BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

La bomba y otros proyectiles sin explotar


Proyectil de la Guerra Civil aparecido en Pozoblanco. [Foto: JJM en ABC].

Hace unos días, con motivo de unas obras que se llevan a cabo en el IES Antonio María Calero de Pozoblanco, se encontró un proyectil de la Guerra Civil sin detonar que precisó de la intervención de los TEDAX de la Guardia Civil para su desactivación. La noticia tuvo su eco correspondiente en la prensa local (Cope Pozoblanco, Hoy al Día). No es la primera vez que vestigios de la Guerra Civil aparecen en el subsuelo de Pozoblanco, ya sean proyectiles, ya refugios antiaéreos, que han permanecido enterrados durante más de setenta años y ahora poco a poco van saliendo accidentalmente a la luz para transmitirnos su mensaje y su enseñanza.

Sobre el hallazgo de esta bomba sin explotar ha escrito Francisco Onieva una oportuna reseña en su blog Baúl Mundo a propósito del relato "Dos cuadernos" incluido en su libro Los que miran el frío. De su proceso de documentación y elaboración del relato, Onieva recuerda "los testimonios de los bombardeos que la aviación fascista realizó contra la estación de ferrocarril de Pozoblanco, adonde llegaban los trenes cargados de milicianos republicanos movilizados a la zona para resistir la ofensiva de las tropas nacionales. Los trenes eran un objetivo fácil para los aviones extranjeros. En más de una ocasión los jóvenes combatientes tuvieron que tirarse fuera de los vagones en marcha para evitar ser alcanzados antes de pisar la tierra de Los Pedroches. Amenazados por un fuego infernal buscaban cobijo, como podían, entre los accidentes del terreno y las fincas cercanas". Onieva fantasea literariamente con la posibilidad de que la bomba ahora encontrada fuera una de las que cayó sobre el cabo José Alamillos Romero, el protagonista de su relato.

Por desgracia, las bombas sin detonar no son los únicos resquicios que nos quedan de un pasado tan desventurado. La crónica del hallazgo que publica en ABC el corresponsal en la comarca JJM comienza así: "Pozoblanco fue uno de los puntos negros de la Guerra Civil. La resistencia republicana en este municipio hizo que los bombardeos y las descargas de artillería se acrecentaran hasta la conquista de la plaza por el Ejército Nacional". Puntos negros. Resistencia republicana. Conquista de la plaza. Ejército Nacional. Resulta difícil concentrar en tan pocas palabras más declaraciones de parte y conceptos autodenominativos rechazados por la historiografía moderna. Son todavía pecios de aquel naufragio que solo pueden desactivarse lentamente con los instrumentos de la cultura y el saber.

Y luego están quienes necesitan destruir las convicciones ajenas para reafirmar las propias, nadando en un mar de inseguridades y confusas contradicciones. Arrastrados por su propio complejo proyectan en los demás una superioridad que al mismo tiempo necesitan combatir creando males que convengan a sus remedios. Complejo de culpa que avala la historia de la literatura: desde A sangre y fuego. Héroes, bestias y mártires de España (1937) de Manuel Chaves Nogales hasta la grandiosa La noche de los tiempos (2009) de Antonio Muñoz Molina, por citar tan solo dos columnas extremas fundamentales, los intelectuales de izquierda han dado sobradas pruebas de no temblarles el pulso a la hora de ofrecer una visión crítica de su propia afinidad ideológica y de reconocer los errores cometidos. Nada semejante hemos conocido en el otro bando. Resulta necio, pues, enfatizar como acusaciones las culpas ya asumidas por el reo. Otro proyectil oxidado que necesita ser desactivado.

1 comentarios :

Anónimo | lunes, mayo 19, 2014 7:09:00 p. m.

No saque estas cosas Sr. Merino, que las gentes Peperas pueden decirle que lo dice ahora, para fastidiarles en las "Europeas".

Publicar un comentario