Lo más leído en los últimos días

BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Matizaciones y trazo grueso

El grupo canario Satautey durante su actuación en FolkPozobanco [Foto: FolkPozoblanco].

Fue durante la última jornada del FolkPozoblanco de este año. Me pareció una honda declaración de honestidad y apunté la frase en el bloc de notas de mi móvil para que no se me olvidara. "Lo que canto no lo siento", dijo a modo de disculpa el portavoz del grupo Satautey para justificar el contenido de una canción que iban a interpretar contra las suegras en particular y las mujeres en general, cosas ancladas en lo popular. El folklore tradicional de los pueblos, ya lo hemos discutido en otras ocasiones, tiene un alto contenido machista, simplemente como reflejo cultural de su época. A la hora de recuperar ciertas piezas hay sencillamente que ponerse los guantes de cirujano y proceder con la asepsia de quien muestra la historia, de quien enseña lo que fue, sin tomar partido ni emocionarse con ellas. Hay letras del repertorio tradicional que hoy resultan intolerables desde la nueva sensibilidad social hacia ciertos temas y no por ello hay que renunciar a traerlas de nuevo al escenario, como testimonio de lo que fuimos y de dónde venimos, para que no se nos olvide que en temas de igualdad los avances son tan recientes que caben en nuestra propia memoria, por haberlos vivido. La matización del portavoz de Satautey era, pues, moralmente obligada. 


Un trazo mucho más grueso observé en la charla que el teólogo carmelita Francisco Víctor López Fernández ofreció dentro de las Jornadas de Historia y Desarrollo Local de Dos Torres. Ya el tema de su conferencia presagiaba lo peor: "Cuatro testigos de Dos Torres en la historia de nuestro tiempo", referida a los "mártires" de la guerra civil beatificados por la iglesia católica. Primero, por la falta de respeto a todos los demás usías que, en semejantes o parecidas circunstancias, son sin embargo silenciados. Segundo, por poner la historia en manos de quien no sabe ejercerla (él mismo lo reconoció: "no soy investigador"). Así, no sorprendió en exceso, aunque indigne igualmente, que en unas jornadas de historia organizadas por un ayuntamiento se escucharan cosas como esta: "Estamos en Dos Torres el 25 de agosto [de 1936]: quema de los retablos, de los enseres, de todos los asuntos de liturgia, cálices, libros, todo para adelante... El último pueblo del norte de Córdoba que es arrasado, o de otra manera, el único pueblo que resistió todo lo que pudo hasta el final, los demás todos habían ido cayendo antes". Porque son ya muchas gotas socavando la misma piedra.


Vídeo: Fragmento de la intervención de Francisco V. López.

8 comments :

Anónimo | lunes, agosto 15, 2022 1:08:00 a. m.

A veces (desconozco si el el caso) personas autodidactas "ejercen mucho mejor" que licenciados y hasta "doctores".

Anónimo | lunes, agosto 15, 2022 1:36:00 p. m.

Los que nos dedicamos a intentar mantener y divulgar folclore tradicional de la zona tenemos que hilar muy fino cuando actuamos en según qué foros. Hemos llegado a cambiar letras con muchos años ( por eso es folclore tradicional)para intentar no herir susceptibilidades incapaces de contextualizar la cuestión. Hasta ese límite hemos llegado.
Da pereza tener que explicar a estas alturas que hay leer la literatura clásica, ver el cine clásico, escuchar las letras de canciones antiguas o escuchar historias de nuestros mayores entendiendo el momento histórico, el entorno y las costumbres. No comulgar. No compartir. Pero entender. Y no olvidar. Nunca olvidar.

No es tan difícil, hombre!

Anónimo | lunes, agosto 15, 2022 4:00:00 p. m.

Los que nos dedicamos a rescatar, preservar y difundir el folclore tradicional de la comarca tenemos que hilar muy fino para no herir susceptibilidades en según qué foros. Hemos llegado al extremo de cambiar letras de algunas canciones para no hacerlo.
Da pereza a estas alturas tener que explicar que, leer literatura clásica, ver cine o teatro clásico, escuchar historias de nuestros mayores o canciones del folclore tradicional y entenderlos en su contexto, en su momento histórico y con las circunstancias sociales que los envolvían, no significa estar de acuerdo con los argumentos, letras, temáticas o ideas.
Harta ya un poco la necesidad de que se les explique ésto.
No es tan difícil, hombre!!

Y hartan también los que aprovechan un estrado y un altavoz para elevar su polarizada ideología.

Pero a éstos, con no prestarles el estrado, el altavoz o, en última instancia, el oido……

Anónimo | lunes, agosto 15, 2022 8:15:00 p. m.

El carmelita debería preguntarse porque en este país en los dos últimos siglos, cada vez que el pueblo se ha sentido oprimido y tratado muy injustamente o ha aspirado a conseguir otro estatus le ha dado por quemar edificios religiosos. (guerras carlistas, semana trágica de Barcelona, 1931 instauración II segunda república, golpe de estado de parte del ejercito en 1936). Bueno, no se lo preguntan porque saben la respuesta.

Anónimo | lunes, agosto 15, 2022 11:58:00 p. m.

Fuegos ácratas/libertarios...
Fuegos inquisitoriales...(éstos no han sido mencionados,me consta al menos de momento)
!Vaya tela!

Anónimo | martes, agosto 16, 2022 12:26:00 a. m.

En Belalcazar y en su historia esta ultima intervencion no pasaria. Y que conste que Leonor Daza no es la madre de Alfonso de Sotomayor. Chupate esa, Candido recauchutado...

Anónimo | martes, agosto 16, 2022 10:19:00 a. m.

Este frase es usada mucho por los políticos “El pueblo es sabio, nunca se equivoca”, ja,ja,ja.
Eso de usar el nombre de “el pueblo” para justificar unos hechos es absurdo. Digamos más bien que un grupo humano quemaba iglesias con la aquiescencia del estado.

Anónimo | martes, agosto 16, 2022 2:14:00 p. m.

Las "matizaciones" son el sectarismo y la doble vara de medir que se utilizan con habitualidad por estos lares dependiendo de donde proceda el viento. También conocida como la "Ley del embudo".

Y el "trazo grueso" se refleja en el cinismo, la doble moral y la hipocresía que van indisolublemente unidos a las anteriores "matizaciones". Es lo que también se conoce popularmente como la "Ley de los efectos de la colonización ideológica del cerebro".

Y se puede ver y constatar que son leyes, las anteriores, perfectamente identificadas, vigentes y operativas cuando se trata de socavar las mismas o distintas piedras.

Publicar un comentario