BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Nuevos títulos de autores comarcales



Dos libros de autores comarcales han visto la luz durante las últimas semanas. El próximo viernes se presenta en Córdoba la novela gráfica El último yeyé, una colaboración de Fernando González Viñas y José Lázaro editada por Berenice. La obra, inspirada en hechos reales, traza con una cuidada documentación la crónica de ida y vuelta de la emigración, un hecho que parece repetirse en cualquier lugar y en cualquier tiempo. Fernando González Viñas fue finalista al Premio Solienses 2013 con su novela Esperando a Gagarin.

El último yeyé. Fernando González Viñas y José Lázaro.

Oberndorf, 1974. Hace muy poco que Ruperto ha llegado a este pueblecito alemán, siguiendo la estela de los que emigraron antes. Se niega a creer lo que todos le dicen, que aquello no es el paraíso que muchos creen y que quizá sea hora de volverse. Pero pronto empezará a no encajar con el trabajo en las fábricas, con el estricto orden de la vida germánica, y con los madrugones a la alemana. No aguanta el pan de centeno, ni el café aguado ni tanta mantequilla. Desubicado por naturaleza, todavía se define a sí mismo como un yeyé y decide montar un grupo musical, Los Mantas, con el que triunfar en Alemania como ningún emigrante ha sabido hacerlo… Ruperto, sólo parece tener dos certezas: que todo esto de Alemania no es sino un cuento absurdo y que las 7 de la mañana no son horas para levantarse.

Por su parte, Ediciones Buendía acaba de publicar El hombre de las pupilas de oro, la última novela de María Antonia Rodríguez, en la que, según la editorial, la autora "cambia radicalmente de registro y nos regala una historia que sorprende y divierte, y que hará las delicias de los lectores, incluso escritores, y de todo aquel que persigue un sueño, pero nunca, nunca, piensa en las consecuencias". María Antonia Rodríguez ganó el Premio Solienses 2011 con su novela Hija de Sexto Mario. El hombre más rico de las Hispanias.

El hombre de las pupilas de oro. María Antonia Rodríguez.

El deseo de cualquier escritor es publicar.
Ese es también el deseo de Pepe López García, de nombre poco comercial, escritor de provincias, sensible y con una historia de amor que le persigue desde los años de la Universidad, aquella época en que todo fue posible. Un personaje ridículo –como él mismo se define– que no logra ser recibido por el editor que probablemente amontona su manuscrito con tantos otros... “yo, Pepe López García, que debía renunciar a ser un escritor, aunque fuese del montón, y conformarme con dar escrupulosamente mis clases, ligar de vez en cuando con la desesperada de turno, y si la vida me abrumaba más de la cuenta y las cuentas me abrumaban más que la vida, casarme con alguna de mis compañeras disponibles para compartir los gastos, porque incluso el amor, que suele ser a veces alivio de la gente corriente, había pasado por mi vida de forma tan fugaz como la riqueza o el éxito”... Ésta es la historia de otros muchos escritores que ven sus expectativas truncadas y sus obras, con más o menos talento, abandonadas a la suerte de un editor sin escrúpulos.
Pero... Y si un día en un parque se sienta a tu lado un hombrecillo con pupilas de oro y te pregunta... ¿Qué necesita usted para ser feliz?

1 comentarios :

Conrado Castilla | viernes, mayo 16, 2014 7:17:00 p. m.

Recientemente he leído el último libro de Mª Antonia Rodríguez, y efectivamente, tal como dice la editorial, cambia de registro, pero es muy bueno. Lo recomiendo.

Publicar un comentario