BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Siquier y Soler exponen en Añora


Una de las fotos de la exposición "Trampas para incautos".

La programación cultural que acompaña a la Fiesta de la Cruz de Añora incluye en esta ocasión dos interesantes exposiciones de fotografía. Por un lado, Carlos Pérez Siquier, pionero de la vanguardia fotográfica en España, nos trae "Trampas para incautos", una muestra que ya se ha visto en otras localidades de la comarca y de la que hace tiempo escribí lo siguiente:

Pérez Siquier (Almería, 1930) fue miembro fundador del grupo AFAL y de la revista del mismo nombre y en 2003 recibió el Premio Nacional de Fotografía de España. Son muy recordados los extensos reportajes fotográficos en blanco y negro que dedicó a la vida cotidiana del barrio de pescadores de La Chanca, en la capital almeriense. "Trampas para incautos" consta de 40 fotografías a través de las cuales, según Mónica Carabias, comisaria de la exposición, Siquier "retrata la identidad del sur" y "acerca la contemporaneidad del arte al público, de forma coloquial". Según Carabias, el espíritu artístico del creador se caracteriza por su heterogeneidad, la estética pop, el humor soterrado, la ironía, el populismo y el surrealismo.

La muestra ya se ha exhibido en otras ciudades andaluzas. Con motivo de su presentación en Córdoba, Jesús Alcaide escribió: "En un deambular por el territorio andaluz, con predilección por las playas almerienses (Cabo de Gata, Níjar, Rodalquilar, Las Negras, Carboneras), Pérez Siquier va construyendo una azarosa cartografía con la que consigue definir un surrealismo verdaderamente sureño, un pop de corte andaluz para el que no utiliza ni el retoque digital ni el fotomontaje sino que esta superposición o convivencia de imágenes nace de la propia configuración del imaginario visual de la ciudad postcapitalista. Bañistas y playas, maniquíes y Marylins de cartón piedra. Esa es la belleza en Pérez Siquier, los diamantes entre la basura de nuestra contemporaneidad".


Fotografía de Julia Soler para el proyecto "Tor-er-o-es-to-ros".

Por su parte, Julia Soler presentará su proyecto "Tor-er-o-es-to-ros", una exposición producida en colaboración con La Fragua artist residency de Belalcázar y planteada como un acercamiento a la tauromaquia a través de la fotografía y el vídeo. En este último apartado se encuadra la propuesta denominada "Pastoral", una proyección en bucle continuo de nueve videos idénticos cuya simultaneidad se deja a la azarosa eventualidad de la impredecible velocidad de la conexión a internet, produciéndose en cada ocasión un resultado diferente e irrepetible sobre lo que la autora llama "el canto del toro".

No he encontrado reseñas de que esta exposición se haya mostrado anteriormente, por lo que cualquier consideración crítica queda a expensas de su observación directa, pero un análisis apriorístico del material promocional me permite advertir un decisivo error conceptual en su base discursiva: la tauromaquia no es una mitología, en torno a la cual de forma genérica compone su reflexión Campbell, ni el torero un héroe que pudiera tener cabida en la gloriosa épica de la antigüedad, pues de su conducta cruel no se deriva ningún bien para la comunidad, sino que el mensaje que transmite su glorificación resulta deliberadamente perverso, si uno necesita encontrar su identidad y su libertad en la tortura y muerte gratuita del más débil.

0 comentarios :

Publicar un comentario