BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Los pelirrojos de Añora y el despiste geográfico de Madoz

Constituye un tópico identitario resaltar el presuntamente elevado número de personas pelirrojas que hay en Añora. La imaginación popular, siempre ávida de leyendas, lo atribuye a un cura que en época imprecisa fue esparciendo el gen del pelo rojo entre las mujeres de Añora y también al improbable asentamiento de un destacamento militar de origen galés que habría dejado su huella en forma de descendencia. Obviamente, todo esto son elucubraciones sin fundamento que pretenden buscar una raíz histórica para un fenómeno meramente genético que puede obedecer, sencillamente, al azar combinatorio. De hecho, sabemos que de un padre pelirrojo no tiene por qué nacer necesariamente un hijo con igual color y que el gen que lo produce puede estar "dormido" durante varias generaciones.

Pero no es esto lo que realmente me interesa ahora, sino algo que he descubierto mientras curioseaba alrededor de esta creencia. Uno de los motivos que suelen aducirse para explicar la presencia de pelirrojos en Añora se refiere a la supuesta presencia en el pueblo de un destacamento de soldados de la 5ª División del general Blake, comandados por el brigadier Creagh, que habrían estado acantonados en la villa durante la Guerra de la Independencia. La reseña más antigua que conozco de este dato se remonta a una escueta noticia recogida en el Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de ultramar (Madrid, 1845-1850) de Pascual Madoz, que en su artículo de Añora recoge textualmente: "Ocupó la villa de Añora, en agosto de 1810, la 5ª división del ejército del general Blake, mandada por el brigadier Creagh, mientras Blake, en la huerta de Murcia, esperaba a su enemigo el general Sebastiani". De ahí la han copiado los comentaristas posteriores, y yo mismo me hice eco de ella en mi libro Historia de Añora (1993).

La presencia de estos soldados, de los que no se indica que fueran de origen inglés, conviene a la justificación del tópico pelirrojo, dado el nombre de los militares que los dirigen. El propio general Blake, aunque nacido en Vélez-Málaga, era de origen irlandés. Sin embargo, no se explicaba en la anotación de Madoz qué tiene que ver la presencia del destacamento de Creagh en Añora con la defensa de la huerta murciana por parte de Blake. Y así, revolviendo bibliografía, encontré una posible respuesta.

¿De dónde sacó Madoz el dato? No he podido averiguarlo, pero en el libro El año militar español. Colección de episodios, hechos y glorias de la historia militar de España, de Estanislao Guiu y Martí, he encontrado una reseña que puede arrojar alguna luz. Entre las efemérides correspondientes al 26 de agosto, figura este hecho datado en 1810:

1810. Expedición francesa á Murcia (Guerra de la Independencia).- Encargado el general Blake del llamado ejército del Centro, compuesto de 14.000 infantes, 1.800 jinetes y 14 piezas de artillería, distribuidos entre Murcia, Alicante, Elche, Orihuela, Cartagena y sus contornos, no tardó en llamar la atención del general Sebastiani (Las fuerzas a sus órdenes ocupaban Granada, Guadix, Baza y Almena), el cual, pensando destruir aquel naciente ejército, salió el 18 de agosto de Granada con unos 10.000 hombres y 17 piezas. Informado Blake de este movimiento, preparose a recibir a su adversario, agrupando la mayor parte de sus tropas en la huerta de Murcia, distribuidas del modo siguiente: la derecha, al mando del brigadier Creagh, en Añora; en el lugar de Don Juan la izquierda, a cargo del brigadier Sanz; y el centro, enlazado con la izquierda por medio de un molino aspillerado y una batería construida en una acequia, en la Puebla, cerca de Alcantarilla, estando encargado de ella el general D. Francisco J. Elfo. La caballería, al mando de don Manuel Freire, apostada en la frontera del reino de Granada hacia Huescar, se fué replegando con mucho orden y destreza a la aproximación del enemigo, el cual avanzó confiadamente hasta Lebrilla, á cuatro leguas de Murcia, desde cuyo punto practicó Sebastiani varios reconocimientos el 26 de agosto con ánimo de atacar a los nuestros; pero viendo su firme actitud y las excelentes posiciones que ocupaban, juzgó mas prudente retroceder a Totana y luego a Lorca, para retirarse definitivamente a sus anteriores acantonamientos, sin conseguir otra cosa que fatigar inútilmente a sus soldados haciéndoles marchar cerca de 100 leguas en estación tan calurosa, y aumentar la animadversión del paisanaje por las tropelías que cometieron aquéllos en todas partes. (Tomo II, págs. 760-761)

Queda claro leyendo el relato que el episodio se refiere a la defensa de Murcia, por lo que la Añora donde se dispuso la tropa del brigadier Creagh no era la nuestra, sino La Ñora murciana (llamada "la Añora" hasta el siglo XIX), una pedanía a unos seis kilómetros de la capital. Guiu no puede ser la fuente de Madoz, puesto que El año militar español se publicó en 1890 y el Diccionario en 1850, pero es posible que ambos beban de un origen común. El caso es que Madoz atribuyó erróneamente a la Añora cordobesa lo que correspondía a la murciana y facilitó así una pista falsa a quienes buscaban en los ingleses el origen de los pelirrojos noriegos.

