BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Alabanza de aldea

En 1539 Antonio de Guevara publicó su tratado Menosprecio de corte y alabanza de aldea, título que acabó convirtiéndose en tópico literario y de cuyo contenido da cuenta meramente el enunciado de sus capítulos: "Que nadie debe aconsejar a nadie se vaya a la Corte o se salga de la Corte, sino que cada uno elija el estado que quisiere", "Que no conviene al cortesano dejar la Corte porque está desfavorecido, sino por pensar que fuera de allí será más virtuoso", "Que la vida de la aldea es más quieta y más privilegiada que la vida de la corte", "Que en el aldea son los días más largos y más claros, y los bastimentos más baratos", "Que en el aldea son los hombres más virtuosos y menos viciosos que en las cortes de los príncipes"... Es decir, nada nuevo bajo el sol.

El documental Sembrad@s, que ayer por la tarde se presentó en la Muestra de Cine Rural de Dos Torres, constituye, básicamente, una alabanza de aldea. Un grupo de jóvenes (con la generosidad que últimamente aplicamos a este término) han regresado a su localidad (en concreto, a Pozoblanco y Villanueva de Córdoba) tras algunos años de vivir en la ciudad y, al hacerlo, han emprendido aquí un nuevo proyecto de vida que ha resultado ser finalmente más satisfactorio que el anhelado cuando decidieron huir de los convencionalismos sociales y estrecheces mentales que dominan generalmente la vida de los pueblos. Entre los testimonios recogidos hay casos muy diversos, desde quien regresó para ejercer aquí un trabajo concreto, incluso para continuar la tradición familiar, hasta quien lo hizo sin horizontes inmediatos y ha debido ir proyectando un futuro de acuerdo con unas circunstancias inicialmente poco favorables. El nexo de unión entre ellos sería que todos han realizado el camino de ida y vuelta y que han contemplado el regreso, haya sido este voluntario o forzoso, como una fuente de oportunidades antes inimaginadas.


Peter Font (realizador) y Sabino Antolí (director), ayer durante el coloquio.

El documental presenta el valor de ofrecer un testimonio vivo y muy fresco de un fenómeno que, sin embargo, no es nuevo ni pertenece en exclusiva a esta generación. La huida frustrada a la corte en busca de nuevos horizontes liberadores que satisficieran las inquietudes personales y el regreso envuelto en la incertidumbre bajo la sospecha del fracaso es una vivencia que pertenece a toda época, aunque ahora sea más visible por el altavoz de internet y las redes sociales. La contribución de Sembrad@s ha sido darle voz a los protagonistas de esta experiencia en un momento dado y verbalizar unos argumentos en los que quienes han vivido esa misma situación en otro tiempo se reconocen y autoafirman. Quizás se echa en falta alguna contribución teórica desde la sociología que fuera capaz de contextualizar el fenómeno y situarlo en su adecuada dimensión histórica, cultural y hasta antropológica.

Sabino Antolí, director del documental, ha optado por una sencilla sucesión encadenada de testimonios que definen y explican con bastante acierto el proceso vital de los protagonistas, sus miedos, sus dudas, sus esperanzas, sus ilusiones. El punto final a estas vidas no está escrito, sino que se trata de carreras en construcción, cuyos desenlaces, dentro de la inevitable incertidumbre, se adivinan diversos. Se trata, por ello, de un interesante ensayo sociológico que nos aproxima a un sector no desdeñable de la población de Los Pedroches, cuyo espectro, intuyo, es mucho más amplio que el recogido en un documental necesariamente obligado a seleccionar y acotar su material. Contribuye, por tanto, a explicarnos a nosotros mismos como individuos y como sociedad, un paso que debería llevarnos a un mejor conocimiento de la realidad que nos rodea, formada por personas, una a una, cada una con su vivencia y su historia maravillosa que contar.


El periodista de Canal Sur Manuel Bellido junto a Leonor Fernández, productora del documental, durante su presentación.


Trailer de "Sembrad@s".

3 comentarios :

Anónimo | domingo, noviembre 27, 2016 11:46:00 a. m.

Al ver el trailer de Sembrad@s que nos muestra Antonio he echado en falta un testimonio que hubiera enriquecido el contenido. Quizá lo único que se pretendía era ofrecer el hecho de haber escogido un tipo de vida y de proyecto a realizar en nuestros pueblos o aldeas por parte de un grupo de jóvenes que volvían a su tierra -aunque alguno ni se había ido-. Pero al lado del testimonio de los jóvenes yo, y digo yo, que no soy cineasta, hubiera colocado el de los mayores. Y esa reflexión me la ha dictado el trozo dedicado a Antonio Escribano. Conozco al hijo Antonio y al padre Antonio. Y el padre Antonio podría haber dado un gran juego pues hubiera contado su experiencia al lado de la de su hijo. Es cierto que, como dice Antonio junior, su padre ¿no conoce? ni como se enchufa un ordenador. Yo diría que con uno sólo de sus dedos de la mano derecha cubriría todo el teclado. Muy interesante hubiera sido escuchar las dos versiones. Al menos en estos dos conocidos jarotes pues, además, el hijo es el mejor cortador de jamón de España y el extranjero. Es mi opinión de espectador de cine, arte que me apasiona.

PETER FONT | lunes, noviembre 28, 2016 3:41:00 p. m.

Para anónimo de las 11:46:00 a. m.
Me cuesta mucho responder a alguien que no pone su nombre a lo que escribe, aún así, como me parece muy interesante lo que dice, le contestaré, almenos según mi opinión.
Soy Peter Font y considero que siempre habrá personas que pìensen como usted, que faltan testimonios, pero el tiempo es el que es y el proyecto es el que es. Se ha decidido hacerlo con jóvenes porque representan mucho mejor lo que es el futuro y son además los que más suelen irse fuera para no volver.
También creo que los que están, representan a la vez a muchos otros que han pasado por situaciones parecidas. No se trata de hacer un macro documental de 57 horas con 2745 testimonios, sino contar la historia de unos elegidos.
Pero ya le digo que me parece interesante lo que dice de añadir otros testimonios para dar contrapunto, apoyo o simplemente para enriquecer, pues si.
Un saludo amigo o amiga anónimo o anónima. Espero verle cuando lo proyectemos al público y vea los 8 testimonios que aparecen.

Anónimo | martes, noviembre 29, 2016 12:06:00 a. m.

A propósito,recomiendo Un ciudadano ilustre, una película argentina sobre volver a las raíces.

Publicar un comentario