BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

De tertulia y deliberaciones


El jurado del Premio Solienses junto a Daría Romero, el pasado sábado en El Mohedano.

Este ha sido un fin de semana intenso en la organización del Premio Solienses. El viernes estábamos convocados en la Casa de la Viga de Pozoblanco para mantener una tertulia con las candidatas en la edición de este año y el sábado se reunió el jurado en el Cortijo Rural El Mohedano para deliberar y fallar el Premio. Han sido dos días intensos, llenos de emociones, en los que sobre todo ha triunfado el buen ambiente y la amistad y han constituido una demostración más, por si hiciera falta alguna, de que el mundo sería más feliz en torno a la cultura.


Las candidatas al Premio Solienses de este año, junto a Rosario Rossi, atienden a una intervención del público durante la tertulia del pasado viernes.

Yolanda López, María Pizarro y María Dolores Rubio de Medina acudieron puntuales el viernes a su cita con los lectores de la Biblioteca de Pozoblanco. Presentadas y coordinadas por Rosario Rossi, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Pozoblanco, las tres autoras comentaron sus obras desde la perspectiva personal de cada creadora. Antes, yo mismo agradecí a la institución convocante que un año más hubiera organizado este acto tan significativo y manifesté mi satisfacción por ver reunidas a las tres escritoras, convirtiendo así en realidad lo que hasta ese momento no había sido más que una idea abstracta que circulaba en el mundo virtual. Pedro de la Fuente ha recogido mis palabras en su portal 17 pueblos:



En primer lugar, Rubio de Medina habló del proceso creativo de su obra Noches de chat y benzodiazepina, explicando de forma muy amena sus referentes literarios y sus fuentes de inspiración, así como la trayectoria que ha seguido la novela desde su publicación. María Pizarro, a continuación, hos habló de la estructura de su poemario Miembro fantasma y de la vinculación teatral de algunos poemas destinados a las lecturas públicas en la calle o en los bares. Finalmente, Yolanda López Rodríguez comentó la dimensión mística de su obra Y al fin el cielo todo y repasó otros temas presentes en el poemario, como la búsqueda del autoconocimiento o la maternidad como experiencia vital. En el siguiente vídeo podemos ver a María Pizarro recitando el poema titulado "Marketing" en el transcurso del acto:



El sábado a mediodía la cita era en el Cortijo Rural El Mohedano, un paraíso encerrado en esa maravilla natural que es la dehesa de Los Pedroches. A caballo entre los términos de Pedroche, Torrecampo y Villanueva de Córdoba, el lugar constituye un enclave privilegiado para aislarse de cualquier inquietud que nos aceche y entregarnos al dulce abandono de la reflexión y la literatura. Se reunía el jurado del Premio Solienses, cinco personas que han hecho suya también esta iniciativa y la han afrontado con el rigor y seriedad de quien se encuentra frente a una alta responsabilidad con la cultura de su tierra. Antonio Arévalo, Maribel García Cano, Teo López, Francisco Onieva y Rosario Rossi acudieron con la incertidumbre que siempre nos acecha frente a lo desconocido y se fueron de allí reafirmados en su convicción del amor que le profesan a su tierra. La deliberación del jurado es secreta, pero allí se habló mucho y bien de los escritores de nuestra tierra, del prodigio que significa que cada año haya un número suficiente de obras publicadas por autores comarcales para hacer posible la convocatoria del Premio, de nuestra pasión por la literatura y por la historia, de las obras finalistas, de sus méritos y sus deficiencias.


El editor de Solienses junto a las tres autoras candidatas, el pasado viernes en Pozoblanco.

El encuentro fue posible gracias a la generosidad de Daría Romero, que nos invitó a conocer su alojamiento y nos deleitó con su famoso cocido al estilo madrileño (pero tampoco faltó el jamón), todo lo cual nos llevó a una sobremesa plácida y con el juicio bien equilibrado. Precisamente el día anterior habíamos conocido que Daría, en su condición de empresaria y presidenta del CIT, había sido galardonada con el premio "Córdoba en igualdad" por la Diputación de Córdoba, por lo que aprovechamos la ocasión para felicitarla y agradecerle una vez más, porque todas son pocas, su entrega a la causa de Los Pedroches y su lucha incansable por la mejora de nuestra tierra. Con el entusiasmo que siempre la caracteriza, nos habló de los nuevos proyectos en marcha, especialmente del empeño que hay puesto en conseguir la catalogación de la comarca como destino turístico Starlight en recompensa a la limpieza de sus cielos y a las adecudas condiciones lumínicas que la convierten en un territorio ideal para contemplar desde aquí las estrellas.


Daría Romero, presidenta del CIT, premiada por la Diputación de Córdoba.

Luego, el domingo y también hoy lunes, casi todos los medios de comunicación comarcales y provinciales se han hecho eco de la concesión del Premio Solienses 2016 a María Pizarro y su poemario Miembro fantasma. Llegamos así a la última fase del Premio, que se cumplirá el próximo domingo cuando la autora reciba en la ermita de Santo Domingo de Hinojosa del Duque el arado romano de Ofiarpe que la confirma como integrante de una lista de honor en la que figuran ya los nombres de Juana Castro, Alejandro López Andrada, Pedro Tébar, María Antonia Rodríguez, Francisco Antonio Carrasco, Félix Ángel Moreno Ruiz y Francisco Onieva. No son malos compañeros de viaje.

EL PREMIO SOLIENSES 2016 EN LA PRENSA

2 comentarios :

Anónimo | martes, marzo 08, 2016 9:20:00 a. m.

Qué grande eres Antonio, es un placer escucharte, no dejas ningún cabo suelto.
FELICIDADES a todas las MUJERES que con su labor hacen que la vida nos sea más placentera.
8 DE MARZO

Anónimo | martes, marzo 08, 2016 8:39:00 p. m.

Pues lo cierto es que, cuando uno se pregunta (y preguntan) cuál es la clave de que este premio, que empezó a hacerse público y conocerse allá por el año 2006 y se entregó por vez primera a Juana Castro, como de tapadillo, en un local o peña de flamenco (creo recordar) de Pozoblanco, haya adquirido este prestigio y publicidad, además de la calidad de las obras y un jurado muy serio, la clave está en la alta calificación humana de su organizador y en el profundo y desinteresado amor que tiene por su tierra. Él siempre agradece a todo el mundo su colaboración, para él son siempre los otros los que se merecen el reconocimiento. Cierto que el escritor pedrocheño existe, que escribe y publica cada vez más. pero es Antonio el que se afana en recoger toda esa cosecha, mostrarla a los demás y potenciar de esa manera su vocación literaria y el orgullo de haber nacido en esta comarca. Así que yo, después de haber oído su presentación en la biblioteca taruga, después de haber leído su comentario, otra vez de alabanza a todos, me doy la satisfacción, que nadie me va a quitar, de felicitarlo a él y a su constante labor. Le daremos un abrazo en Hinojosa.

Publicar un comentario