BLOGDROCHES Actualidad

Blogs de autor

Políticos

Filmoteca Solienses

Correo

Candidatos al Premio Solienses 2010

Un año más (y ya van cuatro) llega el Premio Solienses. Como ya sabrán los habituales de este blog, el premio se concede al mejor libro de autor o temática comarcal publicado durante el año anterior. La obra deberá pertenecer a los géneros literarios de creación: narrativa, poesía, ensayo, artículo periodístico o teatro, excluyéndose obras científicas o de investigación. El premio no tiene dotación económica, sino que el galardonado recibirá un objeto conmemorativo diseñado por la Asociación de Artesanos de Los Pedroches (Ofiarpe). El jurado, que ya se encuentra trabajando y cuya composición se dará a conocer cuando se haga público el fallo, elegirá al ganador entre una terna que le ha sido presentada por el editor de Solienses y que está formada por los siguientes libros:



A destiempo (Páginas de un lector), de Pérez Zarco (Ayuntamiento de Pozoblanco). Pérez Zarco ha reunido en este libro, editado por el Ayuntamiento de Pozoblanco, una colección de artículos, muchos de ellos publicados anteriormente en revistas o periódicos, que contienen interpretaciones muy personales sobre sus lecturas preferidas en torno a los grandes clásicos de la literatura universal. De los comentarios sobre las obras y los autores se derivan apuntes sobre la sociedad y la cultura que dibujan su propio entendimiento del mundo y de las cosas.

Juan José Pérez Zarco es profesor de Lengua Castellana y Literatura en el IES Los Pedroches de Pozoblanco y reside en la actualidad en Torrecampo. Ha publicado tres libros de poemas: Ítaca (1985), Estado de cuentas (1994) y Estirpe humana (2007). Además, en la colección Cuadernos del Gallo han aparecido dos volúmenes de sus diarios, con los títulos de Diario de un poeta en paro (1998) y Suma y sigue.



Asonada. Toma y destrucción del castillo de Pedroche, de Carlos Boves (Ediciones Amargord y Ayuntamiento de Pedroche). En 1478, en un contexto de guerras de sucesión y peleas nobiliarias, los vecinos de Pedroche derribaron el castillo de la villa en un acto multitudinario y simbólico de su voluntad contraria a cualquier imposición política que coartara su libertad, aceptando someterse tan sólo a la jurisdicción de la ciudad de Córdoba. Carlos Boves ha teatralizado este episodio histórico con la finalidad de que su texto sirva de base a una representación dramática popular en la propia villa que protagonizó los acontecimientos. Con una ambientación que mezcla lo histórico y lo actual, por el escenario desfilan todos los personajes que intervienen en la acción, explicando sus razones y sus motivos para actuar como lo hicieron. El pueblo de Pedroche será, por una vez, quien tenga la última palabra.

Carlos Boves es periodista y escritor. Ha publicado la obra de teatro Cárcel, pasión y muerte de Cayetano Ripoll, el libro de poesía Versos sin retorno y varias novelas. Asonada está editado por ediciones Amargord y el Ayuntamiento de Pedroche.



La puerta de los sueños (Cuentos sobre la discapacidad), de varios autores (PRODE, Ayuntamiento de Pozoblanco y Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno). Con motivo del 25 aniversario de la fundación de PRODE, doce escritores de Los Pedroches y otros tantos creadores plásticos se reúnen en este libro para abordar de modo artístico el tema de la discapacidad. Son doce relatos escritos por Juan Bosco Castilla, Juana Castro, Alejandro López Andrada, María Mascaraque Eche, Félix Ángel Moreno Ruiz, Francisco Onieva, Rafaela Redondo, María Antonia Rodríguez Ramírez, Félix Ruiz Cardador, Manuel Salas Garrido, María Jesús Sánchez Raya y Pedro Tébar e ilustrados por Fidela Mª Pozuelo Torrico, Domi Calero, Nemesio Rubio, Florencio Escribano, Paquita Alcaraz Corona, María Jesús Bautista, Inmaculada Ortiz de Galisteo, Antonio Arévalo, Teresa León, Jesús Javier Redondo, Manuel Dueñas y Catalina Calero. El libro está editado por PRODE, Ayuntamiento de Pozoblanco y Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno.

Se trata de tres obras arriesgadas e insólitas en el pequeño panorama literario de Los Pedroches. Una recopilación de artículos sobre literatura, una obra de teatro histórico y una colección de relatos forman una trilogía novedosa en los habitualmente trillados caminos de las publicaciones comarcales. Su presencia nos habla positivamente de la creatividad de los escritores de nuestra tierra y nos devuelve cierta confianza en las instituciones comarcales, que son capaces también de lanzarse a aventuras editoriales que no tienen necesariamente el éxito popular garantizado.

