BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Centro de Interpretación de las Siete Villas de Los Pedroches

Logotipo del Centro de Interpretación de las Siete Villas, en Pedroche.

Con motivo de la jornada de Nuestras Tradiciones en Pedroche, durante el día de ayer se vivió una jornada de puertas abiertas en el Centro de Interpretación de las Siete Villas de Los Pedroches, aún pendiente de inauguración. Se trata de una instalación ubicada en el edificio construido frente a la ermita de la Virgen de Piedrasantas, patrona de la localidad, que nace con el propósito de difundir la historia común de las Siete Villas desde el siglo XIII hasta el XIX, dando a conocer el origen y configuración de tal entidad histórica, su organización política e institucional y la cultura tradicional surgida en su seno. El Centro ocupa un amplio espacio -adaptado a partir de otros usos- distribuido en dos plantas con tres secciones principales: Medio Natural y Paisaje, Las Siete Villas de Los Pedroches y La fiesta de los Piostros. El conjunto se completa con un salón de actos.

De esta primera visita, y a salvo de la configuración definitiva que el Centro pueda adquirir en el futuro, extraigo dos consideraciones positivas y dos pequeños reparos. En el haber destaco la idea y el lugar. La idea de crear un Centro de Interpretación sobre nuestra historia común me parece oportuna y necesaria, como modo de difundir el conocimiento sobre el pasado comarcal no sólo entre los hipotéticos turistas que acaso acudan a visitarlo sino también, y quizás especialmente, entre los mismos habitantes de las Siete Villas, que raramente disponen de mecanismos para acceder al descubrimiento de su propia historia. El lugar de la instalación, asimismo, resulta apropiado por tratarse la ermita de Piedrasantas del centro de reunión de los concejos de las Siete Villas para tratar sobre la administración de los bienes comunales y erigirse, por tanto, en el símbolo más destacado de aquella singular entidad territorial. En el debe, por contra, apuntaría el predominio en la exposición del componente textual sobre el material (echándose en falta tanto piezas de naturaleza museística como elementos explicativos de carácter interactivo) y, sobre todo, el excesivo protagonismo que cobra la fiesta de los Piostros, celebración interesantísima merecedora ella misma de un centro interpretativo, pero en otro lugar.

El discurso explicativo se desarrolla básicamente a través de paneles informativos.

Quizás el elemento más significativo de la muestra sean los bancos antiguos en los que se sentaban los representantes de cada villa en las reuniones periódicas que se celebraban en la ermita. El de Pedroche lleva la fecha de 1726.

Documentación sobre la administración de las dehesas comunales.

Una visitante lee uno de los paneles informativos.

El Centro se encuentra ubicado en plena dehesa.

En la sala se exponen diversos elementos propios de la fiesta de los Piostros, como la jamuga o las mantas.

Salón de actos en la planta baja.

7 comentarios :

Anónimo | lunes, abril 23, 2012 10:11:00 a. m.

250.000 € en algo que va a estar cerrado 359 días al año y que sólo valdrá para alguna jornada de memoria histórica me parece un dispendio vergonzoso en estas fechas. Serán no obstante los gacheros los que deban valorarlo.

Yo por mi parte me siento indignado porque desde este blog no se haya dado cobertura a la inauguración de la nueva taquilla de El Silo, a la que asistieron nuestro alcalde bianual Sr. Carrillo y nuestro concejal de cultura Sr. Carpio, eso sí que es una obra cumbre.

Anónimo | lunes, abril 23, 2012 10:51:00 a. m.

Pues mi opinión es la siguiente. Vaya por delante que no lo he visto personalmente, y lo que digo por lo tanto está completamente manco, aunque por lo visto y oido ya existe bastante información. Creo que la idea de este centro es muy buena, y también la ubicación. Existe necesidad de algo así para los de dentro, e imprescindible para los que vienen a conocernos. Sin embargo, el contenido que se aprecia es pobretón y parece hecho con carreras; como una cosa política en la que hay que presentar la cara rapidamente, pero que el fondo deja mucho que desear. Parece monótono y poco creativo, como una exposición museística de hace veinte o treinta años sin innovación alguna en los planteamientos. Seguro que se mejorará, pues una idea tan buena no se puede rentabilizar simplemente en un 1 o 2%, pues parece muy burdo y de niños de primaria (perdonadme). También veo sangrante la exclaustración de los bancos de la ermita: es lo más genuino que tenemos de las Siete Villas y tienen que estar en su ubicación original..., quitarlas de allí es un delito. No se trata solo de ver las bancadas de cada villa, sino sentir el halo de la historia en el silencio de la ermita, entre sus paredes. Aquí no son más que un elemento de museo descontextualizado que pierde todo su valor. Un gran error, creo. Enhorabuena por la iniciativa general..., pero encuentro poco satisfactorias las soluciones. Por ahora.

