BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Ese encanto

Solienses tiene ya tantos años que ha visto cerrarse ciclos culturales completos. Así son las generaciones, los movimientos, las vanguardias, que no resisten el paso del tiempo. Con frecuencia observo pecios a la deriva, muertos que no saben que lo están, porque, como es ley de vida, el destino acaba cruzándose con las ilusiones y las descompone. Hubo un momento en Pozoblanco con tal explosión de talento musical que era ella sola capaz de completar un cartel festivalero, de los que gustaban entonces. Hace ya más de una década, cuando también Solienses se empantanaba sin protección en los suburbios subterráneos menos recomendables. Quizás siga existiendo ese volcán efervescente, aunque no dé señales, o acaso otro cronista esté relatándolo por ahí, sin que lo sepamos los de arriba, porque los movimientos se detienen, las vanguardias dejan de serlo y las ilusiones se marchitan un día, pero la rueda de la fortuna nunca para y comienza a girar una nueva vuelta en el justo momento en que termina la anterior. Pero solo disfrutamos una. Se llama vida. Lo demás es para los otros.

Con palabras mayores de la música, Algunos hombres han reunido en un videoclip y una canción (avance de su próximo disco "Experimentación y ensayo", el segundo tras "Temario") la nostalgia de todo aquello, aunque crean haber hecho otra cosa. En el sórdido ambiente de La Salchi de Pozoblanco transformada en lupanar cutre, hacen memoria de lo que pasó. De lo que pudo haber sido y de lo que fue. Porque el artista siempre habla de sí mismo, aunque no quiera, y de los que le rodean, aunque no lo sepan. Así que éramos jóvenes y vibrábamos con la belleza de una piel pecaminosa que derramaba deseo mientras bebíamos licor de coco y vodka al son de Leonard Cohen y Los Rodríguez. Claro que ya hacía tiempo de las humaredas de Cortázar y de los delirios oscuros de Antígona y el Che, pero aún quedaba un último bocado de lujuria evanescente, porque parecía un hambre que nunca se iba a agotar. Creímos que siempre seríamos hermosos y fuertes, como Kowalski, y alcanzaríamos las cumbres de Whitman y Baudelaire, pero, sin apenas darnos cuenta, hoy ya todos hemos terminado convertidos en putas viejas, lisiados babosos y borrachos sin moral que mendigan unas migajas de caridad entre la mugre de edificios olvidados que han de ser nuestra tumba.


Algunos hombres: "Ese encanto".

9 comentarios :

Anónimo | lunes, mayo 13, 2019 5:44:00 p. m.

Un detalle que estoy advirtiendo cada vez más en todos los acontecimientos sociales y artísticos es la desaparición del segundo apellido de los participantes.

Lo atribuyo a varias razones. A que los protagonistas cuyos nombres merecen aparecer son todos ingleses; a que hay un gran amor a la naturaleza y no se quiere gastar más tinta de la cuenta y se omite el texto del segundo apellido; a que ninguno ha tenido madre; a que reniegan de su madre; a que su madre era anónima; a que su madre fue una don nadie; a que no conocieron a su madre; a que se avergüenzan de su madre; a que por fin hemos aceptado la superior cultura anglosajona y hemos decidido imitarlos; a que el esfuerzo que supone escribir el segundo apellido de una persona es asumible, pero el de varias es un esfuerzo ímprobo que termina con las energías del día; a que es más conveniente recortar el nombre: por estética, porque así nos quedamos con la emoción del suspense, por protección de datos de carácter personal...

En fin, pueden ser múltiples las causas de esa nueva moda que nos hace avanzar y demuestra nuestro progreso efectivo.

Anónimo | lunes, mayo 13, 2019 7:57:00 p. m.

No entiendo nada de nada de este hilo.

Anónimo | lunes, mayo 13, 2019 9:21:00 p. m.

Hoy por hoy, hasta que se consolide la alteración de apellidos a voluntad de los padres, tanto el primer apellido como el segundo son apellidos de los padres, o ver de quién crees que es el primer apellido que le pusieron a su madre, pues sí, el de su abuelo. La igualdad está otro sitio, y el reconocimiento a las mujeres y madres también.

Unknown | martes, mayo 14, 2019 2:30:00 p. m.

Es cada vez más recurrente en posts, hilos y demás plataformas que versan sobre arte hablar indiscriminadamente sobre asuntos que nada tienen que ver con el arte. Y hacerlo de manera anónima. Sin nombre ni apellidos.

Anónimo | martes, mayo 14, 2019 8:30:00 p. m.

"Sobre asuntos que nada tienen que ver con el arte" sería interesante hablar sobre ello porque hasta la forma está cargada de sentido , no digamos el contenido que es todo asunto"

Anónimo | martes, mayo 14, 2019 8:32:00 p. m.

Hasta en los juzgados se habla mucho últimamente

Anónimo | martes, mayo 14, 2019 9:06:00 p. m.

Así es amigo Unknown (desconocido) en "Solienses,CULTURA en los Pedroches” el tema que más éxito tiene es (a años luz de diferencia) el "politiqueo".

Unknown | martes, mayo 14, 2019 10:12:00 p. m.

Hice el anterior comentario desde mi cuenta, conste. Era esa la gracia. Pero parece ser que no lo ha reconocido blogspot.
Antonio J. Moreno Sánchez "Becerring" aka El Ciento

Anónimo | jueves, mayo 16, 2019 3:20:00 p. m.

Siempre podremos tanto con este artículo como con las críticas teatrales que cuando es pertinente nos ofrece esta página,y con un buen diccionario especializado las podríamos entender y aprenderíamos palabras y expresiones de uso muy poco común.

Publicar un comentario