BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

La cuarta pregunta del búho

La revista La Alacena de la Asociación para la Defensa del Patrimonio Histórico de Pozoblanco "Piedra y Cal" [ver último número] tiene una sección fija titulada "Las tres preguntas de búho", en la que generalmente se denuncian situaciones de desprotección o daño patrimonial. De las tres, una se repite en cada número desde hace años, con idéntica respuesta: "¿Cuándo tendremos un museo etnológico que no acabe siendo un simple almacén de objetos viejos?". Y el búho contesta invariablemente: "En la legislatura que viene, si Dios quiere".


Belleza imponente del Castillo de Belalcázar al atardecer.

Algo así nos pasa con el Castillo de Belalcázar. Cada año por estas fechas, como si de un rito cíclico se tratara, la Consejería de Cultura anuncia que las obras de restauración de la fortaleza de los Sotomayor, adquirida por la administración en 2008 y prácticamente abandonada a su suerte desde entonces, comenzarán "el año que viene". Desde que llevo registro, así se anunció en 2012, y en 2013, y en 2015 y en 2016, sin que nunca se haya avanzado lo más mínimo. En cada anualidad se ofertan cantidades con la alegre arbitrariedad de quien sabe que a nada comprometen. En 2012 se habló de 1,5 millones de euros, que se fueron rebajando hasta los 251.406 euros del año pasado, los cuales, no obstante, tampoco se han ejecutado finalmente. Así lo ha reconocido el actual delegado de Cultura Francisco Alcaide, quien no se ha sonrojado, sin embargo, al anunciar tan pimpante que "la Administración autonómica tiene previsto invertir más de un millón de euros a partir de 2017, cuando la partida presupuestaria disponible asciende a 438.797 euros". De verdad, que los ciudadanos no nos merecemos esto.


Grandes grietas y derrumbes, que amenazan ruina, son visibles en los muros del castillo.

Hace pocos días, hablando yo en Córdoba con otra delegada de la Junta, se lamentaba amargamente del descrédito de los políticos en la opinión pública, injusto seguramente en muchas ocasiones. Pero son cosas como esta las que llevan a esa situación. Resulta intolerable que año tras año se pretenda engañar a los ciudadanos de Los Pedroches con estas promesas que se saben incumplidas de antemano. Es como considerar imbécil al ciudadano, pretendiendo que muerda el anzuelo una y otra vez, después de haber sido defraudado en tantas ocasiones.

Lo primero que debería hacer la Consejería de Cultura, con Rosa Aguilar a la cabeza, es pedir disculpas a la comarca por tantos años de incumplimientos. El castillo de Belalcázar se mantiene en pie milagrosamente a pesar del abandono en que lo tiene sumido la administración pública, que es su propietaria, pero este prodigioso equilibrio de sus muros no va a mantenerse indefinidamente si no se actúa pronto. El alcalde de Belalcázar, Francisco Luis Fernández, parece haber entrado en el juego del rito anual de anuncios celebratorios, sin ser consciente quizás de que a él mismo le corresponderá una parte importante de responsabilidad en caso de que algún desenlace fatal suceda en la fortaleza. La situación es crítica y el consuelo no puede ser tan solo que a partir de ahora el búho de La Alacena se haga cuatro preguntas en lugar de tres.


Titular de "El día de Córdoba" en la edición de hoy.


Titular del diario "Córdoba" el 20 de diciembre de 2012.

2 comentarios :

J. Aperador García | sábado, noviembre 12, 2016 7:12:00 p. m.

Otra vez, y van.... ¿Cuántas veces nos meterán el dedo en la boca? Mientras no seamos capaces de mordérselo todo seguirá igual.

Anónimo | martes, noviembre 15, 2016 8:33:00 p. m.

y luego se preguntan porque ganó Donald Trump

Publicar un comentario