan donde estamos, tendrán que saber de donde venimos.

Esto es una muestra más de la "filosofía progre" de ocultar partes de la historia a los jovenes para poder "moldear" mejor sus principios, resumiendo EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA.

Me libré de la LOGSE | viernes, diciembre 07, 2007 9:33:00 a. m.

Una profesora de EpC aconseja "relaciones con todos los sexos" antes de elegir.

En un instituto de Granada, una profesora de EpC ha recomendado a alumnos de 3º de la ESO "tener relaciones con personas de todos los sexos para poder elegir el propio género".

En otro instituto, también andaluz, un grupo de alumnos de 14 años ha salido de clase en protesta por las preguntas "íntimas y personales" que les hacía el profesor de EpC.

También podrian enseñarles a poner bombas, volar dos o tres casas y después decidir si les gusta o no les gusta

Anónimo | viernes, diciembre 07, 2007 10:36:00 a. m.

Soy el de la sugerencia. Creo sinceramente en que la unidad europea se construyó sobre bases cristianas: ahí esta la ruta jacobea y lo que ello conlleva:gotico, Cluny,la propia tumba de Tomas de Aquino está en ella. Pero no nos confundamos, a nadie le molesta el crucifijo, y menos a un cristiano de tradición cultural. (Un ejemplo: en la iglesia de mi pueblo hay un joven travesado por saetas (por cierto icono gay donde los haya) un tio clavado con puntillas sobre un madero, una mujer con el corazón sangrando en las manos, el de los clavos pero está vez flagelandolo, otra mujer con los ojos en un plato, y pena penita pena nos falta Santa Agueda con otra cosa en el plato). Después de esto que nos echen crucifijos. La cuestión es otra: ¿Y si no molesta quitarlos por qué hay que dejarlos? Confundir el patrono, el belén y la festividades con lo que aquí se trata es querer marear la perdiz y creo que Antonio lo ha matizado con mucha precisión. De todas formas esta "ola de laicismo que nos invade" no se debera a una reacción contra unos pastores de la santa madre iglesia que han optado por ocupar el espacio político que al mismisimo PP le repugna? No recuerdo que en la transición se produjera algo así,claro que los mismos que vomitan por la cope cada mañana son los que gritaban Tarancón al paredón.

Anónimo | viernes, diciembre 07, 2007 12:42:00 p. m.

Para "el de la sugerencia":

¡¡QUÉ CACAO MENTAL TIENES!!

Anónimo | viernes, diciembre 07, 2007 5:47:00 p. m.

Oye, "sugerente" o "sugeridor", a ver si tienes un poco de respeto con la representación de la figura de Cristo crucificado. Si tú eres personal docente y vas diciendo por ahí lo de "un tío clavado con puntillas en un madero", refiriéndote a la representación de Cristo crucificado, con ese deprecio y ese desdén que se desprende de esa expresión, me imagino qué ejemplos les podrás ir dando a tus educandos. A ver si tienes un poco respeto y educación y no confundes además churras con merinas, ¿quién ha sacado aquí Cope ni Peco?

Lo que hay es que exigir a la Administración Pública, antes de que quite o no los crucifijos de las escuelas, es que revise, controle y compruebe periodicamente la capacidad y el equilibrio mental de los sujetos que se dedican a la enseñanza.

j | viernes, diciembre 07, 2007 11:14:00 p. m.

Pues quien le ha dicho usted que "el de la sugerencia" hable asi en clase, he tenido muchos profesores, seguro que con muy distintas ideologias, (despues del instituto lo constaté) y nunca salvo alguna excepción se pronunciaron sobre cuestiones de este tipo al darme clase, al contrario me educaron en el respeto. Y ahora hablare de una de esas excepciones, un profesor de ciencias, muy religioso, que no solo intento convencerme de la teoría creacionisto, sino también enseñarme la “verdad” de algunas cosas (no solo religiosas, también politicas) no voy a repetir aquí sus enseñanzas por vergüenza ajena.

Con esto respondo también al anónimo que hablo de la asignatura educación para la ciudadanía, que puede haber malos profesores, pero no sea tan ingenuo de creer que en esa asignatura se va a enseñar a “probarlo todo” , un buen profesor les hará entender que son libres para elegir y que deben respetar la elección de los demás.

Por cierto para acabar otra vez con el ultimo anónimo, yo respeto que ese símbolo represente a cristo para muchas personas, repete a los que pensamos que ese símbolo es otra cosa, decir que hay que evaluar la capacidad y el equilibrio mental de este profesor me parece muy poco adecuado para un buen cristiano.

Anónimo | sábado, diciembre 08, 2007 11:02:00 a. m.