Habrá que seguir buscando.


Noria de La Ñora, en Murcia.

18 comentarios :

Anónimo | lunes, julio 28, 2014 9:10:00 a. m.

Antonio, como siempre fenomenal.
Por cierto ¿habrá tambien muchos pelirrojos en La Nora? Seria curiosos que así fuese. Por cierto Antonio ¿no es prematuro descartar las hipótesis del cura pelirrojo? Mira que en estos asuntos lo mas inverosimil se puede hacer realidad.
Muchisimas gracias por estos regalos que nos haces

Anónimo | lunes, julio 28, 2014 11:57:00 a. m.

Investiga la población extranjera que vivía en Añora y que trabajaba para el consorcio minero y hallarás la respuesta.

Anónimo | lunes, julio 28, 2014 12:12:00 p. m.

Conozco pelirrojos nacidos de padres o madres pelirrojas. No es infalible pero puede ocurrir, como dice Antonio. Primero habría que averiguar si hubo un cura pelirrojo en Añora, cosa difícil porque esos datos no aparecen sino en descripciones en asuntos de juicios o sucesos puntuales que ocurrieran y algún cronista lo señalara como dato anecdótico. Después saber si tenía más de una barragana porque no iba a transmitir sus genes de tintura de yodo a todas sus embarazadas. Tercero, aunque se dan casos de curas, alcaldes, señoritos etc. que sembraron sus jurisdicciones de hijos, un cura de aldea, por muchas razones, podía atender lo más a dos domésticas o devotas y solo una de ellas era afín con el cura para cuajar un pelirrojo. Luego, los descendientes coloraos tendrían que encontrar una pareja adecuada y así sucesivamente. Sería interesante hacer un censo de pelirrojos en Añora y buscar el árbol genealógico hasta llegar a uno donde los apellidos delataran su ilegal procedencia. Es decir: catálogo de pelirrojos. Ya alguien hizo en Montilla un "Catálogo de solteras". A investigar. Yo eso de los soldados galeses ni quiero creérmelo. Me interesa más el cura.

Anónimo | lunes, julio 28, 2014 1:10:00 p. m.

¿Nadie ha pensado en algún "ramal" de las repoblaciones de Sierra Morena de Olavide?

Anónimo | lunes, julio 28, 2014 4:16:00 p. m.

No creo que tenga que ver con Olavide. Los nuevos pobladores traidos a Sierra Morena eran Centroeuropeos los cuales son rubios como todos sabemos y no pelirrojos. A mi que nadie me quita que fue el cura o los curas ya que en estos menesteres siempre se han mostrado muy habiles. Debemos pensar que no siempre los miembros de la Iglesia han sido reacios al sexo. La frase por la que es mas recordado santo Tomas de Aquino es: Señor dame castidad pero no ahora". Y tambien debemos saber que en otros tiempos los clientes mas habituales de los burdeles eran los representes del clero que representaban el 20% de la clientela habitual de los prostíbulos. Los asusntos de la procreación son insondeables y como todos sabemos no tienen enmienda.
Si hubiera sido por alguna ocupación o invasión ya sea por conflicto belico o por asuntos laborales el fenomeno de los pelirrojos de Añora estaria mas extendido en la comarca. Lo del cura cobra mas sentido ya que su ambito de actuacion queda restringuido a su parroquia.

Anónimo | lunes, julio 28, 2014 6:37:00 p. m.

Me muero de ganas por ver cuanta tardará en aparecer alguien criticando al alcalde de Añora...

Anónimo | lunes, julio 28, 2014 8:41:00 p. m.

Creo que no fué Tomas de Aquino sino Agustin de Hipona el de la celebre frase. Eso sí, los dos doctores de la Iglesia. Solo es por precisar al anterior comentarista.

Anónimo | martes, julio 29, 2014 9:06:00 a. m.

Antonio, me llama la atención de que no te hubieses dado cuenta antes de, si no error, al menos sospecha de que Pascual Madoz podría no estar en lo cierto en dichas afirmaciones, en lo referente a esos datos de la ocupación de la villa de Añora, en agosto de 1810, por la 5ª división del ejercito del general Blake. La primera vez que tuve acceso al Diccionario Madoz, allá por 1988, me llamo la atención este dato y tuve la osadía de no reflejarlo en el trabajo que me mandó hacer mi profesor. Después cuando lo he escuchado y he leído a personas mucho más preparadas que yo, en este campo y en muchos otros, he sentido vergüenza por mi osadía. Gracias por la aclaración.

Anónimo | martes, julio 29, 2014 12:36:00 p. m.

Antonio Podias poner la programacion de las ferias y fiestas de las localidades de los pedroches ya k nos interesa tener el programa de festejos. Porfavor y gracias

Anónimo | martes, julio 29, 2014 10:00:00 p. m.