Por primera vez en la pequeña historia del Premio Solienses no hay ningún libro de poesía entre los candidatos, a pesar de que durante el año pasado se publicaron dos sobresalientes: Vulva dorada y lotos, de Juana Castro, y Las ventanas de invierno, de Francisco Onieva. El primero no lo hemos seleccionado por tratarse de una antología y no, por tanto, de una obra realmente nueva. El poemario de Onieva, que resultó ganador de la XXI edición del premio de poesía "Cáceres, patrimonio de la humanidad", ha quedado en espera de que lo publique próximamente la editorial Visor, ya que hasta el momento sólo ha visto la luz una edición institucional de tirada reducida que no está a la venta, sino que el Ayuntamiento de Cáceres destina a usos culturales propios.

En la organización del Premio Solienses 2010 han colaborado gustosamente las entidades editoras de los libros seleccionados (Ayuntamiento de Pozoblanco, Ayuntamiento de Pedroche y Prode) cediendo ejemplares gratuitos para los miembros del jurado. Los lectores interesados pueden adquirir los libros candidatos en la librería La Fragata de Pozoblanco (Paseo Marcos Redondo, 28), que también colabora con Solienses.

El jurado del Premio, reunido para la ocasión en el restaurante La Puerta Falsa de Villanueva de Córdoba, dictará su fallo el domingo 7 de marzo y la entrega se realizará en fecha por determinar a lo largo de ese mismo mes en algún lugar de la comarca "con encanto".

En las anteriores ediciones, el Premio Solienses ha sido otorgado a Los cuerpos oscuros de Juana Castro (2006), La tierra en sombra de Alejandro López Andrada (2008) y Canción de la madre del agua de Pedro Tébar (2009).

7 comentarios :

Anónimo | lunes, enero 25, 2010 7:41:00 p. m.

Mi más sincera enhorabuena a Solienses por este iniciativa que contribuye a dar aliento a creadores de nuestra tierra, especie en peligro de extinción.

Anónimo | martes, enero 26, 2010 10:16:00 p. m.

Pues a mi no me parecen bien esta clase de premios en que uno se lo guisa, uno se lo come y seleccionando previamente las obras.... Resulta la cosa de lo más objetiva.

Antonio | miércoles, enero 27, 2010 3:10:00 a. m.

Amigo anónimo, la objetividad está reñida con la literatura, como con el arte en general.

Anónimo | miércoles, enero 27, 2010 1:14:00 p. m.

Yo fui alumna de Perez Zarco, mi mas sincera enhorabuena, muy buen escritor y muy buen profesor

Anónimo | miércoles, enero 27, 2010 9:55:00 p. m.

Y bien. Se justifica por qué no están Castro y Onieva, pero no se dice una palabra de por qué no está Andrada. Y absténganse los habituales alejandrinos irredentos con sus payasadas. Aquí hablamos de literatura.

Antonio | jueves, enero 28, 2010 12:30:00 a. m.

Este es un premio de libros, no de autores. Y cada selección implica elección, siempre subjetiva. En esta ocasión, he preferido elegir libros que se apartan de la rutina, que aportan algo novedoso al panorama. El libro de Alejandro es el tercero de una trilogía que, en mi opinión, podría haberse resuelto en un solo volumen. Con él se ha preferido apostar sobre un terreno ya conocido antes que arriesgarse por nuevas sendas. Y la literatura, así la entiendo yo, debe ser búsqueda y no complacencia.

Anónimo | jueves, enero 28, 2010 5:10:00 p. m.

El administrador del Blog (que por otra parte puede hacer lo que le viene en gana, y lo hace)señala que "la objetividad está reñida con la literatura, como con el arte en general", pero todos suponemos en los premios deben de existir valores literarios de cierta objetividad y comunes para todos. En el momento que a la terna suben ya filtradas ciertas obras..., pues el premio deja bastante que desear. Que me va Ud. a decir. Hay que tener unas tragaderas bastante grandes para luego esos autores se crean el valor de sus obras, cuando están elegidas por el administrador y por un tribunal que él mismo elige (claro, y a veces de los propios que jurado o han sido son candidatos en distintas ediciones). Pero repito..., que el administrador puede hacer lo que quiera. Otra cosa es que los demás comulguemos con ruedas de molino, aunque sea una promoción cultural digna de encomio y que tenga su interés.

Publicar un comentario