BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

La amenaza de las cuotas lácteas y la supertasa


Animales en una explotación ganadera de Los Pedroches.

Hay temas de gran calado social de los que, sorprendentemente, apenas se habla. Como de un problema que afecta a los productores de leche de vaca españoles (y, en consecuencia, también a los de Los Pedroches) y que constituye una amenaza real al mantenimiento del sistema productivo comarcal. Al parecer, el aumento de la producción láctea en España durante los últimos meses ha levantado la voz de alarma ante la posibilidad de que el gobierno aplique la supertasa que penaliza a los ganaderos con una producción superior a la cuota que tengan adjudicada. Durante los últimos años los ganaderos han ido produciendo progresivamente por encima de sus cuotas asignadas sin que se aplicaran las sanciones establecidas, puesto que los excedentes individuales se compensaban con cuotas procedentes de la reserva nacional que administra el Ministerio de Agricultura, pero este año (paradójicamente, el último en el que tiene validez el sistema de cuotas lácteas) el exceso de producción ha sido tan elevado que pudiera incluso no poder compensarse con los remanentes de la reserva nacional. Según algunos cálculos, el 76% de los ganaderos andaluces rebasarían este año su cuota asignada.

El Ministerio de Agricultura está preparando un real decreto para la regulación del régimen de tasa láctea en el cual se establece el adelanto de las retenciones en cuenta sobre el pago de la tasa láctea a los productores, con el fin de mitigar el impacto que un previsible rebasamiento de las cantidades nacionales de referencia pudiese provocar en el sector. Si finalmente se aprueba la resolución, a los productores se les retendrían en cuenta, a partir del 30 de noviembre, 2,7 céntimos en cada litro de leche que se sobrepasen de las cantidades de referencia individuales asignadas. Al final de la campaña, cuando se formalice el cálculo de las producciones lecheras, si España no llegase a sobrepasar los límites de producción establecidos y no hubiese multa, a los ganaderos les sería devuelto el dinero. Pero en el caso de que la multa no llegue a cubrirse, se les exigiría más.

La incertidumbre ante esta situación pudiera poner en peligro el mantenimiento de algunas explotaciones ganaderas. Intentando adelantarse a las posibles sanciones, algunos ganaderos han comprado o alquilado la cuota láctea que prevén rebasar, pero la demanda ha dado lugar a la especulación hasta doblarse y triplicarse los precios habituales de estas operaciones. La otra opción que le queda al ganadero es esperar al final de la campaña (marzo de 2015) hasta ver si finalmente el Ministerio aplica o no las multas establecidas, debiendo entonces en caso afirmativo hacer frente a un desembolso considerable. Tanto si se afronta el problema adquiriendo cuotas lácteas como si finalmente debe efectuarse el pago de las sanciones correspondientes, el ganadero debería hacer frente a un gasto extraordinario que, en el mejor de los casos, dejaría a sus explotaciones en una situación de extrema debilidad, precisamente en el inicio de una campaña que trae consigo la liberalización absoluta de la producción.

Según declaraciones al diario ABC de Juan Francisco Sánchez, presidente de la Asociación de Ganado Frisón de Dos Torres (Afrido), "la zona de Los Pedroches ha crecido mucho en los últimos años en producción. Algunas ganaderías están llegando al doble de su cuota láctea. El ganadero de a pie, en algunos casos, ha alquilado cuota. Pero se escucha que el alquiler de cuota ronda ya los 0,08 euros debido a la especulación. Ante esta tesitura, muchos no han alquilado nada con esos elevados costes y, por tanto, el miedo es alto». Y añade: "La posibilidad de que haya supertasa supondría la ruina de muchas granjas".

Quizás los ganaderos sabrían explicar mejor que yo este problema y el modo en que les afecta individual y colectivamente. Por eso me extraña que, siendo tan grave la perspectiva, su voz no se oiga por ningún lado.

10 comentarios :

Anónimo | miércoles, octubre 01, 2014 4:14:00 p. m.

