BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Tantos miles de euros en joyas

Vaya, lo que no consiguió el tren lo ha conseguido la Virgen de Luna: Villanueva de Córdoba en La 1 de TVE. Bueno, en realidad no ha sido la Virgen propiamente, sino sus cacos, que también son hijos suyos. El programa España Directo conectó ayer tarde con la mismísima parroquia de San Miguel para que el mayordomo de la hermandad diera noticias en vivo del robo que desde hace unos días campa por los medios de comunicación. Veo, sin embargo, que los alardes se van moderando con el tiempo: el valor de las joyas robadas, que inicialmente se calculaba en 20.000 euros, se queda ya, según TVE, "entre 8.000 y 10.000 euros", y bajando. Una cadena, una cruz de oro y otras pequeñas joyas. Villanueva de Córdoba ha conseguido salir en la tele, aunque no por lo que quería. Queríamos que nos conocieran por la dignidad de todo un pueblo levantado reclamando su futuro y nos han conocido por la indignidad evangélica de permitir que, estando las cosas como están, una imagen de la Virgen luzca en su delantal joyas valoradas en tantos miles de euros.

VÍDEO: Programa "España Directo" de La 1 de TVE. La información sobre el robo de joyas a la Virgen de Luna comienza en el minuto 39:08.

6 comentarios :

Anónimo | viernes, agosto 09, 2013 9:56:00 p. m.

Sr. Merino le pido por favor que se retracte y pida disculpas ante el último comentario de este artículo. Si la imagen de la Virgen tiene joyas se debe a que sus devotos se las han regalado, si a usted no le parece bien pues estupendo pero respete a quien lo hace porque creo yo que no están haciendo nada malo. Con su comentario lo que parece es que la Virgen tiene la culpa de que le roben, pues mire la culpa de que las cosas estén como están todos sabemos quien y quienes la tienen (aunque a algunos no les guste reconocerlo), y entre todos esos sinvergüenzas desde luego que la Virgen no se encuentra. Y lo de la indignidad evangélica piense antes de decirlo puesto que usted sabe igual que yo que quien da de comer a muchas, muchísimas familias españolas en este momento es la Iglesia Católica, le pese a quien le pese. Pero bueno, imagino que usted no le importa esto demasiado, seguro que tiene su buen sueldo y no necesita nada y mientras tanto se dedica a meter cizaña gratuitamente. Piense en las familias que acuden con frecuencia a Cáritas y a las parroquias, ¿les interesa su comentario estúpido? Pues no,les interesa el tener un poco de pan para sus hijos y eso ¿quien se lo da? ¿usted que tanto sabe de dignidad evangélica? ¿los partidos políticos? ¿los sindicatos? Pues no, se la da la Iglesia y así seguirá haciéndolo aunque muchos la desprecien y no reconozcan al menos su acción caritativa.

Anónimo | viernes, agosto 09, 2013 11:21:00 p. m.

¿Es bueno aguantar unos pantalones viejos con parches? ¿No será mejor tirar los viejos y hacer unos nuevos? Es posible que con las limosnas se esté sujetando el sistema social injusto que vivimos. Hay que luchar para que la gente tenga lo que le corresponde por justicia y no por limosna. ¿La Iglesia lucha hoy por eso o está trabajando para que no se desmorone es sistema actual y así sigan las injusticias sociales? Cada cristiano tendría que hacerse ese planteamiento.

Anónimo | sábado, agosto 10, 2013 5:56:00 p. m.

La iglesia sale al paso de la realidad social que nos rodea. Que el sistema no es el mejor lo sabemos todos, ahora querer decir que la Iglesia quiere que sigan las injusticias sociales es un insensato. A la Iglesia le compete anunciar a Jesucristo e intentar vivir como Él vivió, es decir, dando de comer al hambriento e intentando dar paz al corazón de los que lo necesitan. Si la Iglesia se metiera en otro tipo de asuntos, no tardaríamos e hablar de que esto es un estado laico (en realidad es aconfesional, que es distinto, por cierto),etc. Lo que fastidia es que no solo con palabras, sino también con hechos, hoy la Iglesia sigue dando de comer al hambriento. Y señores esa es la primera injusticia que no se debe tolerar, y quien sale al paso: la IGLESIA. Injusticias hay muchas, claro que si, pero quizá sea esa la más acuciante. Así es que eso de que la Iglesia no lucha por la justicia no se lo creen ni los que lo dicen. A lo mejor usted prefiere que la gente se muera de hambre antes que aceptar la caridad de la Iglesia gastando esfuerzos en otro tipo de lucha que no se sabe donde llegará. Pues si ese es su planteamiento quizá sea porque (como el sr. Merino) usted tendrá su buen sueldo y pasa olímpicamente de los que tienen necesidad, solo le interesan para hacer demagogia y faltarles el respeto. Así nos va, y luego la culpa la tiene la Iglesia porque apoya al sistema actual de injusticia social; desde qué vaya tela.

Anónimo | domingo, agosto 11, 2013 2:14:00 p. m.

"estando las cosas como están, una imagen de la Virgen luzca en su delantal joyas valoradas en tantos miles de euros."
No se puede decir más claro, BRAVO!!!

Anónimo | lunes, agosto 12, 2013 12:01:00 p. m.

Hay personas que no aceptan ninguna crítica ni comentario que no sea afín a sus ideas y entonces la defensa favorita de estas personas es lanzar ataques personales. Los dos comentarista anteriores que defienden a la iglesia lo hacen entre otros argumentos diciendo que el Señor merino debe tener un buen sueldo.
Como aquí nos conocemos les digo que el sueldo del que goza el señor merino es el de profesor de instituto ganado con su esfuerzo y que será todo lo que querais decir pero no grande. Grande era el del Señor Barcenas, que hemos visto su nómima.
Y por lo demas, claro que a la iglesia siempre le ha gustado moverse en estos ambientes de la caridad que produce la pobreza. Ella nos pide nuestra caridad hacia ella los domingos en las colectas y ella practica la caridad con los pobres con el dinero de otros no con el suyo. En éste ambiente se mueve bien. La Iglesia se mueve bien entre los ricos, los pobres,los dictadores y los gobiernos de derechas.

Anónimo | lunes, agosto 12, 2013 6:23:00 p. m.

El dinero de la Iglesia es el dinero de los que la formamos, es decir, no es el dinero de todos. Mi dinero va a la Iglesia porque sé que ese dinero va a ser para los pobres, y no es que yo sea rico, más bien todo lo contrario. La realidad demuestra que son los pobres los que ayudan a los pobres, los ricos pasan olímpicamente de los pobres (ahí está el ejemplo del sr. Bárcenas, y de un montón de gente que prefiero no mencionar y cuyos nombres todos conocemos). Y bien, yo no sé cuanto cobra un profesor y no sé cuanto cobra el sr. Merino (pero segurísimo que más que yo), lo que sí sé muy bien es lo que hace la Iglesia por los pobres (otros se limitan a criticar), ¿con qué dinero? con el que los católicos libre y voluntariamente damos, o ¿es que también eso se nos va a criticar?. A nadie se le obliga a dar nada los domingos, cada uno da lo que puede y cree oportuno; por desgracia pagamos cada vez más impuestos que van a las arcas de los políticos (y así se está demostrando que hacen todos los partidos)pero eso parece que nos interesa sólo si es del partido contrario al nuestro para sacar tajada, lo que está mal es lo que hace la Iglesia: dar de comer a quien lo necesita. Pues claro, así nos va.

Publicar un comentario