BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Los Pedroches de Gil Muñiz

Nuestra Biblioteca Histórica acoge desde hoy otro documento muy relevante en la historiografía sobre Los Pedroches. Se trata del artículo que publicó Alfredo Gil Muñiz en 1925 en el Boletín de la Real Academia de Córdoba bajo el título "El Valle de Los Pedroches" y que puede considerarse probablemente el primer estudio de Los Pedroches como comarca. Es decir, por primera vez no se estudia cada pueblo aisladamente, sino que el autor desgrana una serie de consideraciones e informaciones (muchas de ellas, obviamente, hoy superadas) de los pueblos en su conjunto, considerando una sola unidad geográfica y cultural. La calidad de la copia digital es francamente mejorable, al haberse realizado a partir de una vieja fotocopia, pero consideramos no obstante que merece la pena recogerla en nuestro archivo dado su excepcional interés bibliográfico.

6 comentarios :

Anónimo | domingo, septiembre 07, 2008 9:39:00 a. m.

VALLE DE LOS PEDROCHES



En la prensa provincial y también en la local de los pueblos de esta comarca, se ha venido llamando a esta zona con el nombre de Valle de los Pedroches. Nadie lo puso en duda ni se planteó la cuestión si era o no, verdaderamente un valle. Las gentes sencillas y corrientes no suelen tener conocimientos de conceptos geográficos y ellos repiten lo que oyen, por lo tanto es de suponer que quien bautizara esta comarca de ese modo sería una persona de altos conocimientos.
También personas cultas cayeron en el mismo error. Citemos a nuestro paisano Antonio Porras quien denomina a la comarca como valle según se puede ver en sus escritos, sobre todo en la obra premiada por la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.
El primer estudio realizado sobre esta comarca corresponde a Alfredo Gil Muñiz y lleva por título “El Valle de los Pedroches”, publicado en el Boletín de la Real Academia de Córdoba. E el año 1925.
Más recientemente vio la luz una monografía sobre Pozoblanco su autor la tituló “ Pozoblanco capital del Valle de los Pedroches” . Este título provocó una polémica en la prensa local entre el autor y Manuel Luna Rivera.
Fue don Rafael Cabanás, gran conocedor de la geología de Los Pedroches, quien se esfuerza como ya lo hiciera Revenga Carbonell , en mostrar que era incorrecta esta denominación popular “Valle de los Pedroches”. Fruto de su deambular por todos los caminos que se entrecruzan por los Pedroches nos dejó unas estupendas obras, fundamentales para el estudio geográfico de la zona: “El macizo batolítico de Los Pedroches” y “Notas para el estudio de las comarcas naturales de la Provincia de Córdoba”
Este eminente profesor escribe así: “La comarca cordobesa de más acusada personalidad es sin duda la de Los Pedroches...El conjunto de circunstancias geológicas, morfológicas, fisiográficas y climáticas, se han conjugado aquí para dar como resultado la formación de un territorio con características tan particulares que le confieren categoría de verdadera comarca natural, diferenciándolo netamente del resto del conjunto provincial”
Después de sus estudios ya ha sido más fácil pontificar sobre el tema. Bartolomé Valle Buenestado volvió a tratar el asunto en la línea y mantiene la misma tesis que Cabanás. En nuestros días todo curioso o investigador sabe perfectamente que forman una altiplanicie y no un valle.
En la actual denominada Mancomunidad de Los Pedroches, se engloban, después de la comarcalización realizada por la Junta de Andalucía, las Siete Villas históricas de Los Pedroches, más las del Señorío de Santa Eufemia en el norte, las del Señorío de los Zúñiga en el oeste y el añadido de Conquista y Cardeña, en el este, y en el centro, Villaralto.
La curiosidad viene por saber ¿desde cuándo aparece la denominación de Valle? Todos los indicios parecen llevarnos a algún viajero ilustrado de los muchos que vinieron por Andalucía en busca de sus aspectos románticos tan comentados en tertulias extranjeras. Posiblemente aquellos hombres montados en sus bestias o carruajes, asomaban
por el Puerto Calatraveño o por el Portichuelo, depende la vía escogida, y quedaban impresionados por la llanura rodeada de montes, que aparecía ante su vista. Esta realidad óptica les hacía percibir algo distinto de lo que realmente era. Llamaron valle a una zona geográfica carente de corriente fluvial, lo que es equivocado puesto que la definición de valle es la de una depresión de la superficie terrestre, de forma alargada e inclinada hacia un lago, mar, habitualmente ocupada por unrío. Generalmente se forma por la erosión fluvial y la meteorización mecánica.
El profesor López Ontiveros, refiriéndose a esta denominación popular generalizada hasta el punto de que sus habitantes se autodenominan “vallesanos”, no le da gran antigüedad histórica, llevándola hasta Ramírez de las Casas-Deza en su Topografía médica de Pozoblanco.
Sabiendo la mutua relación del polígrafo cordobés y Madoz, también en su Diccionario aparece esta denominación y así cuando se refiere a Villanueva de Córdoba dice “en una llanura al principio del Valle de los Pedroches” y cuando lo hace con Pozoblanco “casi en el centro del Valle llamado de los Pedroches” y cuando hace referencia al Partido Judicial de Pozoblanco “está comprendido en el espacioso Valle de los Pedroches”.
