BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

La taberna fantástica y el menda

El próximo sábado el grupo de teatro Jara vuelve a las tablas de El Silo de Pozoblanco para poner en escena, en esta ocasión, La taberna fantástica de Alfonso Sastre. No contento el tipo con rescatar una obra de esas que hacen pensar al espectador, lo que obligará a quien acuda al espectáculo a reflexionar y a cuestionarse principios que uno tiene ahí comodamente tan calladitos, ahora anda el director del grupo, un tal Miguel Ángel Cabrera, desatado por las redes sociales despotricando del Ayuntamiento tarugo porque y quique el consistorio no ha anunciado la obra en los paneles de anuncios destinados a anunciar las obras, como si ya no le hicieran suficiente favor al grupo permitiéndole representar sus ocurrencias en el teatro El Silo, que tanto nos ha costado y nos cuesta. La concejala de cultura ha declarado, y con razón, que no entiende esta actitud. Este mismo individuo ya se enfrentó años atrás al anterior concejal de cultura, pretendiendo, nada menos, que los espectadores entraran al teatro por la puerta principal, ignorante de las grandes complicaciones que ello representa. Parece mentira que haya mendas así, tan desagradecidos, que se empeñen continuamente en cuestionar el orden establecido, en sugerir estrategias disruptivas que contrarían las cosas como siempre se han hecho, en anhelar cambios utópicos a saber con qué intención desestabilizadora, con lo bien que estamos todos adormilados en esta dulce distopía que nos mece y nos acuna.

11 comentarios :

Rosario Rossi | miércoles, noviembre 30, 2016 12:27:00 a. m.

Antonio, yo no he dicho eso. No sabía a qué se refería, y pregunté. Si hubiese tenido la suerte de mantener una conversación con Miguel Ángel o con usted mismo, no habría tenido inconveniente en explicar cuáles son las gestiones al respecto y las opciones que se barajan. De hecho comparto su reivindicación, por ello llevamos un tiempo para enmendarlo. Yo no siento que Miguel Ángel se haya enfrentado a mí, todo lo contrario. No sé de las relaciones con otros concejales, sé de la mía, y según sus opiniones vertidas en distintos medios, no tenemos posturas tan alejadas como usted hace referencia.

miguel angel cabrera cabrera | miércoles, noviembre 30, 2016 12:47:00 a. m.

Di que sí, que hay que ser sinvergüenza. Como dice, sabiamente, un personaje de la taberna: "Una cosa es una cosa, y otra cosa es... otra cosa".

Juan B. Carpio | miércoles, noviembre 30, 2016 10:50:00 a. m.

Supongo que, como personas cultas y educadas que somos todos, el director del citado grupo se habrá reunido con la concejala de cultura antes de manifestar sus protestas a voces ¿no? Y supongo también que la concejala de cultura, como responsable que es de gestionar un presupuesto que es de todos nosotros, le habrá explicado los problemas que tiene multiplicar costes en publicidad cuando hay tantos espectáculos de primer nivel nacional pasando por nuestro teatro, y cuando desde hace años se multiplican los esfuerzos por difundir lo máximo posible los espectáculos por todos los medios posibles (sobre todo, priorizando los que conllevan trabajo, pero un menor coste). Pero algo falla en mis suposiciones. Y obviando el "culto" recurso al insulto directo, y suponiendo, suponiendo... la verdad es que no lo entiendo.

Anónimo | miércoles, noviembre 30, 2016 11:16:00 a. m.

Por fortuna, no estamos en una sociedad encorsetada ni enmudecida. El debate honesto en positivo y enriquecedor. Ahora bien, cuando el Sr. Merino "pilla" pólvora, dispara, pero siempre en la misma dirección. ( A.A.C)

miguel angel cabrera cabrera | miércoles, noviembre 30, 2016 12:22:00 p. m.

!Vaya tropa!

Anda, vamos a hacer el reparto: elegid el papel que más os convenga.

De LA TABERNA FANTÁSTICA. DIÁLOGOS TABERNARIOS.

LUIS: Qué burro eres. La culpa la tengo yo por hablar.
ROGELIO: ¡Anda, mi madre! ¿Ya te has enfadado?
LUIS: ¿Yo?
ROGELIO: A ver si no quién. Será tu tía.
LUIS: Yo desde luego que no.
ROGELIO: Pos entonces seré yo, no te fastidia.
LUIS: Pos claro que has sido tú.
ROGELIO: Anda mi madre, ahora resulta que he sido yo el que empieza. No, si cuando yo digo que el mundo está como una cabra...
LUIS: (Rabioso) ¿Quién dices que está como una cabra?
ROGELIO: Er mundo, tío, er mundo. Y a tí no te miraba. Pues no te mosqueas tú pronto ni ná, muchacho.