Anónimo | martes, abril 24, 2012 12:22:00 p. m.

Pues es lo primero que se me ocurrió a mí cuando leí la noticia de Antonio. Antes de leer este comentario , lunes 10,51h, muy oportuno en todo, pensé en los bancos. ¿A quién se le habrá ocurrido sacar los bancos de la ermita? El caso es llenar espacios, aunque huela a pintura nueva y escayola. Se podrá argumentar que la Dama de Elche no se expone donde originariamente estuvo emplazada. Pero es que ese espacio ya no existe. La ermita sí. Y si están las zonas tan cerca, que se desplacen los visitantes, que hay que hacerles andar un poco. En el nuevo edificio puede haber fotografias de las bancas, no reproduciones, ¡qué horror!, y cada cosa en su sitio. Si los bancos pudieran hablar pedirían rápidamente la vuelta.

Anónimo | martes, abril 24, 2012 4:10:00 p. m.

Si las bancas hablaran, como dice el anónimo de las 12 y pico, dirían que menos mal que han salido de la ermita. A las bancas, esas que a lo mejor muchos o no las han visto o no las han tocado, les quedaban dos telediarios si seguían donde estaban. Yo sí que las he visto, y las he visto como se dice en mi pueblo "hechas polvo". No son bancas que puedan estar al uso y disfrute diario de cualquiera que entre en la ermita, que está abierta todos los días, ya que lo único que puede ocurrir es cualquier día sólo haya tablas por el suelo. Entonces sería cuando pensaríamos que porqué no se protegieron de alguna forma.

Anónimo | miércoles, abril 25, 2012 11:58:00 a. m.

Pues el anónimo de las 12 y pico, que también ha visto muchas veces las bancas, dice que los bancos de cualquier iglesia están expuestos diariamente a las iras del pueblo y sin embargo duran y duran. Es cuestión de ¡¡civismo!!, o de colocar a alguien de los que sobran en el ayuntamiento como guardián, porque aquello es un monumento a conservar, o de no abrir la ermita todos los días, como otras ermitas cercanas, aunque esto sería impopular, lo confieso. O de ponerlas en el Centro de Interpretación, también es verdad. Pero no es lo mismo, no es lo mismo.

Anónimo | domingo, abril 29, 2012 10:31:00 p. m.

Lo de la ubicación es una cosa y lo de la propiedad, otra. Lo primero se puede discutir aunque yo pienso que donde estaban, estaban bien porque era el sitio donde se usaban; lo segundo, la propiedad, es lo más curioso porque está claro que esa ermita y esos bancos eran propiedad y usados por cada uno de los concejos de cada una de las siete villas. La actitud de la Iglesia, una vez más, es impresentable:todo es suyo; cuando todas las iglesias, las ermitas, etc., se han construido con el dinero de cada pueblo. Por lo tanto, son propiedad del pueblo.Ah, y, por cierto, la puerta de entrada a la iglesia de Santa Eufemia ha sido cambiada en la última restauración (pagada, por cierto, con dinero público de la Junta de Andalucía) y el cura se ha permitido cambiar la puerta por otra nueva horrible, y regalarla a un colega de un pueblo del sur de la provincia lo que, además de un despropósito estético, es algo a lo que no tiene derecho porque esa puerta no es suya, es de la iglesia y la iglesia es del pueblo de Santa Eufemia.

Anónimo | viernes, diciembre 04, 2015 12:31:00 p. m.

Si la ermita era el lugar de reunión de los Concejos de las Siete Villas creo que esos bancos deberían de estar donde siempre han estado. La descontextualización no ayuda a comprender ni a valorar ni a sentir. El centro de interpretación debe ser eso interpretación y para eso basta con un buen audiovisual de la ermita con sus bancas y su entorno.
Creo que en esa ermita y con esas bancas deberían reunirse las actuales Corporaciones Locales de las Siete Villas para acordar alguna iniciativa común y recordar nuestra historia, al menos una vez cada cierto tiempo.
No vamos a llamar a los pueblos como en la Edad Media, pero transcribir los nombres como figuran en las bancas estaría bien.

Publicar un comentario