BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

El difícil equilibrio de las fiestas populares


Cruz de piedra de calle Cantarranas, ganadora de la categoría de cruces exteriores en la edición de este año.

El alcalde de Añora ha enviado una extraña carta a las mujeres cruceras (las encargadas de vestir las cruces de mayo) en la que las invita a un "Acto de Homenaje" (no se detalla en qué consiste) que tendrá lugar el próximo domingo a las 21:00 horas en la Plaza de España. Y digo que la carta es extraña porque, tras felicitar a las cruceras "por el trabajo bien realizado en esta edición de 2013", se enreda luego incomprensiblemente en una ácida crítica hacia una parte de las propias mujeres cruceras que se sintieron molestas cuando, en la pasada ceremonia de entrega de premios, no se reveló el nombre de los integrantes del "jurado externo". El alcalde, en un giro epistolar insólito para una carta de invitación, dice actuar "para que no se salgan con la suya quienes solo tienen como interés crear polémica con todo a base de mentiras" y cortar las "barbaridades" que andan diciendo por ahí "algunas personas".

Que el malestar no se reducía a "algunas personas" lo demuestra el hecho de que el alcalde se haya visto obligado -tres meses después- a rectificar, sin que el respeto al "acuerdo que se había tomado en la reunión preparatoria con las representantes de las cruces", que se alegó entonces, sea ahora ningún obstáculo para publicar la identidad de los miembros de aquel "jurado externo".

La cuestión en sí resulta absolutamente intrascendente (y hasta cierto punto incomprensible para los lectores que no sean noriegos) y solo la incapacidad del alcalde para aceptar las críticas la eleva a categoría. Sin embargo, con todo el respeto institucional que me merece la figura del alcalde de mi pueblo, pienso que en esta ocasión se equivoca gravemente al introducir, en un acto que debería ser de concordia, la semilla de la discordia. La fiesta de la Cruz de Añora, declarada de Interés Turístico de Andalucía, vive momentos de grave incertidumbre, aunque algunos prefieran no verlo. Se enfrenta a la profunda crisis que viven las fiestas populares en general, culturalmente descontextualizadas, empujadas por unos usos sociales incompatibles ya con ciertos mandatos de la tradición y amenazadas por ese nuevo agente manipulador que constituye el turismo rural, por citar solo algunos peligros. Como frente a esos no podemos hacer nada, o muy poco, estaría bien que al menos desde las instituciones se colaborara a mantener un clima de concordia entre todos los estamentos que participan en la celebración, es decir, entre todo el pueblo, porque la fiesta de la Cruz de Añora es de todos y cada uno de los noriegos -aunque la interpreten de modo diferente-, y señalar acusadoramente desde la alcaldía a "algunas personas" del pueblo (cualesquiera que estas sean) no parece caminar en la mejor dirección.

2 comentarios :

Anónimo | domingo, agosto 11, 2013 1:00:00 p. m.

Pues digo yo que ya van al La Plaza de España, se pueden levar La güija y preguntar a nuestras antepasadas que descansan bajo el poderoso granito de la plaza, que opinan sobre la evolución de las cruces a ver si desde el más allá nos aportan las soluciones que no vemos desde el más acá.

Anónimo | lunes, agosto 12, 2013 11:39:00 a. m.

La profesionalidad en su trabajo del jurado ex-anónimo queda fuera de toda duda como la de miles de ciudadanos. El conocimiento que éste jurado tiene de las cruces y de nuestra tradición ya lo pongo yo en duda.
Lo que está claro es que el compromiso de nuestro alcalde con la fiesta de la cruz no es todo lo responsable que debiera ser para un evento de tal magnitud en el municipio de Añora ya que como queda fuera de toda duda está mucho mas interesado por las olimpiadas rurales que por la festividad de la cruz. Prueba de ello es que cada vez se visten menos cruces (apenas quedan 4 o cinco interiores) y las olimpiadas crecen a ritmo vertiginoso debido al esfuerzo economico y organizativo que se realiza desde el ayuntamiento.
Si seguimos con éste alcalde muchos años mas como así parece, poco futuro le veo a la festividad de la cruz en Añora. Ojalá me equivoque en mis dos vaticinios pero así es mi opinión.

Publicar un comentario