BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

El Monstruo de Jerusalén

Los romances de ciego constituyen un tipo de literatura "vulgar" que alcanzó su máximo esplendor en el siglo XVIII y que generalmente ha sido despreciada en los estudios académicos, dada su escasa calidad literaria y su gusto por los temas violentos, truculentos o inmorales, destinados preferentemente a la gente pobre e iletrada. Se trata de una poesía narrativa en largas tiradas de monótonos versos octosílabos con escaso lirismo y ninguna pretensión artística de la que, sin embargo, se publicaron miles de ejemplares y constituyó entonces la forma literaria predilecta de amplias capas de la sociedad. Los romances de ciego eran aprendidos de memoria por los cantores ambulantes que los recitaban de plaza en plaza y vendían los pliegos a los asistentes, constituyendo su espectáculo una de las mayores atracciones populares que se podían vivir en muchos pueblos de la época.

En 1993, dentro de la Colección "Solienses", editamos un cuadernillo titulado Romances de ciego, en el que, tras una breve introducción que yo mismo escribí, se recogía el texto de dos pliegos de cordel de los que es autor el hinojoseño Manuel Sancha de Velasco (1730-1808). La obrita pretendía ser una modesta edición crítica del "Trágico moral romance en que se describen las desgracias que con una loba rabiosa acaecieron en esta ilustre villa de Hinojosa del Duque, día doce de marzo de este año de 1787" y del "Romance nuevo en que se expone al público un monstruo de naturaleza triforme, que apareció el dieciséis de noviembre del año pasado de mil setecientos ochenta y ocho en un bosque, llamado el Monte Doresta, catorce millas de la Santa Ciudad de Jerusalén, y los estragos que hizo en los turcos y toda clase de ganados, hasta su fin", los dos romances publicados que de momento podemos atribuir a este autor.

Para esa tarea disponía de tres fuentes diferentes. El romance de la loba lo encontré en una colección conservada en la Biblioteca Municipal de Málaga que había sido editada en edición facsimilar por Manuel Alvar en su obra sobre los romances dieciochescos. El pliego fue impreso originalmente por Félix de Casas y Martínez en la ciudad de Málaga y es la única edición de este romance que hemos encontrado. Del "Monstruo de Jerusalén", en cambio, pude disponer de dos pliegos de distinta procedencia que ofrecían algunas variantes en sus textos, lo que prueba la popularidad que debió alcanzar esta historia. Uno de ellos fue impreso en la Oficina de Luis Ramos y Coria, de Córdoba, que consideré el original, y el otro salió de la imprenta de Rafael García Rodríguez, también en Córdoba. El pliego del primero se conserva en la Biblioteca Municipal de Málaga, en la colección antes citada, y el segundo procede de la Biblioteca Nacional de Madrid (Colección Usoz). Por desgracia, la versión original del Monstruo de la biblioteca malacitana solo incluía la primera parte del romance, mientras que el segundo (menos fiel al texto original) ofrecía la versión completa.

Ahora, gracias a la impagable labor de recopilación, difusión y conservación de textos que están llevando a cabo numerosas iniciativas universitarias, he podido acceder a otra versión completa del romance del "Monstruo de Jerusalén" en un nuevo pliego de la imprenta de Luis Ramos y Coria, al haberse publicado en la Cambridge Digital Library, que edita la Universidad de Cambridge, dentro de su colección de Spanish Chapbooks (pliegos sueltos españoles). Sorprendentemente, no se trata de la misma edición que encontramos en la Biblioteca de Málaga, puesto que en la primera hoja aparece la misma ilustración pero no la entradilla con el título completo del romance y el nombre del autor. Se trata, por tanto, de dos versiones distintas del romance publicadas por la misma imprenta, lo que refuerza la idea de que el "Monstruo de Jerusalén" alcanzó en su época tal notoriedad que fue reeditado al menos en dos ocasiones, después de la publicación original. Ni que decir tiene que cada versión posterior contenía desviaciones, erratas y omisiones con respecto a la edición original. La web publica también la versión de la imprenta de Rafael García Rodríguez, que ya conocíamos por el pliego que se conserva en la Biblioteca Nacional de Madrid, por lo que tiene menos interés. Los pliegos que reproduce la Universidad de Cambridge de Luis Ramos y Coria proceden de una colección de romances que se conserva en su biblioteca universitaria y que fue propiedad de Frederick William Cosens, un inglés hispanófilo que hizo fortuna con el vino de Jerez y destacó también como coleccionista de arte y bibliófilo. El de Rafael García procede de la British Library.


Primera página de las dos versiones del romance "Monstruo de Jerusalén" editadas por la imprenta de Luis Ramos y Coria en Córdoba. A la izquierda, el pliego que se conserva en la Biblioteca Municipal de Málaga, a la derecha el de la Biblioteca de la Universidad de Cambridge.


Para facilitar su lectura a los curiosos que quieran acercarse a este tipo de literatura popular tan poco conocida, he recogido las imágenes de la Cambridge Digital Library en este único documento en pdf: en primer lugar aparece la versión de Luis Ramos y Coria y a continuación la de Rafael García Rodríguez, ambas completas, aunque ninguna es la original.

Sobre los romances de Sancha de Velasco escribí también un artículo monográfico en torno a los animales mitológicos que aparecen en ellos y que puede leerse en el volumen VII de Crónica de Córdoba y sus pueblos (descargar el artículo aquí). Hace algunos años, el compañero cronista Luis Romero, de Hinojosa del Duque, en un acto de generosidad que agradezco, me proporcionó el texto de un tercer romance escrito por nuestro autor y que no llegó a publicarse, o al menos yo no lo he encontrado. Se trata de un "poema épico" celebratorio de las bodas del Marqués de Peñafiel y la Condesa de Beaufort. Tras cierto tiempo de abandono, le ha llegado al fin su turno a este texto y pronto lo publicaré también en un próximo volumen de Crónica de Córdoba y sus pueblos.

0 comentarios :

Publicar un comentario