Nuestro paisano Antonio Félix Muñoz, que nos confiesa que fue requerido por Madoz para su diccionario divide la provincia en la tradicional línea del río Guadalquivir, llamándole a una sierra y otra campiña. Describe sierra compuesta por dos valles el Guadiato y el histórico de Los Pedroches en el que están situados los dieciséis pueblos que forman los partidos de Hinojosa y Pozoblanco, que ocupa el centro”.
No podemos pasar por alto el adjetivo que coloca histórico, lo que nos lleva a pensar que es anterior a Ramírez de las Casas-Deza y viene a confirmar nuestra teoría de que posiblemente fue a finales del siglo XVIII cuando se comenzó a llamar de esta manera.
He optado por el procedimiento de anotar siempre que he hallado esa denominación en algún documento: la fecha, quién lo escribe y en razón de qué lo escribe para saber el contexto. Comienzo desde el más cercano al más lejano en el tiempo y por tanto el más antiguo.
Con fecha 4 de octubre de 1900 aparece el concepto de valle en la representación que las Siete Villas hicieron de agravios de los trabajos catastrales hechos por la Comisión Agronómica.
El 4 de mayo de 1871, corresponde a un escrito de los agrimensores, Bienvenido López Nolla y Atanasio García Castro, de Pozoblanco y Francisco Antonio García, de Villanueva de Córdoba. Cuando procedieron a la repartición del término mancomunado de las Siete Villas para el señalamiento de los términos municipales respectivos, dicen refiriéndose a dicha repartición “dichas operaciones son de inmensa importancia para este Valle de los Pedroches”.
D. Manuel López Ropero, vicario de El Viso en un informe que para mantener el espíritu religioso de sus feligreses busca un sacerdote que le ayude en su tarea en carta del 21 de febrero de 1848 “Esta es la causa de que movido para buscar en todo el Valle un sacerdote para que desempeñe el cargo de segundo sacristán de esta parroquia no lo encuentro”
En una denuncia que se hace acerca de una persona de Torremilano afincada en Santa Eufemia y se le pide información al Vicario de El Viso D. Manuel López Ropero, “Por otra parte puedo asegurar a V. S. que uno de los exponentes no me merece el mejor concepto, que tal goza en aquella villa y aún en todo el Valle”.
El 29 de abril de 1836 carta del, párroco de Pedroche, D. Juan Muñoz López “La iglesia de Piedras Santas que...es el Santuario más célebre de este Valle de los Pedroches, que lo mira con el mayor respeto y veneración...”
El 17 septiembre de 1835, a propósito de recoger los ornamentos y alhajas del convento de San Alberto del Monte, situado en las inmediaciones entre El Viso de los Pedroches y Santa Eufemia, el vicario eclesiástico del último pueblo ofició al Gobernador Eclesiástico del Obispado de Córdoba un oficio fechado el 17 de septiembre de 1835 para hacer fuerza de que dicho ornamentos fueran a la parroquia de Santa Eufemia “ siendo ésta (parroquia) una de ellas y acaso la más necesitada de todo el Valle”.
En cuanto a la necesidad de formar una milicia en zonas rurales tenemos un documento que dice “Desde que nuestra Provincia quedó desguarnecida por la macha de la s tropas a donde las llamaban urgentes necesidades, previmos la conveniencia de establecer una fuerza permanente Urbana en Pozoblanco, capital del Valle de Pedroches. Su proximidad con Alcudia y otras guaridas de facciosos en todas épocas....”
En una carta desde Pedroche fechada el 25 de agosto de 1863 “No es posible que (fulano) viaje para que se traslade a una de las poblaciones del Valle”
Hablando de la instalación de un mercado en Pozoblanco el 18 de enero de 1798 informa la Diputación del Común “...por no haber ninguno dentro de este recinto, o Valle, que cuenta más de quince pueblos dentro de su seno en catorce leguas por circunferencia”.
Este es el resultado que puedo presentar. De ninguna manera niego que pueda haber textos más antiguos. Opino que aunque se encuentren, no serán anteriores al Siglo de las Luces, lo que nos confirma en la hipótesis que abrigábamos a iniciar este trabajo.
Vista esta realidad, se derivan varias consecuencias:
1.- Aclaración de un modo científico, con las autoridades universitarias citadas que efectivamente no estamos situados en un valle sino en una altiplanicie.
2.-Otra conclusión que podemos extraer es que usando de un mínimo de rigor científico, cuando se escribe no debe usarse ese término para ser exactos. En todo caso puede usarse en lenguaje coloquial, pero nunca cuando se escribe en términos científicos.
Presentamos este breve estudio con la finalidad de contribuir a que nuestro lenguaje y nuestra escritura se adapte lo más posible a la veracidad de los hechos.






Manuel Moreno Valero

Anónimo | domingo, septiembre 07, 2008 9:48:00 a. m.

Hay que hacer una corrección. No se trata de PORTICHUELO sino de PUERTOMOCHUELO

Manuel Moreno Valero

gachero | domingo, septiembre 07, 2008 2:16:00 p. m.

Perdonad que cambie de tema pero... quería hacerle una pregunta a Antonio ¿Este año no te haces eco de los Piostros de Pedroche??..

Anónimo | domingo, septiembre 07, 2008 9:42:00 p. m.

La segunda conclusión del primer anónimo querrá decir (digo yo): rigor terminológico geográfico. Porque científicamente se demuestra, precisamente, que la base cultural y la denominación es precisamente centenaria.

Anónimo | miércoles, septiembre 10, 2008 1:45:00 a. m.

¿Alguien documentado puede aclararme que significa exactamente la expresión "PIOSTROS"?
Y no me refiero naturalmente a la fiesta, que ya sé de qué se trata, sino, como digo, a la etimología de la extraña palabra que no viene incluída en el DRAE.

A.Castro.G | miércoles, septiembre 10, 2008 1:48:00 a. m.

Gracias anticipadas por la información.

Publicar un comentario