BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

El asesino

La vida secreta de los libros, ya lo escribí en otra ocasión. He sabido que el ejemplar digitalizado en Google Books de mi libro Ensayo sobre fiestas populares de Los Pedroches procede de la Universidad de Indiana (Estados Unidos). Se trata de un libro raro, incluso para mí mismo, publicado en 1997, agotado, ya una reliquia, como tantas otras piezas bibliográficas de la historiografía comarcal que algún día alguien buscará para su colección. Cómo habrá llegado a tan alta institución académica, no lo sé, pero no deja de ser paradójico que allí hayan estimado oportuna su conservación mientras acá, en nuestra tierra, a donde pertenece, apenas se conozca ya, casi veinte años después de su publicación. En cierta ocasión me insinuaron la posibilidad de una reedición, pero quizás algún técnico de cultura de la época no lo considerara necesario.

He descubierto esto ahora casualmente porque una lectora de Solienses me ha pedido datos sobre el carnaval de Los Pedroches y le he remitido unas páginas de mi libro en el que, siquiera vagamente, me refería a esta celebración tradicional. He tenido la satisfacción de que alguien, también procedente del ámbito educativo, confiese compartir mis opiniones sobre la naturaleza del carnaval y el desvirtuamiento esencial que ha sufrido en los últimos tiempos, lo cual me alivia del acoso sentido a causa de mi artículo Verwaltete Welt, que puso en pie de guerra a algunos furibundos comparseros, al parecer los únicos autorizados para hablar de una fiesta que ya no sería de todos, sino solo de ellos. Qué curioso que los que dicen defender el carnaval no acepten la crítica, siendo el carnaval sin crítica tan solo júbilo hervido con trapo y lentejuela. Vamos, que las comparsas y chirigotas que estas semanas se subirán a los escenarios de nuestros teatros y casas de cultura tendrán algo que ver con el carnaval cuando los alcaldes de sus pueblos digan de ellas en los plenos lo que el del mío dice de mí. Mientras no, no.

Otros yerran el tiro. Ser tema de una letrilla de carnaval es la máxima ilusión de cualquier politicucho que no pueda aspirar a más. Pero no la mía. Porque lo que en verdad yo quiero ser es un personaje en cualquier novela negra de Félix Ángel Moreno Ruiz. Preferentemente, el asesino.

2 comentarios :

MD RUBIO DE MEDINA | domingo, enero 24, 2016 9:06:00 p. m.

Sí, es sorprendente lo preocupados que están en las universidades americanas por temas relacionados con las costumbres populares españolas.

Lo de escanear un libro sin permiso del autor, aplicando la legislación americana sobre la española, eso es otro cantar; y un acto que ha sido --y es-- batalla de los tribunales a través de las compañías que defienden los derechos de autor, especialmente en lo que se refiere a los libros descatalogados.

Por si lo desconocía, también tiene una buena ficha de publicaciones en Dialnet, donde prácticamente se puede encontrar los datos de casi todo:http://dialnet.unirioja.es/servlet/autor?codigo=1660553
(Base da datos de la Universidad de Rioja).

Anónimo | lunes, enero 25, 2016 10:21:00 a. m.

Qué grande Silvio Rodriguez. Y "qué cosa fuera la la maza sin cantera"

Publicar un comentario