Lo del cacao mental me lo explique. Lo de evaluar la capacidad intelectual de los docentes totalmente de acuerdo. Y lo del refrito iconográfico de la cristiandad, no es mio (mas quisiera) "Patologías de la imagen" R. Gubern. muy recomendable. Y por último de acuerdo en prohibir la Educación para la ciudadanía, las operaciones matemáticas que acaben en 69, los procesos de polinización, la historia desde la Revolución Francesa, cuando el mundo se torcio (Benedictus dixit), y la literatura sobre todo la española refugio de herejes y gentes de mal vivir .

Anónimo | sábado, diciembre 08, 2007 1:08:00 p. m.

Oiga, j, cuando usted afirma que "nunca salvo alguna excepción se pronunciaron en cuestiones de este tipo al darme clase, al contrario, me educaron en el respeto", ¿no está usted expresando -implicitamente, eso sí-que el "sugeridor" no ha tenido demasiado tacto ni respeto ("un tío clavado con puntillas en un madero", "quien tuviera cojones que los pusiera (los crucifijos)" con las expresiones que ha reflejado?

Mire usted, "sugeridor", me parece que expresiones de ese tipo son irrespetuosas y muy desafortunadas,impropias de alguien que ejerce la docencia y que se dedica a tareas de educación, las exprese donde las exprese, igual que es desafortunado poner, torticera y tendenciosamente, idioteces como lo del número 69, lo de la polinización e historias que usted se invente, las que quiera, para manipular "arteramente"(utilizo su propia expresión)y a su antojo una cuestión planteada, saliéndose por los cerros de Úbeda.

Aquí hay mucho talibán religioso, pero también hay mucho talibán antirreligioso, y tan aborrecibles pueden llegar a ser los unos como los otros.

Anónimo | sábado, diciembre 08, 2007 10:55:00 p. m.

Sugeridor, ¿porqué no te callas?

karl | domingo, diciembre 09, 2007 12:01:00 a. m.

Yo a Iceman le diría que lo suyo sí que es "ocultar partes de la historia a los jóvenes para moldear mejor sus principios", puesto que el origen y raiz de toda nuestra civilización no es cristiano, sino pagano. Porque habrá que recordar que antes de que el cristianismo fuera impuesto por el emperador Constantino como religión oficial (y digo bien, impuesto) había otras religiones y otros dioses, y que los griegos y romanos son las auténticas raíces culturales de Europa. Conviene no olvidarlo.

Anónimo | domingo, diciembre 09, 2007 12:34:00 a. m.

Vayamos por partes. Mis expresiones, no niego que son un ejercicio de retórica, y la retorica como forma también transmite contenido, pero no el que ustedes quieran darle. El respeto que profeso es a cada uno de ustedes como personas es el mismo que me gustarían que tuvieran conmigo, por ello me abstengo de catalogar a cada uno de los que me han contestado como talibán, tendencioso o manipulador pero a sus ideas y principios... no faltaría más. No hay mas ley que el contrato social. Otra vez a las revoluciones burguesas del XVIII cuna de nuestros principios valores y actuales sistemas democráticos. Y talibanes de verdad,los que reniegan de ello. Lo siento, pero lo dijo el otro día el papa Benito (¿la traducción al castellano también es irrespetuosa?) No obstante no me importa pedir perdón a quién mi estilo (-stylo-punzón) haya molestado, no tengo especial encono contra los crístianos, ni siquiera el mínimo, y por otra parte no creo que necesiten enemigos, con los amigos tienen bastante.

Vae victis! | domingo, diciembre 09, 2007 2:22:00 a. m.

En su último libro, Eduardo Punset, haciéndose eco de determinado comentario de R. Dawkins nos enseña que "las religiones son opiniones acerca del cosmos y del mundo que los niños (y los jóvenes, añado yo), cuando crezcan, presumiblemente estarán en condiciones de juzgar por sí mismos. La religión es el único campo de nuestra cultura en el que se acepta incondicionalmente -sin ni siquiera darse cuenta de lo rara que resulta la situación- que los padres (y demás adultos, añado yo)tengan un poder de decisión absoluto acerca de lo que sus hijos van a ser, cómo se les va a educar y qué opiniones tendrán acerca del cosmos, de la vida y de la existencia. A eso me refiero cuando hablo del abuso mental a los niños (y a los jóvenes, añado yo)".
Leyéndolo, reparo en que tal vez el mérito de A. Merino resida en darse cuenta de lo rara que resulta la situación.
¿Estamos?

j | domingo, diciembre 09, 2007 10:13:00 a. m.

jajaja. "porqué no te callas?!", que comentario más inteligente.

Anónimo | domingo, diciembre 09, 2007 3:46:00 p. m.

