BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Preliminar de "Añora y sus fiestas"

El pasado miércoles presentamos mi libro "Añora y sus fiestas", editado por la Diputación de Córdoba y el Ayuntamiento de Añora. Reproduzco a continuación la pequeña nota preliminar que lo encabeza, a modo de presentación y como declaración de intenciones.


PRELIMINAR

Este libro es, ante todo, una mirada hacia atrás y una declaración de amor.

Una melancólica mirada hacia atrás en medio del camino. Las páginas que siguen constituyen básicamente una recopilación de escritos míos ya publicados anteriormente que versan sobre la naturaleza de las fiestas de Añora, sus rituales, sus orígenes, su desarrollo, su significado y su misterio. Textos que fueron concebidos en momentos y circunstancias diversas, lo que justifica la variedad de tonos y los diferentes registros que aquí pueden encontrarse. Es un resumen de veinticinco años de investigación y reflexión sobre la historia y la cultura de Añora, mi pueblo, al que le debo esta noble declaración de amor.

Añora y sus fiestas es una obra de síntesis, de fragmentos extraídos de otros libros míos y de artículos publicados a lo largo del tiempo en revistas especializadas y de divulgación. Me parecía que era necesario realizar esta recopilación, para ofrecerla ahora, revisada y reelaborada, corregida y aumentada, como una unidad nueva que preserve para el futuro la memoria firme de lo que fuimos y de lo que somos, ante la incertidumbre de lo que seremos.

De Historia de Añora (1994) procede toda la primera parte, resumida y corregidas algunas deficiencias que una segunda lectura siempre descubre, así como con ampliaciones proporcionadas por nuevas fuentes. A Ensayo sobre fiestas populares de Los Pedroches (1997) se le deben numerosos fragmentos salpicados aquí y allá, bien extensos algunos de ellos, como los referidos a la fiesta de la Cruz o a la encina de los quintos, aunque todos han sido reelaborados expresamente para la ocasión, con aportes novedosos. Luego, se suman artículos publicados durante dos décadas y media, así como otros apartados redactados expresamente para este libro. El conjunto constituye, por tanto, una obra de acopio reelaborada con la intención de que constituya un muestrario homogéneo de las celebraciones más singulares que se viven en Añora a lo largo de su gozoso ciclo festivo.

Con ello cumplo un compromiso que adquirí con el pueblo de Añora cuando en 1988 acepté el nombramiento de Cronista Oficial. Un compromiso de estudiar sus raíces y ofrecer a los noriegos el producto de esta investigación, para que, conociéndolas todos más profundamente, podamos entender cabalmente nuestro pasado y, en fin, acabemos comprendiéndonos mejor a nosotros mismos, como comunidad y como individuos. Un compromiso que quiere ser una declaración de amor, la del joven que salió del pueblo en busca de otros horizontes y que jamás logró desasirse de esta servidumbre tan dulce que es la pertenencia a una tierra, y que ahora, pasados los años, regresa en busca de ternura y complicidad. En las calles de Añora, las que contemplan silenciosas el bullicio de la velada de la Cruz, las que veneran a San Martín y a la Virgen de la Peña, las que lloran la Pasión y celebran el Carnaval, en esas calles se guarda el recuerdo de la historia personal de cada uno de nosotros. Está allí como testimonio de unas vivencias que nos pertenecen a cada uno particularmente, pero que contienen también una dimensión social que es la que ha hecho de Añora el pueblo que hoy es. Cada noriego ha colaborado a ella en la medida de sus posibilidades y a las mías, cualesquiera que hayan sido en el pasado, quiero sumar desde hoy este libro, esta mirada hacia atrás recopiladora de impresiones, esta ofrenda de esfuerzos y entrega, esta declaración de amor.

1 comentarios :

Rafaela R. F. | sábado, agosto 25, 2018 8:41:00 p. m.

Enhorabuena, Antonio.

Publicar un comentario