BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Adiós al Boletín Informativo de Villanueva de Córdoba



En mayo de 1966 salió a la calle por primera vez el Boletín Informativo de la Asociación de Cabezas de Familia de Villanueva de Córdoba, como órgano de comunicación de la asociación que entonces presidía el médico Juan Antonio Campo Balboa y también con el deseo de difundir noticias de la localidad. En 1977 cambió su nombre por el de Boletín Informativo de la Asociación Familiar Jarota. Los directores de esta publicación han sido Diego Higuera Gómez (1966-1983) y Conrado Redondo Cabrera (1983-2015). Tras cincuenta años divulgando la información local de la capital jarota y habiendo publicado 595 números, el Boletín Informativo ha anunciado en su editorial del ejemplar correspondiente a noviembre-diciembre de 2015 que la revista ha llegado a su final.


Diego Higuera y Conrado Redondo, directores del Boletín Informativo de Villanueva de Córdoba.

"Después de cincuenta años formando parte de la historia de nuestro pueblo, dejando en sus páginas toda esa historia, sirviendo de nexo de unión para los jarotes ausentes con la tierra que les vio nacer, comentando los acontecimientos ocurridos en todo ese tiempo y las realizaciones que los gobernantes municipales de turno han puesto en marcha, y con algunos artículos de opinión, este medio de comunicación, jarote cien por cien, se acaba, con tristeza para muchos (...), pero también con la alegría que emana del corazón por el deber cumplido", declara el editorialista en las páginas de su último número.

La evolución de los medios de comunicación en este medio siglo de existencia, los nuevos usos sociales y culturales, el desarrollo de las tecnologías informáticas, la escasez de medios económicos (a pesar de un llamativo contenido publicitario) y, sobre todo, la falta de relevo generacional en una labor que se realiza de forma altruista y desinteresada están en la base del cierre de un medio de comunicación que no ha sabido adaptarse adecuadamente a la realidad compleja del siglo XXI. La publicación, llena de buenas intenciones, ofrecía ya un aspecto caduco, como de otro tiempo y su periodicidad mensual o bimensual la hacía inútil para transmitir cualquier información novedosa. En la historia del periodismo comarcal, especialmente durante sus primeras décadas, el Boletín Informativo de Villanueva de Córdoba quedará como un valioso archivo de información historiográfica para futuras investigaciones de carácter local sobre Los Pedroches, pero su existencia en los tiempos actuales constituía ya una excentricidad casi inexplicable y solo posible por el empeño personal de sus responsables, por un acto de amor hacia su pueblo y a la memoria de quienes les precedieron en esa noble tarea. Un acto de amor que, en esta hora del adiós, seguramente merecería algún tipo de reconocimiento público.

7 comentarios :

Anónimo | domingo, diciembre 27, 2015 8:07:00 p. m.


Efectivamente, no ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y a esta nueva tecnología que es internet. Yo fui un suscriptor de los miles de ausentes, pero con la llegada de internet sucumbía cuasi todo su contenido porque la inmediatez que tienen los megas no la posee el papel editado cada mes o dos meses, eso sin entrar en la orientación o afinidad ideológica de los artículos de opinión sino en el plano meramente informativo, porque, en otro orden, hay quienes le llegamos a llamar "la hojilla parroquial de la misa dominguera". No me quedó más remedio que cancelar mi suscripción hace muchos años. Mejor le hubiese ido si se hubiere convertido en un Blog Informativo (gratuito, sin costes, sin gastos) a través de internet. Te renuevas o mueres. Requiescat In Pace.

Anónimo | lunes, diciembre 28, 2015 8:26:00 p. m.

Pues aquel presidente de la Asociación de Cabezas de Familia de Villanueva de Córdoba, el médico don Juan Antonio Campo Balboa, con sus 92 años aún está entre nosotros los vivos residiendo en Valladolid.
Con este comentario le envío mi reconocimiento y saludo.

Anónimo | miércoles, enero 06, 2016 6:25:00 p. m.

Eso de "50 años divulgando" hay que matizarlo, porque estuvo aproximadamente unos 2 años sin ver la luz por orden judicial, según pudimos averiguar años después, ya que en aquel tiempo los suscriptores ausentes preguntábamos a través de los familiares residentes en Villanueva de Córdoba y, según ellos, Conrado Redondo Cabrera se limitaba a decir únicamente "es que hay problemas". Pero cuando se reanudó la publicación el órgano judicial ordenó publicar íntegramente una sentencia en el Boletín Informativo; de ahí dedujimos los ausentes la causa del cierre temporal. Pregunten, pregunten, pregunten el por qué a Conrado Redondo Cabrera y al historiador Francisco Moreno Gómez, que eso también es historia.

Anónimo | sábado, enero 09, 2016 2:53:00 a. m.

Me sospecho que el anónimo del 6.2016 no está bien enterado. A oído campanas y no sabe dónde.

Anónimo | lunes, enero 11, 2016 11:33:00 a. m.

Fui una afectada ausente. De "oír campanas" nada: suspensión cautelar por orden judicial. Conservo aún aquellos Boletines y, sobre todo, la Sentencia, en la que el demandante era A.G.A, y el demandado F.M.G. (otrora diputado PCE) por sus artículos publicados en el Boletín contra el demandante, ganando éste el pleito y condenando al Ex-diputado. Más claro agua.

Anónimo | lunes, enero 11, 2016 12:00:00 p. m.


Al Anónimo | sábado, enero 09, 2016 2:53:00 a. m.

Quien tiene un cascabelillo y no sabe dónde le suena eres tú.

Anónimo | miércoles, enero 13, 2016 3:18:00 p. m.

Referencia a sábado, enero, 11. 20.2016 p.m.
Por cierto que se me quedó, incomprensiblemente, la H atrás.
Efectivamente, hubo una demanda de A.G.A contra F.M.G. Y la Justicia obligó al periódico a que se publicara la sentencia, y se publicó. Pero eso es una cosa, y otra, que estuviese dos años cerrado.
Se sabe que a pesar de eso de "la hojilla parroquial de la misa dominguera", elementos de la derechona fachosa facha (y algún que otro socialista) se han alegrado de su desaparición. Y es que este Boletín de pueblo tenía algo que es difícil encontrar por ahí: que cada uno podía publicar con la ideología que quisiera.

Publicar un comentario