Hombre lo que se dice inteligente...

j | domingo, diciembre 09, 2007 6:20:00 p. m.

jeje, lo decía en tono ironico.

Anónimo | domingo, diciembre 09, 2007 6:47:00 p. m.

No, lo inteligente debe ser hablar de Cristo crucificado como de "un tío clavado con puntillas en un madero".

Cuando se dice que existen talibanes antirreligiosos (sobre todo si la religión se refiere a la católica pues ya se sabe que ahora lo progre es atacar con cualquier excuasa a la iglesia católica y defender la práctica de otras confesiones minoritarias) y hay uno que directamente se da por aludido, ¿no será que ese que se siente aludido asume y reconoce de esa forma directamente esa condición?

Anónimo | lunes, diciembre 10, 2007 9:43:00 a. m.

¿Por qué dice alguno por aquí que el tema del crucifijo "no molesta a nadie"? ¿Quién te has creído que eres para hablar en mi nombre? ¿Por qué tengo yo que aguantar símbolos religiosos de cualquier tipo en un centro de enseñanza estatal y laico? Y encima, añadís que este no es un tema importante, cuando parece que su sola mención ha servido para arrimaros un ascua a la sardina.

No os equivoquéis: yo no soy ni "progre" ni "moderno" pero quienes pretenden imponer sus símbolos a los demás de la forma que muchos de los comentarios anteriores indican, que no pretendan ser considerados de otra forma que como totalitarios.

Yo no opino; directamente, exijo que se cumplan las normas de nuestro sistema, basado en la recientemente conmemorada Constitución. Si en un aula a nadie le molesta la presencia de un crucifijo, que siga ahí. Pero colocarlo donde no lo había o negarse a la retirada de este símbolo cuando a alguien sí molesta es ilegal.

Anónimo | lunes, diciembre 10, 2007 1:11:00 p. m.

Siguiendo la "coherencia" del anónimo anterior:

¿Por qué tengo yo que aguantar que se pongan belenes en los colegios, en los ayuntamientos o en las instituciones públicas (y laicas) con imágenes de Jesús nacido, la Virgen María y San José?

¿Por qué tengo yo que aguantar que haya nombres de santos cristianos en organismos públicos y calles?

¿Por qué tengo yo que aguantar que haya Semana Santa y corten las calles públicas?

¿Por qué tengo yo que aguantar que los días que no trabajo sean en su mayoría por motivos religiosos?

¿Por qué tengo yo que aguantar que las próximas fiestas se sigan llamando Navidad y no solsticio de invierno?

¿Por qué tengo yo que aguantar que repiquen las campanas de las Iglesias cuando estoy dormido con la resaca de Nochebuena que he celebrado y cantado aunque no me identifique con ella?

A ver, ¿por qué?

Fdo. Coherente disidente.

incoherencia manifiesta | lunes, diciembre 10, 2007 4:35:00 p. m.

Y sigo:

¿Por qué no para el tren en Los Pedroches?
¿Por qué tengo que aguantar las bocinas de los coches cuando algún equipo gana el partido de fútbol?
¿Por qué tengo que aguantarme trabajando los sábados cuando muchos están de jarana?
¿Por qué salen tan caras las líneas de ADSL?
¿Por qué hay tanto descerebrado con supuesto liderazgo político que niega que el cambio climático sea un problema?

En fin, que siguiendo, siguiendo, al final nadie se acordará de que estábamos hablando de los crucifijos en el aula de unas escuelas públicas pertenecientes a un Estado aconfesional. De todo lo demás, evidentemente, podríamos discutir durante horas. Pero no viene al caso, a no ser que lo que queramos sea distraer, plantear una realidad tan difícil que ¿para qué vamos a intentar mejorarla? Pues lo siento. Cuando era estudiante, quitamos los crucifijos y si un día se da el caso en el colegio de mis hijos, exigiré su retirada. Sabiendo que no es algo de trascendental importancia, sino únicamente una pequeña muestra de justicia, de legalidad. Aunque a algunos les moleste tanto que yo no tenga la obligación de bajar la vista ante el Crucificado. Por supuesto, siempre con el máximo respeto hacia los creyentes.

Anónimo | lunes, diciembre 10, 2007 6:38:00 p. m.

Una cuestión que me tiene preocupado porque a mí me gustan mucho, para quien lo sepa: ¿Peligran las Cruces (las de Añora sobre todo, con esto del Estado aconfesional y el laicismo fundamentalista)?

Por cierto, según he podido averiguar este fin de semana, hay estudios profundos y muy fidedignos que acreditan que San Roque es patrón de Dos Torres, más por ser "Roque" que por ser "San".

Por tanto, se confirma que el hecho de ser santo poco tiene que ver con ser patrón.

Publicar un comentario