BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Pleasure

Hay en Pozoblanco un movimiento cultural underground que pienso debe tener pocos paralelos en toda la provincia de Córdoba, si exceptuamos -y quizás- la capital. Este submundo (centrado fundamentalmente en la música independiente, pero también en el teatro, la pintura o el diseño de vanguardia) ofrece una perspectiva radicalmente diferente a la concepción de la cultura generalmente conocida en nuestros pueblos, aunque se alimenta de sus mismas raíces y su vocación sólo es parcialmente rupturista. Ya en otras ocasiones nos hemos hecho eco en Solienses de acontecimientos relevantes de subversión teatral, exposiciones libérrimas de pintura, diseños audaces o conciertos anti-mainstream que alcanzan precisamente en esa condición su sentido innovador. Se trata, en todos los casos, de un trabajo realizado por amor al arte, en el sentido literal de una expresión que, tras su travesía por el tópico, debe ya recuperar su significado original.

Diseño de Sagel para Plaza Pública.

Este grupo de espíritus inquietos es hijo de su tiempo y consigue una materialización que lo hace visible fundamentalmente a través del trasatlántico Myspace, otra más de las revoluciones culturales que internet mantiene oculta sólo para iniciados, al margen de todo lo que la cultura oficial considera orden y estilo. Un Virgilio en esta bajada a los infiernos puede ser el fanzine Serie B, la máscara que pone cara a un colectivo necesariamente anárquico y cambiante, que ya cuenta con blog y MySpace, que recientemente celebró su décimo aniversario con la edición de un disco artesanal recopilatorio de la historia del pop tarugo y que desde hace tres años organiza el Des-concierto, un festival de música independiente for your listening pleasuse, el cual, en su paradoja, ha terminado convirtiéndose en la alternativa de lo alternativo, al venir a sustituir de facto al parece que definitivamente liquidado Pop-zoblanco.

En la maraña de nombres artísticos, que a veces ocultan a las mismas personas, conformadores de la nómina virtual de esta generación Metal, contamos hoy a Tweilicht (capaces ya de hacer cosas como esos "Buenos pensamientos" de abajo), Mi novia Dummy, Daviles, Sithbass y otros quizás aún más ocultos, que presentan al universo un trabajo musical con los mimos del creador y, sobre todo, un criterio estético del mundo y sus causas que exige complicidad para cualquier comprensión. Esto en lo que a sonidos se refiere, pero en el diseño y las nuevas tecnologías por ahí anda también Sagel Jiménez o en teatro y creación multimedia el ya clásico Manuel Marín Essertine (lo siento, la inocencia se pierde pronto), que amenaza de nuevo con romper la rutina plácida de la dehesa veraniega con su próxima historia de hormigas fumadoras.



Nadie sabe el porvenir que aguarda a tantas vocaciones incontroladas: muchas probablemente se ahogarán tras una cómoda mesa de oficinista y acaso alguna, alimentada lejos de aquí con más cariño, consiga mantenerse y nos depare en el futuro alguna sorpresa en Metrópolis. Mientras tanto, es condición indispensable de supervivencia que sigan habitando en las entrañas de la tierra, para de este modo mejor representar otra opción de lo que se ve. Su valor y su valentía quedan así demostrados y su existencia conviene necesaria para sentir que Los Pedroches no están muertos, sino que algo vivo se cuece allá abajo, en las raíces. Sobre la calidad de sus realizaciones no me atreveré ahora, en cambio, a derramar ni una sola palabra. Nadie en su sano juicio lo haría.


"Buenos pensamientos", de Tweilicht

0 comentarios :

Publicar un comentario