Y lo dejo ahí, que estoy ocupado.

Serafin Pedraza | miércoles, noviembre 30, 2016 12:32:00 p. m.

"La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano" (San Agustín)

J. Aperador García | miércoles, noviembre 30, 2016 7:04:00 p. m.

Visto desde fuera, sinceramente, no sé dónde está el problema. Que hay que mejorar la difusión y publicidad de los espectáculos que se desarrollan en el teatro El Silo es evidente, la misma concejala lo asume. Que hay que acercarlos más a la ciudadanía de la comarca, es algo en lo que todos estaremos de acuerdo. Desconozco la repercusión económica que tiene este tema en las arcas del consistorio, algo de lo que podrían hablar los tres concejales de Cultura que han publicado comentarios hasta ahora. ¿Qué problema hay pues? Rememos en el mismo sentido. Creo que la Cultura es lo que más nos une a pesar de que nuestras ideologías sean diferentes que en mi caso lo es, y mucho, a los distintos concejales del ramo que han pasado hasta ahora por el Ayuntamiento de Pozoblanco.
Creo que a todos nos sobra un poco de soberbia.

Juan B. Carpio | miércoles, noviembre 30, 2016 10:28:00 p. m.

Lo siento, Miguel Ángel, pero no me siento identificado ni con la cita "a lo Federico Trillo" ni con los personajes que aparecen en ese profundo texto.

J. Aperador: no sé si actúo con soberbia. Posiblemente. En cualquier caso, creo que el hecho de haber sido concejal, y precisamente de cultura, no debería impedirme expresar mi opinión. Y más en un tema que conozco, como conoce la actual concejala y cualquiera que nos haya preguntado (a ella ahora o a mí, cuando me correspondió ese cargo) en algún momento... Por si hay dudas, mi distancia ideológica del actual equipo de gobierno de Pozoblanco es muy grande. El hecho de que, como indicas, tres concejales / exconcejales de cultura hayamos salido a la palestra puede ser significativo. Para mí, el hecho de que no coincidamos en siglas resulta todavía más significativo. Y no lo veo como tú: para mí es una alegría.

Quizá por haber sido responsable de cultura y representante de nuestro pueblo, tengo una visión muchas veces más "institucional" que "partidista" (error mío, quizá). Y cuando veo que se ataca a la institución sin mucho sentido, como me parece que pasa en este caso, ese "sentido institucional" si quieres llamarlo así me lleva a salir en defensa del Ayuntamiento, de la Concejalía, de la concejala, independientemente de posiciones ideológicas. Porque la crítica ayuda a mejorar, pero los ataques gratuitos nunca me han gustado.

Todos sabemos que la publicidad del teatro es demasiado costosa a la vez que insuficiente. Muchas vueltas le hemos dado algunos, y no hemos sido capaces de encontrar solución (como sí existe, por ejemplo, en la Casa del Pozo Viejo). Si se te ocurre algo, no dudes en hablar directamente con la responsable de la concejalía. Estoy seguro de que le encantará -igual que a mí, o a Serafín, en su momento nos habría encantado- recibir ideas para mejorar el servicio.

Anónimo | jueves, diciembre 01, 2016 11:18:00 a. m.

Pues la cita no es de " Federico Trillo", más bien del "Conde de Romanones"
Y en cuanto al tema de la publicidad tan simple como utilizar el expositor de cristal ubicado en la puerta del teatro para colocar dentro el cartel anunciador de las obras que se van a representar, que algunas veces se utiliza para este fin y otras no ( como es el caso que nos ocupa).

Anónimo | jueves, diciembre 01, 2016 5:13:00 p. m.

Cita "a lo" no es lo mismo que cita "de". De nada.

Anónimo | jueves, diciembre 01, 2016 8:14:00 p. m.

Pues Juan B. Carpio no dice que la frase sea de Federico Trillo sino "a lo Federico Trillo", es decir "a la manera de decirlo el señor Federico". Son pequeños matices pero que en el lenguaje cuentan mucho. Por lo demás, como no soy tarugo, a mí plim...con eso de la propaganda. Seguro que alguien le busca alguna falta a este "plim". Si es que somos muy puntillosos.

Publicar un comentario