BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

La fábrica de harinas amenaza ruina


La fábrica de harinas del Paseo de la Estación de Villanueva de Córdoba.

En el último número de su revista La alacena, la Asociación para la defensa del patrimonio histórico de Pozoblanco 'Piedra y Cal' informa de la organización durante este año que acaba de comenzar de las III Jornadas de Patrimonio Histórico de Los Pedroches. Como han tenido la gentileza de invitarme a participar en ellas con una ponencia (de la que nada diremos hasta que ellos lo anuncien), ando preparando material visual con el que ilustrar mi exposición. Y en esta tarea voy reconfirmando, por si hacía falta, la urgencia de promover acciones en favor de la protección y salvaguardia de nuestro patrimonio monumental, continuamente amenazado. Hoy le ha tocado el turno a la fábrica de harinas del Paseo de la Estación de Villanueva de Córdoba.

Llamada "San José", esta fábrica de harinas se construyó en 1912, al año siguiente de que se abriera el Paseo de la Estación que comunicaba la población con la reciente estación de ferrocarril de Puertollano a Peñarroya. Como todas las de su género, constituye un edificio monumental por sus dimensiones, obligadas por la naturaleza de la maquinaria que cobija. Presenta en su fachada la distribución típica de las viviendas burguesas, formada de tres plantas con vanos simétricos recercados con molduras planas. Al carecer de componentes artísticos destacables, el valor de este edificio, como otros del patrimonio arqueológico industrial, reside en su carácter documental de trabajos y modelos económicos del pasado reciente comarcal.


El tejado y la fachada del último piso se han derrumbado.

El edificio ya se encontraba en un estado de deterioro muy acusado, pero las lluvias de las últimas semanas han acentuado su ruina al desplomarse totalmente su tejado y parte de la fachada, lo que hace temer un rápido hundimiento de todo el edificio. Al contemplar su desmoronamiento desde el Paseo de la Estación se asiste no sólo al derrumbe de una construcción, sino al final de una época. Por entre los muros desvencijados de la fábrica se distingue la vieja maquinaria harinera, como pidiendo socorro.

Hubo un día, hace cien años, en que aquel lugar representaba el futuro de Villanueva de Córdoba, con su paseo recién estrenado, su templete para la banda de música, su fábrica de harinas y la central eléctrica que levantó la compañía Mengemor en 1916. Hoy, el paseo por el bulevar resulta un baño de desolación, por lo que nunca llegó a ser. Quizás la "San Jósé" ya no esté en pie cuando las proyectadas Jornadas sobre el patrimonio lleguen a término.


La fábrica, cuando corrían mejores tiempos.

9 comentarios :

Anónimo | domingo, enero 03, 2010 2:41:00 p. m.

Salvaguardar el Patrimonio de esta fábrica de harinas, al igual que la ermita de San Antonio de Pozoblanco, cuesta bastante poco (unos sacos de cemento y unos obreros). Con la aquiescencia de la Asociación Piedra y Cal, que me parece que no tiene nada claro en qué consiste Restaurar un edificio histórico. Para esto es mejor no hablar de recuperación del Patrimonio, porque en cuatro años ha desaparecido todo.

Anónimo | lunes, enero 04, 2010 10:25:00 a. m.

La fábrica de harina no amenaza ruina, es una ruina, como España.

Conrado Castilla | martes, enero 05, 2010 12:26:00 p. m.

Son muchos los edificios de estas características que han ido desapareciendo a lo largo del tiempo muchas veces por una idea errónea del patrimonio histórico, basta recordar han ido desapareciendo las casetas del ferrocarril, la fábrica de los Muñoces o la de harinas San Rafael, muy similar a esta. Ahora la Salchi se ha recuperado pero quiza descontextualizándola un poco pues no está claro el uso que se le va a dar. En fin, esperemos que este edificio se pueda recuperar.
Por cierto, un patrimonio interesante que se ha ido perdiendo han sido los jardines y parques públicos, quizá también habría que pensar en ellos.
Saludos.

Anónimo | miércoles, enero 06, 2010 1:23:00 a. m.

Tambien se perdio totalmente la residencia de la seguridad social de Cordoba que era una joya, por la desidia y ambicion de los politicos.Es casi identica la Virgen del Rocio de Sevilla construida dos años antes,restaurada y ampliada, conservando todo lo antiguo.Ahora es una exposicion permanente de todos los aparatos antiguos,de quirofano, rayos,etc.En Cordoba fue todo a la chatarra.

Anónimo | miércoles, enero 06, 2010 1:37:00 a. m.

La de Sevilla se inauguro en el año 1955 y se llamaba general o coronel Garcia Morato.La de Cordoba se inauguro en el año 1957 y se llamaba teniente coronel Noreña.Eran casi identicas,pero el patio y la escalera de marmol y la fuente era mucho mas bonita la de Cordoba.Se empezo a ampliar y a restaurar en el año 1984 cuando se cerro,despues pararon las obras y pasados unos 18 años la tiraron pero sin dejar ni cimientos.De su preciosa fuente de marmol nada mas se supo.

Daría Romero | miércoles, enero 06, 2010 2:25:00 p. m.

Ante la visión de la fábrica, hecha una ruina, tengo que decir que me duele doblemente. Hace unos años, cuando aún era alcalde de Villanueva, Antonio Muñoz, hubo un proyecto para restaurar la fábrica dándole una utilidad dentro del ámbito del turismo rural. Aunque llena de polvo y telerañas, toda la maquinaria estaba en perfectas condiciones: tres plantas repletas de maquinaria, con las poleas y sus cintas de cuero en el mismo lugar en que quedaron el día en que se cerró la fábrica. La máquina del maestro harinero, con todos sus instrumentos, etc., etc.
Conseguimos que el Ayuntamiento cambiase el tipo de utilidad para dar cabida al proyecto, se hizo el anteproyecto de arquitectura, se creó una empresa para gestionarla y, al final, todo se fue al traste y el resultado ahí está. La desidia, el no tapar goteras o cerrar las ventanas con tela métálica para impedir que las palomas destruyan las maderas, han dado al trastre con lo que era un espacio de máximo interés que debería haberse rescatado. Para quien quiera verlas, hay una colección de fotos del estado en que se encontraba en esos momentos.

Anónimo | miércoles, enero 06, 2010 5:37:00 p. m.

Los politicos,la gran mayoria sean del partido que sean y de donde sean,solo van a ver cuanta tajada pueden sacar.Si no hay buena tajada no interesa.

Daría | jueves, enero 07, 2010 8:10:00 p. m.

Si el comentario de las 5:37 se refiere al político que yo mencionaba (Antonio Muñoz, alcalde de Villanueva de Córdoba en aquellas fechas), no obstaculizó, sino todo lo contrario, el proyecto. Fue la familia propietaria de la fábrica la que al final no quiso o no pudo llegar a un acuerdo razonable para que se llevase a cabo. Fue una pena realmente porque era uno de los pocos vestigios íntegros de la escasísima revolución industrial que quedaban en la comarca. También había, en la parte posterior del edificio, un molino de harina más antiguo y que también era una muestra interesantísima de la evolución de la maquinaria para moler el trigo.

Anónimo | viernes, enero 08, 2010 8:34:00 a. m.

¿La familia propietaria, era de la correa del Alcalde?. Lo digo, porque eso suele facilitar mucho las cosas.

Publicar un comentario