BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Piezas del Museo PRASA participan en una exposición sobre el Islam en Bruselas


Dos capiteles califales del Museo PRASA en la exposición de Bruselas.

El hoy llamado Museo PRASA de Torrecampo fue creado por Esteban Márquez Triguero en los años setenta del siglo XX con el nombre de Casa-Museo Posada del Moro, reuniendo en él una ingente cantidad de materiales heterogéneos (desde puntas de flecha prehistóricas hasta pinturas del siglo XX) de la más diversa procedencia histórica y geográfica. Esteban Márquez fue el director hasta su fallecimiento en 2003, aunque en 1995 el edificio y su colección habían sido adquiridos ya por la empresa constructora PRASA. En 2005 fue nombrado director del museo Juan Bautista Carpio Dueñas, con el encargo de iniciar una nueva etapa que debía culminar con la conversión del museo en un centro cultural de referencia en la provincia de Córdoba. Pero la llegada de la crisis y los problemas judiciales del presidente de PRASA acabaron en 2008 con todas aquellas ilusiones y, desde entonces, el Museo PRASA duerme un sueño nostálgico del que solo despierta de vez en cuando.

El motivo de este despertar es el extraordinario valor de muchas de las piezas que componen su fondo museístico, que hace que periódicamente sean reclamadas por instituciones nacionales y europeas para participar en muestras temáticas. No oculto que en este proceso resulta fundamental también el trabajo callado y abnegado de su director, que se niega a que el "Museo" -un museo sin sede, sin espacio, sin exposición permanente- acabe desapareciendo por olvido. En los últimos años hemos dado cuenta en Solienses de la participación del Museo Prasa en numerosas exposiciones organizadas en España y fuera de ella: Rudesindus. La cultura europea del siglo X (Santiago de Compostela, 2007), Tierras del olivo (Jaén, 2008), Qantara (Granada, 2008), Mugawwar-Corduba (Córdoba, 2013), Europa antes de Europa: los Carolingios (Somme, Francia, 2014).

Ahora, de nuevo, diversos materiales del Museo PRASA de Torrecampo van a participar en una exposición de alcance internacional. Se trata, en concreto, de 27 piezas de su colección que desde el pasado 14 de septiembre pueden verse en Bruselas en la exposición temporal El Islam es también nuestra historia (Europa y su legado musulmán), organizada por el Museo de Europa con el patrocinio de la Unión Europea. La muestra pretende destacar la herencia musulmana de Europa a través de catorce siglos de relaciones culturales. Ubicada en el Espace Vanderborght, en el centro de Bruselas (frente a las conocidas Galerías Reales de San Huberto), en la muestra se presenta un recorrido que comienza con la formación de al-Andalus para terminar con obras de artistas contemporáneos relacionadas siempre con las relaciones Europa–Islam.

En ella pueden contemplarse piezas de numerosas instituciones museísticas europeas, como la Biblioteca Real de Bruselas (Bélgica), el Instituto del Mundo Árabe de París (Francia), el Museo Etnográfico de Sofía (Bulgaria) o el Kunstgewerbemuseum de Dresde (Alemania). Para España, la organización ha seleccionado piezas de dos museos: el Museo Arqueológico Nacional de Madrid y el Museo PRASA Torrecampo.

Entre las piezas prestadas por el museo de Torrecampo se encuentran dos precintos de plomo fechados en el año 717, que participaron recientemente en una exposición temporal en el Museo Arqueológico de Córdoba y que ilustran la conquista musulmana de la Península Ibérica y la formación de al-Andalus; dos capiteles califales a través de los que se destaca la importancia de la arquitectura andalusí; una serie de 20 varillas de bronce interpretadas como instrumental quirúrgico andalusí, que en la exposición cumplen la función de destacar la importancia del Islam medieval en la transmisión de saberes científicos a Europa; y una jarrita de cerámica, un candil de bronce y un dedal para el trabajo del cuero que se exponen en el espacio dedicado a la importancia de la artesanía andalusí. La muestra permanecerá abierta al público hasta el 21 de enero de 2018.


Varillas de instrumental quirúrgico andalusí del Museo PRASA en la exposición de Bruselas.

6 comentarios :

Anónimo | domingo, septiembre 24, 2017 3:08:00 p. m.

Porque no hay sentimiento independentista en Los Pedroches?

Anónimo | lunes, septiembre 25, 2017 11:01:00 a. m.

Sí lo hay: Pozoblanco quisiera sacudirse un poco la pelambrera de los pueblos de al lado. No pagar a la Mancomunidad porque los demás se están aprovechando de su dinero. Ser algún día la capital de la república independiente del Pedroch. Pero la realidad se impone: ¿Qué haría Pozoblanco sin sus poblaciones satélites? ¿Qué haría Cataluña sin sus compradores charnegos o vallisoletanos? Querer mucho a tu pueblo, considerar que como tu pueblo no hay ninguno, ver en él bellezas y cualidades incomparables no debe hacernos perder la cabeza y creer que sin nadie se viviría mejor. Yo quiero mucho a mi pueblo pero nunca querría soltar las amarras que me unen a los otros, vivir sin la sensación de que están ahí. No sólo económicamente los necesito sino afectivamente también.

Anónimo | martes, septiembre 26, 2017 8:42:00 a. m.

El sentiment es que volem votar amb garanties.

Anónimo | martes, septiembre 26, 2017 11:27:00 a. m.

Me pueden esplicar ¿que tienen qué ver las churras con las merinas?
¿Los comentarios con el artículo?
Gracias

Anónimo | martes, septiembre 26, 2017 11:28:00 a. m.

Me pueden esplicar ¿que tienen qué ver las churras con las merinas?
¿Los comentarios con el artículo?
Gracias

Anónimo | miércoles, septiembre 27, 2017 11:27:00 a. m.

Pues es la contaminación, paisano. La contaminación, que es una cosa muy mala. Tenemos algo en la cabeza y otra noticia cualquiera se relaciona inmediatamente con ella. La contaminación de la radio, la prensa, la TV, las redes sociales. Y juntamos a Márquez Triguero con Puigdemont y el alcalde de turno tarugo. La obsesión de la contaminación.

Publicar un comentario