BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Las Prácticas de derecho y de economía popular observadas en la villa de Añora cumplen cien años


Portada del libro y fotografía de Antonio Porras (con error en el segundo apellido) publicada en la revista "Mundo gráfico" en 1916.

En 1916, hace ahora cien años, la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas publicaba en Madrid un resumen de la tesis doctoral del diplomático y escritor pozoalbense Antonio Porras Márquez con el título de Prácticas de derecho y de economía popular observadas en la villa de Añora, con el que en 1914 había obtenido un accesit en el concurso sobre Derecho Consuetudinario y Economía popular convocado por la Academia. Esta obra fue la primera incursión del autor en el campo del ensayo, pues hasta entonces sólo había publicado dos libros de poemas. Después verían la luz varias obras de narrativa, entre ellas la novela El centro de las almas (1924), que obtuvo el Premio Fastenrath correspondiente al quinquenio 1922-1927.

Las Prácticas de derecho y de economía popular observadas en la villa de Añora de Porras Márquez forman, junto a la Historia de Villanueva de Córdoba (1911) de Juan Ocaña Prados y La ilustre y noble villa de Hinojosa del Duque (1922) de Juan Ruiz, lo que podríamos denominar la tríada capitolina fundacional de la bibliografía histórica sobre Los Pedroches. Se trata de tres obras pioneras en el estudio de la historia y la cultura de nuestra comarca, escritas por tres personas que no eran historiadores (un diplomático y jurista, un secretario de ayuntamiento y un fraile carmelita), a las que el tiempo ha convertido en tres joyas de la literatura histórica cuya consulta resulta imprescindible para el estudio de cualquiera de los pueblos a los que se refieren individualmente y para toda investigación sobre la comarca en su conjunto.

El cuerpo fundamental de Prácticas de derecho y de economía popular observadas en la villa de Añora está dedicado al estudio pormenorizado de las bodas y su ritual en la Añora de la época, intentando dar fundamentación jurídica y legislativa a los usos tradicionales. En una primera parte, con una prosa costumbrista llena de encanto y sabor tradicional, se realiza un relato "llano y sin comento de la costumbre tal como se practica", deteniéndose en momentos como el noviazgo, el petitorio, el casamiento, los "daos", con minuciosas descripciones de atuendos, ajuares, lugares y situaciones. En la segunda parte, el autor ofrece una investigación de antecedentes y analogías sobre el tema, comparando la práctica local con la de otros lugares y discerniendo en el rito nupcial, considerado como una práctica de derecho consuetudinario, la reglamentación jurídica de la que deriva la tradición. El libro contiene, además, un breve capítulo sobre rituales de ánimas, que puede considerarse el primer estudio de religiosidad popular publicado sobre Los Pedroches, y otro sobre seguros agrícolas, precedidos todos por una introducción histórico-geográfica al uso de la época.

Ya en otras ocasiones he manifestado mi gran interés por este libro: en 1992 preparé la edición de parte de su contenido (bajo el título de "Las bodas en Añora a principios de siglo") para una serie de cuadernillos que por entonces publicaba el Colectivo Cultural "El Cangilón" de Añora con el nombre de "Colección Solienses" y en 2004 realicé la introducción al rescate del texto en la Revista de Cultura Tradicional "Demófilo" (nº 39) y publiqué un artículo sobre los rituales de Ánimas en Añora tomando como base otro capítulo de aquel libro, el titulado "El culto a los muertos" [el artículo puede leerse aquí].

Obviamente, el libro resulta inaccesible desde hace muchos años y tan solo puede conseguirse, con mucha suerte, en librerías de viejo y tiendas de coleccionismo, virtuales o reales. Por eso, el centenario de su publicación podría constituir una buena razón, porque excusas no hacen falta, para promover su reedición. Baste saber que las otras dos obras de la terna a la que antes nos hemos referido ya han sido hace tiempo reeditadas: la Historia de Villanueva de Córdoba en dos ocasiones (en 1982 por el Ayuntamiento jarote y en 2006 por la editorial local La Fuente Vieja) y La ilustre y noble villa de Hinojosa del Duque en 1999 (Diputación, Ayuntamiento y Cajasur). La reciente reedición facsímil por parte de Pedro de la Fuente de la Historia de la villa de Pedroche y su comarca de Juan Ocaña Torrejón ofrece pautas sobre cómo se podría abordar este trabajo sin un gran esfuerzo económico. Otra opción sería que el Ayuntamiento de Pozoblanco retomara la publicación de las Obras Completas de Antonio Porras, proyecto que, tras la edición de tres volúmenes (El centro de las almas, El misterioso asesino de Potestad, Lourdes y el aduanero), parece temporalmente abandonado. Finalmente, también el Ayuntamiento de Añora podría emprender esta noble tarea de recuperación de la más antigua obra impresa sobre la localidad. Mi ejemplar de la edición original, recientemente adquirido, queda a disposición de cualquier iniciativa que lo necesite.

0 comentarios :

Publicar un comentario