De estos temas no se habla como tampoco se habla de nada de los relacionado con COVAP. Supongo que será porque nuestros ganaderos saben bañarse y guardar la ropa. Siempre lo han sabido hacer y sacar beneficio a cualquier situacion. Si llueve porque llueve y si hace calor porque hace calor. A mi no me preocupa su problema ya que sé que a cualquier ganadero de leche le dan de subvención al año mas de lo que yo gano trabajando uno o dos años.

Anónimo | miércoles, octubre 01, 2014 8:35:00 p. m.


A riesgo de equivocarme, pues ni yo ni la mayoría (no todos) de mis familiares somos ganaderos, aunque si de Los Pedroches y nos afecta cualquier vaivén de este sector económico tan importante en nuestra comarca.
Un sector que sin duda ha estimulado y muy posiblemente permitido el que muchas personas podamos seguir viviendo en nuestros municipios. Por eso quizá pueda ver este asunto sin mucho apasionamiento, lo que podría influir en mi opinión.
Cuando hace casi 30 años se comenzó a oír aquello de las ”cuotas lácteas” muchos (muchísimos) vaqueros ponían el grito en el cielo y proferían barbaridades contra el gobierno (entonces de Felipe González). Hoy hemos de reconocer que aquello fue la salvación del sector, aunque desde un punto de vista liberal y de derechas hemos de reconocer que en esencia no era más que darle dinero público (de todos) a los vaqueros para mantener la producción de leche. Parecido, aunque a mayor escala, a otras subvenciones, como las del PER por ejemplo.
Durante muchos años se ha ido facilitando dinero público (de todos) para ayudar a mejorar las explotaciones ganaderas (tanto en calidad como en cantidad).
La cuota era limitada, imponía una cantidad máxima de leche que se podía producir. Al producir más leche de la convenida por la cuota (asignada o adquirida) se exponía a una sanción (la supertasa). Y entonces vino lo de la leche negra (leche producida por encima de la cuota y que en algunos casos era vendida a otras factorías de fuera de nuestra comarca, para usarla unas veces como leche y otras para hacer queso). Esta leche producida por encima de la cuota podría ser sancionada (la supertasa).
Voy a poner un ejemplo de otro sector no subvencionado para hacerme comprender mejor: Imaginaos que a un carpintero le dicen desde el gobierno que haga puertas, que diez de ellas las tiene vendidas ya de antemano todos los meses y a un precio justo(¿No sería un chollo para ese carpintero?). Durante muchos años, además, le dan dinero para que pueda hacer las puertas mejor y con mejores maquinarias y que las puertas tengan mejor calidad. Pero le imponen un número máximo de puertas de madera que puede hacer cada año, y que si lo sobrepasa podrán imponerle una sanción por las puertas hechas demás.
Y ahora es posible que comience a aplicarse esa condición ya conocida y asumida de antemano.

Anónimo | jueves, octubre 02, 2014 5:33:00 p. m.

Anónimo de las 8:35
No deberías mezclar churras con merinas, España tiene un déficit estructural (cuota de 6,2 millones de toneladas frente a 9,5 millones de consumo)

http://albeitar.portalveterinaria.com/noticia/8168/Articulos-rumiantes-archivo/Espana-es-el-sumidero-de-la-leche-europea.html

El sector lacteo no tiene nada que ver con el PER que dices (no deberías ver tanta TV de derechas) ni con los carpinteros.

Anónimo | jueves, octubre 02, 2014 11:45:00 p. m.

Con dinero público (de todos los ciudadanos) se ha ayudado a muchos sectores económicos en España: los mineros, pescadores, agricultores, vaqueros de Los Pedroches, etc. etc.. y también con dinero público (muy poco, comparado con lo otro) se ha financiado la contratación de personas excedentes de la agricultura (la mayoría) en algunas CCAA (entre ellas la nuestra). Las Entidades Públicas, sobre todo los Ayuntamientos hacían Proyectos de Obras y La Junta de Andalucía y la Diputación de Córdoba (imagino que con gran parte de aportación Estatal) financiaban la mano de obra y los materiales necesarios. Así era parte del PER. Muchas personas de los pueblos de Andalucía podían dar unos jornales para posteriormente cobrar una ayuda y por otro lado nuestros pueblos iban mejorando. Esto es de justicia (aunque haya sinvergüenzas que se aprovechen de este sistema para robarle la ayuda a los que realmente la necesitan). Y esto supone mucho menos dinero del que se ha dado a otros sectores y a los bancos, por ejemplo.
No es infrecuente que políticos y personas de otras CCAA y lo que duele más, gente de aquí, hablen con desprecio de "los subsidiados del PER de Andalucía", cuando las subvenciones a la minería, a la pesca, a la agricultura, a la ganadería o a los bancos, por no decir más, son muchísimo mayores

