BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Reflexiones penitenciales


Imagen portada por niños en el Martes Santo de Belalcázar [Foto: Ayuntamiento de Belalcázar].

Necesitaba una pequeña escapada antiestrés y últimamente he encontrado un refugio adecuado en la costa malagueña, muy cerca de la capital. El mar, su mera contemplación, relaja y te lleva al abandono total que reclama de vez en cuando un exceso de tensión. Estando allí, me apetecía conocer la Semana Santa de esta ciudad, que cuenta con la peculiaridad andaluza de no portar sus pasos con costaleros, sino con "hombres de trono" que soportan sobre sus hombros grandes varales, resultando un conjunto de gran vistosidad. Había cierta polémica en la ciudad por el cambio de itinerario de las procesiones, pero a mí lo que más me ha llamado la atención en esta ocasión ha sido un aspecto negativo que no he visto en otros lugares: la gran acumulación de basura que queda en la calle tras el desfile de la hermandad. La culpa no es de los cofrades, sino del público asistente, que deja a su paso botellas de plástico, latas de refresco y todo tipo de envoltorios tirado por el suelo, por el mismo que momentos después han de pisar los nazarenos, muchos de ellos descalzos. Ni siquiera el hecho de que para poder contemplar adecuadamente una procesión en un lugar vistoso haya que aguardar incluso horas disculpa este comportamiento. He visto que cierta discusión, referida exclusivamente a las cáscaras de pipas, se daba en Córdoba e incluso en Pozoblanco, pero lo de Málaga me ha parecido realmente superlativo.


Semana Santa Infantil en Pozoblanco [Foto: Hoy al día].

Ya de vuelta a casa, observo la ominosa demasía del tema pasionista en el universo virtual de la comarca, con llamativa sobreactuación en algunos casos. Ha acabado imponiéndose incluso una terminología radical a punto de implosionar (estación de penitencia, cabildo de aguas, carrera oficial...) y una añeja literatura de estampita piadosa que sonroja tanto como irrita. Me está resultando curiosa este año, sin embargo, la atención que se dedica a los niños en estos actos religiosos. Y no solo en las réplicas imitativas en las que participan algunos colegios públicos (en otros sitios llamarían a esto "adoctrinamiento": a mí, en cambio, me parece que está más próximo a la burla carnavalesca involuntaria), sino también en los reportajes que sobre algunas procesiones se publican en varias webs, algunas incluso institucionales. Nuestro internet comarcal (particularmente Facebook) está lleno de niños participando en procesiones pasionistas, no sé si con la intención subliminal de marcar el camino o simplemente para atraer más visitas a la web. Quizás algún día esta exposición pública de la intimidad infantil nos parezca reprochable.

12 comentarios :

Anónimo | viernes, abril 19, 2019 1:34:00 a. m.

La foto de Hoy al día es magnífica, un diez para su autor/a, pero lo que representa tiene que hacer pensar a los que organizan estos actos. Es bochornoso.

Anónimo | viernes, abril 19, 2019 12:30:00 p. m.

Bochornoso, ridículo, cómico, a veces grotesco, esperpéntico, irrisorio, pura caricatura o bufonada, mamarrachada, extravagante, mucho de payasada, broma cruel de una creencia seria, histriónico...y ya se me acaban los adjetivos. Choca ver a una persona adulta, quizá una profesora para más "inri", y nunca mejor dicho lo de INRI, velando porque el solemne acto se desarrolle lo más ordenado posible. Y choca observar que esta práctica se esté extendiendo. Si queremos conservar una tradición como la de la Semana Santa y dar ejemplo a los más jóvenes para que se vayan incorporando a la misma y no desaparezca, solo tenemos que ir educando con el ejemplo, en casa, a nuestro lado, que vean cómo se hacen las cosas, con orden, a veces con esfuerzo. Desde luego, el guardia civil de la foto no parece estar muy ambientado. ¡Ah!, se me olvidaba otro adjetivo: para la tradición semanasantera bastente PELIGROSO.

Anónimo | viernes, abril 19, 2019 2:25:00 p. m.

Me parece excesivo y desmesurado el término ”ominoso”,pero tampoco me gusta la imagen pública infantil a traves de internet (aún con el pixelado de ojos).Lo de la ”sobreactuación" quizá sea más apropiado. En todo caso para gustos... los colores y quién no quiera que no acuda ni participe, y todos/as a donde vayamos que seamos limpios con las zonas públicas comunes que es tema aparte.

Anónimo | viernes, abril 19, 2019 8:04:00 p. m.

Que no me hablen de fe, que no me hablen de religiosidad...que no quiero verlo, que no...
Que no me hablen de sentimiento, ni de pasion, ni espiritualidad...que no
Hablenme de bufonada...de una Sociedad que se quedó sin valores, sin principios...y cada paso que da lo hace hacia su propio ridículo. Pero como dice el de arriba , "quien no quiera que no acuda". Lo malo es que cortan las calles y nos lo imponen por la fuerza.

Anónimo | sábado, abril 20, 2019 10:42:00 p. m.

¿El de arriba? y ¿Quién es él de arriba? ¿Y si fuera LA, o LOS de arriba? ah ya entiendo,que estamos escribiendo de lo que estamos escribiendo...

Anónimo | domingo, abril 21, 2019 12:24:00 a. m.

Hombre Antonio, en otros sitios dices que llamarían a esto adoctrinamiento. Pues lo estarían llamando por su nombre. Esto que hacen aquí con los mas pequeños se llama adoctrinamiento. Ya se hace en la escuela. Enseñar la doctrina católica es adoctrinar. Otra cosa es el fanatismo resultante derivado de la superstición, la incultura, la miseria y el miedo.

Anónimo | lunes, abril 22, 2019 1:51:00 a. m.

Querido amigo. Infórmese bien. La SenbaS Santa Infantil, de dustibtod pueblos no es adoctrinamiento. Que sepa usted que, por ejemplo, en Belalcázar, ya que sin permiso publica una fotografía de su Procesión Infantil, tienen una cofradía independiente y los niños se apuntab sin ser obligados. Se enseña a los niños y niñas y se mantienen tradiciones. No obstante, si no sabe hablar apoyanso o aportando critibas constructivas, mejor deje de laso las vergonzosas publicaciones que en el presente blog realiza. Un saludo

Anónimo | lunes, abril 22, 2019 11:37:00 p. m.

En un estado laico no es lógico qué algunos funcionarios tengan vacaciones en Navidad y semana santa....

Anónimo | lunes, abril 22, 2019 11:37:00 p. m.

Pues la mejor manera de no adoctrinar desdé la enseñanza pública , seria la supresión de vacaciones con motivo de unas fiestas religiosas.,...

Anónimo | martes, abril 23, 2019 5:01:00 p. m.

Soy funcionario y estoy totalmente de acuerdo con los anteriores. Las vacaciones distribuidas racionalmente en periodos iguales u equidistante.

Anónimo | miércoles, abril 24, 2019 4:33:00 p. m.

Perfecto 30 días repartidos racionalmente en periodos iguales u equidistantes como todos los trabajadores de éste pais.

Anónimo | viernes, abril 26, 2019 9:42:00 a. m.

30 días? Para que tantos?

Publicar un comentario