BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

"Las hilanderas", un poema de Ana Castro


Foto: Peter Font.


LAS HILANDERAS

Mi hermana es la primera mujer de mi familia que no sabe coser.
Perplejas, nos miramos las unas a las otras
y nos culpamos en silencio.
Cómo ha podido pasar,
si las mujeres de mi familia arreglamos todo así,
cosiendo,
si las mujeres de mi familia hilvanamos la aguja siempre a la primera
y sentimos que así se calma un poco el mundo.

Comentamos este hecho aterradas
y nos preguntamos cómo será su vida cuando esté sola.
Cómo criará a sus hijos, cómo cuidará las plantas,
cómo se asomará al balcón, si no sabe coser.
Nos parece imposible que sin saber coser
una pueda salir adelante en la vida.
Luego, nos acordamos de los tiempos de ahora,
la vida moderna,
y nos decimos que lo que importa no tiene arreglo.

La abuela no quería que sus hijas aprendieran a coser.
Pensaba que así tendrían un trabajo. Yo, que trabajo,
también sé coser y me resulta inconcebible
no tener una aguja y un dedal a mano
(por lo que pueda pasar).
Al fin y al cabo, nos criaron así,
al calor de una mesa camilla, viendo
las horas pasar al ritmo de los pespuntes.

Mi hermana no conoció estas costumbres.
Cuando ella llegó,
el tiempo de los hilos ya había pasado,
la abuela ya había muerto,
la manada se había roto.

Y todo eso queda lejos.
Las muchachas de ahora,
como mi hermana, no saben coser
y no se preocupan. Es mejor así:
que tengan un trabajo y no cosan
–como quería la abuela–,
que salgan adelante así,
sin árbol genealógico,
todo pólvora y futuro.

[Del libro El cuadro del dolor, Premio Solienses 2018]

3 comentarios :

Anónimo | jueves, marzo 08, 2018 2:31:00 p. m.

Un poema conmovedor. Para hoy y para todos los día. Las mujeres... siempre cosiendo heridas, aunque sus propias ropas se les caigan a pedazos.


Anónimo | jueves, marzo 08, 2018 4:26:00 p. m.

Mi hermana también es la primera mujer de mi familia que no sabe coser, ahora yo me empeño en que mis hijos aprendan en tiempos de rotos y descosidos y a arreglar enchufes en tiempos de luces y sombras, "por lo que pueda pasar"

Anónimo | miércoles, marzo 14, 2018 6:18:00 p. m.

¿como es posible que utilizando las misma letras que todos utilizamos se puedan mezclar de tal forma y se cree algo tan bello como este poema? Lo leo una y otra vez y me emociona. Supongo que se trata de tener eso que llaman talento. Felicidades.

Publicar un comentario