Anónimo | jueves, octubre 02, 2014 11:52:00 p. m.

Si los Gobiernos Socialistas han apoyado tanto a los vaqueros (también de Los Pedroches), y eso es una verdad como un templo, no entiendo cómo en mi pueblo (uno de los tres que más leche producen en Los Pedroches) la mayoría de los vaqueros (casi todos) son algunos militantes, otros simptizantes y votantes del PP.

Anónimo | viernes, octubre 03, 2014 9:54:00 a. m.

He oído que Covap no da abasto a producir leche, pregunta de donde viene esa leche.
Es curioso que los productores tengan cuota y las centrales lecheras no.
También es paradójico que exista una regulación y una limitación de la producción lechera y exista un mercado de cuotas lácteas
Si las cuotas van a desaparecer no deberían subir de precio.

Mi explicación es muy sencilla: la cuota se va a transformar en una nueva subvención acoplada, tus temores son infundados los vaqueros nunca se arruinan y menos los que viven de ellos.

Anónimo | sábado, octubre 04, 2014 12:33:00 p. m.

Parece ser que Francia y otros mercados exteriores venden en España un tercio de la leche que consumimos por tanto no se entiende bien lo de las cuotas lacteas. Por otro lado, en la comarca de los Pedroches,el sector lechero y la COVAP es el puntal más importante de la economía de la comarca, que las subvenciones al sector sean justas en comparación al de otros sectores, también parecen justas, pero también seria justo y necesario el control de los ingresos- muy saneados- de algunos productores de leche para que paguen sus impuestos proporcionales a los de los demás.

Anónimo | sábado, octubre 04, 2014 7:38:00 p. m.

El sector lacteo en los pedroches esta bien saneado y subvencionado y si tiene algun problema son una minucia comparados con los que tienen lo albañiles, fontaneros, carpinteros, electricistas, comerciantes y etc, etc y a ellos nadie les pregunta. Oficios siempre ha habido en los pedroches. Ganaderos de leche solo desde hace pocos años. Ya está bien de tanto rollo con los lecheros que encima que se llevan una pasta en subvenciones parecen que son los unicos que trabajan en nuestra tierra. Y si francia nos vende leches tambien nosotros a ellos les vendemos naranjas y pepinos.

Anónimo | lunes, octubre 06, 2014 12:38:00 a. m.

¿Donde está ahora ASAJA?. Sí esa que convocaba a los vaqueros ha derramar leche contra el Gobierno central u autonómico en cuanto una vaca tenía dos decimitas de fiebre. Que pasa que ahora porque son sus h. d. p. en lugar de los del adversario político hay que aguantar aunque nos la metan "doblá". Como habitante de esta tierra pienso que los vaqueros de Los Pedroches no pueden estar "a verlas venir" sin hacer la más minima protesta.
Nunca pensé que estuvieran tan bien domados.

Anónimo | martes, octubre 14, 2014 10:06:00 a. m.

Me parece que la mayoría de los que aquí comentan no tienen ni idea de lo que es el sector, ni como funciona, porque compararlo con el PER me parece deprimente.Como se nota que no están afectados, ni tienen familiares que trabajan todos los días del año, levantándose muy temprano y con muchos problemas diarios,internos y externos.Y sí, los vaqueros tienen dinero, pero no de las subvenciones, sino de nuestro trabajo, y sabéis lo que os digo, que quien quiera ahí esta el corte.

Publicar un comentario