BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Los Pedroches en la poesía



Los auténticos hallazgos son los que se encuentran sin buscarlos. O los que se encuentran buscando otra cosa. Hace unos meses ya di cuenta del hallazgo de un turbador poema de María Antonia Ortega dedicado a Hinojosa del Duque. Ahora, en el desarrollo de la misma tarea que dio lugar al descubrimiento de aquel vestigio, he dado con otro insólito poema dedicado, en esta ocasión, a Pozoblanco. Se trata de una composición de María Sanz incluida en su libro Aquí quema la niebla (Torremozas, Madrid, 1986, págs. 33-34), poemario que había obtenido el Premio Carmen Conde ese mismo año. El poema se titula "Pozoblanco" y, aunque parte del ya entonces tópico de la muerte de Paquirri en esta localidad (ocurrida en 1984), los versos trascienden luego la anécdota para fundirla líricamente en el paisaje y la naturaleza humana del lugar. Dice así:

Por la cal he sabido
que la muerte es capaz de hacerse blanca
desde el negro de un toro.

Se derriten guadañas tras el aire
transfigurado. Buscan
caminos donde abrirse
despiadados, misterios, pero nada
es tan nítido aquí como un silencio
rebosante de ocaso.

Por la tierra he sentido
que el dolor es capaz de hacerse rojo
desde un tercio de arena.

Van encinas gimiendo sus presagios
en sombras encerradas.
Aquí sólo redime el infinito
la altura inacabable de unas nubes
que no saben qué hacer con tanto cielo,
si seguir a la vida, si torcerse.

Porque el sol ha caído
enlutando sus brasas, no he hallado
ni un pañuelo de cal que agite el tiempo.

Con más reticencias, voy a citar otro poema que pudiera estar inspirado también en Hinojosa del Duque. Se incluye en el libro La epopeya del laberinto de Beatriz Hernanz (Calima, Palma de Mallorca, 2001, pág. 46), poemario cuyo hermetismo impide asegurar con rotundidad que la localidad de Los Pedroches sea realmente la destinataria de la alusión poética que en él se incluye. Las menciones al granito y a los "árboles" (¿encinas?), así como el hecho seguramente no fortuito de que el poema aparezca en el libro inmediatamente después de otro dedicado (este sí sin ambigüedades) a Córdoba, me inducen a aventurar la apuesta por una estancia de la autora en Los Pedroches que inspirara tan enigmáticos versos.

Fue una tarde herida,
un paréntesis de granito imposible.

La soledad de unas calles
como preguntas en acecho.
Hinojosa subía por la ladera
sigilosa de nuestra memoria.

Una galería de paisajes y de afectos
desfilaba calurosa y en silencio.

La luna, asustada, se escurría entre los árboles.

Pero la piedra borda la arruga infinita de la historia.

9 comentarios :

MARÍA SANZ | martes, febrero 03, 2015 9:42:00 a. m.

Muchas gracias por reproducir ese antiguo poema mío. Saludos cordiales.

Anónimo | martes, febrero 03, 2015 4:55:00 p. m.

La poesía debe nutrirse de Los Pedroches y Los Pedroches debe inundarse de poesía. Este es el axioma que me acompaña cada día fuera de mi tierra.

Anónimo | sábado, febrero 07, 2015 2:17:00 p. m.

La noticia anterior va por los 18 comentarios ya, y seguro que llegará a los 27.000 comentarios. Esta noticia, que recoge algo tan fundamental en nuestros días como es acariciar y refugiarse en la poesía, de la que se puede aprender mucho, solo 2 comentarios, y si aceptan este, 3. Esta claro que la política crea polémica y da rienda suelta a las tonterías. En cambio, la poesía no parece interesar a nadie. De verguenza.

Anónimo | sábado, febrero 07, 2015 7:02:00 p. m.

La poesía no atrae ni crea polémica porque ya no es un arma cargada de futuro.
Igualmente para enjuiciar o valorar un poema se necesitan posiblemente ciertos conocimientos. Para valorar o enjuiciar un acto político es suficiente que sufras en tus carnes sus consecuencias.
Yo no se distinguir si Leon Felipe es mejor o peor poeta que Alberti o Garcilaso. Lo que si se es desde que gobierna Rajoy mis ingresos como trabajador se han reducido en un 50%. Y ante eso intento protestar para que no vuelva a gobernar. Sobre poesía ¿que voy a poder opinar si mis estudios apenas pasaron de la EGB?

Anónimo | sábado, febrero 07, 2015 7:38:00 p. m.

Y el tener muchos o pocos comentarios, ¿es bueno o es malo? ¿No dice que los comentarios en el ámbito político dan rienda suelta a las tonterías? Y si son tonterías, ¿qué interés hay en que aparezcan muchos comentarios?

Y mire, con todos los respetos, la poesía será importante, no lo dudo, pero en "nuestros días", como dice usted, visto cómo están las cosas, mucho más importante es que España pueda caer en manos de gente que puede dejar este país para el arrastre. Y ojalá una poesía tuviera la capacidad para rescatar el sentido común perdido por tanta gente, pero me temo que eso no es así. Ya sabe usted el dicho, es inútil echar margaritas a los cerdos.

Vamos, contésteme, y así creamos polémica, aparecen más comentarios y usted (parece) se queda más contento/a.

Anónimo | domingo, febrero 08, 2015 10:00:00 a. m.

Si esta España nuestra hubiera tenido mas poesia y menos morralla televisiva, es decir, mas cultura y menos manipulacion, si nuestros planes de educacion nos hubieran llevado a pensar y a ser honrados, y no a salir del paso, si se alabara a nivel de masas la integridad y se repudiara la vulgaridad, el pelotazo, el triunfo facil... No estariamod donde estamos

Anónimo | domingo, febrero 08, 2015 11:37:00 a. m.

Totalmente de acuerdo, por ahí no vamos a discutir.

El nivel que hay en España en muchos aspectos (cultural, educacional, ético...) es deprimente, y tal vez sea la razón principal de todo lo que está ocurriendo.

Anónimo | domingo, febrero 08, 2015 12:35:00 p. m.

Olvidamos que la poesía y los poetas son hijos de su tiempo y de sus circustancias.
En los años 40, al acabar la guerra, había, por una parte, una poesía triunfalista, cultivada por poetas falangistas, y, por otra, una nueva poesía existencial y crítica con la realidad.
¿Y en la actualidad? En estos años pasados, al abrigo del boom inmobiliario, surgió una poesía cultivada por poetas subvencionados, que vivían muy bien de lecturas del CAL, de premios concedidos por diputaciones con dinero publico y publicados por una editorial madrileña que servía para engordar el ego de los ganadores.
Quizás haya llegado el momento de que la poesía vuelvs a los pequeños cenáculos, a las ediciones artesanales... y entonces veamos a los verdaderos poetas.

Anónimo | domingo, febrero 08, 2015 9:36:00 p. m.

La POESÍA es atemporal y universal, poemas como la Ilíada, -por citar algo de la cultura nuestra, la occidental-, aunque sea hija de su tiempo y de sus circunstancias, sigue tan hermosa y vigente como si se hubiera escrito ayer.
A lo que usted se refiere, anónimo de las 12, 35, rara vez puede llamarse poesía.

Publicar un comentario