BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Encuentro de hermandades de la Virgen de Guía


A partir de la creación del condado de Belalcázar en el siglo XV, el espacio en el que se encuentra [la ermita de la Virgen de Guía] queda como limítrofe entre las dos nuevas unidades jurídico-administrativas en las que se divide la comarca. Las cinco comunidades que van a compartir la imagen (Hinojosa del Duque, Fuente la Lancha, Villanueva del Duque, Alcaracejos y Dos Torres), quedarán repartidas entre el área incluida en el condado y el espacio de las Siete Villas de Los Pedroches, que se mantiene en la condición de tierras de realengo vinculadas a la ciudad de Córdoba.

El desarrollo de la devoción va a girar necesariamente en torno a su centro de culto que representa el santuario, levantado en las proximidades de Villanueva del Duque y hoy pertenecientes a esta comunidad, aunque con derechos compartidos con las demás comunidades. Pero no siempre fue así, comenzando por la propia existencia de la villa de Villanueva del Duque, posterior en su desarrollo a la del propio santuario.

Por todo ello, el hecho de esta devoción supracomunal, la ubicación del santuario en un lugar "neutral" pero sentido a la vez como comunal por una de las poblaciones (Villanueva del Duque), y perteneciente "jurídicamente" en el pasado a otra de ellas (Hinojosa del Duque) es fundamental para explicarnos:

- Rituales del presente que siguen manifestando la relación de pertenencia o exclusión del territorio que cruzan las diferentes hermandades, y en el caso de Fuente la Lancha, la pasada dependencia de Hinojosa del Duque.

- Percepción del santuario siempre como lugar neutral en contraposición a la imagen, cuyo culto organizado se ajusta en cada comunidad al sistema propio de hermandades, en su contenido de expresiones asociativas y devocionales grupales o comunales.

[Juan Agudo Torrico, Las hermandades de la Virgen de Guía en Los Pedroches, págs. 13-14]

2 comentarios :

Anónimo | martes, septiembre 30, 2008 5:43:00 p. m.

No sabía que se celebraba este encuentro y ya va por 7 ediciones, bufff, debe ser bonito ver a tanto pueblo hermanado por una devoción compartida. Me llama la atención la situación de la ermita como elemento divisor de tanto pueblo y término y elemento de reconciliación entre los mismos

Anónimo | martes, septiembre 30, 2008 7:06:00 p. m.

Es que donde no hay intereses políticos puede existir hermandad.

Publicar un comentario