Va a ser el cura, seguro.

Anónimo | miércoles, julio 30, 2014 11:46:00 a. m.

Dice por ahí uno que seria interesante hacer un censo de pelirrojos de Añora y buscar sus orígenes. Ya es eso solo lo que le faltaba al alcalde de Añora con todo el trabajo que tiene. Lo mismo si lo hace se sube mas el sueldo. Mejor dejarlo estar y confiar en lo del cura que el saber popular tiene costumbre de acertar. Siempre se ha dicho en todos los pueblos de la comarca cuando veían a un pelirrojo de Añora que descendía del cura. Todos no van a estar equivocados y si no fuese verdad ese bulo no hubiera perdurado. Además mejor venir de un cura español que de un extranjero inglés. Suponiendo que el cura fuese español en lo cual debemos de creer.

Anónimo | miércoles, julio 30, 2014 8:28:00 p. m.

Antonio, la érronea y tradicional interpretación que relaciona a los pelirrojos noriegos con Blake y Creagh hace tiempo que fue hecha pública en los medios comarcales. En la revista Cuzna, nº 12, de 2009, se publica un artículo sobre la guerra de Independencia en los Pedroches y en él aparece literalmente lo siguiente: Aunque circula la leyenda de que el pelo bermejo de los noriegos se debe a la fogosidad de un sacerdote que ejerció, y bien, en la localidad, otras fuentes señalan como responsable del injerto a un destacamento de soldados escoceses de la 5ª División del general Blake, dirigidos por el brigadier Creagh, que estuvieron supuestamente acantonados en la villa de Añora. En realidad esta noticia es una deformación histórica, insistentemente repetida en la historiografía comarcal, provocada por una interpretación errónea de Ramírez de las Casas Deza que confunde Añora con La Ñora, en las proximidades de Murcia capital, donde efectivamente se encontraba el citado general Blake con sus tropas en las fechas que el médico e historiador cordobés pretende situarlo en la villa noriega. El apellido Bermejo, alusivo sin duda a unas característica físicas bien definidas, era ya frecuente en algunas localidades de los Pedroches en el siglo XVI.
Aunque en el artículo se achaca equivocadamente a Deza el origen del error, por lo demás el texto dejaba claro el motivo de la confusión.
Saludos.

Anónimo | jueves, julio 31, 2014 9:11:00 a. m.

Interesante la apreciacion del anonimo de las 8:28. Otro punto mas a tener en cuenta para decantarse por el cura.
Sin embargo decirle que el fonomeno de Añora no es por el pelo bermejo ya que éste se define como "rubio o rojizo" que puede ser mas comun en otros pueblos. Los de Añora tienen el pelo "rojo o colorao" que es lo que nos distingue de los bermejos y hace que estemos hablando de este extraño caso.
Como casis todas las hipotesis se han demostrado erroneas menos la del cura, deberiamos sentenciar como hecho historico lo que el pueblo lleva diciendo desde hace tiempo y dejar de marear la perdiz a no ser que se muestren pruebas contundentes de que nada tubo que ver un sacerdote con el extraño caso de los pelirrojos de Añora.

Anónimo | viernes, agosto 01, 2014 9:14:00 a. m.

Descendientes de un cura? Seamos serios y algo rigurosos. Yo niego la mayor.
¿alguien conoce un cura rojo? Perdón quiero decir pelirrojo. No existen. No se conoce ninguno. Yo he hablado con curas y me han dicho que ni en el seminario se ha dado ningun caso de un seminarista pelirrojo. Entonces, digo yo ¿como se afirma de esa forma tan rotunda en algunos comentarios que son descendientes de un cura? Si hay alguien que pueda negar esta afirmación que lo haga con pruebas y no con habladurias. Adios y muy buenas

Anónimo | viernes, agosto 01, 2014 9:27:00 a. m.

Con los datos más que suficientes de que se disponen en la actualidad, lo que hay que hacer es dar el nombre del supuesto cura y relacionar con él el color del pelo de algunos noriegos. ¡Oiga, y lo que hay que hacer es demostrar que existió tal clérigo! No hay que probar la inocencia, sino demostrar la culpabilidad. ¡Vamos, digo yo!

Anónimo | viernes, agosto 01, 2014 12:10:00 p. m.

Hombre, tambien digo yo que no es un delito dejar algunos descendientes aunque sea cura para tener que demostrar la inocencia o culpabilidad. Y mas si se ha hecho con gusto y placer por parte de las dos partes.

Anónimo | miércoles, agosto 26, 2015 1:00:00 p. m.

Mi familia es de Añora, aunque hace años que se marcharon de alli y tenemos pelirrojos (mi abuelo, tios y primos)
A mí, mis tias me comentaban que "el abuelo o bisabuelo de ellas era gallego"
Tendrá algo que ver?
Ahora, lo del cura, yo creia que era de Pozoblanco (jajaja)

Anónimo | miércoles, agosto 26, 2015 1:01:00 p. m.

Ah! Mi abuelo habia nacido en 1882

Publicar un comentario